habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Trabajos de impermeabilización: Precios y presupuestos

30 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de impermeabilizaciones: 20 €/m² - 60 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de impermeabilizaciones.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de impermeabilizaciones.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precio de impermeabilizaciones

Tipo de impermeabilizaciónPrecioCaracterísticas
Impermeabilizar terraza
1.000 €
Polímeros acrílicos, 50 m²
Impermeabilizar azotea
600 €
Revestimiento elástico, 30 m²
Impermeabilizar cubierta
2.100 €
Resinas sintéticas reventon, 100 m²
Reparar goteras e impermeabilizar cubierta
2.500 €
Resinas sintéticas reventon, 100 m²
Impermeabilizar fachada
800 €
Láminas poliolefinas, 30 m²
Impermeabilizar paredes
400 €
Mortero de resinas sintéticas, 20 m²
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 37,893solicitudes de presupuesto de impermeabilizaciones
+ 2,390profesionales de impermeabilizaciones
+ 5,621opiniones verificadas de impermeabilizaciones

Información útil

El precio medio de un trabajo de impermeabilización se sitúa en torno a los 1.800 €. Sin embargo, las características de la construcción, del elemento que se quiera impermeabilizar, las dimensiones, así como el material empleado, condicionarán el precio final. 

De media, se suele considerar que el coste de impermeabilizar una fachada o un tejado se sitúa en torno a unos 25 €/m², mientras que en el caso de una azotea o una terraza el coste podrá ascender de media hasta los 30 €/m², aproximadamente. 

  • 7-14 días
  • Dificultad: Alta
arrow

¿Cuánto cuesta un trabajo de impermeabilización? Materiales y factores que inciden en el precio

Materiales para impermeabilizarMateriales para impermeabilizar
  • Tela asfáltica: la tela asfáltica es un sistema de impermeabilización que se usa de forma muy amplia a la hora de impermeabilizar azoteas. Permiten cubrir una superficie y, una vez sellada, evitan el paso del agua o la humedad ambiental. Si se quieren obtener los mejores resultados, lo más aconsejable es aplicar dos capas sobre la superficie que se quiere impermeabilizar. El coste del precio de la tela asfáltica dependerá del grosor de la tela. El precio de la tela asfáltica podrá ir desde los €/m² a los €/m², dependiendo del tipo de tela asfáltica que se adquiera. 
  • Membranas líquidas: las denominadas membranas líquidas están formuladas a partir de asfalto o caucho líquido que, a diferencia de la tela asfáltica, se aplican en estado líquido sobre la superficie que se quiere impermeabilizar. A continuación, este material se solidifica y se endurece, formando una capa completamente aislante y continua que protege del paso del agua y la humedad. El coste medio por metro cuadrado se sitúa en torno a los 4 €/m².
  • Poliuretano: otro de los materiales que se pueden utilizar para impermeabilizar un edificio, especialmente tajados, cubiertas y zonas complicadas, es el poliuretano. Este material se aplica de forma similar a las membranas líquidas, ya que, después de su aplicación se solidifica y aísla perfectamente todo. Se realiza in situ, y tiene una duración muy elevada debido a su resistencia. El coste dependerá del grosor del poliuretano en la zona aplica. No obstante, de media se puede estar hablando de un precio en torno a unos 4 €/m².
  • Fibra de vidrio: otra de las opciones disponibles a la hora de impermeabilizar un edificio es la fibra de vidrio, que se añade a otros materiales impermeabilizantes. En este caso, se trata de un material que se comercializa en forma de telas, y su utiliza principalmente para el aislamiento de fachadas, ya que permite que se pinte sobre dicha tela, aplicando un acabado nuevo y completamente estético a la fachada. El coste de este material se sitúa en torno a los 3 €/m². 
  • Láminas de betún SBS: las láminas de betún SBS (betún modificado con elastómero) funcionan de una manera similar a como lo hacen las tela asfálticas, ya que se aplican directamente sobre la superficie que se quiere impermeabilizar y, después, son selladas con aplicación de calor, lo que consigue una adherencia perfecta. Se trata de un material aislante que está formulado para entornos con temperaturas extremas, ya que soporta temperaturas negativas muy marcadas sin problemas al mismo tiempo que constituye un buen aislante. Su coste medio se sitúa entre los 5 €/m² y los€/m². 
Factores de los que depende el precioFactores de los que depende el precio
  • Mano de obra: aunque cada profesional y cada empresa aplica sus propias tarifas, de media, el coste puede situarse a partir de 20 €/hora. Este, sin embargo, puede elevarse según la complejidad de los trabajos.
  • Trabajos en altura: se consideran así cuando se trata de tejados, cubiertas o fachadas de edificios de varias plantas y es necesario emplear medios de trabajo específicos y con estrictas medidas de seguridad. Esta circunstancia puede hacer que el presupuesto se eleve sensiblemente. Dependerá de los medios empleados, pero puede elevarse incluso por encima del 20 %.
  • Materiales: no todos los materiales empleados en impermeabilizaciones tienen el mismo precio. Esta cuestión, así como su calidad, también se reflejarán en el coste del trabajo. Así, la partida de materiales en el presupuesto puede llegar a doblarse. 
  • Estado de la superficie: es un factor esencial. Si la superficie que se debe impermeabilizar está deteriorada, previamente será imprescindible su reparación, tanto si se trata de goteras como si son filtraciones, grietas o humedades por capilaridad. Reparar grietas en paramentos verticales cuesta a partir de 17 €/m². Arreglar una gotera en un tejado costaría a partir de 250 € – 300 €.

