habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Alarmas: Precio y Presupuestos

100 €/udPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de alarmas: 80 €/ud - 400 €/ud

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de alarmas.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de alarmas.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de alarmas

Tipo de alarmaPrecio
Alarma inalámbrica
400 €
Alarma perimetral
700 €
Alarma GSM
650 €
Alarma sin cuotas
450 €
Sistema de videovigilancia
1.400 €
Alarma antiincendios
1.800 €
Sensor de movimiento (con instalación)
120 €
Detector de humos (con instalación)
130 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 6,304solicitudes de presupuesto de alarmas
+ 1,087profesionales de alarmas
+ 1,731opiniones verificadas de alarmas

Información útil

El precio por la instalación y suministro de un sistema de alarmas, tanto en viviendas, como en locales comerciales, oficinas y naves industriales, va desde los 250 € a los 1.500 €. El precio varía en función de los servicios contratados y tipo de alarma solicitado.

  • 1-2 días
  • Dificultad: Baja
arrow

Ejemplos de precios de alarmas instaladas en inmuebles

Alarmas en locales comerciales u oficinasAlarmas en locales comerciales u oficinas

Las oficinas y, sobre todo, los locales comerciales, tienden a sufrir robos, ya sean de caja como de productos. Los hurtos aumentan cuanto los productos del negocio son valiosos, como es el caso de joyas o tecnología. Para evitar que esto pase, existen diferentes tipos de sistemas de seguridad y alarmas y que suelen incluir cámaras de grabación y videovigilancia, así como botón de emergencia ante casos en los que se dé un atraco.

La alarma para una tienda a pie de calle con detectores de vídeo, movimiento y perimetrales  con sistema triple seguridad (antiintrusión, antisabotaje y antiinhibición) puede costar alrededor de 250 € el equipo y 40 €/mes si es con conexión a central.

Alarmas en naves industrialesAlarmas en naves industriales

Es común que en polígonos, sobre todo los que se encuentran alejados de los centros urbanos o se hayan sin vigilancia, se den robos. Contar con un buen sistema de alarmas en una nave industrial permite prevenir robos en las diferentes fases de la producción, durante el proceso de almacenaje o de carga y descarga. Los sistemas de alarmas modernos permiten controlar lo que pasa en una nave en todo momento y en remoto desde cualquier dispositivo electrónico.

Una alarma con vigilancia perimetral y sensores en accesos para una nave de pequeñas dimensiones cuesta alrededor de 500 € el equipo, a lo que habría que añadir unos 120 € de instalación. La conexión con central de alarmas puede costar alrededor de 50 €/mes

Alarmas en viviendasAlarmas en viviendas

Las viviendas particulares, sobre todo cuando se trata de plantas bajas o con acceso desde un jardín o terraza, suelen tener una mayor tendencia a sufrir robos cuando no están debidamente equipadas de un sistema de alarmas y de seguridad. Pueden instalarse diferentes tipos de alarma, y la empresa podrá establecer el sistema más adecuado conforme a las dimensiones y características propias de la vivienda.

Una alarma con 4 sensores de movimiento con cámara, 1 sensor de movimiento infrarrojo, mandos a distancia y servicio de ciberseguridad puede costar alrededor de 40 €/mes, a lo que habría que añadir unos 70 € de la instalación y alrededor de 250 € del equipo

Consejos a la hora de escoger un sistema de alarma

Reforzar los accesos

En el caso de viviendas, conviene contar con puertas de seguridad reforzadas con cerraduras antibumping o antiganzúa. Instalar rejas en ventanas de fácil acceso o persianas de seguridad son también medidas adicionales de protección.

En el caso de locales comerciales, oficinas o naves industriales, las medidas de refuerzo de la seguridad pueden ser muy variadas, desde controles de acceso a alarmas perimetrales, a escaparates blindados con sistemas antirrobo o antibalas, bolardos y barras para reforzar puertas o persianas de seguridad.

Reforzar la seguridad activa y pasiva

Al reforzar la seguridad de una vivienda, local o nave industrial, los llamados sistemas de protección activa son aquellos sistemas electrónicos capaces de detectar un peligro potencial y, en consecuencia, actuar para cancelarlo. También se les denomina sistemas de alarma de intrusión. Son, por ejemplo, las alarmas con sensor de movimiento que se activan en el momento del allanamiento para ahuyentar al intruso. 

Los sistemas de seguridad pasiva recogen datos y evidencias que pueden ayudar a la posterior identificación de los intrusos, por ejemplo, los sistemas de grabación de vídeo.

Comparar los precios del mercado y los servicios que ofrece cada empresa

Hay infinidad de tipos de alarma y muchas empresas en el mercado que prestan el servicio. Es importante comparar varias, pero fijándose no solo en el precio. Conviene contrastar tanto las características de la alarma como de sus elementos y el número de estos. También hay que valorar otros servicios adicionales, como puede ser el envío de personal de seguridad en caso de incidencia.

Contratar una empresa especializada que lleve a cabo un estudio de seguridad del inmueble

No todos los inmuebles son iguales ni necesitan las mismas medidas de seguridad. Una vivienda unifamiliar no es igual que un piso en altura, y una tienda de ropa en un centro comercial no es igual que una joyería con escaparate a la calle.

Cada inmueble, por su situación, sus características y el valor de lo que contiene puede necesitar unas medidas de seguridad muy específicas. Por ello debe ser una empresa especializada quien valore todas estas cuestiones para instalar el sistema de alarma más adecuado y eficaz en cada uno de los casos. Ese estudio debe incluir el número de sensores, dónde están situados y de qué tipo son.

