habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Servicios y soluciones contra humedades: Precio y Presupuestos

100 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de humedades: 70 €/m² - 200 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de humedades.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de humedades.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de servicios contra humedades

Tipo de trabajoPrecio (100 m²)Características
Reparar humedades por capilaridad
3.100€
Mortero de cemento
Reparar humedades por condensación
400€
limpieza con agua y lejía
Reparar humedades por filtraciones
1.800€
Tratamiento limpiador de la humedad, lijado y enyesado de la pared
Lijar y pintar paredes interiores con pintura antihumedad
1.900€
Eliminar humedades de paredes exteriores
3.200€
Eliminación con inyecciones
Quitar humedades de sótano
3.500€
Mortero de cemento hidrófugo
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 18,889solicitudes de presupuesto de humedades
+ 303profesionales de humedades
+ 2,974opiniones verificadas de humedades

Información útil

El coste medio de los trabajos para el tratamiento de humedades para una superficie de unos 10 m² puede situarse alrededor de 1.000 €. Sin embargo, este precio puede variar y elevarse notablemente según el origen de la humedad (suelos o paredes) y el sistema elegido para su reparación. Las dimensiones de la superficie a tratar también influyen de manera importante en el coste.

  • 2 -3 días
  • Dificultad: Alta
arrow

Tipos de humedades y cuánto cuesta tratarlas

Humedades por capilaridadHumedades por capilaridad

La humedad por capilaridad se produce cuando el agua presente en el terreno asciende por los muros a través de los capilares de los materiales constructivos. Se debe a un mal aislamiento de los cimientos y muros, una deficiente cimentación o un drenaje insuficiente.

Se manifiesta en forma de manchas en las paredes que van ascendiendo por ellas desde la parte más baja y por la presencia de moho. La humedad por capilaridad aparece especialmente en bodegas, sótanos y garajes.

En lo que respecta a las soluciones, son varias: inyecciones químicas o tratamientos de electroósmosis que cierran los poros de los materiales o crean un campo que impide el ascenso del agua, colocación de higroconvectores en las paredes para que puedan drenar, o realización de cortes transversales en la pared para colocar láminas impermeabilizantes que hagan de barrera. 

Humedades por condensaciónHumedades por condensación

El origen de este tipo de humedades está en una diferencia de temperatura entre el interior y el exterior. Ese choque hace que el vapor de agua se condense y se manifieste en forma de gotas sobre todo en partes altas de las estancias, en aquellas zonas en contacto con el exterior y también en ventanas o espejos.

Además de la presencia de agua en las superficies que no acaban de secarse, la humedad por condensación también acaba provocando la aparición de manchas y de moho. Puede aparecer en cualquier estancia.

Las soluciones pasan, por un lado, por mejorar la ventilación de la estancia con unidades de tratamiento de aire. Por otro, también se puede optar por la inyección de materiales aislantes en las cámaras para evitar ese choque de temperatura o la instalación de fachadas ventiladas o sistema SATE en el exterior. Otra solución sería instalar ventanas con rotura de puente térmico.

Humedades por filtraciónHumedades por filtración

Las causas de la humedad por filtración pueden ser múltiples, desde goteras en el tejado a problemas de aislamiento en fachadas o terrazas o incluso problemas en las canalizaciones o en la instalación de fontanería o alguno de sus elementos.

Lo habitual es que se manifieste en forma de manchas que con el tiempo pueden ser caldo de cultivo de moho o incluso levantar el yeso de las paredes o los revestimientos.

Este tipo de humedad puede aparecer en cualquier estancia, tanto en paredes como en techos. Cuando el problema está en la estructura exterior de la vivienda será necesario realizar trabajos para su aislamiento, tanto en el tejado como en fachadas o terrazas. Si el problema no fuera ese, sería necesario localizar el origen de la humedad para repararlo, por ejemplo si se trata de una fuga en una tubería.