De acuerdo con estos factores, el presupuesto puede variar de manera muy importante. Impermeabilizar una terraza de un ático de 50 m² con tela asfáltica costaría alrededor de 1.300 €. Con láminas EPD el coste alcanzaría los 1.800 €. Si hubiera que levantar el suelo y poner uno nuevo habría que a partir de 1.000 € más, dependiendo del tipo de revestimiento elegido.

En el caso de una fachada de 100 m², el trabajo costaría alrededor de 5.000 € en el caso de emplear poliuretano. Con láminas impermeabilizantes flexibles, el precio se rebajaría a unos 3.000 € y unos 1.000 € si se emplean pinturas a base de resina de silicona hidrófuga. 

Impermeabilizar completamente un sótano de unos 100 m² con mortero hidrófugo tendría un coste aproximado de 4.500 €.

Preguntas frecuentes sobre los trabajos de impermeabilización

¿Cuándo es mejor hacer los trabajos de impermeabilización?

Siempre conviene impermeabilizar un inmueble antes de ocuparlo para prevenir la aparición de humedades o goteras que después causarán mayores inconvenientes. En el caso de que estas hayan ya aparecido, es mejor evitar épocas de lluvias y, siempre que sea posible, hacerlo antes de estas aparezcan. También conviene realizar los trabajos cuando la temperatura sea cálida y garantice un secado y absorción más rápidos. 

En una comunidad de vecinos, ¿de qué trabajos de impermeabilización se debe hacer cargo la comunidad?

La comunidad debe hacerse responsable de la reparación de cualquier deterioro de elementos comunes, también en lo que a impermeabilizaciones se refiere. De esta manera, debe asumir el gasto del trabajo cuando se trate de fachadas, tejados, patios, garajes o azoteas. 

¿Se necesitan permisos para los trabajos de impermeabilización?

Depende de cada ayuntamiento, aunque en líneas generales, para poder acometer los trabajos de impermeabilización basta con la presentación de una declaración responsable. Sí se necesitará licencia en el caso de que haya que colocar elementos como andamios, que suponen una ocupación de la vía pública.

¿Hay ayudas para mejorar la impermeabilización de inmuebles?

