habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Reformar una Casa

550 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de reformas viviendas: 460 €/m² - 650 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de reformas viviendas.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de reformas viviendas.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de reformas de viviendas

Tipo de reformaPrecio
Reformar vivienda 100 m²
60.000 €
Reformar vivienda 120 m²
72.000 €
Reforma parcial de vivienda 130 m²
36.000 €
Reforma integral de vivienda 150 m²
90.000 €
Reforma de vivienda con calidades bajas-medias por m²
Entre 400 y 600 € m²
Reforma de vivienda con calidades medias-altas por m²
Entre 600 y 800 € m²
Reforma de vivienda con calidades altas por m²
Entre 800 y 1.000 € m²
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 256,570solicitudes de presupuesto de reformas viviendas
+ 80,331profesionales de reformas viviendas
+ 70,534opiniones verificadas de reformas viviendas

Cómo planificar la reforma de una vivienda

Información útil

La reforma integral de una casa tiene un precio medio de entre 400 €-650 €/m²

El precio variará en función del tipo de obra, del estado de la vivienda y de la calidad de los materiales y acabados. En cualquier caso, a la hora de reformar una casa es importante contar con el contrato de ejecución y con los permisos de obra correspondientes.

  • 1-6 meses
  • Dificultad: Alta
arrow

¿Cuánto cuesta reformar una vivienda?

Reforma integralReforma integral

En el coste de una reforma integral de una casa entran en juego muchos factores, ya que será necesario solicitar licencia y en algunos casos redactar proyecto. También influirá si hay redistribución de espacios o no. En el caso de la reforma integral de una vivienda de 80 m², un presupuesto aproximado incluiría, entre otras, estas partidas:

  • Licencia: a partir de 700 €, dependiendo del presupuesto reflejado en el proyecto.
  • Eliminación de tabiques y revestimientos: 3.000 € (alrededor de 15 €/m²).
  • Revestimientos para cocina y baño y suelos: 5.000 €.
  • Trabajos de albañilería: 8.000 € (en torno a 17-20 €/hora).
  • Carpintería exterior e interior: unos 5.000 €.
  • Fontanería, calefacción y electricidad: alrededor de 10.000 €.
  • Electricidad: alrededor de 3.000 €, aunque puede variar sensiblemente según el número de puntos de luz y la calidad de los materiales.
  • Calefacción: cuesta unos 3.500 €, con una caldera de potencia y calidad medias.
  • Pintura: 1.500 € (el coste puede variar desde unos 4 €/m² las pinturas lisas a los 15 €/m² de las decorativas.
  • Mobiliario: el mobiliario de cocina y baño, incluyendo electrodomésticos y sanitarios puede suponer un gasto aproximado de 6.000 €.

A ello habría que sumar algunos gastos de menor envergadura a la hora de reformar una casa. Así, el coste total de la reforma integral de la vivienda se situará a partir de los 40.000 €. El coste, esos sí, puede variar notablemente según los materiales elegidos para reformar una casa. 

Reforma parcialReforma parcial

Las reformas parciales en una casa pueden ser muy variadas y del tipo de obra que se trate y los materiales utilizados dependerá en buena medida el coste. Hay que tener en cuenta, además, que para la mayoría de reformas de este tipo no es necesario contar con proyecto ni solicitar licencia. Algo que mucha gente desconoce cuando se pone manos a la obra a reformar una casa.

Algunos ejemplos podrían ser los siguientes:

  • Renovar baño: con cambio de revestimientos, nuevos sanitarios y renovación de fontanería, el coste para un baño de unos 4 m² estaría alrededor de los 3.500 €.
  • Renovar cocina: sin incluir mobiliario, el coste para una cocina de unos 8 m² estaría alrededor de los 7.000 €.
  • Cambiar ventanas: el coste estaría a partir de 1.500 €, aunque dependiendo del tipo de ventana el coste puede, incluso, triplicarse.
  • Cambiar el suelo: dependerá del tipo de suelo elegido. El porcelánico cuesta entre 10 € y 40 €/m²; el parquet, entre 30 y 80 €/m²; y el laminado, a partir de 10 €/m². A ello habría que sumar la mano de obra, entre 10 y 25 €/m².

