habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Gas: Precio y Presupuestos

1.750 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de gas: 500 € - 3.000 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de gas.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de gas.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de gas

Tipo de servicioPrecioCaracterísticas
Boletín de instalación de gas
135 €
Intalación de la acometida de gas
1.200 €
8 m de longitud de tubería al punto de conexión
Instalar gas natural
450 €
Instalación receptora individual de gas
Instalar gas butano
400 €
Preinstalación de gas
Instalar gas propano
800 €
Batería de bombonas 35 kg
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 27,528solicitudes de presupuesto de gas
+ 2,001profesionales de gas
+ 6,931opiniones verificadas de gas

Información útil

Las instalaciones de gas a nivel doméstico suelen ser más eficientes que las eléctricas. Por un lado, el gas tiene un gran rendimiento y por otro, su precio es menor. 

Por ejemplo, en el caso del gas natural, haciendo uso de calefacción, cocina y agua caliente, el ahorro podría llegar al 40%, respecto al uso de estos sistemas con electricidad.

  • 2 semanas
  • Dificultad: Media
arrow

Tipos de gas usados en el hogar

Tres son los tipos de gas utilizados a nivel doméstico, y en algunos casos, presentan entre ellos diferencias notables:

  • Gas butano: es un gas licuado obtenido del petróleo que se suministra a los hogares en bombonas. Es eficiente, pero cuenta con el inconveniente de que se necesita espacio para almacenar las botellas y hay que estar pendiente de su nivel de combustible. Es un tipo de gas que se usa sobre todo en cocinas y calentadores o para con estufas en hogares que no se ocupan todo el año o cuando las necesidades de gas no son muy grandes
  • Gas propano: se puede usar en forma de bombona o canalizado desde un depósito. Es también un gas licuado y tiene la ventaja de que funciona sin problemas incluso en climas muy fríos. Otra de sus ventajas es que se puede utilizar en cualquier zona, ya que no está canalizado y el suministro llega a todos los sitios. Sin embargo, es el gas más caro y también se necesita un espacio para su almacenamiento.
  • Gas natural: tiene la gran ventaja de que es una energía que llega mediante canalización y, por ello, resulta muy cómodo. Pero además, es uno de los combustibles más limpios y respetuosos con el medio ambiente. Tiene más ventajas, entre ellas que es un gas económico y altamente eficiente, especialmente si se tienen instalaciones, por ejemplo, con calderas de condensación. Por otra parte, las redes de canalización se amplían constantemente y cada vez llega a más lugares.

Ventajas del gas respecto a otras energías

Energía económica

El gas, en cualquiera de sus formas es una energía muy eficiente. Además, hoy en día los modernos aparatos garantizan un gran rendimiento, reduciendo el consumo de manera notable, como es el caso de las calderas de condensación. A ello hay que sumar la comodidad y que los equipos son también mucho más seguros que hace unos años y que el precio de estos combustibles es menor que, por ejemplo, la electricidad.

Utilización en diferentes puntos del hogar

El gas tiene la gran ventaja de adaptarse a muchas necesidades diferentes. Su puede usar solo en cocina, solo para agua caliente sanitaria o para calefacción. O se puede combinar cualquiera de estos suministros. La gran variedad de modelos de equipos permite tener las necesidades cubiertas con el gas. En concreto, destacar la utilidad de las calderas de condensación.

Instalación sencilla

La instalación de gas en un inmueble no tiene mayores complicaciones y se hace de manera rápida y sin obras. Simplemente hay que tener en cuenta que algunos aparatos necesitan unas condiciones determinadas, como una salida de humos, por lo que toda la instalación deberá adecuarse a ello. Lo que es fundamental es que del trabajo se hagan cargo instaladores de gas para que el trabajo tenga validez ante las compañías suministradoras del gas.