¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?
En menos de un minuto y gratis

Pide precio de cédulas de habitabilidad online. Servicio totalmente gratuito y sin compromiso. Tendrás varios presupuestos de cédulas de habitabilidad de los mejores profesionales para comparar.

Precio de cédulas de habitabilidad

¿Cuánto cuesta un trabajo de cédulas de habitabilidad ?

El precio medio es de

614 €
Desde 100 € Es el precio más barato de cédulas de habitabilidad
Hasta 2.200 € Precio máximo que nos han indicado los profesionales para los trabajos de cédulas de habitabilidad

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores como la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

Para obtener un presupuesto personalizado:

En esta guía

Precios de una cédula de habitabilidad

Tipo de trabajo Precio
Cédula de habitabilidad para piso 100 €
Cédula de habitabilidad para una vivienda unifamiliar 170 €
Cédula de habitabilidad para local comercial 300 €
Certificado de primera ocupación 2.200 €
Certificado de segunda ocupación 300 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector.
+ 40.707
solicitudes de presupuesto de cédulas de habitabilidad
+ 1.611
profesionales de cédulas de habitabilidad
+ 2.173
opiniones verificadas de cédulas de habitabilidad
Información útil
  • El precio medio de tramitar una cédula de habitabilidad es de 120 €, aunque variará según las características de cada caso y de factores como la comunidad en la que se encuentre el inmueble o el tipo de documento: de primera o de segunda ocupación.

    Los datos que han de constar en una cédula de habitabilidad son la dirección del inmueble, su superficie útil, las estancias o espacios que conforman la vivienda, su umbral máximo de ocupación y las instalaciones disponibles.

  • Máximo 1 mes
  • Dificultad: Baja

¿Qué es y cuánto cuesta una cédula de habitabilidad?

¿En qué consiste una cédula de habitabilidad?

¿En qué consiste una cédula de habitabilidad?

Se puede definir la cédula de habitabilidad como el documento que acredita las condiciones mínimas de habitabilidad que debe reunir toda vivienda, apartamento, bungalow, hotel, aparta-hotel, y/o similar inmueble. En España es competencia de las comunidades autónomas, que regulan mediante decreto las mencionadas condiciones mínimas de habitabilidad.

Es muy importante acudir a la normativa propia de la comunidad autónoma donde se encuentre el inmueble o contratar los servicios de un profesional para verificar los pasos a seguir para obtener la cédula de habitabilidad. Como en todas las materias cuyas competencias están transferidas, hay que tener en cuenta las diferencias entre las diferentes regiones, ya que, por ejemplo, en algunos casos se ha cedido la competencia a los Ayuntamientos y en otros incluso se ha suprimido como ha ocurrido recientemente en la Comunidad de Madrid por DECRETO 111/2018, del 26 de junio, del Consejo de Gobierno, por el que se suprime la cédula de habitabilidad en el ámbito de la Comunidad de Madrid, o anteriormente en Andalucía, Castilla-La Mancha, Galicia o Castilla y León.

En cualquier caso, se puede indicar que se trata de un documento oficial administrativo vinculado a un inmueble que es obligatorio y necesario para contratar y dar de alta los servicios de agua, telecomunicaciones, luz y gas, así como para alquilar o vender una vivienda. De esta manera, se recomienda comprobar que el inmueble dispone de la correspondiente cédula de habitabilidad con carácter previo a la firma de cualquier contrato de alquiler, cesión, de compraventa, etc.

De igual forma, también puede que se pida su aportación en el Ayuntamiento cuando se solicite el empadronamiento en una vivienda.

¿Qué información contiene la cédula de habitabilidad?

¿Qué información contiene la cédula de habitabilidad?

La información que contiene la cédula de habitabilidad es, junto con el nombre del solicitante, la relacionada con las condiciones mínimas legalmente establecidas: 

  • La altura libre de los techos.
  • La superficie útil total. 
  • El número de ocupantes autorizados para la vivienda. 
  • El número de piezas o estancias de que consta la vivienda.

Aunque se trata de información limitada la que se incluye en el propio documento, su importancia radica en que es el único documento que garantiza y justifica que una vivienda está o tiene las condiciones de confortabilidad necesarias para ser habitada en lo referente a ventilación, iluminación, dimensiones mínimas, dotación de cocina y baños, así como de la existencia de las instalaciones propias para los suministros esenciales.

¿Cuánto cuesta la solicitud de la cédula de habitabilidad?

¿Cuánto cuesta la solicitud de la cédula de habitabilidad?

