¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?
En menos de un minuto y gratis

Pide precio de calefacción online. Servicio totalmente gratuito y sin compromiso. Tendrás varios presupuestos de calefacción de los mejores profesionales para comparar.

Precio de Calefacción

¿Cuánto cuesta un trabajo de Calefacción?

El precio medio es de

1.856 €
Desde 80 € Es el precio más barato de calefacción
Hasta 10.000 € Precio máximo que nos han indicado los profesionales para los trabajos de calefacción

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores como la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

Para obtener un presupuesto personalizado:

En esta guía

Precios de instalar calefacción

Tipo de calefaccióin Precio (100 m²)
Calefacción de gas natural 3.000 €
Calefacción de gasoil 4.000 €
Calefacción por biomasa 3.500 €
Calefacción eléctrica 2.200 €
Calefacción con bomba de calor 5.400 €
Cambiar calefacción central por individual 2.000 €

Estos precios son orientativos y pueden variar en función de varios factores según el tipo de trabajo

Información útil
  • El precio de instalar un sistema de calefacción en una vivienda o local dependerá del tipo de calefacción elegido y de las características de la instalación.

    Por lo general, la instalación completa de la calefacción cuesta entre 2.000 € y 4.000 €. En el caso de radiadores eléctrico, el coste puede rebajarse a la mitad.

  • 1 a 5 días
  • Dificultad: Media

Tipos de calefacción según la fuente de energía

Calefacción eléctrica

Calefacción eléctrica

Dentro de calefacción eléctrica, en los últimos años ha aumentado el uso de los emisores térmicos, conocidos como calor azul. Suponen una innovación respecto a los radiadores de toda la vida. Funcionan con electricidad y no necesitan instalación, lo único que hace falta es instalar el radiador de la pared y conectarlo a la red eléctrica. No provocan olores ni gases, son respetuosos con el medio ambiente y se pueden programar conforme a las necesidades de cada hogar. Hay tres tipos de emisores de calor eléctrico donde escoger: con tecnología seca, de fluidos o cerámica (de más rápido a más lento). El precio elevado de la luz es el único inconveniente.

El precio de los emisores térmicos dependerá de la potencia que se quiera adquirir. Puede ir desde los 120 € (450-500W) hasta los 400 € (2.000W). Cuanto mayor sea la potencia, más espacio de la casa calentará. 

Calefacción de gas

Calefacción de gas

El gas natural es una energía muy económica, segura y sin interrupciones en el suministro. La instalación de calefacción de gas natural debe llevarla a cabo un técnico especializado. 

El coste dependerá de las características de la vivienda y del tipo de instalación que se desea instalar. Si bien en un principio el coste puede parecer elevado, a la larga el ahorro es más que considerable. Lo ideal es solicitar varios presupuestos a empresas instaladoras y escoger el que más se adapta a las necesidades de cada uno. 

Durante la instalación, se ha de llevar la acometida de gas hasta la vivienda para conectarla con la instalación. Luego debe ponerse un calentador (si el suministro solo es para agua caliente) o una caldera (agua caliente y calefacción). Por último, hay que destacar que el gas natural es una energía que apenas necesita de mantenimiento

El precio de instalar un sistema de calefacción de gas en una vivienda puede partir de 2.500 € - 3.500 €:

  • Caldera de condensación: 1.000-1.200 €.
  • Instalación de gas natural y alta del suministro: 500 € - 650 €.
  • Instalación de 6 radiadores: 700 €.
Calefacción de gasoil

Calefacción de gasoil

Este tipo de calefacción suele instalarse especialmente en zonas o edificios a los que no llega suministro de gas canalizado. El gasoil es un combustible muy eficiente que permite que el rendimiento del sistema de calefacción sea elevado y los inmuebles se calienten con rapidez. Por otra parte, se trata de equipos que funcionan a baja temperatura, por lo que consumen menos, son muy seguros y emiten menos gases contaminantes.

El mayor inconveniente de este tipo de calefacción es que se necesita un espacio debidamente acondicionado para poder albergar los depósitos de combustible. Además, es necesario estar pendiente de los niveles para que no lleguen a quedarse vacíos.

En lo que respecta al coste de este tipo de calefacción, en una vivienda unifamiliar puede superar los 4.000 €. En el caso de que se trate de la instalación de un sistema de calefacción de gasoil central, la inversión puede alcanzar los 6.000 €

Calefacción por geotermia o aerotermia

Calefacción por geotermia o aerotermia

Este tipo de sistemas de calefacción ecológicos que aprovechan recursos naturales renovables e inagotables, además de muy baratos. La geotermia aprovecha el calor que se almacena bajo tierra y que se obtiene mediante unas sondas que se introducen en el suelo. La aerotermia, por su parte, lo que hace es aprovechar la energía almacenada en el aire para generar calor. En ambos casos suelen ser bombas de calor las que ayudan a obtener la energía y transformarla para poder climatizar un inmueble.

