habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y presupuestos para instalar una caldera

450 €/udPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de instalar caldera: 250 €/ud - 700 €/ud

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de instalar caldera.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de instalar caldera.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de calderas

Tipo de calderaPrecio
Instalar caldera de gas de condensación
870 €
Instalar caldera de pellets
2.470 €
Instalar caldera de gasoil
1.780 €
Instalar caldera eléctrica
990 €
Instalar caldera de gas natural
1.800 €
Instalar caldera de gas butano
1.600 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 173,556solicitudes de presupuesto de instalar caldera
+ 6,824profesionales de instalar caldera
+ 14,946opiniones verificadas de instalar caldera

Información útil

El precio de instalar una caldera se puede situar, como media, en alrededor de 1.500 € en el caso de una caldera para un piso, instalación incluida. Si se trata de una caldera de condensación para una vivienda unifamiliar, el presupuesto se puede elevar a los 2.000 €. El coste de instalar una caldera nueva dependerá del modelo elegido, del combustible y la potencia.

  • Un día
  • Dificultad: Media
arrow

Factores que influyen en el precio de instalar una caldera

El coste de instalar una caldera puede variar de acuerdo a diferentes aspectos:

  • Mano de obra: aunque cada instalador aplica sus propias tarifas, el coste de instalar una caldera se mueve, de media entre los 250 € y los 400 €, según la dificultad que entrañe el trabajo y el tipo de caldera.
  • Tipo de combustible: calderas de gas, gasoil o eléctricas son más baratas que las de propano, biomasa o pellets en algunos casos la diferencia de precio para una caldera de la misma potencia se sitúa por encima del 50%.
  • Tipo de caldera: el precio dependerá en parte de su potencia, pero, además de ello, instalar una caldera de condensación (más eficiente) es más caro que una de bajo NOx, mientras que las clásicas de mural son más económicas que las de pie. La diferencia de precio puede superar el 30%.
  • Salida de humos: cada caldera expulsa los humos a una temperatura diferente, y de esa temperatura dependerá que la salida de humos sea de plástico (polipropileno) o metal (aluminio, acero inoxidable o hierro). El precio dependerá tanto del tipo de conducto como de su longitud. En el caso de calderas comunitarias, el precio puede superar los 500 €.
  • Otros trabajos: si además de instalar la caldera nueva hay que realizar otros trabajos adicionales, el presupuesto se puede elevar considerablemente. Ese sería el caso de retirar la vieja caldera, instalar un termostato en la caldera o acumuladores o mover el aparato de sitio. Quitar la caldera antigua puede sumar alrededor de 100 €, mientras que moverla de sitio podría sumar alrededor de 500 €, según la complejidad del trabajo.

Teniendo en cuenta estas cuestiones, instalar una caldera de condensación de gas y 24 kW de potencia para agua y ACS en una vivienda de hasta 100 m² costaría alrededor de 1.300 €, aunque el modelo de caldera puede influir en el coste. Si fuera de 33 kW el precio se elevaría hasta los 1.600 €

La instalación de una caldera de gasoil costaría a partir de 1.200 €, sin incluir el depósito, que supondría otros 1.000 € más, aproximadamente.

En el caso de una caldera de pellets para calefacción y agua caliente, el precio puede partir de unos 2.500 € para una vivienda de unos 120 m².

También puedes beneficiarte del Plan Renove de Calderas para minimizar el coste de la instalación o cambio.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir una caldera

Dimensiones del inmueble

La caldera proporciona agua caliente y es el motor del sistema de calefacción, por eso las dimensiones del inmueble, así como el número de estancias y cuartos de baño que tenga es un factor importante. Es fundamental calcular el consumo de ACS y él número de radiadores necesarios o las dimensiones del circuito del suelo radiante para elegir una caldera con la potencia adecuada.

Tipo de combustible

Las calderas pueden ser de gas natural o propano, de pellets, de gasoil, eléctricas, etc. El rendimiento de las calderas de gas natural es muy elevado, sin embargo, hay que tener presente que el suministro no llega a todas las zonas, lo que limita la posibilidad de instalación. Hoy en día, también las calderas de biomasa son muy eficientes, con rendimientos que superan el 90%.

Solo calefacción o calefacción + ACS

Lo habitual es que la caldera se instale tanto para suministrar agua caliente sanitaria como para calentar el circuito de agua de la calefacción. Cabe la posibilidad, sin embargo, de que solo se emplee en calefacción, bien mediante radiadores, bien mediante suelo radiante. En cada caso, se necesitará una caldera con características específicas para conseguir la mayor eficiencia con el menor consumo.

