habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Conoce el precio de Instalación de Calefacción de Gas Natural

4.500 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de instalar calefacción gas natural: 2.500 € - 6.000 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de instalar calefacción gas natural.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de instalar calefacción gas natural.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precio de la instalación de calefacción de gas natural

Tipo de trabajoPrecioCaracterísticas
Instalar calefacción gas natural 50 m²
2.450 €
4 radiadores
Instalar calefacción gas natural 110 m²
3.350 €
6 radiadores
Instalar calefacción gas natural 150 m²
4.000 €
8 radiadores
Instalar calefacción de gas natural por suelo radiante 50 m²
4.500 €
Instalar calefacción de gas natural por suelo radiante 110 m²
6.000 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 173,556solicitudes de presupuesto de instalar calefacción gas natural
+ 6,824profesionales de instalar calefacción gas natural
+ 14,946opiniones verificadas de instalar calefacción gas natural

Ventajas y aplicaciones de las instalaciones de calefacción de gas natural

Información útil

El coste medio de la instalación de un sistema de calefacción de gas natural se sitúa en torno a los 4.500 €, en el caso de un piso de dimensiones medias, y 6.000 € si se trata de una vivienda unifamiliar. Este precio, lógicamente, depende del número de radiadores que se necesiten, los metros de canalización y el modelo de caldera, entre otros factores. 

El precio de la instalación completa de la calefacción de gas natural en una casa de 190 m² distribuidos en dos plantas, con acometida de gas, radiadores y caldera podrá alcanzar fácilmente los 5.000 €. Así te harás una idea de lo que cuesta instalar una calefacción de gas

  • 1 o 2 días
  • Dificultad: Media
arrow

¿Qué puede incluir el precio de instalación de calefacción gas natural?

Factores a tener en cuentaFactores a tener en cuenta

En el presupuesto para instalar caldera y radiadores de gas natural en una vivienda se tienen en cuenta diferentes factores que pueden modificar el coste del trabajo: 

  • Mano de obra: aunque las tarifas pueden variar según los profesionales, de media, pueden cobrar alrededor de 25 € - 30 €/hora
  • Presencia de preinstalación: si no hay preinstalación en la vivienda será necesario hacer la conexión con la red general de gas e instalar los tubos de agua para radiadores o suelo radiante. Esto puede suponer hasta un 25% del coste de instalar calefacción de gas natural en casa
  • Tipos de caldera: el precio de las calderas varía según su potencia, pero también según sus características. Las calderas de gas bajo NOx son más económicas, pero siempre es mejor optar por calderas de condensación, puesto que son más eficientes.
  • Cantidad y modelo de radiador: son el número de estancias de la vivienda y la superficie a calefactar los que determinan los radiadores y elementos totales de la instalación. También influye la potencia de los propios radiadores. Hay diferentes tipos de radiadores, los más comunes son los de aluminio, aunque pueden ser de chapa de acero y hierro fundido. Los de baja temperatura y los decorativos son más caros que los convencionales 
  • Salida de humos: las calderas de gas natural necesitan tubo de evacuación de humos al exterior. Si son de condensación se puede evacuar por fachada de la vivienda. Su precio partiría de unos 200 €.
Partidas de presupuestoPartidas de presupuesto

De una manera aproximada, el presupuesto para instalar calefacción de gas natural en un piso de 120 m² sin preinstalación serían los siguientes:

  • Instalación de tuberías del circuito: 2.000 €, aproximadamente
  • Caldera: caldera de condensación de 25,5 kW, 1.800 €.
  • Radiadores: 9 radiadores de aluminio con 70 elementos en total, 1.000 €, aproximadamente 
  • Alta en suministro de gas: acometida, 130 €; derechos de alta, 90 € (varía según comunidad)
  • Certificado de instalación: 150 €

TOTAL: 5.190 €

¿Qué caldera de gas natural instalar?

Si quieres tener calefacción en tu casa debes tener sí o sí una caldera de gas natural; elemento que te servirá no solo para tener ese calor en tu hogar, también para disponer de agua caliente sanitaria en tu vivienda. Para ambos casos están las llamadas calderas de gas natural mixtas que se llaman así ya que tienen dos circuitos: mientras uno cumple su función para el ACS, el otro hace lo propio para la calefacción que funciona con gas natural. 

Esto te puede dar una primera pista para elegir la caldera de gas natural que te conviene (sobre todo en función del consumo que hagas y del coste del suministro de esa energía), pero además, ten en cuenta que si quieres una mejor rentabilidad, opta por una caldera de condensación ya que consumirás hasta un 30%. Aparte de eso, el amplio catálogo de calderas de gas natural te permitirá elegir entre calderas mixtas sencillas, modelos con microacumulación, las de acumulación y las calderas de pie con gran acumulación de agua caliente.

