habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

¿Cuánto cuesta la instalación de un sistema de calefacción?

2.200 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de calefacción: 900 € - 3.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de calefacción.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de calefacción.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de calefacción

Tipo de calefaccióinPrecio (100 m²)
Instalar calefacción de gas natural y radiadores
3.300 €
Instalar calefacción de gasoil y estufas
2.500 €
Instalar calefacción eléctrica y radiadores
2.200 €
Instalar calefacción por biomasa y estufas
7.500 €
Instalar suelo radiante térmico
4.500 €
Instalar calefacción por aerotermia y radiadores
6.000 €
Instalar calefacción con bomba de calor
2.500 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 173,556solicitudes de presupuesto de calefacción
+ 6,824profesionales de calefacción
+ 14,946opiniones verificadas de calefacción

Información útil

El precio de instalar un sistema de calefacción en una vivienda o local dependerá del tipo de calefacción elegido y de las características de la instalación.

Por lo general, la instalación completa de la calefacción cuesta entre 2.000 € y 4.000 €. En el caso de radiadores eléctricos, el coste puede rebajarse a la mitad.

  • 1 a 5 días
  • Dificultad: Media
arrow

¿Cuánto cuesta instalar la calefacción? Precios desde 120 € hasta 25.000 €

Calefacción eléctricaCalefacción eléctrica

Dentro de calefacción eléctrica, en los últimos años ha aumentado el uso de los emisores térmicos, conocidos como calor azul. Suponen una innovación respecto a los radiadores tradicionales. Funcionan con electricidad y no necesitan instalación, lo único que hace falta es instalar el radiador de la pared y conectarlo a la red eléctrica. No provocan olores ni gases, son respetuosos con el medio ambiente y se pueden programar conforme a las necesidades de cada hogar. Hay tres tipos de emisores de calor eléctrico donde escoger: con tecnología seca, de fluidos o cerámica (de más rápido a más lento). El precio elevado de la luz es el único inconveniente.

El precio de los emisores térmicos dependerá de la potencia que se quiera adquirir. Puede ir desde los 120 € (450-500W) hasta los 400 € (2.000W). Cuanto mayor sea la potencia, más espacio de la casa calentará. 

Calefacción de gasCalefacción de gas

El gas natural es una energía muy económica, segura y sin interrupciones en el suministro. La instalación de calefacción de gas natural debe llevarla a cabo un técnico especializado. El coste dependerá de las características de la vivienda y del tipo de instalación que se desea instalar. Si bien en un principio el coste puede parecer elevado, a la larga el ahorro es más que considerable. 

Durante la instalación, se ha de llevar la acometida de gas hasta la vivienda para conectarla con la instalación. Luego debe ponerse un calentador (si el suministro solo es para agua caliente) o una caldera (agua caliente y calefacción). Por último, hay que destacar que el gas natural es una energía que apenas necesita de mantenimiento

El precio de instalar un sistema de calefacción de gas en una vivienda puede partir de 2.500 € - 3.500 €:

  • Caldera de condensación: 1.000 € - 1.200 €.
  • Precio de la instalación de gas natural y alta del suministro: 500 € - 650 €.
  • Instalación de 6 radiadores: 700 €.
Calefacción de gasoilCalefacción de gasoil

La calefacción de gasoil suele instalarse especialmente en zonas o edificios a los que no llega suministro de gas natural canalizado. El gasoil es un combustible muy eficiente que permite que el rendimiento del sistema de calefacción sea elevado y los inmuebles se calienten con rapidez. Por otra parte, se trata de equipos que funcionan a baja temperatura, por lo que consumen menos, son muy seguros y emiten menos gases contaminantes.

El mayor inconveniente de este tipo de calefacción es que se necesita un espacio debidamente acondicionado para poder albergar los depósitos de combustible. Además, es necesario estar pendiente de los niveles para que no lleguen a quedarse vacíos.

En lo que se refiere a cuánto cuesta instalar este tipo de calefacción, en una vivienda unifamiliar puede alcanzar los 4.000 €:

  • Instalación del depósito: 500 € - 1.000 €.
  • Caldera: 1.000 € - 1.500 €
  • Instalación de caldera y certificado: 450 €.
  • Instalación de 10 radiadores de agua: 1.800 €.
Calefacción por geotermia o aerotermiaCalefacción por geotermia o aerotermia

Este tipo de sistemas de calefacción ecológicos aprovechan recursos naturales renovables e inagotables. La geotermia aprovecha el calor que se almacena bajo tierra, que se obtiene mediante unas sondas que se introducen en el suelo. La aerotermia, por su parte, lo que hace es aprovechar la energía almacenada en el aire para generar calor. En ambos casos suelen ser bombas de calor las que ayudan a obtener la energía y transformarla para poder climatizar un inmueble.