Potencia de la caldera

Calcular la potencia es importante. Una caldera que no tenga fuerza suficiente calentará menos, gastará más y, además, su vida útil será más corta por el sobreesfuerzo. Pero una caldera con mucha más potencia de la necesaria tampoco será eficiente. Elegir un aparato que se ajuste a las necesidades es la clave para conseguir la mayor eficiencia, y en ese cálculo entran en juego las dimensiones del inmueble y el tipo de calefacción, entre otras cuestiones.

Sistema de calefacción instalado

Una calefacción mediante caldera puede ser tanto a través de circuitos de agua caliente empotrados y radiadores como mediante suelo radiante. Esta diferenciación tiene su relevancia, ya que este último sistema funciona con agua a menor temperatura y, por tanto, la potencia requerida también será menor.

Preguntas frecuentes sobre la instalación de caldera

¿Qué diferencia hay entre las calderas de gas estancas y de condensación?

Las calderas estancas son aquellas en las que la combustión se realiza en una cámara perfectamente sellada, además de que toman el aire del exterior y lo expulsan de manera forzada a través de un tubo. Por ello, son muy seguras. La diferencia que caracteriza a las calderas de condensación es que antes de expulsar los gases de la combustión aprovechan su calor y lo transforman en energía, por lo que son más eficientes. 

¿Dónde es mejor instalar la caldera?

Las calderas de gas modernas son seguras para instalarlas en interior, deben situarse en estancias de al menos 4 m² con techos de 2,5 m y deben contar con una salida de humos al exterior. En el caso de calderas de biomasa, son más voluminosas y, además, es necesario tener el combustible cerca, por ello, es conveniente que estén en un lugar amplio y con posibilidad de instalar la salida de humos sin problemas.

Mientras, las calderas eléctricas no tienen condicionantes para su instalación. Por su parte, las calderas comunitarias deben estar instaladas en una sala específica para ello y contar con un sistema adecuado de evacuación de humos. 

¿A qué altura se instalar las calderas de gas?

Según el RITE, el eje del conducto de evacuación de la combustión debe situarse, al menos, a 2,20 m del suelo con tránsito o permanencia de personas. Es esta la altura que condiciona la de la instalación de la caldera.

¿Cuándo es necesario el boletín de instalación de caldera?

El certificado es necesario en cualquier caso tras la instalación y conexión de una nueva caldera, ya que es lo que certifica que se adecúa a la normativa. Ese certificado se renueva en cada revisión de la caldera y debe solicitarse también cuando el aparato, aun siendo antiguo, se cambie de ubicación.

Aspectos importantes de la instalación de calderas

Salida de humos de la caldera

A la hora de instalar la caldera hay que tener en cuenta que, salvo las eléctricas, el resto necesita salida de humos. Las que funcionan mediante gas porque necesitan tomar aire del exterior para la combustión y también para evacuar los gases. Si son de bajo NOx se puede sacar el tubo por fachada, si no lo son deberán hacerlo por el tejado. También las calderas de biocombustible necesitan expulsar los humos generados al quemar el combustible. En este caso conviene descargarlo por el tejado.

Instalaciones y tomas

Tanto si se va a instalar una caldera de gas, como de cualquier otro combustible, hay que tener en cuenta que el aparato va conectado al circuito de agua caliente, pero que también necesita una toma de agua para rellenar y un desagüe en el caso de calderas de condensación. Por ello se debe elegir un lugar adecuado para su instalación, que exige también un enchufe con toma de tierra. 

Contar con un técnico autorizado para la instalación

Siempre debe ser un profesional el que se encargue de instalar la caldera. Pero en el caso de las calderas de gas es especialmente importante. La razón es que la compañía suministradora exige un boletín de gas para poder dar de alta la instalación y ese documento solo lo puede emitir un instalador autorizado.

Pedir permiso a la comunidad de vecinos

En el caso de que se vaya a instalar una caldera de condensación en el interior de la vivienda, será necesario sacar el tubo de evacuación a la fachada o el patio de luces. Al tratarse de elementos comunes, es necesario comunicarlo a la comunidad de vecinos, aunque el Reglamento de Instalaciones Térmicas (RITE) permite la salida de conductos por fachada o patio ene s caso de que se trate de aparatos estancos de potencia igual o inferior a 70 kW.