habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Pulir Suelos

800 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de pulir suelos: 500 € - 1.800 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de pulir suelos.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de pulir suelos.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de pulir suelos

Tipo de sueloPrecio (100 m²)
Pulir suelo de mármol
500 €
Pulir suelo de terrazo
450 €
Pulir suelo de parquet
1.800 €
Pulir suelo hidráulico
500 €
Pulir suelo de hormigón
800 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 29,299solicitudes de presupuesto de pulir suelos
+ 1,163profesionales de pulir suelos
+ 3,464opiniones verificadas de pulir suelos

Información útil

El precio de pulir suelos dependerá tanto de las condiciones y características concretas del suelo a pulir como del tamaño del suelo en cuestión. De esta forma se pueden encontrar precios que vayan desde los 5 €/m², hasta más de 35 €/m² en algunos casos. No obstante, en la mayoría de los casos, se puede decir que el coste medio de pulir suelos se sitúa en torno a unos 12 €/m².

  • Según dimensiones de la estancia
  • Dificultad: Fácil
arrow

¿Cuánto cuesta pulir un suelo?

A la hora de pulir suelos hay que tener en cuenta que el coste de este trabajo variará de un suelo a otro. En este sentido, es fundamental tener en cuenta aspectos como el estado del suelo, el tipo de suelo del que se trata, así como si se añadirán otros servicios como limpieza, abrillantado, recuperación de juntas, etc. 

Por ejemplo, en el caso de pulir un suelo de terrazo de 20 m² mediante sistema manual, y aplicar un tratamiento posterior de recuperación de juntas, el coste medio será de unos 120 €. Así mismo, en el caso de pulir un suelo de las mismas dimensiones pero realizado en mármol y usando una máquina de pulido, el coste aumentará hasta los 220 € aproximadamente. Finalmente, si se lleva a cabo en un suelo de las mismas dimensiones un pulido manual con recuperación de baldosa y juntas, pero tratándose de un suelo de baldosa hidráulica, el precio ascenderá hasta los 720 € de media. 

Precios de pulir suelo por ciudades

LocalidadPrecio
Madrid
Entre 500 y 2.200€
Barcelona
Entre 300 y 2.000€
Valencia
Entre 270 y 2.100€
Palma de Mallorca
Entre 300 y 2.500€
Sevilla
Entre 280 y 2.150€
Zaragoza
Entre 245 y 1.815€
Málaga
Entre 300 y 2.150€
Alicante
Entre 270 y 1.800€
Bilbao
Entre 280 y 2.000€
Valladolid
Entre 190 y 1.700€
Las Palmas de Gran Canaria
Entre 250 y 1.800€
Cáceres
Entre 200 y 1.560€
Zamora
Entre 230 y 1.699€
Salamanca
Entre 240 y 1.850€
Ciudad Real
Entre 190 y 1.690€
Asturias
Entre 230 y 1.875€
Cádiz
Entre 150 y 1.690€
A Coruña
Entre 260 y 1.900€
Toledo
Entre 185 y 1.705€
Tenerife
Entre 200 y 1.800€
Córdoba
Entre 270 y 1.560€

Precios de pulir suelos por ciudades

¿Cuánto cuesta pulir suelos en Madrid?

Pulir suelos en Madrid, en la mayoría de las ocasiones cuesta entre 500 y 2.200 € para una superficie aproximada de unos 100 m². Los presupuestos más económicos corresponden a trabajos sobre hormigón o terrazo, mientas que los más caros son los de suelos de piedra o de baldosa hidráulica.

Hay que tener en cuenta, por otra parte, que al precio de pulir los suelos hay que sumar el de realizar reparaciones, en el caso de que ese trabajo sea preciso. El coste dependerá del soporte, pero puede partir de unos 5 €/m².

¿Cuál es el coste de pulir suelos en Barcelona?

En Barcelona, un trabajo de pulir suelos parte de alrededor de 6 € -7 €/m² en el caso de madera a más de 20 €/m² que puede costar el trabajo en un suelo de mármol. En el caso de grandes superficies, los profesionales pueden ajustar los precios y ofrecer tarifas algo más económicas. También pueden ser más caras si al pulido se suman trabajos como barnizado en el caso del parquet o abrillantado, en granito o mármol.

De esta manera, pulir un suelo de mármol de unos 100 m² puede costar en Barcelona alrededor de 1.000 €, un precio parecido al del parquet, aunque en este caso habría que sumar, a menos, otros 7 €/m² por el barnizado.

¿Cuánto se cobra en Valencia por pulir suelos?

Depende del material de la superficie, pero en la mayoría de los casos pulir suelos en Valencia puede costar alrededor de 10 € de media. Ese precio puede ser inferior en suelos de cemento o de terraza y algo mayor en suelos de mármol o de materiales como las baldosas hidráulicas.

En Valencia, por pulir un suelo de unos 120 m² los profesionales pueden cobrar alrededor de 1.200 € si es terrazo y hasta 4.000 € si es baldosa hidráulica, incluyendo el trabajo de abrillantado.

Pulir suelos en Sevilla, ¿qué coste tiene?