Se trata de sistemas de calefacción de muy bajo coste en lo que respecta al consumo, ya que pueden reducir la factura energética hasta en un 60%. Son ideales para sistemas de suelos radiantes que funcionan a baja temperatura, son sistemas muy eficientes y no generan gases. 

Respecto al precio, dependerá del sistema instalado, aunque es elevado. En una vivienda unifamiliar de 180 m², un sistema de geotermia con bomba de calor y suelo radiante puede suponer una inversión de alrededor de 30.000 €, aunque el coste dependerá del número de pozos, del tipo de terreno y de la potencia de la bomba de calor. En el presupuesto, la captación geotérmica costaría alrededor de 9.000 €, mientras que la sala técnica supone de 12.000 €

En sistemas de aerotermia con suelo radiante, el coste puede situarse alrededor de los 20.000 € en el caso de una vivienda de unos 180 m². Hay que tener en cuenta que solo la bomba de calor de 10 kW cuesta entre 8.000 € y 10.000 €.

Calefacción a través de energías alternativasCalefacción a través de energías alternativas

Además de la energía solar, la aerotermia y la geotermia, dentro de las energías alternativas para sistemas de calefacción es imprescindible mencionar los sistemas con calderas de biomasa. Estos sistemas funcionan mediante diferentes combustibles, que pueden ser leña, pellets, huesos de aceituna o cáscaras de frutos secos. También hay sistemas mixtos, en los que se puede usar indistintamente un combustible u otro.

En cualquiera de los casos, se trata de sistemas de calefacción eficientes, económicos y que usan fuentes de energía renovables. Se necesita, eso sí, espacio para poder almacenar ese combustible e instalar la caldera para calentar el circuito de agua que alimente a los radiadores. Otra posibilidad es la instalación de estufas.

Para calcular cuánto cuesta instalar este tipo de calefacción, hay que tener en cuenta que si se dispone de circuito de calefacción de agua caliente solo será necesario cambiar la caldera, que puede costar entre 2.000 € y 3.000 €, dependiendo de la potencia y el tipo de combustible que use. Si hay que hacer la instalación completa, en una vivienda unifamiliar la inversión necesaria puede superar los 6.000 €.

Ejemplos de presupuestoEjemplos de presupuesto

Son muchos los factores que influyen en el precio de la instalación de calefacción en una vivienda. Solo la mano de obra de instalar la caldera y los radiadores puede suponer alrededor del 30% del presupuesto. El tipo de sistema también influye, ya que aerotermia o geotermia son más caras por los equipos y suelo radiante por las dificultades de instalación. Las dimensiones del inmueble sería el tercer factor decisivo en el presupuesto.

  • Instalar calefacción sin obras mediante emisores eléctricos en una vivienda de 70 m² costaría a partir de 600 €, teniendo en cuenta que cada radiador cuesta, como mínimo. 
  • El precio de una instalación de gas natural en una vivienda de 110 m² cuesta a partir de 3.500 € con 8 radiadores de agua y unos 6.000 € con suelo radiante.
  • Un sistema de calefacción con caldera de pellets o gasoil para una vivienda de 100 m² cuesta a partir de 4.000 €
  • Instalar climatización mediante geotermia en una casa de 150 m² costaría a partir de 25.000 € con suelo radiante. 

Consejos para elegir la calefacción más adecuada

Tener en cuenta dónde se ubica la vivienda o local

A la hora de elegir el sistema de calefacción más adecuado, hay que tener en cuenta la climatología, que hace que las necesidades de climatización varíen de un sitio a otro. En las zonas de interior los inviernos suelen ser más fríos, por lo que conviene una instalación con un sistema de calor constante, como la calefacción por gas natural con radiadores de agua, aunque previamente hay que comprobar que la canalización llega hasta la zona y hay posibilidad de enganche. Si no fuera posible calefacción por gas natural, la alternativa podrían ser las calderas de pellets o biomasa. 

