habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Licencias: Precio y Presupuestos

22 €/udPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de licencias: 400 €/ud - 4 €/ud

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de licencias.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de licencias.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de licencias

Tipo de trámitePrecio
Licencias de actividad (actividad calificada)
1.000 €
Licencias de apertura (actividad inocua)
400 €
Licencias de obra (vivienda unifamiliar)
6.000 €
Tramitar declaración responsable
200 €
Cédulas de habitabilidad (vivienda unifamiliar)
120 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 44,582solicitudes de presupuesto de licencias
+ 1,587profesionales de licencias
+ 2,435opiniones verificadas de licencias

Información útil

El precio de las licencias puede ser muy variable. En el caso de una obra mayor, suele oscilar entre el 2 y el 5% del coste de la obra. Una licencia para una actividad inocua puede costar a partir de 1.000 € (con proyecto). Y una cédula de habitabilidad para una vivienda costaría alrededor de 100 €.

  • Dificultad: Media
arrow

¿Cuánto cuesta el trámite de licencias?

Tramitar licencias puede tener un precio muy variable, según el tipo de licencias, de inmueble y de actividad, cuando se trata de espacios destinados a negocios. En el caso de licencias de obra mayor, cada ayuntamiento establece sus tasas, que puede oscilar entre un 2% y un 5% del proyecto. Estos serían algunos ejemplos:

Tramitar la licencia de obra mayor para una vivienda que se haya presupuestado en unos 30.000 € costaría a partir de 1.000 €

En el caso de obras de menor envergadura, tramitar la licencia costaría también entre el 3% y 5%. Para una obra presupuestada en 15.000 € el coste estaría a partir de los 600 €.

En otro tipo de licencias, como las de apertura, también se tienen en cuenta aspectos como el tipo de actividad, el tamaño del local e incluso la situación del local. Por ello, el coste puede ser muy variable, además de que cada ayuntamiento aplica sus propias tasas.

¿Qué licencias hay que solicitar a la hora de hacer reformas?

Licencia de obra mayor

Para hacer reformas que afecten a la estructura del edificio en general (por ejemplo, hacer un cerramiento o ampliar el espacio de la cocina) o que supongan una alteración de la fachada de un inmueble requieren de la solicitud de una licencia de obra mayor. Los arquitectos son los técnicos que pueden ejecutar los proyectos solicitados por la administración local para su concesión.

También se necesita para realizar reformas cuyo objetivo sea convertir un antiguo local en una vivienda. Además, hay que consultar con la normativa urbanística, ya que la transformación no siempre es posible.

Comunicado de obras

Cuando las actividades únicamente afectan a los acabados de la vivienda (como puede ser cambiar el suelo o pintar las paredes), solo se requiere solicitar un permiso de carácter informativo a la administración local conocido como comunicado de obras.

Licencia de obra menor

En algunos ayuntamientos es necesario solicitar este tipo de licencia para realizar obras de pequeña envergadura que no afectan a elementos estructurales ni suponen una ampliación de los metros útiles del inmueble. Muchas normativas municipales han sustituido esta figura por la de la declaración responsable.

Preguntas frecuentes acerca de las licencias

¿Qué diferencia hay entre una licencia de actividad y una licencia de apertura?

La licencia de actividad es aquella que concede el ayuntamiento para poder comenzar a desarrollar un tipo de actividad concreta a partir de la presentación de un proyecto técnico. 

La licencia de apertura, sin embargo, es la licencia definitiva a partir de la cual el ayuntamiento concede permiso al propietario del local para poder abrir y comenzar a ejercer su actividad.

¿Qué documentación hace falta para la obtención de una licencia de actividad?

Para poder solicitar una licencia de actividad y que esta sea aceptada por el ayuntamiento correspondiente, es necesario presentar un proyecto técnico. Este tipo de proyecto puede ser redactado por un arquitecto o un arquitecto técnico. El proyecto técnico que se presente al ayuntamiento ha de estar visado por el correspondiente colegio oficial tras el pago de las tasas. 

Una vez pagadas las tasas al colegio oficial correspondiente, se han de abonar las tasas municipales y presentar la solicitud de licencia de apertura, con el proyecto técnico y con el resguardo que demuestre que dichas tasas ya están abonadas. Los Ayuntamientos suelen tardar varios meses en aprobar y visar toda la documentación. 

¿Cuánto tiempo puede permanecer cerrado un local sin que caduque su licencia?

Inicialmente, no hay problemas si se mantiene cerrado un local comercial una vez se ha concedido la licencia. La licencia de apertura no tiene fecha de caducidad y nos valdrá si decidimos esperar un tiempo antes de proceder a abrir el local. Eso sí, valdrá siempre y cuando no haya modificaciones sobre el proyecto técnico a partir del cual fue aprobada la licencia.

¿Se puede abrir un local teniendo ya concedida la licencia de actividad y antes de ser aprobada la licencia de apertura?

Sí, siempre y cuando se solicite una licencia de apertura exprés. Esta nueva modalidad se ha creado para agilizar los trámites que realizan las administraciones. De esta manera se puede abrir al público rápidamente y evitar muchos de los trámites actuales. Podrán solicitar este tipo de licencias todos aquellos comercios que se encuentren incluidos en el Anexo del Real Decreto-ley 19/2012 y que afecta a los negocios con instalaciones inferiores a los 300 m². 

En estos casos, este tipo de negocios ya no requieren de las habituales licencias municipales que hacían que los trámites para abrir se dilataran en el tiempo. Es suficiente con presentar una declaración responsable del cumplimiento de la normativa vigente. Se puede visitar el siguiente enlace para consultar más datos sobre este Real Decreto-ley.

Por qué elegir a un arquitecto para tramitar licencias

Para poder ejecutar cualquier tipo de reforma o rehabilitación que requiera de un permiso de obra mayor. En estos casos, los arquitectos son los especialistas que tienen conocimientos y permisos para desarrollar los proyectos que hay que presentar al ayuntamiento a la hora de solicitar dichos permisos.

Para obtener asesoramiento. Los arquitectos pueden asesorar a los clientes en cualquier tipo de modificación. Además, pueden resolver todo tipo de dudas sobre el mundo de las reformas y rehabilitaciones, sobre las licencias necesarias para ejecutar las obras o sobre las ayudas que se encuentran en vigor y que pueden abaratar el coste de los proyectos y de las obras.

Para convertir un local en una vivienda. En estos casos los arquitectos conocen la legislación y normativa vigente para saber cuáles son los pasos a realizar de cara a este tipo de trámites. El más importante de ellos, la cédula de habitabilidad.

Para ahorrar tiempo y dinero. Un arquitecto puede encargarse de centralizar el desarrollo de todo tipo de obras y reformas, de crear los equipos de trabajo y de coordinarlos. Además, sus conocimientos sobre la legislación vigente los convierten en unos auténticos expertos a la hora de solicitar licencias y subvenciones.