habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Licencias de actividad: Precio y Presupuestos

1.600 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de licencias de actividad: 1.300 € - 2.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de licencias de actividad.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de licencias de actividad.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de licencias de actividad

Tipo de licencia de actividadPrecio (200 m²)
Proyecto técnico para licencia de actividad
1.400 €
Licencia para actividad inocua
800 €
Licencia para actividad calificada
2.000 €
Proyecto de obra para acondicionamiento de local comercial
500 €
Reforma de local comercial antes de apertura
80.000 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 44,600solicitudes de presupuesto de licencias de actividad
+ 1,586profesionales de licencias de actividad
+ 2,435opiniones verificadas de licencias de actividad

Información útil

En el caso de locales de menos de 300 m², la ley permite operar a las empresas presentando una declaración responsable, que sustituye a la licencia de actividad para llevar a cabo la actividad empresarial mientras se resuelve el trámite por parte del consistorio, para agilizar los trámites.

El empresario debe haber realizado la elaboración de un proyecto técnico de actividad previamente, y se compromete a contar con la licencia de apertura correspondiente.

  • 1-3 meses
  • Dificultad: Media
arrow

Tipos de licencias de actividad

Licencias de actividades inocuasLicencias de actividades inocuas

Actividades inocuas son aquellas que no generan impacto negativo. Es decir, actividades que no ponen en riesgo ni la salud ni la seguridad de las personas y tampoco generan un impacto medioambiental. La tramitación de este tipo de licencias es más rápida y sencilla, ya que, por lo general, se puede realizar mediante una declaración responsable. Dentro de esta categoría entrarían actividades como son las del pequeño comercio o las de oficinas, por poner dos ejemplos.

Licencias de actividades calificadasLicencias de actividades calificadas

En este apartado entran aquellas actividades que puedan ocasionar molestias, ser peligrosas o se puedan considerar nocivas o insalubres. Se trata de actividades que necesitan una serie de requisitos extraordinarios para poder funcionar, entre los que se podrían mencionar medidas higiénico-sanitarias específicas, de evacuación de humos, de seguridad o de aislamiento. Aquí entrarían bares, discotecas, locales de hostelería, hoteles o actividades de tratamiento de productos alimenticios.

Traspaso de licencias de actividadTraspaso de licencias de actividad

A lo largo del tiempo, es posible que los locales cambien de actividad o de propietario. En el primer caso será necesario solicitar de nuevo licencia de actividad por la obligación de que el local se adapte a las necesidades de la nueva actividad. En el caso de que solo cambie el propietario, es imprescindible que el nuevo figure como titular de la licencia, para lo que tan solo será necesario hacer una comunicación en el Ayuntamiento.

Consejos antes de tramitar la licencia de actividad

Pedir el asesoramiento de un técnico al elegir local

No todos los locales son aptos para todas las actividades, por ello es imprescindible contar con un técnico experto que asesore a la hora de elegir inmueble. Él podrá decir si sirve para la actividad que se desea desarrollar o si puede adaptarse a ella. Y hay que tenerlo especialmente en cuenta cuando se trate de actividades calificadas

Asegurarse de que es posible acondicionar el local según la normativa

Las normativas pueden llegar a ser muy estrictas con determinadas cuestiones. Si un local no puede disponer de salida de emergencia, por ejemplo, nunca se podrá instalar en él un restaurante con un determinado aforo. O si no se puede instalar una salida de humos de acuerdo a lo que marcan las normas. 

Antes de decidirse por un local hay que conocer muy bien lo que exige la ordenanza municipal y la normativa y comprobar que se puede adaptar el local a ello.

Averiguar si el local tiene una licencia de actividad vigente

Si ya hay una licencia en vigor y no se va a cambiar de actividad, simplemente habrá que notificar al ayuntamiento mediante declaración responsable el cambio de titularidad. Si se va a cambiar el uso del inmueble habrá que gestionar una nueva de acuerdo a la actividad que en él se vaya a desarrollar.

Pedir el permiso de obra correspondiente

Aunque muchas de las licencias de actividad se tramitan mediante el procedimiento de la declaración responsable, según el tipo de obra que se vaya a realizar en el local habrá que solicitar la licencia correspondiente. Si se trata de pequeños trabajos de mejora y no cambia el uso se podrán realizar mediante licencia de obra menor o comunicación previa.

