habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Chimeneas

16 €/udPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de chimeneas: 600 €/ud - 25 €/ud

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de chimeneas.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de chimeneas.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de chimeneas

Tipo de trabajoPrecio
Hacer chimenea de obra de leña
1.500 €
Instalar chimenea de bioetanol
1.200 €
Instalar chimenea de pellets
1.000 €
Limpiar chimenea de leña
200 €
Instalar chimenea insertable
1.400 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 30,010solicitudes de presupuesto de chimeneas
+ 535profesionales de chimeneas
+ 1,690opiniones verificadas de chimeneas

Información útil

El precio de las chimeneas puede variar de manera significativa de unos casos a otros. Instalar una chimenea (solo mano de obra) puede oscilar entre 80 € y 250 €, según sea eléctrica o de gas, por ejemplo y necesite o no de salida de humos. 

Por su parte, construir una chimenea de obra puede moverse en un abanico de precios muy amplio, entre 1.000 y 3.000 €, según el diseño y materiales. Finalmente, los trabajos de mantenimiento de una chimenea oscilarán entre 100 € y 200 €.

  • 1 semana
  • Dificultad: Media
arrow

¿Qué precio tienen los trabajos de chimeneas?

Instalar chimeneasInstalar chimeneas

A la hora de instalar una chimenea, si necesita sistema de evacuación de humos, hay diferencias según se trate de edificios o viviendas unifamiliares. En el caso de edificios, lo primero que se debe tener en cuenta es si hay instalación de salida de humos. Si no existe, es muy complicado poder instalar una chimenea que la necesite en un piso, al menos que sea una vivienda bajo cubierta (se necesitaría permiso de la comunidad y licencia del Ayuntamiento) o que tenga preinstalación. En una vivienda unifamiliar estas limitaciones son mucho menores.

La chimenea se debe instalar en espacios lo suficientemente amplios y donde la salida de humos se pueda realizar en vertical y, a ser posible, sin codos. Si se tiene pensado instalar tubos para que el calor llegue a otras estancias, lo indicado es que la chimenea esté lo más centrada posible. Cuando se trate de una chimenea de gas, será imprescindible, además, realizar la conexión a la red de gas natural o de propano.

En el caso de chimeneas de bioetanol o eléctricas, no existe ninguna complicación, puesto que no es necesaria salida de humos. Se pueden instalar en cualquier espacio incluso sin necesidad de realizar obras.  

El precio de la mano de obra de una instalación dependerá del tipo de chimenea y del lugar en el que se vaya a instalar. Si no es necesaria instalación para la salida de humos, este apartado puede suponer alrededor de 200 € - 250 €

  • Instalar una chimenea de gas, con potencia de 5,5 kW cuesta alrededor de 3.000 €, material, equipo y mano de obra.
  • Instalar una chimenea eléctrica de pared de 2000 W tiene un precio aproximado de 500 €.
  • Instalar una chimenea suspendida de bioetanol en vidrio tintado templado tiene un precio de unos 3.000 €.
Construir una chimenea de obraConstruir una chimenea de obra

En este caso también hay diferencias a la hora de la instalación en pisos o en viviendas unifamiliares. El combustible es, de nuevo, el que marca las limitaciones. Cuando se trate de chimeneas de leña, en pisos en altura no se podrá instalar salvo que haya preinstalación de salida de humos. 

Cuando sea posible su instalación, y tanto si es de leña como de gas, es esencial que tanto el hogar como la salida de humos cumplan con la normativa en lo que se refiere a resistencia a las temperaturas y aislamiento.

Además, habrá que considerar el espacio disponible y el tipo de chimenea que se desea instalar: encastrada, semiencastrada o exenta. Estas últimas solo se pueden instalar en espacios amplios, puesto que sobresale completamente de la pared, mientras que las encastradas requieren de muros anchos o dobles tabiques. 

Y también hay que tener en cuenta la posibilidad de instalar elementos o accesorios para aumentar su eficiencia o mejorar la seguridad, como insertables, casetes o, mucho más sencillo y económico, un salvachispas de chimenea.