  • Pintura: pintar en la reforma de una casa un hogar de unos 100 m² cuesta, de media, alrededor de 800 €. Si hay que alisar paredes o se trata de pinturas decorativas, el coste puede duplicarse.

Las preguntas más frecuentes a la hora de reformar una vivienda

¿Conviene pedir un préstamo para una reforma?

Todo depende. Si no se dispone de liquidez suficiente para afrontar los gastos derivados de una reforma total o parcial de una vivienda, cabe la posibilidad de solicitar un préstamo. Pero si la cantidad es muy elevada, otra opción es hipotecar o ampliar la hipoteca (si es posible). Hay que tener en cuenta que los intereses que cobran las entidades bancarias suelen ser menores en el caso de hipotecas que en el de préstamos al consumo. Todo ello, sin olvidar que el plazo de amortización es más largo.

En el caso de solicitar hipoteca para reformar una casa, se suelen pedir requisitos como que las obras de reforma abarquen al menos el 50% de la vivienda y que el proyecto esté visado por el colegio correspondiente.

En cualquier caso, no hay que olvidar que el precio del inmueble en el mercado se habrá incrementado tras la reforma, por lo que los intereses pagados por el préstamo o la hipoteca siempre podrán amortizarse con el tiempo. 

¿Se puede solicitar alguna ayuda estatal o autonómica para reformar la vivienda?

Tanto la Administración Central como las autonómicas ofrecen de manera periódica ayudas y subvenciones para determinados trabajos de reforma en las viviendas, especialmente relacionados con la mejora de la eficiencia energética y la accesibilidad.

Las comunidades ofrecen los llamados ‘planes renove’ para la sustitución de viejas ventanas por otras más aislantes, de calderas por otras más eficientes o para trabajos de aislamiento de fachadas. No hay fechas fijas de convocatoria, por lo que conviene informarse antes de lanzarse al trabajo puro y duro de reformar una casa. 

Por otra parte, los plantes estatales de rehabilitación de viviendas, de carácter trianual (actualmente está vigente el plan 2018-2021), contemplan toda una serie de trabajos sujetos a subvención: mejora de la envolvente térmica, instalaciones de calefacción, aislamiento térmico, movilidad, conservación, instalación de ascensores y otros dispositivos de movilidad, etc.

De estos planes pueden beneficiarse propietarios de viviendas individuales o edificios y comunidades, entre otros. Para ello es necesario cumplir una serie de requisitos que pueden referirse a la antigüedad del inmueble o el nivel de renta, entre otros. La cuantía, por otra parte, puede ser variable. Además, se suele solicitar la licencia de obras, el presupuesto y el proyecto, entre otros documentos de forma previa a reformar una casa. 

¿Cómo se pueden abaratar los costes en la reforma de una vivienda?

Es posible reducir los costes de las obras, especialmente en el caso de que se trate de una reforma integral de la vivienda. El primer paso imprescindible es planificar con detalle lo que se quiere al tomar la decisión de reformar una casa. La improvisación suele suponer gastos con los que no se contaba.

Además, si se aprovecha para hacer varias mejoras a la vez quizá no se ahorre en el momento, pero sí en el futuro. Es el caso, por ejemplo, de la cocina o el baño. Si se van a cambiar los revestimientos, conviene renovar la fontanería. De esta manera se evitarán problemas como deterioro o fugas que puedan obligar a levantar suelos o paredes en poco tiempo.

Algo parecido ocurre con las ventanas. Aprovechar la reforma de la vivienda para cambiarlas por unas que aíslen más supondrá un ahorro económico en el futuro.