Sin embargo, cuando la obra afecta a distribución interior, hay cambio de uso o se trata de locales protegidos, será necesario solicitar otro tipo de licencias que implican la necesidad de realizar y presentar proyecto técnico realizado por un profesional acreditado.

Precio de licencias de actividad por ciudades

¿Cuánto cuesta una licencia de actividad en Madrid?

El precio de las licencias de actividad en Madrid dependerán de la complejidad del proyecto, también del tipo de la licencia y, por último de las tasas municipales.

Podemos decir que la licencia de actividad se compone de esas tasas municipales y del proyecto técnico, que siempre deberá estar firmado por una persona habilitada para ello. Así, el proyecto técnico de una actividad inocua costaría unos 800€. A este precio se le sumarían las tasas municipales por 500€ lo que nos daría un total de 1.300€ de mediaen las licencias de actividades inocuas.

En el caso de las actividades calificadas, el precio del proyecto técnico podría ascender a unos 1.500€. Asimismo, las tasas municipales también serían más altas, alcanzando los 1.000 euros. Así, la media sería de unos 2.500€ para las licencias de actividad de las actividades calificadas.

¿Qué coste tiene una licencia de actividad en Barcelona?

Las tasas municipales para una licencia de actividad inocua en Barcelona son de unos 230€. Esta tasa variará dependiendo de la actividad; y es que en las actividades calificadas se podría alcanzar los 1.200€.

Las licencias de actividades inocuas son sencillas de tramitar y tienen un coste menor que las licencias clasificadas, que son más caras y cuentan con un proyecto técnico mucho más específico.

En ambos casos, no obstante, tendremos que sumar el precio del proyecto técnico para poder hablar de un precio cerrado en la licencia de actividad.

¿Cuánto vale una licencia de actividad en Valencia?

Hay que señalar que en Valencia Capital el coste de una licencia de actividad es muy económico. Esto es debido a que no hay que pagar tasas por licencia en el Ayuntamiento. Algo que reduce el coste total al coste del proyecto técnico más el coste del impuesto y tasa por obra en el caso de que fueran necesarias.

En cuanto a los precios por proyecto podrán variar dependiendo del tipo de negocio. Así, el proyecto de un comercio u oficina rondaría los 400€, mientras que el proyecto para un bar o restaurante estaría en torno a los 800€.

Licencia de actividad en Málaga: cuánto cuesta

El coste de una licencia de actividad en Málaga se compone de la tasa municipal sumada al coste del proyecto de actividad. La tasa municipal de actividad oscila entre los 270y los 2.000€, dependiendo del tipo de negocio y las dimensiones del espacio.

En cuanto al proyecto de actividad también dependerá del tipo, si se trata de una actividad inocua (más sencillos) o una actividad clasificada (mucho más completos). De esta forma, el proyecto de actividad de un comercio rondaría los 300mientras que el proyecto de actividad de un taller o industria podría superar fácilmente los 1.000€.

Licencia de actividad en Sevilla: precio medio

El coste de una licencia de actividad en Sevilla cuenta con varias partidas. Para empezar, es necesario pagar la tasa de consulta de viabilidad del establecimiento que son 41,20€. A partir de ese momento, la tasa de la declaración responsable se regirá en base a la superficie. Esta tasa va desde los 247,20en locales de hasta 50m2 hasta los 11.124.00para locales de hasta 20.000 m².

El precio de la licencia se complementará, además, con el coste del proyecto de actividad que deberá entregarse en la solicitud. Estos proyectos variarán mucho su precio dependiendo del tipo de actividad.

Preguntas frecuentes sobre licencias de actividad

¿En qué casos se necesita una licencia de actividad?

La licencia se necesita siempre que en el local se vaya a desarrollar algún tipo de actividad. Hay que tener en cuenta que es lo que garantiza que ese inmueble cumple con la normativa general y con las condiciones específicas que afectan a ese tipo de negocio en concreto.

¿Cuándo solicitar la licencia de actividad?

La solicitud debe realizarse antes de la puesta en marcha del negocio. Sin embargo, hoy en día, no es necesario esperar a su aprobación para iniciar la actividad. En muchos casos se puede aplicar la figura de la declaración responsable, por la que el propietario se compromete al cumplimiento de todo lo dispuesto en la normativa. Técnicos municipales verificarán más tarde que realmente es así. 

¿Qué documentación es necesaria para pedir la licencia de actividad?

