habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Instalar un Termo Eléctrico

430 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de instalar o cambiar termo eléctrico: 180 € - 600 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de instalar o cambiar termo eléctrico.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de instalar o cambiar termo eléctrico.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de termos eléctricos

Capacidad del termoPrecioUso
Instalar termo eléctrico de 20 litros
350 €
1 persona
Instalar termo eléctrico de 30 litros
400 €
1 persona
Instalar termo eléctrico de 50 litros
500 €
2 personas
Instalar termo eléctrico de 80 litros
650 €
3 personas
Instalar termo eléctrico de 100 litros
800 €
4 personas
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 173,570solicitudes de presupuesto de instalar o cambiar termo eléctrico
+ 6,826profesionales de instalar o cambiar termo eléctrico
+ 14,955opiniones verificadas de instalar o cambiar termo eléctrico

Información útil

El coste medio de la instalación de un termo eléctrico se mueve en una horquilla de precios de entre 200 € y 400 €. El presupuesto dependerá de la capacidad del aparato, de la marca y de las dificultades de la instalación. Solo esta última puede costar a partir de los 60 € en el caso de los aparatos más pequeños.

  • 1 día
  • Dificultad: Fácil
arrow

¿Cuál es el precio de instalar un termo eléctrico nuevo?

Factores que influyen en el precioFactores que influyen en el precio

Colocar un termo eléctrico nuevo tendrá un coste variable dependiendo de varios factores:

  • Mano de obra: un fontanero puede cobrar, de media, entre 25 € y 35 €/hora. A esta tarifa algunos profesionales pueden sumar un pequeño sobrecoste por desplazamiento.
  • Retirada del antiguo termo: dependerá de las características del termo y el lugar en el que esté instalado. De media, puede sumar en el presupuesto alrededor de 40 €.
  • Tipo de termo: el coste del aparato puede variar sensiblemente según la capacidad (30, 50, 100 150 y hasta 300 litros). También hay diferencia de precios de instalación si es un termo con depósito de agua o un calentador instantáneo o según la marca (Junkers, Bosch, Valliant, Cointra…). Un termo eléctrico estándar de 50 litros cuesta a partir de 100 €, mientras que uno de 300 litros puede alcanzar los 400 €. Un calentador eléctrico cuesta alrededor de 250 € de media. 
Ejemplos de presupuestoEjemplos de presupuesto
  • Montar un termo eléctrico de 50 litros de capacidad en un baño, retirando el antiguo costará a partir de 250 €. El coste puede elevarse hasta los 400 € dependiendo del modelo.
  • Instalar un termo de 100 litros en una terraza en sustitución de otro costará a partir de 350 € optando por un modelo sencillo y son pocas prestaciones extra.
  • La instalación de un termo de 200 litros, modificando conexiones, sustituyendo latiguillos y llaves de paso ya haciendo pequeños remates de obra ascendería hasta los 600 €, según el modelo de termo. 
  • Instalar un calentador eléctrico para suministrar 11.5 litros/min, y 21.0 Kw de potencia costaría alrededor de 420 €.

Qué tener en cuenta a la hora de escoger un termo eléctrico

Contar con un profesional

Instalar un termo eléctrico no tiene grandes complicaciones. Pero siempre es aconsejable que sea un profesional el que realice el trabajo. La razón es que el aparato no solo tiene que estar perfectamente conectado a la red de agua y la de distribución, sino que tiene que estar bien nivelado para que funcione correctamente y, por supuesto, convenientemente sujeto a la pared. Además, el profesional contratado podrá dar asesoramiento acerca de qué modelo puede ser el más conveniente según las necesidades personales y las condiciones del inmueble.

Capacidad del termo

Hay termos domésticos de capacidades muy diferentes, desde los más pequeños, de apenas 30 litros, a otros que pueden calentar hasta 300 litros de agua. A la hora de elegir el más adecuado, hay que tener en cuenta varios factores:

  • Número de personas que ocupan la vivienda, ya que de él depende el consumo de ACS. 
  • Tipo de vivienda, ya que un calentador eléctrico que debe suministrar de manera simultánea ACS a dos baños debe tener más capacidad que uno que solo suministre a una vivienda con un baño y cocina. 
  • Picos de consumo de ACS que deba satisfacer en los momentos de mayor demanda. 

Para una vivienda pequeña con dos ocupantes, la capacidad mínima sería de 100 litros. En el caso de una vivienda con dos baños y cinco personas, se necesitaría instalar un calentador eléctrico de, al menos, 200 litros.

Resistencia del termo

Las resistencias de los termos eléctricos pueden ser de dos tipos: blindadas o cerámicas envainadas. Las blindadas están sumergidas directamente en el agua y la calientan muy rápidamente. Pero si el agua tiene mucha cal, esta puede corroerlas en poco tiempo, por lo que son aconsejables solo en áreas de aguas blandas. 

Las resistencias envainadas, en cambio, están protegidas por una funda cerámica, de modo que la cal no las afecta y son más aconsejables en áreas de aguas duras. Sin embargo, tardan más en calentar el agua.

