habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Reformas oficinas: Precio y Presupuestos

595 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de reformas oficinas: 400 €/m² - 800 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de reformas oficinas.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de reformas oficinas.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de reformas oficinas

Tipo de reformaPrecio
Pintura de oficinas
600 €
50 m²
Suelo técnico y techos de oficina
10.600 €
100 m²
Climatización de oficinas (preinstalación aire acondicionado)
4.200 €
Instalación eléctrica de oficinas
2.700 €
200 m²
Mobiliario y decoración de oficina
12.500 €
200 m²
Pintar oficina
1.200 €
100 m²
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 6,503solicitudes de presupuesto de reformas oficinas
+ 953profesionales de reformas oficinas
+ 1,803opiniones verificadas de reformas oficinas

Información útil

El coste de reformar una oficina dependerá del tamaño de la misma y de las reformas que se lleven a cabo. De media se suele considerar que el precio de estas reformas se moverán en un rango de precios que podrá ir desde los 400 € hasta los 800 €/m²

Una reforma integral de una oficina de 100 m² con materiales de calidades medidas tendrá un coste final que rondará los 60.000 €

  • 3 semana
  • Dificultad: Alta
arrow

¿Cuánto cuesta reformar una oficina?

El coste de la reforma dependerá en parte de los materiales utilizados y las reformas concretas que se lleven a cabo. Por lo general, se puede considerar que el precio medio se situará entre unos 400 € y 800 €/m². Una reforma de una oficina de unos 100 empleados puede costar de media en torno a los 40.000 €.

No obstante, algunas de las reformas concretas que se suelen acometer con más frecuencia son las siguientes:

  • Reforma de las instalaciones generales: La reforma de las instalaciones de luz y agua son de las reformas más comunes. En el caso de la reforma de la instalación eléctrica, el coste medio se situará en torno a unos 30 € por cada punto de luz o enchufe que se instale, a lo que habrá que sumar el coste del falso techo, habitual en la iluminación de las oficinas. De media, instalar un falso techo tendrá un coste que podrá ir entre 10 € y 50 €/m². Por otro lado, la instalación de agua se deberá acometer en la cocina y en los servicios, y el coste habitual es de unos 1.500 € en la cocina y de unos 2.000 € en el caso de los servicios. 
  • Reforma de los sistemas de ventilación/climatización: La recirculación del aire en espacios interiores como las oficinas es indispensable para garantizar una correcta calidad del aire y reducir la presencia de virus y bacterias en el ambiente. En este sentido, lo más recomendable es optar por un sistema de ventilación mecánica o híbrida, ya que garantizan una correcta y constante ventilación y recirculación del aire entre en el interior y el exterior. De media, instalar un sistema de ventilación mecánica tendrá un coste aproximado de unos 3.000 €, a los que habrá que sumar el coste de los conductos, que suele moverse en un rango de unos 400 € - 700 € según el tamaño del inmueble.
  • Sustitución de las carpinterías: Al hablar de las carpinterías de una oficina se hace referencia tanto a las puertas y ventanas como a los paneles divisorios de los despachos o habitaciones de la propia oficina. Su precio dependerá de las calidades y materiales usados. En el caso de usar paneles de PVC, el coste medio es de unos 50 €/m². En el caso de usar paneles de cristal el coste puede ascender hasta casi los 200 €/m²
  • Instalaciones contra incendios/seguridad: Finalmente, otro de los elementos comunes en las reformas de las oficinas son los elementos relacionados con la seguridad. Instalar un detector de humos tiene un coste medio que irá desde los 30 € a los 75 € según las características del detector. Así mismo, la colocación de extintores en los puntos clave de la oficina tendrá un coste medio en torno a unos 300 € por unidad. 

Consejos para planificar una reforma de oficina

Conseguir un proyecto de reforma

Un proyecto de reforma de una oficina debe ser redactado por un técnico cualificado (arquitecto o ingeniero). En el proyecto se especificará todo lo que se va a hacer, las pautas que se van a seguir, y los materiales que se van a emplear. De esta forma, ambas partes cuentan con el documento en donde se especifican los plazos de entrega y los costes exactos, así como toda la información relativa a la reforma.

Realizar un estudio previo de las necesidades de la oficina

Antes de llevar a cabo las reformas en oficinas, lo más recomendable es realizar un estudio previo que identifique correctamente las necesidades concretas de cada oficina. A partir de los resultados de este estudio, se podrán valorar de forma concreta cuáles son las necesidades más urgentes para la reforma, y se obtendrán resultados más adecuados a las demandas reales de esos espacios de trabajo. 

Abrir espacios: ¿sí o no?

En la actualidad, las oficinas con concepto open space están siendo cuestionadas, principalmente por un tema de salud. Este tipo de oficinas no ayuda a mantener las distancias de seguridad entre trabajadores, por lo que favorecen el contagio en enfermedades causadas por virus y bacterias

En su lugar, es prefiere optar por espacios que permitan mantener mayores distancias. En este sentido, despachos individuales o zonas de trabajo que permitan separar a los trabajadores al menos 2 m entre sí son las opciones más usadas. Así mismo, los pasillos tienden a ser de una sola dirección, por lo que se crean circuitos de desplazamiento dentro de cada una de las plantas de la oficina, lo que se consigue con paneles y espacios creados con separadores que protegen y separan a cada uno de los usuarios de estos ambientes. 

