habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Obtener una Licencia de Apertura

1.800 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de licencias de apertura: 1.300 € - 2.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de licencias de apertura.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de licencias de apertura.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios licencia de apertura

Tipo de licenciaPrecioComprende
Licencia de apertura para actividad inocua
1.000 €
Proyecto y tasas municipales
Licencia de apertura de bar o restaurante
2.300 €
Proyecto y tasas municipales
Licencia de apertura de nave industrial
3.100 €
Proyecto y tasas municipales
Licencia de apertura de una empresa
3.070 €
Proyecto y tasas municipales
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 44,583solicitudes de presupuesto de licencias de apertura
+ 1,587profesionales de licencias de apertura
+ 2,435opiniones verificadas de licencias de apertura

Información útil

El coste medio de las licencias de apertura puede situarse en unos 1.000 € para actividades inocuas y unos 2.000 € para otro tipo de actividades. Sin embargo, estas cantidades pueden variar según las tasas que aplique cada Ayuntamiento y las características tanto del local como de la actividad.

Hay licencias de apertura exprés previstas para locales de menos de 300 m². Con una declaración de la gestión de la solicitud y el informe técnico se puede poner en marcha la actividad en el local antes de obtenerla, con un coste medio de unos 900 €.

  • 3 semanas
  • Dificultad: Baja
arrow

Tipos de licencias de apertura

Licencia de apertura para actividades inocuasLicencia de apertura para actividades inocuas

Las actividades inocuas son aquellas que no generan molestia alguna ni a bienes de cualquier tipo ni a personas, y que tampoco tienen un impacto medioambiental ni entrañan problemas de salubridad. Ese sería el caso, por ejemplo de negocios como las tiendas de ropa u oficinas.

El procedimiento para solicitar la licencia de apertura para este tipo de actividad suele ser más ágil y rápido al no ser obligatorio el proyecto técnico. Sin embargo, sí será necesario disponer de un informe técnico redactado por un profesional competente (arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero) que incluya los planos de localización, planta y sección del local.

En este tipo de actividades, lo más habitual es optar por la presentación de una declaración responsable, cuya resolución es prácticamente inmediata, aunque posteriormente un técnico municipal visitará el local para comprobar que todo se ajusta a la normativa. Sin embargo, este tipo de licencia exprés queda limitada a locales de menos de 300 m² de superficie de venta.

En cuanto al precio, la tramitación de las licencias de apertura de actividades inocuas o declaraciones responsables partiría de unos 350 €, sin tener en cuenta las tasas municipales. Con ellas, el coste puede alcanzar los 900 €.

Licencia de apertura para actividades calificadasLicencia de apertura para actividades calificadas

Las actividades calificadas son aquellas que, por su propia naturaleza, pueden causar molestias o resultar insalubres o peligrosas para personas, maquinaria, medioambiente u otros. Negocios como talleres o discotecas realizan actividades calificadas y deben contar con medidas propias sanitarias y de seguridad. Otras actividades solo pueden hacerse en terreno industrial, como las desarrolladas en fábricas.

En el caso de una licencia municipal de apertura para este tipo de negocios será necesario presentar un proyecto técnico. Deben realizarlo arquitectos, arquitectos técnicos o ingenieros, que deben estar colegiados, ya que será necesario incorporar el visado del colegio profesional correspondiente.

Ese proyecto puede variar según el tipo de local y su actividad, pero en líneas generales debe incorporar memoria y planos, estudio ambiental, pliego de condiciones o estudio básico de seguridad y salud, prevención de incendios o cumplimiento del RITE, entre otras cuestiones que garanticen que se cumple la normativa según la actividad que se va a desarrollar (por ejemplo en aspectos como insonorización o evacuación de humos).

El precio de un proyecto puede situarse en el entorno de los 1.000 €; sumando las tasas municipales el precio total de una licencia de apertura para una actividad calificada se sitúa alrededor de los 2.000 €. Respecto al plazo de consecución, también depende de la carga de trabajo del Ayuntamiento, pero puede llegar a los tres meses o incluso superarlos.