También en los materiales y acabados se puede ahorrar al reformar una casa. La gama entre la que se puede elegir es infinita, por ello, es fácil encontrar materiales como pavimentos o azulejos muy parecidos pero a distintos precios. Otra opción es aprovechar ofertas de restos de stock, que suelen salir a precios muy económicos. 

Y, además de todo ello, es imprescindible solicitar diferentes presupuestos y comparar. La diferencia entre unos profesionales y otros puede ser significativa cuando se trata de reformar una casa. 

¿Cuánto puede variar el coste de una reforma de una región a otra?

La variación puede ser notable teniendo en cuenta que no se trata solo de mano de obra, sino también del precio de los materiales empleados en la reforma e incluso el coste de las licencias necesarias o proyectos para poder realizar algunos trabajos de mayor envergadura. 

De esta manera, la diferencia de precios en algunos casos al reformar una casa puede estar por encima del 20%. Y esta diferencia no solo de da por regiones o provincias, en grandes ciudades los trabajos suelen ser más caros.

¿Cuánto tiempo se tarda en reformar una casa por completo?

El tiempo puede variar según las dimensiones de la vivienda y el tipo de trabajos que se vayan a realizar. La reforma completa de una vivienda de unos 100 m² puede llevar, de media entre tres y cuatro meses. En algunas circunstancias, o si surge algún imprevisto, esos trabajos podrían prolongarse incluso seis meses.

¿Qué es más barato construir o reformar?

El precio de construir o reformar un hogar puede variar considerablemente dependiendo de una serie de factores. En general, la reforma suele ser más económica que la construcción desde cero, especialmente si se trata de cambios no estructurales o de renovación de ciertos espacios. Sin embargo, en algunos casos, especialmente cuando la vivienda requiere cambios estructurales importantes, puede resultar más económico derribar y reconstruir.

Es importante considerar que, además de los costes directos de construcción o reforma, existen otros factores que pueden influir en la decisión, como el valor sentimental de la casa, la ubicación, el tiempo que se dispone para el proyecto y las preferencias personales.

Por lo tanto, es fundamental:

  • Evaluar el estado actual de la vivienda.
  • Definir claramente las necesidades y expectativas.
  • Obtener varios presupuestos de profesionales de confianza.
  • Considerar la posibilidad de solicitar un préstamo o buscar ayuda estatal o autonómica para financiar el proyecto.

Finalmente, es crucial tener en cuenta que cada caso es único y requiere un análisis cuidadoso para tomar la decisión que mejor se adapte a las circunstancias y al presupuesto disponibles.

¿Cuánto cuesta reformar una casa vieja?

El precio de reformar una casa vieja puede variar ampliamente dependiendo de varios factores. Según algunas fuentes, reformar una casa de pueblo puede costar entre 300 €/m2 a 400 €/m2. Para una casa de dos plantas y una superficie de 120 m², el coste puede rondar en torno a los 80.000 €, pero la calidad de los acabados y materiales puede llevar el precio por encima de los 100.000 euros de media.

Es importante tener en cuenta que estos precios son solo estimaciones y el coste total de la reforma de una casa de pueblo puede variar dependiendo de la situación específica de la vivienda, la complejidad de la reforma, los materiales utilizados y otros factores. Es por esto que siempre se recomienda obtener varios presupuestos antes de comenzar el trabajo.

Además, algunos trabajos en particular, como la albañilería, pueden tener un coste medio estimado de alrededor de 6.000 euros de media.. Este precio se estima para una reforma integral de una casa de pueblo de 150 metros cuadrados, aunque también habrá que tener en cuenta la calidad del material utilizado.

¿Cuánto cuesta reformar una casa de 70 metros cuadrados?

Reformar una casa de 70 metros cuadrados implica diversos costos que pueden variar según el alcance de la reforma y los materiales utilizados. Si hablamos de una reforma integral, los precios pueden oscilar entre los 18.000 y 30.000 euros de media. Este presupuesto puede incluir la renovación del sistema eléctrico, que según algunas estimaciones podría rondar entre los 5.000 y 6.900 euros.