Preguntas que hacer al instalador de alarmas

¿Cuánto cuesta una alarma al mes?

El precio puede ser variable según los servicios que preste la empresa y según el tipo y el número de elementos de los que disponga la alarma. También hay que tener en cuenta si el equipo es en propiedad o se paga el alquiler. Una alarma estándar en una vivienda puede costar a partir de los 30 €.

¿Qué incluye la cuota mensual de un sistema de alarmas?

Incluye la conexión a la central receptora de alarmas las 24 horas del día y el mantenimiento. Por otra parte, algunas empresas ofrecen, además del aviso a las Fuerzas de Seguridad, la asistencia de un vigilante de la empresa. 

¿Qué tipos de alarmas antirrobo existen?

Hay diferentes tipos de alarmas. Por un lado, están las que necesitan conexión con una línea de teléfono fija. Por otro, las hay inalámbricas, que no necesitan cableado y que se conectan con las centrales vía Internet. Otro tipo son las que cuentan con sistema GSM, es decir, que funcionan mediante tarjeta, de modo que no es necesaria una conexión telefónica fija. Y, además, hay un tipo específico, que son las perimetrales, dotadas normalmente de cámaras con visión nocturna y sensores de movimiento. 

¿Qué mantenimiento necesitan las alarmas?

Es un mantenimiento mínimo y muy sencillo. Basta con comprobar que las conexiones con la central funcionan sin problemas, que las baterías están cargadas y que cámaras o sensores están bien orientados y no dejan ángulos muertos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una alarma sin cuotas?

La mayor ventaja es que solo se paga por la alarma y su instalación, de modo que, a la larga es más económica. Este tipo de alarmas se suelen conectar con un móvil que es el que recibe el aviso cuando hay un intento de acceso no permitido al inmueble. La mayor desventaja es que la capacidad de respuesta es más limitada, ya que el móvil receptor puede estar apagado o fuera de cobertura, algo que no ocurre con las centrales, operativas las 24 horas y que dan aviso a la policía.

¿Es necesario hacer obras para instalar el sistema de alarmas?

No es necesario, hoy en día los sistemas inalámbricos permiten la instalación de sensores, cámaras y receptores en cualquier punto y sin necesidad de cables, por lo que no es necesario realizar ningún tipo de obra.

Factores que influyen en el precio del sistema de alarmas

Tipo de inmueble

No todos los inmuebles tienen las mismas características, y eso influye en el tipo de alarma. En el caso de viviendas, unifamiliares, áticos y bajos son más vulnerables. Si se trata de comercios, son los abiertos a la calle o los que están en sitios de poco tránsito los que más medidas de seguridad necesitan. En el caso de naves y despachos, si están en polígonos o edificios solo de oficinas, también deben contar  con mayor seguridad.

Por supuesto, inmuebles que guardan objetos, mercancía o maquinaria de valor también deben contar con alarmas completas.

Dimensiones del inmueble

El tamaño del inmueble, así como el número de plantas, si tiene más de una influyen de manera decisiva en el precio de la alarma, especialmente porque será necesario colocar un mayor número de sensores para garantizar que toda la superficie queda protegida.

Número de accesos y puntos vulnerables

Entradas de garajes, verjas de poca altura, ventanas a poca distancia del suelo o puertas de entrada comunes son puntos débiles por los que es más fácil introducirse en un inmueble. Por ello, deben contar con sensores específicos que los vigilen. Cuantos más puntos vulnerables haya que vigilar, más cara será la alarma.

Protección de espacios externos

No solo los inmuebles, también su perímetro debe contar con vigilancia. Es el caso de patios o jardines en comunidades de vecinos o viviendas unifamiliares o de verjas perimetrales en el caso de empresas, naves industriales o instalaciones deportivas. Disponer de alarmas perimetrales es una primera barrera de seguridad imprescindible.

Valor de los productos y mercancías

Evidentemente, cuanto mayor sea el valor de lo que se almacena en un local comercial o nave industrial, mayor nivel de seguridad deberá tener. Esto implica sistemas más potentes y medidas de protección adicionales que encarecerán el precio de la alarma. El caso más claro es el de las joyerías, pero también el de almacenes de productos de lujo o incluso concesionarios de vehículos.

Tipo de sistema de alarma escogido

Cuanto más sofisticado sea el sistema de alarma, más caro será. Es el caso de sistemas de alarma con videovigilancia mediante cámaras de visión nocturna o con sistemas para impedir que se pueda cortar la señal con la central receptora de alarmas.

Accesorios extra para la alarma

Las alarmas pueden contar con infinidad de accesorios, desde diferentes tipos de sensores (de movimiento, infrarrojos, de humo o gases) hasta aplicaciones para poder visualizar el inmueble desde el móvil a través de las cámaras de seguridad. 

¿Alquiler o compra de alarma?

Hoy en día, muchas empresas de instalación de alarmas ofrecen la posibilidad de alquilar o de comprar la alarma. Cuando se alquila, la cuota mensual se eleva en una proporción variable según el tipo de alarma y el número de sensores. En el caso de compra, lo habitual es que el precio se cobre durante un tiempo por partes junto a la cuota.

Alarma con cuota o sin cuota

Las alarmas sin cuota no están conectadas a ningún tipo de central receptora, de modo que solo se paga el aparato y la instalación, que en el caso de viviendas suele estar por encima de los 250 €. Cuando sí hay conexión a central se paga una cuota que dependerá de la alarma contratada y que no suele bajar de los 30 €/mes.