habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar
rótulos

Precios y Presupuestos para Rótulos de Locales

Precio medio570 €

Rango de precios: 180 € - 2.000 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Sello de garantía habitissimo

Profesionales cubiertos por las garantías habitissimo

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones, etc. por lo que te aconsejamos pedir un presupuesto personalizado

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de rótulos.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de rótulos.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de rótulos

Tipo de trabajoPrecio (200 cm x 50 cm)
Rótulos de metacrilato
85 €
Rótulos de vinilo
160 €
Rótulos de neón
360 €
Rótulos con luces LED
220 €
Lonas y banderolas
30 €
Rótulos de metacrilato
240 €
Lona publicitaria
120 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 4268solicitudes de presupuesto de rótulos
+ 955profesionales de rótulos
+ 669opiniones verificadas de rótulos

¿Qué rótulos se instalan más?

Lona de impresión digital

Lona de impresión digital

Este tipo de lonas son uno de los medios publicitarios más extendidos en las ciudades. Se usan especialmente cuando el edificio está en rehabilitación, como una forma de tapar de la vista los andamios. 

No todas las lonas de impresión digital tienen que ser necesariamente grandes, también hay pequeños negocios que usan lonas de un tamaño más reducido a modo de rótulo o de banderola.

Un vinilo de 300x50 cm de impresión digital y laminado en brillo tiene un precio aproximado de unos 70 €. Una lona más grande costará a partir de los 200 €.

Rótulo iluminado en una o dos caras

Rótulo iluminado en una o dos caras

Este tipo de rótulos son tendencia, pero a la vez siguen siendo un clásico. Son carteles luminosos y llamativos que han sido muy populares durante mucho tiempo.

A través de ellos se consigue destacar el negocio frente a la competencia y permite a los clientes encontrar el local con más facilidad. El letrero puede ser luminoso en sus dos caras o solo en una de ellas. 

Un rótulo luminoso de 100x50 cm y a una cara cuesta alrededor de 170 €. El precio puede elevarse hasta los más de 2.000 € en grandes rótulos con iluminación a dos caras.

Letras corporativas con luz

Letras corporativas con luz

Las letras corporativas con luz son la última tendencia y son muy usadas especialmente por establecimientos de más prestigio. Sobre la fachada se instalan unas letras en relieve que forman el nombre del local y detrás de ellas se instala una iluminación tenue, haciendo que el cartel resalte pero que a la vez tenga un toque elegante.

Su precio parte de alrededor de 70 €, aunque dependiendo del diseño, el material y las dimensiones, pueden superar los 300 € la letra.

Rótulos con luces LED

Rótulos con luces LED

Muy usados en ámbitos industriales, son una forma alternativa de tener un cartel con luz sin hacer una gran inversión y aumentando la eficiencia energética. En este caso, se instala un cartel sin luz y sobre él se instalan focos LED, así el cartel sea visible incluso de noche.

Un rótulo de 300x60 cm con luces LED tiene un coste aproximado de 500 €, aunque dependerá del diseño.

Información útil

El coste medio de instalar un rótulo es de entre 300 € y 600 €, pero el presupuesto puede variar en función del tipo de rótulo que se desee instalar, de la complejidad de su diseño y de la ciudad de que se trate.

  • 1-2 días
  • Dificultad: Media
arrow

¿Qué tipos de rótulos existen?

Rótulos con iluminación

Rótulos con iluminación

Son los que se usan con mayor frecuencia, especialmente los rótulos LED, para comercios, debido a su menor consumo energético. La gran ventaja de este tipo de carteles es que se aprecian desde lejos, funcionando como una importante herramienta de atracción de clientes. Algunos rótulos luminosos, como los usados en las farmacias, permiten una mayor interacción con los clientes potenciales. 

Este tipo de carteles no solo dan a conocer el establecimiento, sino que además pueden usarse para mostrar ofertas de productos y servicios. Un rótulo luminoso sencillo de 240x40 cm con perfil blanco tiene un coste aproximado de 300 €.

Rótulos sin iluminación

Rótulos sin iluminación

En aquellos casos en los que el negocio o industria no disponga de conexión eléctrica exterior, o bien cuando la normativa municipal no permita la instalación de rótulos luminosos, se puede recurrir al uso de rótulos sin luz. Este tipo de carteles tienen un precio mucho más económico que los luminosos. 

Se instalan fácilmente en la fachada en posición vertical u horizontal. Algunos modelos pueden incluso ser adhesivos. Al no disponer de una luz que los haga más llamativos, conviene que su diseño sea lo más atractivo posible. El coste dependerá de sus dimensiones, así como del diseño y el material. De media, el abanico de precios se mueve entre 50 y 300 €.