Ejemplos de presupuestoEjemplos de presupuesto
  • Tratar la humedad por capilaridad en una pared de un garaje de unos 10 m² costará unos 1.000 € si se trata de inyecciones químicas, mientras que si se colocan higroconvectores el coste se rebajará a unos 400 €
  • Un tratamiento por electroósmosis tendría un precio aproximado de 800 € en el caso de una pared con humedad por capilaridad de 10 m². Tratar el problema mediante este sistema en las paredes de un sótano de 40 m² costaría alrededor de 4.500 €.
  • Instalar en un ático de 80 m² un sistema anticondensación por ventilación forzada para quitar humedades cuesta alrededor de 2.000 €.
  • Impermeabilizar una cubierta de 50 m² para evitar filtraciones por grietas, haciendo reparaciones y aplicando pintura cuesta alrededor de 1.200 €.
  • Impermeabilizar una fachada con filtraciones de 50 m² con mortero hidrófugo tiene un coste que partirá de 2.000 €
  • Pintar el techo de un cuarto de baño de 5 m² con pintura antihumedad tiene un precio aproximado de 50 €.

5 consejos a la hora de afrontar la presencia de humedades

No actuar por cuenta propia

Tanto las humedades en paredes interiores, como las humedades en el suelo o en el techo pueden tener diferentes orígenes y el modo de repararlas definitivamente también lo será. El consejo es no actuar por iniciativa propia si no se tienen conocimientos de la materia. Hacerlo puede ser una pérdida de tiempo y dinero, además de que se pueden causar más daños de manera involuntaria.

Comprobar la póliza de seguro de hogar

En algunos casos los seguros contratados pueden encargarse de arreglar las humedades, aunque no siempre. Conviene revisar bien la póliza para ver qué cobertura ofrecen. En líneas generales, se suele incluir una cobertura de daños por agua que cubre fugas de agua, roturas de tuberías o descuidos y los daños que ocasionen, siempre que no se deba a un deficiente mantenimiento.

No suelen cubrir daños causados por humedad por condensación o capilaridad. En el caso de techos, si se trata de goteras, lo habitual es que no las reparen, aunque sí los daños causados por la filtración en paredes y techos. 

Contratar una empresa especializada en humedades

Los problemas que pueden provocar las humedades en una vivienda a veces son complejos. En primer lugar, en lo que a la detección de su origen se refiere. En segundo lugar, porque a veces se deben a problemas estructurales o constructivos. Y, en tercer lugar, porque los tratamientos contra humedades solo son efectivos si se elige el adecuado para cada caso.

Por ello, la recomendación es siempre dejar que sean especialistas quienes determinen exactamente de dónde procede la humedad y el medio más eficaz de eliminarla de manera definitiva.

Solicitar una inspección de las humedades

Solo una revisión en profundidad puede determinar el origen de las humedades, especialmente en casos complejos. Pero, además, este tipo de análisis también puede ayudar a marcar el riesgo de que aparezcan según las características de la construcción.

En la inspección se analizan aspectos como la solidez de las paredes, la presencia de cámaras, canalones y bajantes, cumbreras o chimeneas en el tejado, tipo de materiales empleados en la construcción, etc. También se buscan indicios de la presencia de humedad en suelos, techos, paredes o fachada. Todos estos datos sirven para determinar si existe un problema de humedad o puede producirse, así como cuál será la mejor reparación. 

Tapar la humedad no es lo mismo que eliminarla

A la hora de arreglar humedades, es importante tener en cuenta que una cosa es tratarlas para resolverlas y que no vuelvan a dar problemas, y otra muy distinta es realizar trabajos para ocultarlas, aunque sigan estando presentes. Evidentemente, solo los primeros garantizan acabar definitivamente con ellas para evitar que causen más daños en el inmueble.

Cuando se trata simplemente de ocultar manchas de humedad, lo más habitual es limpiar la zona y luego aplicar una pintura antihumedad. En ocasiones, no se trata solo de manchas, sino que también hay presencia de moho por humedad, en ese caso, se elimina con productos específicos y se aplica también un tipo de pintura para tratarlo.

Otros sistemas comunes para ocultar humedades es la colocación de trasdosados de pladur que sirven de cámara de aislamiento o poner planchas aislantes bajo un suelo nuevo. En cualquier caso, ninguna de estas soluciones resolverá el problema de la humedad.

Qué preguntas hacer a los expertos en humedades

¿Qué porcentaje de humedad se considera saludable para una vivienda?

