habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Reformar salón: Precio y Presupuestos

3.500 €/udPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de reformar salón: 1.300 €/ud - 5.800 €/ud

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de reformar salón.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de reformar salón.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de reformar salón

Tipo de reformaPrecioCaracterísticas
Reforma integral de salón
7.500 €
25 m²
Construir librería de pladur
800 €
3 x 2 m
Cambiar suelo del salón
800 €
Pavimento de gres esmaltado, 25 m²
Pintar paredes del salón
600 €
60 m²
Instalar suelo radiante
1.000 €
25 m²
Decorar salón
3.500 €
30 m²
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 256,642solicitudes de presupuesto de reformar salón
+ 80,341profesionales de reformar salón
+ 70,544opiniones verificadas de reformar salón

Información útil

El precio de reformar un salón variará dependiendo del tipo de trabajo que se haga en él. Si es una reforma completa, el coste puede superar los 2.000 €. Si se trata de pintar o empapelar, dependiendo de las medidas del salón, el trabajo costaría a partir de los 300 €

  • Dificultad: Media
arrow

Gestión de los espacios en la reforma del salón

Integración de espaciosIntegración de espacios

Cuando se trata de reformar salones pequeños, una buena solución pasa por eliminar el máximo de tabiques posible, integrando diferentes espacios. De esta manera, se puede combinar en un solo espacio el comedor y el salón, o el comedor y la cocina. Es algo que ayudará a ampliar la sensación espacial, aunque requiere de unas obras complejas, ya que será necesario tirar paredes y hacer una redistribución de las instalaciones básicas, es decir, fontanería y electricidad.

División de los ambientesDivisión de los ambientes

En el caso de salones de grandes dimensiones, se pueden crear diferentes ambientes. Y es posible hacerlo de maneras diferentes. La más tradicional es separar con tabiques, pero no es la única. Se puede hacer también un salón a dos niveles o colocar un tabique solo hasta media altura para separar la zona de comedor de la de estar. Otra posibilidad es jugar solo con el mobiliario, poniendo estanterías o biombos como separadores.

Consejos al reformar el salón

Planificar los usos y la distribución

A la hora de plantearse cómo reformar el salón conviene tener en cuenta aspectos como sus dimensiones y su forma, ya que determinarán la distribución del mobiliario. Hay salones que permiten crear dos ambientes diferenciados, para comedor y zona de estar. En cambio, cuando no hay mucho espacio es conveniente optimizarlo para aprovecharlo al máximo.

La distribución del mobiliario es esencial para conseguir comodidad y también para darle al comedor la funcionalidad que se busca. A veces bastan pocos muebles pero bien distribuidos. En cualquier caso, es una cuestión que se debe plantear antes de reformar el salón. 

Aprovechar la reforma para mejorar las instalaciones

Cuando se reforma el salón, normalmente, se cambian suelos y revestimientos. Es el mejor momento, por ello, para realizar trabajos que repercutirán en la eficiencia energética de la estancia. Se pueden cambiar las ventanas por otras más eficientes. Y también se puede aprovechar para instalar suelos radiantes o un sistema de calefacción más eficiente.

También habrá que aprovechar para renovar la instalación eléctrica y cambiar los puntos de luz pensando en una nueva distribución de la iluminación o del mobiliario.

Hablar con un interiorista o decorador

Una vez que se ha decidido reformar el salón es aconsejable buscar el asesoramiento de un profesional. Interioristas y decoradores ofrecerán las mejores soluciones no solo para crear un espacio acogedor, sino también para sacar el máximo partido al espacio a la luz natural que tenga la estancia y a la distribució y elegir la mejor decoración.

En caso de que se vayan a modificar tabiques conviene contar con los servicios de un arquitecto. No siempre es posible tirar paredes, por ejemplo, cuando se quiere reformar un salón pequeño para darle el espacio de una habitación anexa. Es imprescindible antes analizar la estructura.

Comparar precios y presupuestos

El precio de reformar el salón dependerá de muchos factores: si se va a mejorar el aislamiento o las instalaciones, si se va a cambiar la distribución o si simplemente se van a renovar suelos y paredes. Por ello es recomendable solicitar varios presupuestos y compararlos.

Seguramente cada profesional ofrecerá no solo precios distintos, también ideas de reforma. Contar con diferentes opiniones permitirá ajustar mejor la idea que se tiene a lo que se puede conseguir con el presupuesto del que se dispone.

Trabajos comunes en la reforma del salón

Cambiar los suelos y revestimientos

Para reformar el salón no siempre es necesario hacer grandes obras. Se pueden levantar los suelos para poner otros nuevos, por ejemplo cerámicos, que son muy resistentes. Pero también se pueden poner encima suelos como el parquet o los laminados, que son cálidos y acogedores. O suelos vinílicos, con infinidad de acabados para ambientes de todo tipo, incluso para los más modernos.

En caso de suelos fríos, como es el caso del gres o el cemento, se puede jugar con las alfombras. No solo aportar la calidez necesaria, sino que además se convierten en un elemento decorativo esencial.

En lo que a revestimientos se refiere, las posibilidades son muchas, desde paredes forradas en piedra a otras con zócalos de madera. Todo dependerá del ambiente que se quiera dar al salón.

Renovar la iluminación 

Una buena iluminación es esencial, y hay que tenerlo especialmente en cuenta a la hora de reformar un salón pequeño. Lo más importante es potenciar la luz natural, ampliando ventanales si es posible. Este tipo de luz es más agradable y más cómoda para la vista. Además, permite reducir el uso de la iluminación artificial, con el consiguiente ahorro.

No ha que olvidarse, sin embargo, de esa luz artificial. Debe complementar la natural, con mayor presencia en zonas “oscuras” o en zonas de estar, como la parte dedicada a comedor o sobre los sofás. En otras partes de la estancia se puede jugar con apliques o lámparas de pie o de mesa menos intensas. Y también hay que contar con la iluminación decorativa para, por ejemplo, dar relevancia a elementos como cuadros. 

Pintar las paredes del salón

La pintura es una parte esencial de la reforma de cualquier salón. Permite dar el toque definitivo a la estancia. Y también puede influir en la percepción visual y en el ambiente que crea. En salones pequeños conviene decantarse por colores claros que potencien la luz natural. En ambientes más modernos, las pinturas lacadas son perfectas, ya que reflejan la luz.

Otra posibilidad es ampliar la sensación espacial o resaltar una pared en concreto pintándola de un tono diferente al resto. Y, cuando el salón es amplio, las posibilidades se amplían, ya que se pueden utilizar pinturas decorativas muy vistosas.