Banderolas

Banderolas

Las banderolas son un tipo específico de rótulos. No se instalan pegadas a la fachada, sino que sobresalen de la misma, como su fueran una bandera. Las banderolas pueden ser luminosas o sin iluminación, de una cara o de dos caras. 

Los rótulos solo pueden ser vistos por el cliente potencial cuando está delante del negocio, las banderolas, sin embargo, se ven desde varios ángulos, permitiendo localizar un determinado negocio desde lejos. Una banderola pequeña con impresión solo por un lado cuesta a partir de 15 €. Una grande, de más de 3 metros, con mástil cuesta alrededor de 120 €.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de instalar algún tipo de rótulo?

Conocer bien la legislación

Los rótulos son una buena herramienta de marketing, pero muchos ayuntamientos ponen muchas restricciones a este medio publicitario. Instalar un rótulo no es algo prohibido, pero hay que prestar mucha atención a lo que determina la normativa municipal sobre el tipo de carteles permitidos y sus características.

La legislación suele establecer el tipo de rótulos que se pueden usar y las dimensiones máximas de los mismos. También marcan distancias a ventanas y edificios en determinados casos.

Obtención de la licencia de instalación

Una empresa o negocio no puede instalar rótulos de neón o de cualquier otro tipo por su cuenta. Antes de llevar a cabo dicha instalación se debe pedir la correspondiente licencia de instalación de rótulos en el ayuntamiento. 

Para ello, hay que presentar una solicitud normalizada con un plano de sección de la fachada indicando el lugar en el que se va a instalar el rótulo, adjuntando también un croquis con las características, material, color, dimensiones y leyenda del cartel, indicando a la vez si se trata de letreros luminosos o no luminosos. 

Elegir bien a los profesionales

La elección del profesional pasa tanto por la propia instalación como por el diseño del rótulo. Una vez que se ha obtenido la licencia ya se puede instalar el rótulo. Se trata de elementos delicados, pero que tienen un gran peso. Por ello, precisamente, es importante que la instalación se lleve a cabo de forma correcta y por parte de profesionales, para evitar una posible caída del rótulo que pueda causar lesiones a los viandantes.

¿Cuál es la normativa sobre los rótulos?

La normativa sobre rótulos puede llegar a ser algo compleja y siempre habrá que prestar especial atención a lo que dispongan las normas en vigor en el lugar en el que se desea llevar a cabo la instalación del cartel.

A nivel general existe un decreto que regula la instalación de rótulos, determinando lo que se puede y lo que no se puede hacer en cada caso. Estas serían algunas de esas normas:

  • Los rótulos de coronación, esos que se encuentran en las azoteas de los edificios, están prohibidos en los inmuebles céntricos, pero no en las afueras siempre y cuando no superen el 10% de la altura del edificio.
  • Los rótulos no pueden tener un tamaño superior al del dintel. Si son luminosos tiene que tener menos de 60 cm de ancho y estar, al menos, a 10 metros de las ventanas.
  • El uso de banderolas solo está permitido en las plantas bajas y una por fachada. 

A esta normativa general hay que sumar lo que dispongan las ordenanzas municipales de cada localidad y que pueden ser muy diferentes e incluso mucho más restrictivas en unos lugares que en otros. Así por ejemplo, pueden prohibir carteles luminosos en determinadas zonas, u obligar a que sean letras voladas; también pueden impedir el anuncio de determinados productos o la instalación de banderolas si la calle no tiene una anchura mínima.

En lo que coinciden todas las normativas municipales es en que ponen muchos más límites y condiciones en el caso de zonas protegidas o cascos históricos. Además, la instalación de rótulos y elementos publicitarios está sujeta a licencia.

Ventajas de poner o renovar el rótulo de la empresa

Mejora la imagen de la empresa

Los rótulos se estropean con el paso del tiempo o directamente se quedan desfasados. Cambiar el rótulo por uno más moderno es una buena manera de dar un aire nuevo al negocio, escogiendo un diseño que se adapte mejor a las nuevas tendencias.

Permite localizar mejor el establecimiento

Un rótulo atractivo y legible, con luz o sin luz, es la mejor forma en que los clientes potenciales pueden encontrar el establecimiento. Se convierte en una señal que evita tener que estar comprobando la dirección para ver si el lugar que se busca está cerca.

Es una buena herramienta de marketing

El cartel o rótulo es la tarjeta de presentación de un negocio frente a aquellos que pueden ser sus clientes potenciales. Un rótulo sucio o desgastado puede provocar que la gente pierda el interés en entrar en el local, mientras que uno atractivo llamará la atención.