Precios de instalar calefacción de gas natural por ciudades

LocalidadPrecio
Madrid
Desde 4.500 €
Barcelona
Desde 4.000 €

Qué preguntas hay que tener en cuenta a la hora de instalar calefacción de gas natural

¿Cómo se puede ahorrar con la calefacción de gas natural?

La temperatura ideal de la calefacción es de entre 19º y 21º. Este aspecto es importante porque por cada grado de temperatura se aumenta el consumo energético en un 7%. 

Además, se deben purgar los radiadores de la vivienda de forma periódica, ya que el aire acumulado en los mismos dificulta la transmisión del calor del agua caliente al exterior. También habría que cerrar las llaves de los radiadores de las habitaciones que no se usan habitualmente, manteniendo la puerta también cerrada. 

Por último, es necesario realizar un mantenimiento periódico de calderas y equipos de calefacción para que puedan funcionar correctamente.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que ya de por sí el gas natural es un combustible muy eficiente, por lo que representa un ahorro en la factura energética frente a otros sistemas de calefacción. Una bomba de calor tiene una eficiencia superior al 100%, frente al 90% de una caldera de condensación, pero el kWh de electricidad es más caro que el de gas (hasta 2,5 veces).

¿Qué es necesario para dar de alta el gas natural?

Lo más básico es que el suministro llegue al inmueble. Luego habrá que solicitar a la compañía distribuidora el enganche. Para ello habrá que pagar los derechos de alta, que dependerán del consumo y de la comunidad autónoma. Oscilan entre 69 € y 147 €. Además, hay que pagar los derechos de acometida de gas natural, que dependen del consumo y que pueden ir desde los 130 € (consumo inferior a 5.000 kWh/año) y 600 € (a partir de 50.000 kWh/año).

Hay, además, un trámite previo: la emisión por parte de un instalador de gas autorizado de un certificado de instalación. Es el documento que da fe de que se ha realizado según la normativa. Su precio puede variar y, de media, el coste se sitúa entre 90 € y 150 €, dependiendo de las características de la instalación y de las tarifas que aplique el profesional. 

¿Quién debe realizar la instalación de una calefacción de gas natural?

Los trabajos en instalaciones de gas solo debe realizarlos un instalador de gas autorizado y con la acreditación correspondiente. Este es un requisito imprescindible para que las empresas comercializadoras den el visto bueno a la instalación. 

En el caso de calefacción, de la instalación de las calderas puede encargarse un técnico especialista en instalaciones térmicas. Sin embargo, si se trata de un instalador de gas autorizado, los trámites de legalización serán más ágiles. 

¿Qué mantenimiento necesita?

Para que la calefacción de gas natural funcione de una manera óptima es necesario un buen mantenimiento. Las calderas deben pasar obligatoriamente una inspección periódica cada dos años para comprobar que funcionan correctamente, según el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). 

Sin embargo, es conveniente revisarlas cada año (combustión, presión, salida de humos, etc.). También, al inicio de la temporada, conviene purgar los radiadores y revisar si tienen alguna fuga para repararla de inmediato.

Un buen mantenimiento es la mejor forma de que la instalación funcione de una forma eficiente y ofrezca un nivel de calor y temperatura adecuados con el mayor ahorro posible en la factura.

¿Existen ayudas para la instalación de la calefacción de gas natural?

Existen ayudas para el cambio de viejas calderas por otras más eficientes. Son las comunidades autónomas las que convocan periódicamente estas ayudas, por lo que la cuantía puede varias, en unos casos es una cantidad fija, mientras que en otros es un porcentaje aplicado al coste del trabajo. 

¿Hay que pedir permisos si se instala en una comunidad de vecinos?

En principio, no sería necesario. Solo si no hay instalación receptora comunitaria habría que acordar su instalación por mayoría. En el caso de la salida de humos, si se trata de una caldera de bajo NOx o de condensación, al poder evacuar por fachada (elemento común), habría que solicitar autorización, pero por lo general no suele haber ningún tipo de problema en ello.

¿Cuántos radiadores necesita una calefacción de gas natural?

Una vez hayas elegido la caldera de gas natural que irá en tu casa es el turno de determinar el número de radiadores que se ubicarán por todo el hogar; cantidad que dependerá de factores como la superficie de ese espacio, cuántas habitaciones haya y la temperatura media en esas estancias. 

Así pues y haciendo un cálculo rápido y aproximado, para una vivienda de unos 70 metros cuadrados en la que se ha instalado una caldera de condensación serán necesarios no más de 7 radiadores para que sus inquilinos estén en casa en las mejores condiciones de confort. 