El coste medio para construir una chimenea de obra dependerá de su estilo y de si es encastrada o no. El precio de la mano de obra para este trabajo se situaría alrededor de los 500 €.

  • Construir una chimenea exenta de ladrillo convencional y refractario cuesta alrededor de 1.500 €.
  • Una chimenea semi encastrada de gas costará alrededor de 2.500 €, incluyendo salida de humos si no hay preinstalación.
  • Hacer una chimenea encastrada eléctrica tiene un coste de unos 500 €.
Trabajos de mantenimiento de chimeneasTrabajos de mantenimiento de chimeneas

El mantenimiento de la chimenea es fundamental para su funcionamiento óptimo. Este dependerá en buena medida del combustible. En el caso de las de leña, además del vaciado del cajón de las cenizas y la limpieza de los revestimientos y el cristal del casete, hay que deshollinar de manera periódica y revisar que no haya fisuras en los elementos refractarios. 

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) aconseja revisar y limpiar, si fuera necesario, dos veces por temporada. Sin embargo, dependerá del uso que tenga la instalación. Si se realiza de manera anual, lo ideal es hacerlo antes de que llegue el frío, cuando los conductos están secos. Mucho más frecuente debe ser el vaciado del cajón de las cenizas, la limpieza de los revestimientos y la del casete, si es que lo tiene. 

Una chimenea de gas tiene un mantenimiento más simple, ya que la combustión apenas genera residuos. El trabajo básico sería la limpieza periódica del conducto de evacuación y el interior de la chimenea, así como una revisión de las válvulas y la comprobación de que no hay fugas. 

Las chimeneas eléctricas y las de bioetanol, por sus especiales características y el tipo de combustible o energía que usan, no necesitan apenas mantenimiento.

  • Deshollinar una chimenea con un tiro de 4 metros cuesta alrededor de 120 €.
  • La limpieza de una salida de humos de gas se sitúa alrededor de 90 €.
  • Una revisión completa y limpieza de una chimenea de leña tiene un precio cercano a los 200 €.

Detalles que no hay que pasar por alto antes de elegir una chimenea

Revisar la normativa

Lo primero que se debe tener en cuenta es que las chimeneas que necesitan salida de humos están sometidas a una estricta normativa, el Código Técnico de la Edificación (CTE) y el Reglamento de Instalaciones Térmicas (RITE), que determinan las características que debe cumplir la instalación. No solo eso, también habrá que tener en cuenta si las ordenanzas urbanísticas municipales ponen algún tipo de limitación. 

Comprobar si se necesitan permisos

En el caso de edificios, una chimenea que requiera salida de humos solo se podrá instalar en últimas plantas, bajo cubierta y con cámara de aire. Pero siempre se debe hacer con el permiso de la comunidad, ya que será necesario modificar un elemento común como es el tejado. Y en cualquier caso, también en viviendas unifamiliares, será necesario solicitar el permiso de obra correspondiente o presentar actuación comunicada. 

Elegir un combustible según las necesidades de la vivienda

Es un aspecto imprescindible. En primer lugar, hay que tener en cuenta si se va a tratar de una chimenea meramente decorativa o destinada a calefacción. En segundo lugar, la posibilidad o no de instalar salida de humos, por ejemplo, en el caso de las de leña. En tercer lugar, habrá que valorar si hay espacio para almacenar el combustible. Finalmente, en la elección también se debe tener en cuenta la facilidad de suministro de ese mismo combustible, especialmente gas y leña.

Estos aspectos determinarán si es factible o recomendable instalar una chimenea para leña o gas o decantarse por una de bioetanol o eléctrica.

Chimeneas y salidas de humo

Las salidas de humos deben cumplir una serie de requisitos para realizar la evacuación correctamente y cumplir la normativa. Si lleva tubos, deben ser circulares en el interior y tener suficiente diámetro. Por otra parte, los tubos no pueden discurrir cerca de materiales inflamables ni por conductos de ventilación.

Tanto en el caso de tubos como si se trata de una salida de ladrillo, el material debe soportar las temperaturas del humo, estar convenientemente aislado y ser resistente al fuego. Además, conviene evitar codos o, al menos, que estos tengan menos de 45º. 