Además, si se consideran trabajos específicos como la reforma de la cocina o el baño, los costos pueden ser de entre 3.500 y 7.000 euros. Sin embargo, estos precios pueden variar en función de diversos factores, tales como la calidad de los materiales y la ubicación geográfica.

Algunas empresas de reformas proporcionan herramientas para calcular un presupuesto personalizado según las necesidades específicas de cada cliente, lo cual puede ser muy útil para tener una idea más precisa del costo total de la reforma.

Recuerda: estos precios son estimativos y pueden variar según cada caso. Por tanto, es recomendable siempre solicitar varios presupuestos antes de tomar una decisión.

¿Cuánto cuesta reformar una casa de 90 metros cuadrados?

Para reformar una casa de 90 metros cuadrados, los precios pueden oscilar significativamente dependiendo de los trabajos requeridos y materiales utilizados. Según varias fuentes, el coste puede variar entre 20,000 y 40,000 euros para una reforma integral. Sin embargo, esta cifra puede aumentar si se opta por materiales de alta calidad o acabados personalizados.

Materiales de construcción: Representan aproximadamente el 60% del precio total, dependiendo de la calidad y tipo de materiales seleccionados.

Mano de obra: Constituye alrededor del 40% del precio total.

Es importante tener en cuenta que estos precios son solo estimaciones y pueden variar dependiendo de factores específicos como la ubicación de la vivienda y la complejidad de la obra. Por lo tanto, siempre es aconsejable obtener varios presupuestos antes de comenzar con la reforma.

¿Qué se incluye en una reforma?

En una reforma pueden incluirse una variedad de trabajos que varían dependiendo de las necesidades específicas de la casa y de los objetivos de la reforma. Algunos de los elementos que pueden incluirse son:

  • Renovación estructural: Esta puede implicar cambios en la distribución de la vivienda, como la eliminación o adición de paredes, la ampliación de espacios o la modificación de la disposición de las habitaciones.

  • Actualización de instalaciones: Este aspecto de la reforma puede incluir la actualización de la instalación eléctrica, la sustitución de las tuberías de agua o la instalación de un sistema de aire acondicionado.

  • Reforma de interiores: Este tipo de reforma puede incluir la actualización de los acabados interiores, como los suelos, las paredes, los techos y la iluminación. También puede incluir la renovación de la cocina o del baño.

  • Mejora de la eficiencia energética: Esta parte de la reforma puede incluir la instalación de ventanas con mejor aislamiento, la mejora del aislamiento de los muros o la instalación de placas solares.

  • Trabajos de pintura y decoración: Este aspecto de la reforma puede incluir la pintura de las paredes y techos, la selección de nuevos muebles y la decoración de los espacios.

  • Trabajos exteriores: En algunos casos, la reforma también puede incluir trabajos en el exterior de la casa, como la renovación de la fachada, la mejora del jardín o la instalación de una nueva terraza.

Es importante destacar que los costos de estos trabajos pueden variar en gran medida dependiendo de la magnitud de la reforma, la calidad de los materiales utilizados y la región en la que se encuentre la vivienda. Para obtener una estimación más precisa, se recomienda solicitar varios presupuestos personalizados.

¿Cuánto cuesta restaurar una casa?

Calcular el precio de restaurar una casa es una tarea que varía en función de muchos factores. Por ejemplo, el estado actual de la casa, el alcance de la restauración necesaria y los materiales que se elijan para la restauración. Como referencia, una restauración completa de una casa antigua puede costar entre 100,000 y 500,000 euros. Sin embargo, si la casa solo requiere trabajos como pintura y pequeñas reparaciones, el precio será mucho menor.

Además, también es importante tener en cuenta que el costo de restauración puede variar dependiendo de la ubicación de la casa y de las tarifas de los profesionales o empresa de reforma contratada para realizar la obra. 