Mantener unos niveles de humedad adecuados es importante para la salud. Niveles de humedad relativa por encima del 65% se consideran nocivos para el organismo. Lo son porque pueden generar problemas respiratorios, pero, sobre todo, porque crean el caldo de cultivo idóneo para la proliferación de todo tipo de patógenos que proliferan y se desarrollan con facilidad en ambientes y superficies húmedas.

¿Qué es la humedad relativa y la humedad absoluta?

Al hablar de humedad absoluta, las cifras se refieren a la cantidad de agua, bien en forma de humedad o de vapor, que contiene el aire en el ambiente del inmueble o la estancia. La humedad relativa, por su parte, hace referencia al porcentaje de agua que contiene el aire de la casa o la sala respecto al total del agua que podría llegar a soportar.

¿Son fiables los sensores de humedad?

Los sensores se emplean en espacios interiores para medir y controlar la humedad del aire y la temperatura. Sus mediciones se transforman en una señal eléctrica gracias a un material semiconductor. Son precisos e incluso hay sensores inteligentes que se emplean en sistemas de ventilación mecánica higrorregulables, y ayudan a controlar el volumen de aire renovado en función de la humedad ambiental.

¿Qué tipo de materiales se ven más afectados por la humedad?

En el caso de humedades en el techo y en las paredes, es el yeso el material más sensible a la humedad, ya que la absorbe, al igual que el pladur sin tratamiento hidrófugo. En muros, la porosidad del ladrillo facilita la aparición de humedades por capilaridad. Cuando se trata de humedades en el suelo, pavimentos porosos y especialmente la madera sufren más con el agua.

Pinturas al silicato o repelentes al agua ayudan a proteger determinados espacios o partes de la estructura de una vivienda, como tejados, fachadas o paredes. Materiales como pladur o morteros con tratamiento hidrófugo u hormigón resisten mejor la humedad.

¿En qué consiste el informe pericial de humedades?

Este tipo de informe es el resultado de un análisis en profundidad del inmueble para determinar si existen o no problemas de humedades, su gravedad, su origen y cómo están afectando a los diferentes elementos constructivos. Es útil no solo para acometer las obras de reparación necesarias, sino para establecer responsabilidades y reclamar por fallos de construcción, malas calidades en los materiales empleados o cuando hay un litigio con el propietario de un inmueble anexo por el origen y arreglo de la humedad.

Humedades y comunidades de vecinos: cómo se gestionan

Cuando la "culpa" es del vecino de arriba

En ese caso, el responsable de la reparación del problema que ha generado la humedad y de los daños derivados de esta es el vecino. En caso de contar con seguro, no suele haber problemas, ya que, salvo excepciones, se hacen cargo de los daños por agua. De no ser así, el seguro del inquilino afectado se encargaría de las reclamaciones correspondientes. 

Si no hay seguro y el vecino se niega a las reparaciones, habría que acudir a vía judicial para resolver el conflicto.

Cuando el origen de la humedad está en un elemento común

Si se trata de humedades generadas por canalones obstruidos, atascos en bajantes o problemas en tejados o fachadas, etc, es la comunidad la que debe hacerse cargo de la reparación del origen de la humedad y también los daños ocasionados por ella en las viviendas afectadas. Previamente, será necesario realizar una inspección que determine que, efectivamente, el problema está en un elemento común. 

Qué sucede cuando no se llega a un acuerdo

Lo más común es que se alcance una resolución amistosa para acometer las reparaciones oportunas. Es especialmente sencillo si existen seguros y el problema no tiene origen en una negligencia. En caso de no llegar a un acuerdo, la única vía sería la reclamación judicial de daños para obligar a la otra parte a su reparación o al pago de una indemnización. Esta última vía suele ser más habitual cuando se debe a reclamaciones a promotores y constructoras por fallos constructivos.

Luis Rodenas

Luis Rodenas

Luis Rodenas es SEO & Especialista en Marketing de Contenidos en habitissimo. Graduado en Periodismo por la Universidad de Valencia y con un máster especializado en Comunicación y Marketing Digital se hizo cargo del departamento de contenidos en habitissimo España debido a su experiencia de más de 6 años en marketing online y posicionamiento orgánico para marcas y compañías de distintos sectores. Ahora escribe los mejores consejos y trucos sobre reformas y consejos del hogar.

Ver perfil