¿Cuáles son los sistemas de calefacción más eficientes?

Si lo comparamos con los sistemas de calefacción de toda la vida que conocemos, los de las calderas que funcionaban con carbón o con gasoil, en la actualidad hay soluciones menos contaminantes y más eficientes para conseguir ese confort en casa y que tienen a la geotermia, la biomasa, la aerotermia o a las calderas de condensación como protagonistas de ese compromiso medioambiental. 

Ayudas y subvenciones para la instalación calefacción de gas natural

Las ayudas que dan por cambiar el sistema de calefacción que ha quedado obsoleto y pasarse al gas natural puede estar detrás de la decisión de muchos particulares por hacer este cambio de energía en su hogar. Pero no solo por ello; apostar por el gas natural es aprovecharse de ventajas como:

  • Comodidad y seguridad a la hora de contar con un suministro constante de calefacción y ACS
  • Tener un menor mantenimiento. 
  •  Ahorrar al final de mes en comparación con otros sistemas de calefacción clásicos
  • Un mayor compromiso con el medio ambiente

Pero, volviendo a las subvenciones y ayudas que los diversos entes y organismos públicos otorgan en este sentido, podemos encontrarnos las siguientes en base a una amplia tipología dentro de esa instalación de gas natural. Así pues, según cada Comunidad Autónoma hay diferentes planes de ayudas para cambiar la vieja caldera, para sustituir el sistema de calefacción por otro más eficiente, para renovar soluciones de aerotermia domésticas o incluso para hacer reformas en salas de calderas de comunidades o viviendas individuales.

Pasos a seguir para la instalación de la calefacción de gas natural

Informarse de si hay suministro de gas en la zona

Es el paso básico, ya que hay que tener en cuenta que el gas natural está canalizado y no llega a todas las zonas. Si así fuera, sería necesario instalar una unidad receptora individual (IRI). En caso de que el edificio no tenga suministro, previamente habría que aprobar por mayoría la instalación de una unidad receptora comunitaria (IRC).

Elección de la caldera de gas

Son muchos los tipos de calderas de gas natural que hay en el mercado a la hora de instalar calefacción de gas natural. En líneas generales, pueden ser calderas estancas, de bajo NOx o de condensación, según cómo realicen la evacuación de humos. Las últimas son las más eficientes, puesto que aprovechan el calor del vapor producido en el proceso de combustión. 

Hay otros tipos de calderas: con o sin microacumulación. Las primeras llevan un pequeño depósito que almacén agua caliente para que salga inmediatamente por los grifos, sin pérdida ni de agua ni de temperatura o energía. A la hora de elegir la mejor caldera, además, es importante tener en cuenta la potencia necesaria para calentar el circuito con el mayor rendimiento y el menor gasto en la factura.

Elección de radiadores

Tres son los materiales en los que se fabrican los radiadores para sistemas de calefacción mediante circuito de agua: hierro, aluminio o acero. Estos dos últimos son más comunes, mientras que los primeros se eligen más por cuestiones decorativas que por eficiencia. Por otra parte, también se puede distinguir entre radiadores convencionales o de baja temperatura, en los que el agua circula a menos de 50 ºC, por lo que son más eficientes.

A la hora de elegir el mejor radiador será necesario, por tanto, tener en cuenta tanto el sistema de calefacción, como el tipo de caldera o las características del radiador en lo que a rapidez en alcanzar la temperatura o mantener el calor.  

Inicio de obras de instalación

Elegidos todos los elementos se puede comenzar la instalación de la calefacción de gas natural. Es importante contactar con unprofesional. Solo un instalador de gas autorizado puede colocar las calderas y legalizar las instalaciones, requisito indispensable para conseguir el alta en el suministro. 

Si no hay preinstalación, del circuito de agua e instalación de radiadores pueden encargarse fontaneros o calefactores. El circuito puede hacerse por fuera, pero lo habitual es hacer rozas para que vaya oculto en las paredes. En el caso de suelos radiantes, es necesario levantar los suelos ya existentes, por lo que es recomendable hacer la instalación en obra nueva o dentro de una reforma de la casa.

Comprobación del funcionamiento

Una vez hecha toda la instalación, solo quedaría dar de alta el suministro y poner en marcha el sistema para comprobar que tanto la caldera como los radiadores o el circuito de suelo radiante funcionan correctamente y el agua caliente llega sin problemas y a la temperatura adecuada a todos los elementos.