La calidad del aire es importante

La calidad del aire en interiores es un elemento clave para la salud de las personas. En este sentido, el RITE recomienda que se consiga una temperatura de 21-23 Cº en invierno, y de 23-25 Cº en verano. Así mismo, recomienda que el grado de humedad medio sea de entre 40%-50% en invierno, y de entre 45%-60% en verano

Esto se puede conseguir con un buen sistema de ventilación, que esté adaptado a las necesidades concretas del edificio. En concreto, se recomiendan los sistemas de ventilación mecánica o híbrida cuando no se pueda conseguir una ventilación natural efectiva. De este modo, se asegura una circulación e intercambio de aire constante entre el interior y el exterior del edificio, reduciendo así la posibilidad de focos de virus y bacterias

Reformas que miran por la salud de los empleados

Existen distintas reformas que se pueden llevar a cabo y que ayudan a reducir el riesgo de contagio de virus y bacterias que pueden darse en este tipo de espacios. Por ejemplo, se puede optar por la instalación de mamparas anticontagios para separar a trabajadores, por la instalación de interruptores contactless, por la sustitución de puertas antiguas por otros modelos que sean automáticos, así como la instalación de superficies antibacterianas (por ejemplo a partir de mobiliario antimicrobiano o poner suelo antibacterial).

Destinar un espacio para tener una cocina

Tanto si la empresa hace jornada completa como intensiva, es aconsejable planificar la reforma para poder habilitar una cocina o bien crearla nueva en la oficina. Además de la cafetera, la cocina de la oficina deberá contar con un microondas para calentar la comida y una nevera que permita guardar bebidas frescas por parte de los empleados. Así mismo, es necesario incluir mesas y sillas amplias, lo que permitirá comer en la propia oficina además de crear un espacio donde los compañeros podrán compartir su tiempo libre.

Habilitar salas de descanso

Una sala de descanso para que los empleados la utilicen en su tiempo libre es siempre una buena idea a la hora de reformar cualquier oficina. Permite que se despejen las ideas y que la mente descanse. Además, es un rincón propicio para la charla, leer o echar una cabezadita. Incorporar en esta sala sofás, sillones, o incluso un televisor y tumbonas puede mejorar el uso de la misma y permitir que los empleados vuelvan a su puesto de trabajo mucho más frescos y activos.

Mejorar la decoración de la oficina

Una decoración bonita, luminosa y con aspecto limpio y nuevo crea una buena primera imagen para los clientes y socios sobre la empresa en general. Es recomendable una decoración minimalista y sencilla sin olvidar la funcionalidad. Una excelente idea para una reforma es dejar que sean los mismos trabajadores quienes aporten las ideas relacionadas con la decoración.

Preguntas habituales sobre las reformas de oficinas

¿Cuándo se amortiza la reforma de una oficina?

Invertir un presupuesto de la empresa para realizar una reforma en la oficina implica un gasto importante. Sin embargo, es una inversión que se puede amortizar en menos de 3 años, dependiendo de la reforma y el gasto de la misma. A pesar del coste, es muy recomendable para renovar tanto el aspecto de la empresa como para dar a los trabajadores un mejor espacio de trabajo y mejorar su rendimiento.

¿Qué material es más aconsejable para subdividir la oficina en varios despachos?

El pladur es el material más aconsejable por los profesionales para subdividir una oficina en varios despachos o habitaciones. Proporciona un aislamiento acústico y térmico idóneos, y tiene un coste apto para presupuestos de diferentes bolsillos. 

También son muy usados los paneles sándwich divisorios por la rapidez en su instalación. Otra alternativa es la de los tabiques o paneles móviles hechos de diferentes materiales.

Así mismo, también se pueden instalar paneles o mamparas de vidrio, metacrilato o policarbonato para separar a los trabajadores entre sí. Esto contribuye a la protección de los empleados desde un punto de vista sanitario, ya que favorece un espacio sanitario seguro y reduce las posibilidades de contagio por virus y bacterias. 

¿Qué permisos son necesarios para reformar una oficina?

La reforma de una oficina se hace bajo los términos y directrices que la de una vivienda pero con alguna consideración. 

En primer lugar, se ha de listar que necesidades de reforma hay que hacer, y cuál es el presupuesto. Es recomendable asignar un arquitecto para que dirija toda la reforma, al mismo tiempo que realizar un proyecto en caso de que fuese necesario.

Si no hay que tocar ningún elemento estructural se tratará de obra menor, como en los casos de las reformas de paredes, instalaciones o acabados se harán los trámites pertinentes para hacer una obra menor y en algunos casos bastará con una comunicación a los locales o viviendas colindantes y al Ayuntamiento. 

En caso contrario una obra mayor necesitará de un proyecto firmado por un arquitecto y la concesión del correspondiente permiso de obra.

No obstante, si la reforma de una oficina es para convertirla en otro negocio, habrá que tener en cuenta que hará falta obtener una licencia de actividad antes de la reforma que permita abrir el nuevo negocio.

¿Cuándo es el mejor momento para reformar la oficina?

Sin duda, en período vacacional, ya que, al no haber empleados, los trabajadores de la reforma pueden llevar a cabo las obras sin entorpecer la función de los oficinistas.

¿Cuánto se tarda en hacer una reforma integral de una oficina?

Depende del tamaño de la oficina y del alcance de la reforma. Por lo general, si se trata de una reforma integral, lo más habitual es que se esté hablando de un período medio de 2 meses para completar todos los trabajos. No obstante, lo más habitual es que los trabajos de mayor impacto (los que dificultarían en mayor medida la actividad normal de la oficina) se lleven a cabo durante las primeras 2 o 3 semanas.