Y, cuando se trata de zonas cálidas o en segundas residencias, un sistema de calor puntual con calefactores, radiadores eléctricos o bombas de calor puede ser suficiente para los meses de invierno y más económico que una instalación de gas natural o biomasa, aunque será necesario instalar un termo eléctrico para dispone de agua caliente sanitario (ACS).

Impacto ecológico

Al igual que otras tecnologías, los sistemas de calefacción cada vez abogan por unas emisiones menores de CO² y con un uso ecológico de las fuentes de energía. 

  • Las calderas de biomasa o las calderas de gas natural de condensación contaminan menos. 
  • El ahorro y la eficiencia energética son dos puntos fundamentales a la hora de escoger un sistema de calefacción u otro. Las calderas de condensación de gas natural, por ejemplo, son un 18% más eficiente que la caldera tradicional. 
  • Cualquier vivienda debe tener la Etiqueta de Eficiencia Energética que indica el comportamiento energético de la casa. Puede suponer, también, una magnífica pista para saber el tipo de calefacción que se necesita. 

Tipo de inmueble

Las características constructivas del inmueble es un factor esencial a la hora de elegir el sistema de calefacción. En el caso de viviendas unifamiliares, lo más aconsejable son sistemas de gran rendimiento, poco consumo y posibilidad de zonificación para ajustar la temperatura y evitar calentar estancias sin uso. Lo habitual son sistemas mediante circuitos y radiadores de agua conectados a una calderas de gas natural, gasoil o biomasa. 

Hay que tener en cuenta, además, que si es necesario instalar depósito o almacenar combustible se necesita espacio, lo que en ocasiones limita la instalación de algunos sistemas de calefacción. En este caso, la calefacción puede ser de gas natural si el suministro llega a ella.

Cuando se trata de edificios residenciales, las opciones se diversifican: calefacción centralizada mediante diferentes combustibles, sistemas eléctricos o calefacción de gas individualizada.

Gasto económico

El gas natural es la opción más barata para calentar la casa frente a la calefacción eléctrica, que puede ser hasta cinco veces más cara. Por ejemplo, para un espacio de 90 m², los sistemas de calefacción con calderas de gas natural pueden gastar anualmente hasta 950 €, mientras que tener calefacción eléctrica supondría un gasto que partiría de los 2.200 € al año.

Otro gasto es el coste que supone la propia instalación. La más económica es la instalación de calefacción sin obras, es decir, eléctrica. Otra posibilidad es la de instalar un circuito de agua caliente y radiadores por fuera, sin empotrar, pero no es la solución más estética. Lo ideal es hacer obra para ocultar los tubos. A ello habrá que sumar el precio de la instalación de gas, si es que la vivienda no tiene conexión al suministro. 

También es imprescindible realizar obra para poner suelo radiante, en este caso levantar el pavimento. Para abaratar costes lo adecuado es aprovechar una reforma integral. Si se realiza en obra nueva, ese coste se evita, conviene tenerlo en cuenta. En una vivienda de 100 m² el coste puede llegar a los 8.000 €, obra incluida.

Eficiencia energética

Además de todo ello, es importante tener en cuenta criterios de eficiencia energética a la hora de elegir calefacción. Si se trata de sistemas mediante caldera, la recomendación es que sea de condensación. En el caso de suelos radiantes, un modo de mejorar la eficiencia es combinarlo con sistemas que usan energías renovables, como energía solar o geotermia. Y, en el caso de optar por sistemas de calefacción eléctrica, los más eficientes son las bombas de calor. Además, de ello, un buen mantenimiento y una temperatura no superior a 21 ºC ayudarán a ahorrar.

Preguntas frecuentes sobre los sistemas de calefacción

¿Cómo hay que poner la calefacción?

Para poner la calefacción de manera eficiente, hay que considerar varios aspectos:

1. Conocer el tipo de sistema de calefacción que se va a instalar: Puede ser de gas, eléctrico, de biomasa, etc. Cada uno tiene sus propias necesidades de instalación y requerimientos.

2. Definir las necesidades térmicas de la vivienda: Según la orientación, la distribución de los espacios y los materiales de construcción, la demanda de calor varía. Evaluar estos factores te permitirá elegir el sistema de calefacción más adecuado.

3. Planificar la distribución del sistema de calefacción: Es esencial elaborar un esquema de instalación que asegure un flujo eficiente del calor.