Funcionamiento de una bomba de calor

Una buena opción cuando hablamos de calefacción y climatización pasa por las bombas de calor. Un equipo térmico que usa las leyes de la termodinámica para funcionar y lograr una temperatura perfecta para el espacio donde está instalado. En resumen, lo que consigue este aparato es climatizar esa estancia tanto en invierno como en verano, además de producir agua caliente sanitaria con un precio menor y con un mayor compromiso medioambiental comparado con otros sistemas más convencionales o antiguos. 

Su funcionamiento, para explicarlo de una manera sencilla, se basa en la técnica denominada de “refrigeración por compresión” por el cual se inicia un proceso de captura del calor que hay en un espacio para transferirlo a otro lugar. Una técnica que podemos encontrar en electrodomésticos como frigoríficos, neveras, secadoras de ropa, termos de aerotermia o aire acondicionado entre otros aparatos similares. 

¿Por qué instalar un sistema de calefacción de gas natural?

Lo primero de todo si te preguntas los motivos por los que es bueno instalar un sistema de calefacción de gas natural tiene que ver como no podía ser de otra manera con el ahorro que esto supone. Y es que, pese a los vaivenes de los últimos meses, el precio del gas natural se suele mantener sin demasiado sobresaltos y nada tiene que ver con los precios, más volátiles, de otras fuentes de energía como por ejemplo la electricidad convencional. 

En este mismo sentido, el precio que tiene el kWh de gas natural es mucho más reducido que el de los suministros energéticos para tu hogar. 

Además de esta ventaja, otro de los motivos para instalar calefacción de gas natural tiene que ver con el hecho de la inversión por hacerlo no es demasiado alta, aparte de que se amortiza a corto y medio plazo. 

Ventajas de la instalación de calefacción de gas natural

Autonomía de la caldera

Una de las grandes ventajas de instalar calefacción de gas natural en un piso o casa es que el suministro es continuo, ya que llega canalizado. De esta manera se evitan cortes inesperados o la necesidad de contar con espacio para almacenamiento de combustible. Además, de ello, disponer de un sistema propio en el hogar permite elegir los horarios en los que la calefacción entrará en funcionamiento y durante cuánto tiempo. 

Energía limpia y segura

El gas natural es uno de los combustibles más respetuosos con el medio ambiente, puesto que emite menos cantidad de CO2, NOx y partículas contaminantes que otro tipo de combustibles. Además, de ello, hay que tener en cuenta que apenas es necesario tratarlo antes de su distribución, por lo que no intervienen procesos industriales contaminantes. 

Agua caliente

Una caldera de gas natural puede proveer también de agua caliente sanitaria (ACS). Además, calienta de manera inmediata el agua y el suministro es constante, por lo que hay también un ahorro respecto a otros sistemas para proveer de agua caliente. 

Instalación rápida y sencilla

En el caso de que no haya preinstalación, no es necesario realizar obras. La caldera solo necesita estar en un lugar en el que sea sencillo instalar un tubo de evacuación. Mientras tanto, las tuberías pueden ponerse directamente sobre la pared, no es necesario empotrarlas. Pegadas al rodapié o aprovechando mobiliario para que vayan por detrás apenas se notarán.

Ahorro

El gas natural es un combustible muy eficiente, de alto poder calorífico, de modo que una instalación de calefacción gastará menos que si se usa otro tipo de energías. No solo eso, sino que el gas natural es uno de los combustibles más económicos y sus precios suelen fluctuar poco.

Respecto al propano la calefacción de gas natural puede suponer un ahorro superior al 10%, mientras que respecto a los sistemas eléctricos tradicionales el ahorro puede alcanzar el 50%.

¿Cuántos radiadores debo instalar?

Una vez ya te has decantado por una caldera, es el momento de elegir los radiadores que colocarás a lo largo de tu casa, así como el tipo de estos. En cuanto a lo primero, no tienes que hacer nada ya que el profesional será el que valore el número de estos elementos en función de los metros que mida tu casa, el número de habitaciones que tengas y la temperatura media de tu casa. 

Con esto claro, ahora puedes elegir entre los radiadores de aluminio (más comunes), los de hierro fundido que ya no suelen instalarse en la mayoría de las nuevas construcciones e instalaciones; y eso que sus adeptos defienden que dan mayor confort a la estancia. 

Y, además, tienes los radiadores de hierro que son más caros y cuentan con diseños de lo más especiales por lo que se juntan en este caso practicidad con interiorismo. 

Gabriel Martín

Gabriel Martín

Gabriel Martín, SEO Specialist en Habitissimo, es un apasionado del mundo digital y especialmente del posicionamiento orgánico en buscadores. Con conocimientos en el ámbito de las reformas, adquiridos a través de su experiencia personal, comprende las necesidades y desafíos específicos de este sector.

Ver perfil