Actividades exentas de licencia de aperturaActividades exentas de licencia de apertura

No todas las actividades profesionales están sujetas a la concesión de licencia de apertura. Aquellas de índole profesional, artesanal o artística que se realicen en el propio domicilio y que no impliquen ventas ni atención directa al público estarán exentas de este trámite. Además de estas condiciones, es imprescindible que la actividad no cause molestias a los vecinos no implique riesgos de salud o seguridad tanto para el propietario como para cualquier otra persona.

También cabría señalar que gran parte de las actividades inocuas estarían exentas de licencia de apertura, ya que se puede abrir el negocio mediante la presentación de declaración responsable. Pero es importante tener en cuenta que si es necesario realizar obras de adaptación importantes en el local o este tiene más de 300 m² de venta al público sí sería necesario tramitar la licencia de apertura.

Pasos que se siguen para la concesión de una licencia de apertura

Estudio de viabilidad del proyecto de local

El primer paso es la redacción de un informe técnico para la licencia de apertura del local. Este documento debe redactarlo un arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero técnico y su objetivo es estudiar la viabilidad del proyecto, valorando aspectos como instalaciones, planos, dimensiones y, de manera muy especial, la normativa que regula la actividad del local, que puede variar según se trate, por ejemplo de la licencia de apertura para un restaurante o para una academia de idiomas. 

Hay que tener en cuenta que su redacción, así como los trámites y licencias pueden demorarse varias semanas, según la carga de trabajo de cada Ayuntamiento. Para evitar esos retrasos, la alternativa es presentar una declaración responsable cuando sea posible y que es un documento en el que los interesados manifiestan, bajo su responsabilidad, que cumplen los requisitos exigidos por las ordenanzas.

Es importante tener en cuenta que, aunque con la presentación de la declaración responsable se pueda iniciar la actividad, no exime de cumplir la ley. Los inspectores municipales realizarán una visita para comprobar que se respeta la normativa. Si hubiera irregularidades habrá que solventarlas en un plazo y, sin son graves, incluso pueden ordenar el cierre del local. 

Reformas y cambios en locales comerciales

Si el Ayuntamiento da el visto bueno a la actividad que se vaya a desarrollar y urbanísticamente el local es apto, puede que sean necesarias algunas reformas para que se adapte al uso que de él se va a hacer. 

Es importante asegurarse de que haya sistemas de control de incendios, que el local se adapte a la normativa de accesibilidad, que los sistemas de ventilación y climatización sean adecuados y que se cumplen las normas de salubridad en el caso, por ejemplo, de la tramitación de una licencia de apertura para un restaurante.

Estas mejoras y adaptaciones suponen un sobrecoste, y pueden demorar la apertura del local algunas semanas, pero es la garantía de que ante una inspección de técnicos municipales no habrá ninguna anomalía que haya que solventar con el establecimiento ya en funcionamiento. 

Gestión de la licencia de apertura

Una vez está todo preparado, el último paso consistirá  en presentar toda la documentación en función del tipo de actividad que se desarrolle:

  • Inocuas: cuando no se produce molestias por su naturaleza (oficinas, talleres pequeños…). Para tramitar la licencia municipal de apertura para las actividades inocuas se deberán presentar los planos de emplazamiento, planta y sección del local, con todo detalle de los elementos de control de incendios, y el documento que acredite la posesión del local.
  • Calificadas: pueden producir molestias (clínica, colegio, bar…). Para tramitar la licencia de apertura para las actividades calificadas se deberán presentar el permiso de la comunidad de vecinos colindantes para llevar a cabo la actividad y un proyecto que firmará el técnico, donde se detallarán las medidas y actuaciones necesarias que ha adaptado el local comercial a las normativas vigentes.

Precios de licencia de apertura por ciudades

¿Qué precio medio tiene la licencia de apertura en Madrid?

El precio de la licencia de apertura en Madrid puede variar dependiendo de muchos factores. No obstante, podemos decir que este precio se mueve en una horquilla de entre 450y 4,787.

En última instancia, deberemos ponernos en contacto con el Ayuntamiento de Madrid, pues es quien concede estas licencias y el que establece, entre otros, las tasas municipales para poder conseguir estos trámites de apertura. Por lo general, el precio medio de licencia de apertura en Madrid será de 600 €, pero insistimos en que este precio puede variar mucho dependiendo, entre otros, del tipo de actividad. Así, el precio de la licencia de apertura de una actividad calificada en Madrid podría ascender a más de los 1.500 €.