4. Instalación de los elementos del sistema de calefacción: Esto incluye la caldera, los radiadores y el sistema de tuberías. Es recomendado que este proceso sea realizado por un profesional cualificado.

5. Regulación de la calefacción: Cada fabricante tiene un sistema de control distinto, así que es necesario seguir las instrucciones del manual.

Además de estos aspectos, es recomendable considerar el uso de energías renovables para la calefacción. Existen ayudas definidas en el Real Decreto RD 477/2021 para instalar sistemas térmicos con energía renovable.

¿Cuánto cuesta la instalación de una caldera?

El precio de la instalación de una caldera puede variar dependiendo de varios factores. En primer lugar, el tipo de caldera que elijas puede influir significativamente en el precio. Las calderas de gas, por ejemplo, suelen costar alrededor de 400 € para su instalación, mientras que una caldera de condensación puede oscilar entre 1.300 y 3.000 euros + IVA, dependiendo del modelo. Existen otros tipos de calderas como las de biomasa, cuyo costo de instalación puede iniciar desde los 2.500 €.

Además, el coste de la instalación también puede variar dependiendo de la complejidad de la misma. Por ejemplo, si es necesario realizar una nueva conexión de gas, esto puede agregar un costo adicional que puede oscilar entre los 500 y 650 €.

Es importante tener en cuenta que estos precios son aproximados y pueden variar dependiendo de la empresa de instalación y la ubicación geográfica. Es recomendable obtener varios presupuestos antes de tomar una decisión.

A continuación, se presenta un resumen de los precios de instalación de diferentes tipos de calderas:

  • Caldera de gas: 400 € (instalación) + precio de la caldera
  • Caldera de condensación: 1.300 - 3.000 euros + IVA (instalación y caldera)
  • Caldera de biomasa: A partir de 2.500 € (instalación y caldera)

¿Cuánto cuesta cambiar un sistema de calefacción?

Cambiar un sistema de calefacción implica varios costos, incluyendo la desinstalación del sistema antiguo, la compra del nuevo sistema y su instalación. Los precios varían dependiendo del tipo de sistema de calefacción que elijas. Por ejemplo:

  • Calefacción de gas: Los precios de cambiar a un sistema de calefacción de gas pueden oscilar entre 2.500 € y 3.500 €. Esto incluye el costo de una caldera de condensación (1.000 € - 1.200 €), la instalación de gas natural y el suministro (500 € - 650 €), y la instalación de radiadores (aproximadamente 700 € para 6 radiadores).
  • Calefacción eléctrica: Los precios de cambiar a un sistema de calefacción eléctrica pueden variar entre 100 € y más de 5.000 €, aunque lo más común es encontrar precios entre 500 € y 3.000 €.
  • Calefacción por suelo radiante: Este tipo de calefacción tiene un precio medio de 3.000 € para una vivienda de 50 m2 con 5 estancias, pero puede llegar hasta 6.000 €.

Es importante recordar que estos son solo precios estimados y pueden variar dependiendo de factores como la ubicación geográfica y la empresa de instalación.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción?

El mejor sistema de calefacción puede variar según las necesidades individuales y las características de cada vivienda. Para elegir el más adecuado, es necesario considerar varios factores:

  • Ubicación de la vivienda: La climatología de la zona puede influir en la elección, ya que no es lo mismo calentar una casa en una zona de frío intenso que en una de temperaturas más suaves.

  • Tipo de vivienda: No es lo mismo calentar un piso que una casa unifamiliar. Los pisos suelen beneficiarse de la calefacción de los vecinos, mientras que las casas unifamiliares requieren sistemas más potentes.

  • Aislamiento de la vivienda: Un buen aislamiento puede reducir significativamente la necesidad de calefacción y, por tanto, el gasto energético.

Entre los sistemas de calefacción más comunes se encuentran:

  • Calefacción por gas natural: Suele ser una opción económica y eficiente, especialmente en edificios que ya cuentan con instalación de gas.

  • Calefacción con calderas de condensación: Es una opción inteligente en viviendas con gas natural canalizado.

  • Calefacción central: Uno de los sistemas más comunes que funciona mediante una caldera que calienta agua y la distribuye a través de radiadores repartidos por la casa.

  • Aires acondicionados: Estos sistemas cuentan con una unidad exterior que alimenta a la unidad interior.