Espacio para el termo

Es otra cuestión muy importante, ya que los termos eléctricos suelen ser bastante voluminosos. Se necesita espacio suficiente para que quepan con holgura, ya que conviene dejar un poco de espacio hasta las paredes para poder maniobrar si hay que hacer algún trabajo o reparación en ellos. 

La gran ventaja es que hay termos horizontales y verticales; sin embargo es importante seleccionar modelos específicos para cada posición, pues de lo contrario disminuye su rendimiento. 

Tipo de pared

La superficie sobre la que se va a poner el termo eléctrico es de enorme importancia. Hay que tener en cuenta que estos aparatos pueden llegar a tener un enorme peso que el muro debe poder soportar sin problemas. En el caso de paredes de pladur el peso puede representar un problema, aunque siempre es posible colocar algún tipo de perfiles de refuerzo. Y, en cualquier caso, hay que emplear tacos y soportes específicos.

Planificar las nuevas tomas

Se puede montar un termo eléctrico en casi cualquier sitio, pero hay que tener en cuenta dos aspectos importantes. Uno es que se necesita una toma de agua para que el aparato tome agua de ella. El otro aspecto es que tiene que estar conectado a la red de tuberías que distribuyen el agua caliente. Antes de instalar el termo conviene tenerlo en cuenta e instalar las tomas si no las hubiera. Y, además, debe haber un enchufe cerca.

Preguntas frecuentes sobre los termos eléctricos

¿Se puede instalar un termo eléctrico en el suelo?

Los termos, verticales u horizontales no están diseñados para ir en el suelo. Se trata básicamente de una cuestión de eficiencia en el funcionamiento. Las tomas están diseñadas para que conecten por debajo o a un lado del aparato. Si no es así su rendimiento puede bajar notablemente y reducir así su vida útil de forma importante. Solo los modelos que estás específicamente diseñados para ello pueden ir colocados en el suelo. 

Por lo general, el termo eléctrico debe estar lo más cerca posible de las estancias donde se vaya a utilizar el agua caliente, de modo que las pérdidas de agua se reduzcan lo máximo posible. El lugar donde se instale deberá tener la suficiente capacidad de sustento y, además, habrá que dejar un espacio libre entre el termo y la pared de unos 50 cm para los enchufes y otros componentes eléctricos necesarios.

¿Qué termo conviene instalar para cuatro personas?

En principio, colocar un termo eléctrico de 150 litros debería ser suficiente para cubrir las necesidades de una vivienda en la que residen cuatro personas y en la que se pueden usar de manera simultánea de un fregadero y una ducha. En caso de emplear dos duchas de forma simultánea o bañeras, lo aconsejable sería elevar la capacidad, al menos, a 200 litros

¿Qué mantenimiento necesitan?

Los termos necesitan unas pequeñas revisiones para mantenerse en perfecto estado. Lo más básico es revisar el estado del ánodo de magnesio, que es fundamental para evitar la acción corrosiva de la cal. La periodicidad puede variar entre seis meses y dos años, dependiendo del uso que tenga el aparato. También conviene inspeccionar el termostato, la resistencia y los latiguillos.

Además de ello, se recomienda desconectarlo cuando no se va a usar en un periodo largo de tiempo y elegir una temperatura adecuada al uso (demasiado alta solo significará un mayor consumo).

Cómo se instala un termo eléctrico, paso a paso

Corte de agua

Para poner un termo eléctrico con seguridad es imprescindible que el suministro de agua esté cortado. En el caso de sustituir un termo eléctrico por otro, además, hay que vaciar el termo eléctrico, tanto el depósito del aparato que se va a cambiar como las tuberías. Solo entonces se puede proceder a la desconexión de tubos y latiguillos.

Montaje del termo en la pared

Una vez que se ha desconectado el viejo aparato y se ha desmontado, el siguiente paso es colocar el nuevo en el lugar adecuado. Para ello, conviene presentarlo antes, nivelándolo adecuadamente y marcando el lugar en el que se deben poner las placas que lo soportarán. También hay que cerciorarse de que la pared podrá soportar el peso sin problemas. 

Hechas las comprobaciones pertinentes, se puede proceder a anclar las placas a la pared con tacos y tornillos adecuados y sujetar el termo.

Conectar el termo al suministro de agua

Con el termo perfectamente anclado ya se puede conectar el aparato a la entrada de agua fría. Conviene colocar un manguito electrolítico, ya que este evita la corrosión de los tubos. Tras ello se debe enroscar la válvula de seguridad que viene con el aparato.

Instalación de latiguillos

El último paso de la instalación será poner se poner el tubo que alimentará de agua el termo. Normalmente son latiguillos, pero también puede ser tubo de cobre o multicapa. Estos tubos deben llevar una llave de corte que permita cortar la entrada de agua si es necesario retirar el aparato. Siempre deben estar perfectamente ajustados para evitar fugas.

Comprobar funcionamiento

Una vez realizadas todas las conexiones queda restablecer el suministro de agua para que el termo se llene. Lo primero es comprobar que no hay ninguna fuga. Después, se abren todos los grifos y se van cerrando, comenzando por el que esté más bajo. Es el procedimiento se usa para purgar el termo. Hechas todas las comprobaciones previas, queda conectar el aparato a la red eléctrica, esperar a que caliente el agua y verificar que funciona sin problemas.