Respecto a la salida en la cumbrera, debe sobresalir 1 m y respetar unas distancias mínimas a ventanas, otros elementos del tejado y edificios colindantes. Si esos edificios están a menos de 10 m, el remate debe sobresalir 1 m respecto a su altura. Si la distancia es mayor de 10 m, bastará con que el remate esté por encima.

En caso de que no sea posible instalar salida de humos, la alternativa son chimeneas que no las necesiten, como una chimenea eléctrica o las de bioetanol.

Espacio disponible para la chimenea

Es una cuestión fundamental, ya que sobre todo una chimenea de obra para leña o gas necesita un hueco amplio, al menos de 70 cm de anchura, además de requerir espacio libre a su alrededor. También hay que medir muy bien cuando la intención es instalar una chimenea de doble cara, independientemente del combustible que emplee. 

Menos problemáticas será una chimenea de bioetanol o eléctrica, que suelen ser más estrechas, puesto que no necesitan salida de humos.

¿Dónde se puede ubicar?

Dependerá del tipo de chimenea. Si es de obra y de leña, se deberá tener siempre en cuenta la facilidad para hacer una salida de humos adecuada. También es importante elegir una ubicación que facilite en la medida de lo posible que el calor pueda repartirse de la manera más uniforme posible por la estancia. En viviendas de dos plantas lo normal es instalarlas en la planta baja, puesto que el calor tiende a subir.

En el caso de las chimeneas que no necesitan salida de humos, hay muy pocos condicionantes a la hora de su instalación, aunque conviene que estén en un lugar despejado para que el calor se pueda distribuir.

¿Qué hay que saber acerca de las chimeneas?

¿Cuál es el combustible más económico para una chimenea?

El combustible más económico es la leña. Al mes, teniendo en cuenta su precio de0,15 € el kilo, supondrá un gasto de 56 € aproximadamente para calentar una vivienda. 

Además, es recomendable que tenga insert metálico, caja metálica que recubre la zona de encendido. Esta opción es más eficiente, ya que emite hasta el 75% del calor generado.

¿Cuál es la solución para las chimeneas que sacan humo a la casa?

Los motivos por el que una chimenea expulsa el humo dentro de la casa pueden ser variados: por falta de limpieza de la chimenea, uso de leña muy verde o mojada, leña de baja calidad, etc. Por lo tanto, es conveniente deshollinar como mínimo una o dos veces al año la chimenea y utilizar la leña adecuada, evitando poner troncos muy gruesos y grandes cantidades.

El tiro o recorrido de la chimenea puede ser otro motivo por el que se deberá llamar a un profesional para hacer las comprobaciones de inclinación y estado de los conductos y empalmes.

¿Qué diferencia hay entre un insert y un casete de chimenea?

Ambos se suelen confundir, puesto que se instalan en el interior de las chimeneas. Sin embargo, entre ellos existen diferencias. La principal es el sistema en el que se distribuye el calor. Un insert para chimenea cuenta con ventiladores que empujan el aire hacia el exterior mediante tubos y una válvula regulable para mejorar la combustión. Además, el aire se puede canalizar para que llegue a varias estancias. Su instalación es más sencilla, se suele hacer en chimeneas de obra a construidas.

Mientras tanto, el casete para chimenea, el aire se distribuye de manera natural hacia arriba y se vale del tiro de la instalación para evacuar humos, sin válvula que lo apoye. 

¿Qué es mejor, una chimenea eléctrica o de bioetanol?

Ambas son una buena alternativa a las chimeneas de leña o gas cuando no se puede instalar una salida de humos. Son seguras y muy decorativas, pero tienen algunas diferencias. El bioetanol es un combustible muy eficiente y genera llamas naturales, pero es necesario contar con espacio para almacenar combustible y rellenar el depósito. Por otra parte, no es necesaria ningún tipo de conexión, por lo que se pueden instalar en cualquier sitio.

Las chimeneas eléctricas no requieren de tanta atención ni necesitan ventilación y se pueden usar tanto en modo decorativo como para calefacción, pero solo modelos más caros reproducen con cierta fidelidad las llamas. Aunque su consumo es menor, hay que tener en cuenta el precio de la electricidad.