Dependerá de si se trata de una actividad inocua o clasificada. Si es inocua basta con presentar el formulario correspondiente con planos del local y su distribución, así como contrato o escritura del local, documentación del propietario y justificante del abono de las tasas. 

Si se trata de una actividad clasificada, además habrá que presentar proyecto técnico de la actividad correspondiente, realizado por un profesional cualificado para ello.

¿Cuánto cuesta tramitar una licencia de actividad?

Dependerá de la complejidad del proyecto, del tipo de licencia y del ayuntamiento. Si se trata de una actividad inocua, puede estar alrededor de los 400 €, con proyecto técnico incluido puede elevarse a los 1.000 €.

Requisitos que debe cumplir un local para obtener la licencia de actividad

Cumplir con las ordenanzas urbanísticas

Las ordenanzas municipales, sobre todo en grandes ciudades o en lo que respecta a zonas protegidas, pueden ser muy estrictas. Por ejemplo, se puede limitar la concesión de licencias en el caso de actividades clasificadas o prohibir cierto tipo de actividades en inmuebles que gozan de protección. También pueden obligar a cumplir una serie de requisitos en lo que a estética o medidas de seguridad se refiere, por poner solo unos ejemplos. 

Es importante tenerlo en cuenta e informarse muy bien de lo que marca la normativa municipal en lo que respecta al negocio que se desea abrir para no tener problemas. En caso de incumplimiento se puede, incluso, se puede suspender la actividad

Cumplir con las normas de seguridad y antiincendios

Son cuestiones fundamentales que no hay que pasar por alto. Si se ha presentado una declaración responsable y una inspección municipal detecta deficiencias en estos apartados, habrá que corregirlas en un plazo breve. Si son graves incluso se puede cerrar el local hasta que se hayan subsanado. Son cuestiones como salidas de emergencia en establecimientos como restaurantes o discotecas, medidas antiincendios en cocinas o incluso planes de evacuación. 

Cumplir con las condiciones de iluminación, ventilación, insonorización y salubridad

Son cuestiones básicas, pero importantes. En el caso de locales, por ejemplo, dedicados a restauración, la evacuación de humos debe cumplir unos requisitos, como que los tubos evacuen por encima del tejado del edificio. En el caso de gimnasios o instalaciones como spas, tanto la ventilación como medidas sanitarias son imprescindibles. 

Y en locales de espectáculos, pubs o discotecas que estén en cascos urbanos, las normativas municipales exigen un adecuado nivel de aislamiento acústico para evitar molestias a los vecinos. 

Cumplir con la ley de accesibilidad al local

La normativa de accesibilidad es estricta y de obligado cumplimiento. De esta manera ningún establecimiento abierto al público debe tener barreras arquitectónicas. Para acceder debe haber rampas que se adecuen a la normativa o elementos como salvaescaleras. Pero también en el interior los locales deben ser accesibles, como, por ejemplo, en la obligación de contar, en determinados casos, de baños adaptados a personas con movilidad reducida. 

Cumplir las normas de protección del medio ambiente

Se refieren fundamentalmente a dos aspectos. Por un lado, el ruido, por lo que las actividades que impliquen un cierto nivel de decibelios para su funcionamiento deben estar correctamente asiladas. 

Por otro, en lo que a gestión de residuos se refiere, especialmente en el caso de actividades que generan desperdicios que deben ser tratados de manera específica, como los de determinadas actividades industriales o relacionadas con asistencia médica. 

Pasos para conseguir la licencia de actividad

Lo primero es la elaboración del proyecto técnico de actividad de acuerdo al uso que se desee hacer del local. Para ello conviene solicitar los servicios de profesionales especializados en esta cuestión. 

Con el proyecto ya realizado, es necesario conseguir el visado del Colegio Oficial correspondiente antes de comenzar los trabajos de adecuación del local. 

Cualquier licencia de actividad lleva implícito el pago de unas tasas que pueden variar de unos ayuntamientos y que dependerán también de las características del local y del tipo de actividad que se vaya a desarrollar.

Con las tasas abonadas se puede presentar la declaración responsable y la solicitud de licencia. Pero es importante saber que ello no significa que la licencia esté concedida ni que funcione el silencio administrativo.

Al cabo de un tiempo, un técnico municipal visitará el local y comprobará que se adecua a la normativa, si detecta alguna deficiencia hay obligatoriedad de subsanarla y si es muy grave podría incluso paralizar la actividad. Cuando todo esté verificado es cuando se concede la licencia.