Las actividades inocuas, por su parte, tienen unas tasas más económicas, así como los proyectos, que también son necesarios para poder conseguir esta licencia.

¿Cuánto cuesta una licencia de apertura en Barcelona?

El precio de licencia de apertura en Barcelona puede ser muy variado atendiendo a detalles como la superficie del local o el tipo de actividad que se realice. No obstante, podemos decir que este precio puede ir desde los 369 hasta los 4.230 aproximadamente.

Hay que señalar que el coste de la obtención de licencia de apertura en Barcelona depende, entre otros, de la tipología, así como de las tasas de solicitud que se establecen en el Ayuntamiento. Estas tasas de apertura se sitúan a partir de los 300 para locales pequeños con actividades inocuas.

Además, a esto también tendríamos que sumarle las tasas al impuesto de construcciones, instalaciones y obras, así como el del proyecto técnico en los casos que sea necesario. En muchos casos también es esencial contar con el certificado de las EAC que tiene un precio de unos 800 €.

Uno de los factores más determinantes a la hora de establecer un precio de licencia de apertura en Barcelona es el tipo de actividad. Por ejemplo, un local con una actividad inocua, que no tenga impacto medioambiental, ruido o riesgos para la salud, puede conseguirse por unos 1.000 (proyecto y tasas municipales). Sin embargo, una licencia de apertura para un local con actividad clasificada como pueda ser un restaurante, podría superar los 2.300 .

¿Cuál es el precio de obtener licencia de apertura en otras ciudades de España?

  • Precio medio de licencia de apertura en Castellón: 250€ - 3100€
  • Precio medio de licencia de apertura en Mataró: 350€ - 3930€
  • Precio medio de licencia de apertura en Valladolid: 270€ - 3199€
  • Precio medio de licencia de apertura en Sevilla: 282€ - 3220€
  • Precio medio de licencia de apertura en Fuengirola: 200€ - 2150€
  • Precio medio de licencia de apertura en Las Palmas de Gran Canaria: 205€ - 2875€
  • Precio medio de licencia de apertura en Ceuta: 190€ - 2706€
  • Precio medio de licencia de apertura en Cantabria: 306€ - 3432€
  • Precio medio de licencia de apertura en Valencia: 265€ - 3483€
  • Precio medio de licencia de apertura en Málaga: 267€ - 3370€
  • Precio medio de licencia de apertura en Madrid: 450€ - 4787€
  • Precio medio de licencia de apertura en Barcelona: 369€ - 4230€

Las preguntas más frecuentes sobre licencias de apertura

¿Qué documentación se necesita para solicitar la licencia de apertura?

  • Informe o proyecto técnico redactado por un técnico acreditado (ingeniero o arquitecto técnico) de licencia de apertura.
  • Hacer el visado del proyecto por el correspondiente Colegio Oficial.
  • Pagar las tasas del visado y las tasas municipales.
  • Reunir la solicitud de licencia de apertura cumplimentada, con el informe o proyecto técnico y el resguardo del pago de las tasas municipales.
  • Presentar todo en el registro del área de urbanismo del Ayuntamiento.

¿Cuánto tardan en conceder la licencia de apertura?

En buena medida dependerá de la carga de trabajo de cada Ayuntamiento. Si no es elevada y se trata de una actividad inocua y se cumple la normativa vigente, el plazo puede ser de un mes, aproximadamente. Puede tardar más si no se cumplen los requisitos o hay documentación incompleta. Es importante asegurarse de todo el proceso con un técnico antes de presentar la solicitud de licencia de apertura.

En el caso de actividades calificadas, la tramitación es más compleja y está sometida a un mayor control, de modo que la obtención de la licencia se puede demorar y situarse entre tres y seis meses, dependiendo también de cada Ayuntamiento. 

¿Cuánto costará como mínimo la licencia de apertura?

Aproximadamente, la inversión que hay que realizar para la obtención de la licencia de apertura lo ocupan entre un 50% y un 65% de tasas e impuestos, y entre un 35% y 50% de informe o proyecto técnico.

