¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?
En menos de un minuto y gratis

Pide precio de placas solares online. Servicio totalmente gratuito y sin compromiso. Tendrás varios presupuestos de placas solares de los mejores profesionales para comparar.

Precio de Placas Solares

¿Cuánto cuesta un trabajo de Placas Solares?

El precio medio es de

7.573 €
Desde 500 € Es el precio más barato de placas solares
Hasta 28.000 € Precio máximo que nos han indicado los profesionales para los trabajos de placas solares

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores como la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

Para obtener un presupuesto personalizado:

En esta guía

Precios de placas solares

Tipo de placas solares Precio Características
Placas solares térmicas para vivienda unifamiliar 6.000 €Vivienda de 150 m², 1 placa solar de 2 m²
Paneles solares fotovoltáicos para vivienda unifamiliar 6.800 €Vivienda de 150 m², 15 placas y 30 kw
Placas solares térmicas para comunidad de 20 vecinos 70.000 €Edificio de 2.500 m², 20 placas de 2 m²
Paneles solares fotovoltáicos para comunidad de 20 vecinos 28.000 €Edificio de 2.500 m², 50 de placas y 100 kw
Mantenimiento de placas solares térmicas 500 €20 placas

Estos precios son orientativos y pueden variar en función de varios factores según el tipo de trabajo

Información útil
  • El coste medio de la instalación de placas solares térmicas para suministrar ACS a una vivienda en la que residan 4-5 personas puede situarse alrededor de los 3.000 € de media. En el caso de paneles solares fotovoltaicos para el autoconsumo, el precio puede elevarse a los 9.000 €

    En cualquiera de los casos, la potencia de los paneles, sus características técnicas o incluso la marca pueden hacer que ese coste varíe sensiblemente.

  • Un día
  • Dificultad: Media

Precios y tipos de placas solares

Paneles solares fotovoltáicos

Paneles solares fotovoltáicos

Los paneles fotovoltaicos lo que hacen es recoger la energía procedente de la radiación solar y la transforman en energía eléctrica. Se trata de una instalación compleja con diferentes elementos:

  • Colectores solares: están recubiertos de silicio, que puede ser monocristalino (más eficiente) o policristalino. Esas células de silicio atrapan la radicación solar, incluso en días nublados y la transforman en una corriente eléctrica continua.
  • Acumuladores o baterías: son los que almacenan la energía generada. Los hay de diferente tipo según el uso y las dimensiones de la instalación
  • Inversor: es el que transforma la energía generada en corriente alterna para que pueda emplearse en el inmueble.
  • Regulador de carga: es el que evita sobrecargas.
  • Contador bidireccional: se encarga de medir la energía eléctrica que se consume de la red general, pero también la que el usuario vierte en la red general, es decir, la que se vende, ya que los sistemas que funcionan mediante paneles fotovoltaicos pueden estar conectados a la red general para vender el  excedente producido.

En lo que respecta al coste de estos sistemas, la instalación de paneles fotovoltaicos para un consumo de unos 4.500 kWh por año, con 17 paneles de alto rendimiento de 300 Wp y marca LG cuesta alrededor de 10.000 €. Esa instalación, pero con 19 paneles policristalinos de 270 Wp tendría un coste aproximado de 9.500 €.

Por otro lado, instalar placas fotovoltaicas para una vivienda con un consumo aproximado de 360 kWh al mes, con 17 paneles de 320 W de potencia puede costar alrededor de 9.000 €

Placas solares térmicas

Placas solares térmicas

En el caso de los paneles solares térmicos, su función es la de calentar agua para suministrar al inmueble ACS, aunque también se pueden emplear en sistemas de calefacción mediante tuberías de agua caliente. Sus elementos son diferentes a los de los paneles fotovoltaicos. En este caso hay tres elementos básicos:

  • Captadores: pueden ser colectores o planos o de tubos de vacío y son los dispositivos que captan los rayos solares y transforman esa energía en calor, que llega al calentador mediante un fluido caloportador, normalmente agua con anticongelante.
  • Acumulador: es un depósito donde se acumula el agua. Suele contar con un dispositivo de apoyo para calentar el agua cuando la placa solar no es suficiente.
  • Circuito: es el que sirve para abastecer de ACS baños y cocina o alimentar el sistema de calefacción, para lo que es necesaria una bomba de circulación. 

Las placas solares térmicas pueden trabajar en conjunto y servir de apoyo a otras instalaciones, como es el caso de calentadores eléctricos o sistemas de calefacción mediante radiadores o suelo radiante, especialmente por aerotermia o geotermia.