Se trata de sistemas de calefacción de muy bajo coste en lo que respecta al consumo, ideales para sistemas de suelos radiantes que funcionan a baja temperatura. Son, además, sistemas, muy eficientes, que no generan gases y que usan fuentes de energía inagotables. 

Respecto al precio, dependerá del sistema instalado. En una vivienda unifamiliar, un sistema de geotermia con bomba de calor puede suponer una inversión de alrededor de 30.000 €. En sistemas de aerotermia con suelo radiante, el coste puede situarse alrededor de los 20.000 €

Calefacción a través de energías alternativas

Calefacción a través de energías alternativas

Además de la energía solar, la aerotermia y la geotermia, dentro de las energías alternativas para sistemas de calefacción es imprescindible mencionar la biomasa. Estos sistemas funcionan mediante diferentes combustibles, que pueden ser leña, pellets, huesos de aceituna o cáscaras de frutos secos. También hay sistemas mixtos, en los que se puede usar indistintamente un combustible u otro.

En cualquiera de los casos, se trata de sistemas de calefacción eficientes, económicos y que usan fuentes de energía renovables. Se necesita, eso sí, espacio para poder almacenar ese combustible e instalar la caldera para calentar el circuito de agua que alimente a los radiadores. Otra posibilidad es la instalación de estufas.

En lo que respecta al precio, si se dispone de circuito de calefacción de agua caliente solo será necesario cambiar la caldera, que puede costar entre 2.000 € y 3.000 €, dependiendo de la potencia y el tipo de combustible que use. Si hay que hacer la instalación completa, en una vivienda unifamiliar la inversión necesaria puede superar los 6.000 €.

Consejos para elegir la calefacción más adecuada

Preguntas frecuentes al instalar calefacción

¿Cuál es la calefacción más adecuada para una casa?

Algunos tipos de calefacción son más eficientes y otros requieren menos obras. Por ello no todos son igual de aconsejables en todas las casas. El uso de la vivienda, el clima, el hecho de tener gas canalizado o espacio para un depósito influirá en la elección.

Por ejemplo, en segundas residencias que apenas se usen en invierno, la calefacción eléctrica es una buena opción porque no hay que hacer una gran inversión en su instalación. Sin embargo, en zonas muy frías, las bombas de calor pierden eficiencia. Por otra parte, si cabe la posibilidad de tener gas natural, se trata de un combustible eficiente y menos contaminante que otros. 

¿Cómo se puede ahorrar en calefacción de manera sencilla?

La mejor opción para ahorrar en calefacción es mantener una temperatura media en la vivienda que no supere los 21-22 ºC, por cada grado que se sube esa temperatura, el consumo se eleva alrededor de un 7 %.

Para ahorrar, además, es aconsejable contar con termostatos que permitan regular la temperatura y programar su encendido y apagado. Y, dando un paso más allá, los más modernos sistemas de domótica permiten controlar, regular y programar de manera independiente la temperatura en cada estancia y, además, se puede hacer mediante el smartphone.

¿Se puede hacer una instalación de calefacción sin obras?

Normalmente la instalación de un sistema de calefacción requiere llevar a cabo algún tipo de obra. El único sistema que se puede instalar sin hacer demasiadas obras son las calefacciones de tipo eléctrico como el calor azul.

En otros caso, como las estufas de biomasa se necesita obra, pero mínima, ya que basta con sacar el tubo de humos al exterior.

¿Cada cuánto hay que realizar el mantenimiento de un sistema de calefacción?

Lo recomendable, sea cual sea el tipo de sistema de calefacción es hacer, al menos, una revisión al año, preferiblemente antes de ponerla en marcha. En el caso de bombas de calor conviene revisar filtros y conducciones, si las hay. Si se trata de radiadores conectados a circuitos de agua, se deben purgar para que no haya aire en las tuberías. Y, en el caso de las calderas, no hay que olvidar que las de gas deben pasar unas revisiones obligatorias para verificar su correcto funcionamiento. 

¿Qué es mejor, la calefacción central o individual?

Aunque muchos edificios cuentan con calefacción central, son más eficientes los sistemas de calefacción individual. La razón es que en las centrales, el consumo se divide a partes iguales o proporcionales según sus dimensiones entre las viviendas, lo que provoca desigualdades, ya que no todos los propietarios gastarán lo mismo en calefacción.

Además, al pagar cada consumidor lo que realmente gasta, se hace un uso mucho más responsable de la calefacción. Esto, a la larga significa un ahorro en las facturas que puede ser considerable.

Qué hacer para cambiar de calefacción central a individual

Valora esta guía

Nota media: 4.6 estrellas

40 votos realizados

125.648 personas ya han solicitado presupuesto para calefacción

Precios por categoría
Precios relacionados
Registrate
¿Eres un profesional?

Contacta al instante con personas que buscan en tu zona a profesionales expertos en construcción, reformas, instalaciones, mudanzas, arquitectos, etc.