Es importante recordar que estos precios son solo estimaciones y pueden variar en función de cada caso concreto. Por lo tanto, siempre es recomendable solicitar varios presupuestos antes de tomar una decisión. Alguna empresa de reforma ofrecen herramientas para calcular un presupuesto personalizado en función de las necesidades específicas de cada cliente, lo que puede ser muy útil para obtener una idea más precisa del costo total de la restauración.

Recomendaciones para que la reforma de una vivienda sea un éxito

Conocer la vivienda

Antes de comenzar los trabajos es necesario acometer un proceso de reflexión y decidir cuáles son los mejores cambios que se pueden hacer en la vivienda. En caso que sea necesario hacer concesiones para corregir defectos, es importante asegurarse que los cambios responden a una necesidad concreta. Reflexiones muy a tener en cuenta al reformar una casa. 

Mejoras desde el interior

Es importante asegurarse que se respeta la integridad del inmueble. Si se reforman cocinas o baños es importante sustituir también las conducciones de agua para evitar roturas a medio plazo. Lo mismo sucede con las conducciones eléctricas. Siempre que se modifiquen las conducciones es recomendable adaptarlas a la normativa vigente.

No siempre hay que sustituir

Poner todo nuevo no siempre es la mejor opción. En caso de que las calidades originales del inmueble sean de calidad, es posible rehabilitar los mismos en lugar de sustituirlos. Obviamente esto depende de lo dañados que se encuentren. Un ejemplo sería el pulido de suelos, rehabilitación de maderas nobles y el acuchillado de parquet.

Pasos previos a las obras de la reforma de la casa

Definir las necesidades al reformar una casa

El primer paso en cualquier reforma es la definición de las necesidades y requerimientos de la reforma. Es importante anticiparse a cambios previsibles en el uso de la vivienda, como cambios en el número de habitantes, adaptación para niños o personas mayores, etc. Lo mejor al pensar en reformar una casa es hacer una lista con todos los aspectos importantes y tratar de visualizarlos en un plano. Una vez definidas estas prioridades, es el momento de comenzar a consultar a los profesionales, quienes pueden ayudar a perfeccionar esta visión y con los objetivos que se busquen al reformar una casa. 

Cambios en la distribución al reformar una casa

Si la reforma requiere cambiar la distribución de la vivienda lo mejor es recurrir a bocetos y planos. En el proceso surgirán muchas dudas y las limitaciones de la vivienda se harán manifiestas. ¿Es posible ampliar esta habitación? ¿Se puede hacer un aseo en esta parte? ¿Es posible cambiar la cocina de sitio al reformar una casa? La distribución actual de la vivienda y la localización de las canalizaciones serán determinantes. Tantos los interioristas como los arquitectos son expertos en estas materias y en todo lo que tenga que ver con reformar una casa. 

Comparar presupuestos, necesario para reformar una casa

Una vez que se han definido las necesidades y trabajos a realizar en la reforma hay que buscar presupuestos. El mercado es libre y cada profesional puede ofrecer una valoración diferente por reformar una casa. Es importante comparar y no decidir basándose únicamente en el precio. Hay que comparar la calidad de los materiales, plazos de entrega y garantía que se ofrece por los trabajos. También en ocasiones es importante dejarse llevar por la intuición y confiar en el trabajador que inspira una mayor confianza cuando se trata de reformar una casa. También es posible pedir referencias a clientes anteriores.

Contratos por adelantado

Antes de que comiencen los golpes hay que firmar un contrato por los trabajos. Un contrato de obra con un presupuesto adjunto es la mejor garantía en caso de que surjan desavenencias o situaciones imprevistas. También es oportuno, al reformar una casa, pedir al contratista que contrate un seguro de responsabilidad civil que cubra daños o percances que puedan suceder.

Sonsoles Jiménez

Sonsoles Jiménez

Sonsoles es redactora de Contenidos en habitissimo. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializada en información de actualidad relacionada con hogar, reformas y estilo de vida. Su trabajo se centra en ofrecer contenidos útiles, completos y fáciles de comprender para todo el mundo.

Ver perfil