Instalar dos paneles solares térmicos de alto rendimiento con termosifón para suministrar ACS a una vivienda unifamiliar en la que residen 5 personas costaría alrededor de 3.000 € con instalación. Ese mismo sistema, pero con un único panel para cubrir las necesidades de 1-2 personas, costaría alrededor de 2.400 €

Colectores solares con termosifón de 20 tubos y acumulador de 200 litros, para 4-6 personas, tiene un coste aproximado de 1.200 € sin instalación. La mano de obra sumaría entre 1.000 € y 1.200 € más.

Qué tener en cuenta a la hora de escoger placas solares

Preguntas frecuentes sobre paneles solares

¿Cuál es la vida útil de los paneles solares?

Puede variar sensiblemente. En el caso de los paneles solares fotovoltaicos, la media se calcula alrededor de los 25 años, sin embargo, tanto las condiciones climatológicas como el mantenimiento pueden influir de forma importante. Con unos buenos cuidados, su vida se puede prolongar incluso hasta los 35 años.

De manera general, se estima que los paneles monocristalinos y  policristalinos se degradan a un ritmo aproximado de un 0,5% al año, lo que incide en su rendimiento. 

Respecto a las placas solares térmicas, su periodo de vida útil se sitúa alrededor de los 10 años, como mínimo.

¿Qué mantenimiento necesitan las placas solares? 

El mantenimiento de las placas solares no es complicado. Es conveniente limpiar su superficie con agua y un producto no abrasivo o jabón neutro, siempre con esponja y  mucho cuidado para no dañar la superficie. Es una limpieza que conviene realizar, al menos, dos veces al año. Es importante tener en cuenta que la suciedad acumulada en los paneles puede provocar pérdidas por encima del 5%.

Además de la limpieza, es necesario realizar una revisión anual de los paneles para comprobar que no hay grietas ni desperfectos y que tanto las células como el resto de los elementos que conforman el sistema, ya sean inversores, baterías o acumuladores, están en perfecto estado. 

¿Cuántas placas solares se necesitan para abastecer una vivienda?

Los cálculos pueden ser complejos ya que, por un lado, es necesario calcular las necesidades de ACS de la vivienda si son placas térmicas, o el gasto en electricidad si se trata de placas fotovoltaicas. A ello hay que sumar las horas de sol y el pico de radiación solar, así como la potencia de los paneles. Por ello, conviene que sea un instalador de placas sociales quien se encargue de los cálculos.

En líneas generales, se puede calcular dividiendo el consumo de la vivienda entre las horas pico de sol y el resultado entre la potencia de las placas. Así, para un consumo de 10.000 kW/año en una zona con 1.800 horas de sol se necesitarían 5.500 W. Divididos entre placas solares de 320 W el resultado serían unas 17 placas

Para calentar el agua, cuando se trata de paneles térmicos, dos paneles pueden ser suficientes para cubrir las necesidades de una familia.

¿Cuánto tiempo se tarda en amortizar la inversión de las placas solares? 

Depende de varias cuestiones. Por un lado, la posibilidad de acogerse a ayudas y subvenciones acorta sensiblemente los periodos de amortización. Por otro, hay que tener en cuenta la diferencia entre placas solares fotovoltaicas y térmicas.

En el caso de los paneles fotovoltaicos, se calcula que el periodo de amortización se sitúa alrededor de los 7-8 años. Pero este puede variar sensiblemente dependiendo de la irradiación solar de la zona, ya que si es baja será necesario instalar más elementos y, por tanto, la inversión será mayor. Al contrario, si se venden los excedentes de energía generados, el plazo de amortización se puede reducir sensiblemente.

En el caso de paneles solares térmicos, el periodo de amortización dependerá también de varios factores. Puede acortarlo, por ejemplo, si se usan sistemas de calefacción de baja temperatura que hagan innecesario el uso de calderas o calentadores eléctricos. El precio del gas y la electricidad y su variación también puede determinar el plazo de amortización. 

¿Qué es la compensación por excedentes en los paneles fotovoltaicos?

Es el proceso por el que se puede vender a la compañía comercializadora de electricidad la energía producida por paneles solares fotovoltaicos que no se consume. Se debe tener, eso sí, un contador bidireccional y la potencia de las placas no podrá superar los 100 kW.

Desde la publicación del Real Decreto 244/2019 sobre el autoconsumo no es necesario darse de alta como productor de electricidad, de modo que el trámite es más sencillo, simplemente se debe solicitar una tarifa de luz con venta de excedentes habilitada. Su venta, por otra parte, está sujeta a un impuesto de un 7% sobre el precio de venta.

Ventajas de instalar placas solares

Valora esta guía

Nota media: 4.2 estrellas

38 votos realizados

28.952 personas ya han solicitado presupuesto para placas solares

Precios por categoría
Precios relacionados
Registrate
¿Eres un profesional?

Contacta al instante con personas que buscan en tu zona a profesionales expertos en construcción, reformas, instalaciones, mudanzas, arquitectos, etc.