Cada ayuntamiento establece unas tasas y en cada uno se tiene en cuenta: el tipo de procedimiento (actividades inocuas, calificadas o procedimiento ordinario), las dimensiones del local, la potencia eléctrica, etc. Por ejemplo, para un local comercial de 60 m² en Madrid, la licencia de apertura puede costar perfectamente 500 € con actividad inocua. Sin embargo, en otros ayuntamientos estas tasas son mucho más reducidas

El proyecto técnico, efectuado por el profesional, variará en su precio dependiendo de la dificultad del proyecto o la magnitud de la obra. En una actividad inocua puede partir de 600 €, mientras que en una calificada unos 1.000 €.

En el caso de la licencia de apertura una tienda de ropa, la tramitación, incluyendo estudio técnico y tasas municipales podría elevarse a unos 1.000 €- 1.100 €. Si se trata de la licencia de apertura de un taller, considerada actividad calificada, el coste se elevaría a unos 2.400 € - 2.500 €. En ambos casos se trataría de un local de unos 100 m².  

¿Qué diferencia hay entre una licencia de apertura y una licencia de actividad?

Aunque puedan parecer similares, hay diferencias entre la licencia de apertura y la licencia de actividad. Hay que definir ambas licencias para poder disponer lo que diferencia a ambas: 

  • Licencia de actividad: es la autorización inicial que concede el Ayuntamiento para poder implantar una determinada actividad en base a un proyecto técnico presentado
  • Licencia de apertura: es la licencia definitiva con la que el Ayuntamiento da permiso para poder abrir la actividad

Por regla general, primero se solicita al Ayuntamiento la licencia de actividad. Una vez que se concede esta, se procede a realizar las obras o la adecuación del local comercial. 

Este mismo expediente municipal abierto concluye con la concesión de la licencia de apertura. Esto quiere decir que una vez finalizadas las obras (iniciadas gracias a la licencia de actividad), el Ayuntamiento realiza una visita de inspección. Si esta se desarrolla con éxito, el Ayuntamiento concede la licencia para poder comenzar a desarrollar la actividad comercial. 

¿Qué se certifica con la licencia de apertura?

La licencia de apertura viene a garantizar que el local en el que se desarrolla una determinada actividad se adecua tanto a la normativa general como a la particular que regula el desarrollo de esa actividad en concreto. Para ello se tienen en cuenta razones tanto urbanísticas como técnicas (nivel de insonorización, salubridad, etc). Por ejemplo, las exigencias para obtener la licencia de apertura de una cafetería serán muy diferentes a las que se pedirán en el caso de una discoteca.

La concesión de la licencia de apertura es competencia de cada Ayuntamiento, de modo que los criterios pueden variar sensiblemente de unos a otros según sus propias ordenanzas municipales. Por ello, conviene comprobarlo. 

¿Qué sucede si no se concede la licencia?

La licencia de apertura se puede denegar si se comprueba que el local no se adecua a la actividad que en él se va a desarrollar, incumpliendo la normativa. De igual modo, puede ocurrir que la inspección municipal detecte deficiencias o irregularidades si se ha presentado declaración responsable. 

Si eso ocurre, se realiza un requerimiento y se abre un plazo para subsanar esas deficiencias. Une ejemplo sería el de la licencia de apertura de un bar que no tiene una salida de humos correctamente instalada. Pero si esas deficiencias son graves se puede, incluso, paralizar la actividad.

Otra posibilidad es que se presente la solicitud de licencia de apertura y la Administración no conteste. La Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas indica que el plazo máximo en el que debe notificarse la resolución expresa no podrá exceder de seis meses, salvo que una norma con rango de Ley establezca uno mayor. 

Pasado ese tiempo. Si la administración no ha respondido, surge el silencio administrativo positivo, es decir, que se podría abrir el local. Ello no eximiría del cumplimiento de la normativa, ya que a posteriori se podría iniciar un procedimiento de revisión de oficio para subsanar posibles deficiencias. 

Habría, sin embargo, excepciones, como en el caso de que se deba emitir Declaración de Impacto Ambiental o Informe de Evaluación Ambiental de Actividades, que se entenderá denegada.