Es importante consultar con los mejores profesionales para elegir el sistema que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto. Recuerda que la inversión inicial puede ser elevada, pero un buen sistema de calefacción puede resultar más económico a largo plazo si se elige correctamente.

¿Cuanto cuesta poner calefaccion en una casa?

El precio de instalar un sistema de calefacción en una casa puede variar significativamente dependiendo de varios factores. El tipo de sistema que elija influirá en gran medida en el precio. Por ejemplo, una calefacción de gas natural puede oscilar entre 2.000 € y 4.500 €, mientras que la calefacción eléctrica tiende a ser más económica.

Además, el tamaño de la casa y el número de habitaciones a calentar también afectarán al costo. Una casa grande con muchas habitaciones requerirá un sistema de calefacción más robusto y, por tanto, más caro.

La ubicación geográfica de la casa también puede influir en el costo de la instalación. En algunas zonas, puede ser necesario instalar un sistema de calefacción más potente para combatir el frío intenso.

Por último, la empresa que realice la instalación también puede afectar al precio final. Es aconsejable obtener varios presupuestos de diferentes empresas para asegurarse de obtener el mejor precio.

Algunas estimaciones de instalación son las siguientes:

  • Calefacción eléctrica: desde 1.500 € hasta 7.000 €
  • Calefacción de gas natural: entre 2.450 € y 6.000 €
  • Calefacción de biomasa: hasta 6.000 €

Estos precios son solo estimaciones y pueden variar dependiendo de los factores mencionados anteriormente.

Preguntas frecuentes al instalar calefacción

¿Cómo se puede ahorrar en calefacción de manera sencilla?

La mejor opción para ahorrar en calefacción es mantener una temperatura media en la vivienda que no supere los 21-22 ºC, por cada grado que se sube esa temperatura, el consumo se eleva alrededor de un 7 %.

Para ahorrar, además, es aconsejable contar con termostatos que permitan regular la temperatura y programar su encendido y apagado. Y, dando un paso más allá, los más modernos sistemas de domótica permiten controlar, regular y programar de manera independiente la temperatura en cada estancia y, además, se puede hacer mediante el smartphone.

¿Se puede hacer una instalación de calefacción sin obras?

Normalmente la instalación de un sistema de calefacción requiere llevar a cabo algún tipo de obra. El único sistema que se puede instalar sin hacer demasiadas obras son las calefacciones de tipo eléctrico como el calor azul.

En otros casos, como las estufas de biomasa se necesita obra, pero mínima, ya que basta con sacar el tubo de humos al exterior.

¿Qué es mejor, la calefacción central o individual?

Cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes. En los sistemas centrales las calderas están en zonas comunes, el mantenimiento suele ser más económico y tienen un mayor rendimiento. En cambio, no se pueden controlar las horas de encendido y puede no llegar en las mismas condiciones a todas las plantas. 

Con la calefacción individual no solo se elige el tipo de combustible o fuente de energía, sino que también se controla todo lo relacionado con ella: encendidos y apagados, mantenimiento, control de la temperatura, etc.

¿Cuál es el sistema de calefacción más barato?

En lo que se refiere al consumo, son los que utilizan energías renovables los más económicos. Sistemas como geotermia o aerotermia pueden rebajar la factura energética entre un 60 % y un 75%. Sistemas que funcionan con biomasa o calderas de gas natural son también muy eficientes, además de que el precio de los combustibles es más económico que la electricidad.

En cuanto a la instalación, ocurre exactamente lo contrario. Los sistemas eléctricos no necesitan obras, por lo que la instalación prácticamente no tiene coste. Aerotermia o geotermia, sin embargo, son costosas.

¿Existen subvenciones para el cambio o la instalación de la calefacción?

Por criterios de eficiencia energética y de ahorro de energía, las diferentes administraciones públicas contemplan planes periódicos que incluyen subvenciones para la mejora de los sistemas de calefacción. Uno de ellos es el Plan Renove de calderas para el cambio de viejas calderas por otras más eficientes, cuyos requisitos y cuantía pueden variar de una comunidad a otra.

También se convocan con cierta periodicidad planes de ayuda para el aprovechamiento de la energía solar fotovoltaica o del uso de otras energías renovables. 