Cuando se trata de un trabajo imprescindible para la buena conservación de los inmuebles, sí. En ese caso, se pueden solicitar las ayudas contempladas dentro del Plan Estatal de Vivienda del Ministerio de Fomento. Un plan de cuyas solicitudes y reparto de ayudas se encargan las comunidades autónomas. En algunos casos, estas también conceden subvenciones para mejorar el aislamiento de los edificios.

Pasos a seguir al impermeabilizar

Planificar la impermeabilización

Antes de iniciar la impermeabiliación de un edificio o de una zona del inmueble, es fundamental planificar perfectamente todo lo relacionado con dicha impermeabilización. En este sentido, es muy importante escoger el tipo de impermeabilización que mejor se adapte a cada caso, así como contar con los tiempos de secados propios de cada tipo de impermeabilización. 

Por lo general, es mejor realizar este tipo de trabajos en las estaciones secas, ya que garantizan un secado más rápido y con menores contratiempos. No obstante, si se tiene que llevar a cabo en una época de mayor humedad, es imprescindible consultar previamente la meteorología para escoger el momento más adecuado para realizarla. 

Preparar la superficie a impermeabilizar

Otro de los pasos que habrá que dar antes de iniciar la impermeabilización propiamente dicho será preparar la superficie que se va a impermeabilizar. Esto implica llevar a cabo una limpieza en profundidad de cada parte que se vaya a impermeabilizar. 

Hay que tener en cuenta que esta será la superficie sobre la que se colocará toda la estructura de impermeabilización. Si no está en buen estado, la impermeabilización podrá presentar problemas más adelante, por lo que se trata de un paso fundamental. 

Arreglar desperfectos

Una vez que se haya limpieza por completo la superficie que se va a impermeabilizar, es imprescindible arreglar cualquier desperfecto que pueda haber. Esto garantizará un mejor agarre de la impermeabilización, además de prevenir cualquier tipo de rotura debido a un desperfecto subyacente. 

Llevar a cabo la impermeabilización

Por último, se procederá a la realización de la impermeabilización propiamente dicho. En este sentido, es imprescindible contar con personal profesional y debidamente cualificado, ya que será la mejor garantía tanto de que el trabajo se lleva a cabo de forma perfecta, así como que se realice guardando todas las medidas de seguridad necesarias y obligatorias. 

Ventajas de las impermeabilizaciones

Previenen daños estructurales

Una filtración continua y sin tratar puede provocar daños importantes en los materiales constructivos, tanto en ladrillos y cemento como en metales o madera. Si no se ataja el problema a tiempo, a la larga será necesario acometer obras de importancia para reparar problemas estructurales serios. Una buena impermeabilización permite que cualquier inmueble o construcción se mantenga en perfecto estado durante mucho más tiempo.

Evitan daños interiores

Algo tan sencillo como una gotera procedente de una terraza mal impermeabilizada puede provocar daños en pintura y tabiques interiores. Incluso puede llegar a provocar la caída de revestimientos de azulejos y, lo que es más grave, poner en riesgo la seguridad de las personas si la humedad alcanza la instalación eléctrica. 

Y aún hay un aspecto relevante: que muchas veces la humedad no se ve hasta que no es demasiado tarde. Por ello es esencial impermeabilizar correctamente tejados y terrazas, aunque no se perciban problemas aparentes.

Inconvenientes derivados para la salud

La humedad crea problemas de salud, desde dificultades respiratorias a alergias, ya que los ácaros y el moho se desarrollan más en ambientes húmedos. Todo ello sin contar con el riesgo que la humedad supone para personas con asma o ancianos. Un buen aislamiento ayuda a evitar un buen número de enfermedades.

Revalorizan las construcciones

Este tipo de reformas, además de por las razones anteriormente mencionadas, también son importantes si se tiene en mente su venta o alquiler.

Una vivienda o un local donde se perciban humedades o filtraciones pierde parte de su valor. Además de la clara evidencia de una humedad visual, algún interesado en la compra de una vivienda puede solicitar la evaluación de un arquitecto técnico, quien haría un informe desfavorable.