La mayoría de trabajos relacionados con pulir suelos en Sevilla se mueve entre 300 y 2.100 €. Sin embargo, el precio dependerá de factores como el tipo de material del suelo, su estado y las dimensiones de este. De manera general, el trabajo se cobra entre 5 € y 20 €/m², aunque en el caso de ciertos materiales el coste del trabajo puede incluso duplicarse. Si hubiera que pulir también rodapiés o realizar reparaciones, el servicio se encarecerá al menos en un 10 %.

4 preguntas que hacer a profesionales de limpieza y pulido de suelos

¿Cada cuánto hay que pulir el suelo?

Como siempre, la frecuencia del pulido de suelos depende del tránsito que tengan la vivienda o el local, del estado en el que se encuentre y del tipo de material. Así, hay suelos menos resistentes que requerirán un pulido más frecuente, por ejemplo la madera, o suelos como los de granito, más durables y resistentes, que exigen menos mantenimiento. Los profesionales aconsejan una valoración previa según estado y plazos de dos o tres años entre pulido y pulido.

¿Se puede pulir un suelo sin hacer uso de una pulidora?

Si, se pueden pulir los suelos a mano, aunque los resultados difieren bastante de los obtenidos con un pulido profesional con la máquina adecuada. Sea como fuere, si los suelos se encuentran en buenas condiciones, puede hacerse un mantenimiento puliendo el suelo a mano con productos específicos y/o productos naturales.

¿Es lo mismo el abrillantado que el pulido en suelos? 

No, el pulido es rebajar la superficie del revestimiento, igualando la superficie, mientras que mediante el abrillantado se cristaliza y da brillo al pavimento. 

Son dos acciones complementarias, se hace previamente el pulido para luego abrillantar. Otra forma de pulido es el diamantado o micropulido, esto es, un pulido más leve y que sólo elimina los desperfectos superficiales. 

¿Cómo se pulen los suelos con pulidora?

La pulidora es una máquina que realiza el trabajo de pulido por sí misma, aunque es dirigida por un operario profesional, que es quien la mueve de un lugar a otro hasta completar el pulido de todo el pavimento. Su funcionamiento es bastante sencillo. La pulidora cuenta con varios discos en la parte inferior que son los que se mueven en círculos para llevar a cabo el pulido del suelo. Estos discos se pueden cambiar, lo que permite seleccionar los discos más adecuados para cada caso. De esta forma, se pueden escoger discos con un grado de pulido mayor o menor, de un material u otro, así como cualquier tipo de característica particular que el suelo en cuestión requiera. 

¿Cómo se pulen los suelos?

Visita para comprobar estado y tipo de pavimento

Una vez que se haya contactado con la empresa encargada de pulir el suelo, se llevará a cabo una primera visita para comprobar tanto el tipo de pavimento que se tiene que pulir como el estado del mismo. De esta forma, los profesionales sabrán cuál es el método más adecuado para realizar el pulido, así como los posibles problemas que pueda presentar el suelo en cuestión. 

Limpieza previa al pulido

Una vez que se vaya a llevar a cabo el pulido, antes de este, será necesario llevar a cabo una limpieza exhaustiva del suelo. De esta forma, se elimina tanto la suciedad como los restos sólidos que pueda haber en la superficie. Hay que tener en cuenta que, si se llevase a cabo el pulido con estos restos en la superficie, el pavimento se dañaría, por lo que el acabado del pulido no sería óptimo. Gracias a una limpieza previa del pavimento se asegura que el pulido se pueda realizar con todas las garantías. 

Pulido: a mano o con pulidora

Una vez que el suelo está limpio, se inicia el pulido de suelos propiamente dicho. En este paso se tendrá que escoger entre ejecutarlo de forma manual o con pulidora, es decir, a máquina. El pulido a mano suele ser más económico que cuando se usa una pulidora. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que con máquina se realiza más rápido y con mayor comodidad, por lo que suele ser la opción más usada para grandes superficies. Además, también habrá que tener en cuenta el estado y tipo de pavimento. Por ejemplo, en el caso de suelos muy antiguos o de un marcado valor artesanal (por ejemplo suelos de baldosa hidráulica) será mejor utilizar métodos manuales para garantizar la integridad de cada una de las partes que conforman el suelo. 

Abrillantado o cristalizado

Finalmente, después de haber pulido el suelo, llega el momento de aplicar los tratamientos de abrillantado o cristalizado. En ambos casos, estos tratamientos aportarán el acabado final al suelo y, al mismo tiempo, servirán para protegerlo ante golpes y posibles rayaduras. En este sentido, es fundamental que los productos utilizados sean los más adecuados para cada tipo de suelo. Por lo general, es mejor utilizar productos específicos para el suelo que productos generales, ya que están formulados específicamente para cada tipo de material, lo que aporta mejores resultados y mayores garantías. 

Sonsoles Jiménez

Sonsoles Jiménez

Sonsoles es redactora de Contenidos en habitissimo. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializada en información de actualidad relacionada con hogar, reformas y estilo de vida. Su trabajo se centra en ofrecer contenidos útiles, completos y fáciles de comprender para todo el mundo.

Ver perfil