Y, además, el Ministerio de Fomento, en sus planes de vivienda contempla ayudas para mejorar la eficiencia energética de viviendas y edificios, incluyendo en ellas instalaciones de calefacción y refrigeración. Son ayudas que gestionan las comunidades autónomas.

Aspectos importantes sobre el mantenimiento de la calefacción

Cada cuánto hay que hacer el mantenimiento

Cualquier sistema de calefacción necesita un mantenimiento óptimo para funcionar con la máxima eficiencia. En el caso de los equipos eléctricos, este mantenimiento es prácticamente nulo. Si se trata de sistemas de calefacción por gas o biomasa, conviene realizar una puesta a punto antes de la temporada invernal, revisar la presión de la caldera y purgar los radiadores. Los depósitos de gasoil se deben limpiar cada cinco años.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las instalaciones de gas están obligadas a pasar unas inspecciones periódicas marcadas por el Reglamento de las Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE), por lo que conviene mantenerlas en perfecto estado. Así, calderas de gasoil y suelo radiante se deben revisar cada año y calderas de gas individuales cada dos años (cada 5 años la instalación).

Quién lo realiza

Debe hacerlo siempre un profesional cualificado y autorizado para ello, ya que cada sistema de calefacción tiene sus peculiaridades y sus requisitos técnicos. Además, en ocasiones se necesitan equipos de medición específicos. 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que un técnico sabe detectar anomalías que no siempre se aprecian hasta que no han provocado daños serios. Localizar esos fallos y repararlos antes de que se agraven prolongará la vida útil del sistema de calefacción de la vivienda, además de que consumirá menos.

Qué se revisa en el mantenimiento

Una revisión en profundidad debe inspeccionar todos los elementos del sistema de calefacción. En la caldera, se controla la presión, la temperatura, la salida y emisión de gases o la presencia de fugas, entre otros aspectos. También se deben revisar las conexiones y todo el circuito del agua y los radiadores por su hubiera aire en ellos, lo que hace que se pierda eficiencia.

Cuánto cuesta el mantenimiento de la calefacción

Dependerá del tipo de sistema y de sus dimensiones. El precio medio del mantenimiento anual de un sistema de calefacción mediante gas puede costar alrededor de 120 € de media, aunque puede elevarse por encima de los 150 € o superarlos si es necesario cambiar alguna pieza o reparar alguna pequeña avería.

Qué hacer para cambiar de calefacción central a individual

Acordar la descentralización de la calefacción

Cambiar la calefacción central a individual es obligación de las comunidades. Hay dos opciones: descentralizar por completo la instalación para que cada vecino instale la suya propia o poner contadores individuales en la instalación común. El cambio se debe aprobar por mayoría de tres quintos

Reparto de gastos

Son los propietarios quienes deben realizar la inversión necesaria para adaptar el sistema de calefacción a la nueva normativa. Sin embargo, lo habitual es que sea la comunidad quien solicite presupuestos a varios profesionales para que realicen el cambio en las viviendas de los vecinos y, así, abaratar costes. Es importante conocer qué dice la Ley de Propiedad Horizontal en calefacción central.

Proceso de descentralización

Dependerá del tipo de instalación. Si es en anillo, es decir, que hay un único punto de entrada y de salida de las tuberías de agua caliente por vivienda, basta con instalar un contador de energía o calorímetro. Este mide el caudal de agua y su temperatura de entrada y retorno para calcular la energía que se consume.

Cuando la instalación es en columna, todos los radiadores del edificio están unidos verticalmente. Esto obliga a instalar repartidores de costes de calefacción en cada uno. Este aparato mide la temperatura del radiador y la de la estancia y según la diferencia entre ambas calcula el consumo. Además, del repartidor, es necesario instalar válvulas termostáticas en cada radiador.

¿Cuánto cuesta en total el cambio de calefacción central a individual?

Dependerá de la modificación que sea necesario introducir, pero su coste puede alcanzar los 700 € por vivienda con todos los aparatos necesarios y la adaptación de las instalaciones comunes para la nueva medición.

Kike Álvarez

Kike Álvarez

Kike es Head of SEO en habitissimo. Graduado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Rey Juan Carlos y con un master en especialización en Marketing Digital, siempre ha llevado dentro su pasión por la comunicación y la escritura. En Habitissimo, Kike es responsable de revisar todos los contenidos, asegurar que son útiles para nuestros lectores y que ofrecen la información más precisa y actualizada.

Ver perfil