habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

¿Cuánto Cuesta Cambiar de Compañía de Luz? Precios y Pasos

undefined €/kWhPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de cambiar compañía de luz: €/kWh - €/kWh

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de cambiar compañía de luz.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de cambiar compañía de luz.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de cambiar de compañía eléctrica

AcciónPrecioCaracterísticas
Cambiar de compañía de luz
0 €
Siempre que no haya penalización por permanencia
Cambio con aumento de potencia
60 € por cada kWh que se aumente la potencia
En concepto de derechos de extensión y enganche
Cambio con reducción de potencia
9,04 €+IVA
En concepto de derechos de enganche

Información útil

Cambiar de compañía de luz no es inmediato, la anterior comercializadora tendrá que cerrar el periodo de facturación, por lo que se puede tardar hasta 20 días hábiles en realizar el cambio. 

En lo que respecta al coste de cambiar de comercializadora, es gratuito, con dos excepciones: que haya un cambio de potencia o un contrato de permanencia que no ha finalizado.

  • Entre 15 y 20 días
  • Dificultad: Media
arrow

¿A qué compañía de luz cambiarse?

Mercado libreMercado libre

Las compañías comercializadoras del mercado libre pueden establecer sus tarifas sin ningún tipo de limitación. Por ello, no solo se pueden encontrar precios muy diferentes en el kWh, el usuario puede encontrar también tarifas distintas:

  • Con precio fijo durante todo el día: el kW permanece invariable.
  • Con discriminación horaria: el precio de la luz varía según horas valle, punta y llanas.
  • Tarifas planas: el usuario paga una cantidad fija en la factura durante un año. El cálculo se realiza teniendo en cuenta el consumo histórico. Pero si se sobrepasa el límite de consumo establecido, el precio que se paga por la luz es elevado.

Los precios pueden variar sensiblemente dependiendo del tipo de tarifa elegida. Así. Se puede encontrar precios que oscilan entre 0,13€/kWh hasta 0,30 € kWh en el consumo. También el precio que se paga por la potencia puede variar sensiblemente, aunque de media pueden estar entre 0,03 kWh día y 0,12 €/kW día.

Mercado reguladoMercado regulado

Las compañías que prestan servicio en este mercado son muy  limitadas y son las que ofrecen la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). Se trata de una tarifa cuyos precios dependen del mercado de la electricidad, varían incluso por horas y están supervisados por el Ministerio de Industria. Es decir, todas las comercializadoras de este mercado (comercializadoras de referencia) están sujetas a esos precios.

Por otra parte, esta tarifa solo se puede contratar con discriminación horaria en horas punta, llanas y valle, y se pueden elegir dos potencias diferentes para dos momentos del día. Y, además, es obligatoria para usuarios en situación de vulnerabilidad que pueden acogerse al bono social de la luz.

En  lo que respecta a los precios, son muy variables y no se pueden conocer con gran antelación, se publican a partir de las 20,15 del día anterior. En cualquier caso, se están diseñando medidas para cambiar esta tarifa y ofrecer condiciones más estables.

Consejos para cambiar de compañía de luz

El número de compañías comercializadoras en el mercado eléctrico es muy elevado, hay más de 300. Esto hace que haya una gran competitividad y que ofrezcan descuentos a veces interesantes para atraer a más clientes. Por ello, es importante analizar ofertas y comparar.

Cuando ya se tengan varias posibilidades, lo siguiente es leer bien las condiciones. En algunos casos las ofertas llevan aparejados servicios que suponen un coste añadido o periodos de permanencia, normalmente de un año. También hay que comprobar siempre el precio que aplicarán acabada la oferta, que en ocasiones es elevado.

Otro aspecto interesante es valorar ofertas que realizan compañías suministradoras tanto de luz como de gas. En ocasiones mejores tarifas y más ventajas para el usuario si además de cambiar la luz cambia también el gas. 

Es importante tener en cuenta si se percibe el bono social de la luz. Este solo se concede a consumidores vulnerables que están en el mercado regulado. En ese caso, el consejo es no realizar el cambio, por lo general ninguna compañía del mercado libre ofrece unas condiciones que puedan iguala las ventajas de percibir el bono social eléctrico.

Elegida la comercializadora, y antes de proceder al cambio de compañía, conviene revisar los hábitos de consumo y las necesidades de electricidad. El cambio es un buen momento para ajustar la potencia contratada, sobre todo si antes era demasiado alta, el ahorro se notará en la factura. 

Preguntas frecuentes sobre el cambio de compañía eléctrica

¿Puedo cambiar de compañía de luz si estoy de alquiler?

El inquilino puede cambiar de compañía de luz siempre y cuando sea el titular del contrato de la luz. Si el titular fuera el arrendador, es él quien tiene potestad para cambiar tanto de compañía suministradora de luz como las condiciones del contrato de suministro.

De hecho, para el inquilino, ser también el titular del contrato tiene ventajas, puesto que además de compañía comercializadora puede elegir la tarifa que le resulte más ventajosa según sus hábitos de consumo.

¿Se puede cambiar de comercializadora de luz teniendo una deuda?

No se puede cambiar de compañía de luz teniendo facturas pendientes. Para poder realizar el cambio es imprescindible satisfacer esa deuda. De otro modo, la comercializadora no autorizará el cambio ni la nueva lo aceptará.

¿Puedo cambiar de compañía eléctrica cuando quiera?

Sí, pero solo de comercializadora. En el mercado libre existen infinidad de empresas y el usuario puede elegir la que más ventajas le ofrezca y cambiarse si encuentra otra mejor. Pero en ese caso hay que tener en cuenta que si existe un contrato con permanencia y este no ha caducado la comercializadora cobrará una penalización. Esta, en ningún caso podrá superar el 5 % del consumo estimado hasta el final del contrato.

Si se trata de mercado regulado, el cambio también es libre, pero hay que tener en cuenta que las condiciones son las mismas en todas las compañías y que son pocas las comercializadoras que ofrecen PVPC. Lo que no se puede cambiar es la distribuidora, se asignan en función del área geográfica.

¿Merece la pena cambiar de compañía de luz?

No se puede elegir cuánto cuesta dar de alta la luz porque son tarifas oficiales, pero sí se puede ahorrar eligiendo la comercializadora y la tarifa. La competencia en el mercado eléctrico es elevada y en caso de encontrar mejores condiciones no hay inconvenientes en cambiar de compañía de luz. Pero antes de hacerlo es importante analizar bien todas las posibilidades y saber cómo cambiar la tarifa de la luz.

Conviene fijarse bien no solo en las tarifas, también en las condiciones del contrato, de manera especial en si este implica un periodo de permanencia o lleva asociados productos o servicios que impliquen un coste. 

¿Me pueden cambiar de compañía de luz sin mi consentimiento?

Aunque no debería ser así, lo cierto es que ha sido una práctica relativamente habitual. Si eso ocurre hay que saber que existe un periodo de 14 días en el que se tiene derecho de desistimiento. Si el plazo ya ha pasado solo quedará la posibilidad de interponer una reclamación.

En cualquier caso, y para evitar conductas abusivas, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado una resolución que es vinculante y que obliga a las comercializadoras a establecer medidas de control para evitar cambios supuestamente erróneos o realizados sin consentimiento expreso del titular.