El coste de solicitar una cédula de habitabilidad puede ser diferente en cada caso, atendiendo a una serie de cuestiones básicas:

  • Quién realiza la gestión: aunque la tramitación se puede realizar de forma personal, cabe la posibilidad de confiar el servicio a una empresa o profesional. De media, el precio del servicio se sitúa en unos 130 €, aunque dependerá de la tasa que cada ayuntamiento cobre por la gestión. Esta tasa, alrededor de 40 €, será lo único que habrá que pagar si la gestión se hace personalmente. 
  • Informe técnico de arquitecto: en caso de ser necesario y no disponer de él, su precio varía según las características del inmueble.si se trata de una vivienda en altura, puede situarse a partir de los 70 € - 80 €.
  • Tipo de vivienda: la documentación requerida puede variar según sea de primera o segunda ocupación o según la antigüedad del inmueble. Son aspectos que repercuten en el coste de la gestión. Allí donde sea obligatoria, la cédula se necesitará siempre en viviendas nuevas. En transmisiones no será necesario tramitarla siempre y cuando se disponga de una que no haya caducado.
  • Ubicación del inmueble: las normativas cambian según la comunidad e incluso de unos ayuntamientos a otros. De esta manera, la ubicación del inmueble determinará el coste de la tramitación de la cédula de habitabilidad. En algunos, incluso, se ha suprimido este trámite, por ejemplo, en Madrid, donde se considera que la Licencia de Primera Ocupación, la Inspección Técnica de Edificios o el Informe de Evaluación de Edificios ya garantizan la habitabilidad del inmueble.

De esta forma, tramitar la cédula de habitabilidad para un piso de 80 m² costará a partir de 70 € si se deja en manos de un profesional. Para una vivienda unifamiliar el coste puede situarse en unos 120 € de media y unos 150 € para un local comercial

¿Qué documentación es necesaria para tramitar la cédula de habitabilidad?

Preguntas frecuentes al tramitar una cédula de habitabilidad

¿Qué diferencia hay entre una cédula de habitabilidad y la licencia de primera ocupación?

  • La cédula de habitabilidad es un documento administrativo que acredita que el inmueble reúne las condiciones mínimas para ser destinado a vivienda. Su regulación y otorgamiento compete bien a las comunidades autónomas como, en algunos casos, a los nunicipios, sin perjuicio de las comunidades autónomas en donde se ha suprimido.
  • Sin embargo, la Licencia de Primera Ocupación (LPO), es una licencia administrativa que persigue la protección de la legalidad urbanística y que, en esencia, verifica que lo construido se corresponde con la Licencia de Obras en su momento autorizada, así como que cumple con el uso permitido.

¿Quién está obligado a tramitar la cédula de habitabilidad?

En términos generales, están obligados a solicitar la cédula de habitabilidad los propietarios, arrendadores o usuarios de las viviendas o alojamientos de carácter residencial. No obstante, siempre se recomienda consultar en la comunidad autónoma, puesto que no en todas es obligatoria.

En caso de que lo sea, cuando se produce cualquier transmisión del inmueble por venta, alquiler o cesión de uso, el notario está obligado a comprobar la existencia de la cédula de habitabilidad para incorporarla a la escritura.

Por otra parte, si el inmueble presenta deficiencias de habitabilidad, la administración ordenará las obras de subsanación pertinentes, marcando un plazo para su ejecución. La ocupación o alquiler de la vivienda sin la previa obtención de la cédula de habitabilidad o sin renovación dará lugar a las responsabilidades y sanciones previstas legalmente.

¿Cuándo se renueva la cédula de habitabilidad?

Para determinar la caducidad de una cédula de habitabilidad será necesario consultar la normativa de cada comunidad autónoma. Así, a modo de ejemplo, para Cantabria se ha establecido que la cédula de habitabilidad deberá renovarse en cada cambio de titularidad del arrendamiento o de ocupación, tratándose de viviendas.

Sin embargo, en otras comunidades autónomas el plazo depende, llegando a establecer un periodo de validez diferente según la región de la que se trate o, incluso, del año de obtención de la cédula de habitabilidad. Así, el plazo de vigencia puede ser de 10, 15 o 25 años.

De igual forma, cuando la cédula se encuentra vigente y se ha perdido, se podrá pedir en la mayoría de los casos un duplicado de la misma solicitándolo en la administración competente.

¿La cédula de habitabilidad es obligatoria en toda España?

No lo es, depende de la normativa de cada comunidad autónoma. En buena parte de ellas se ha sustituido por otros documentos, como la licencia de primera ocupación o el certificado de la Inspección Técnica de Edificios. 

Es obligatoria, entre otras comunidades, en Cataluña, Navarra, Cantabria, Asturias o La Rioja. Y en cada una de ellas tanto los requisitos como el plazo de validez puede variar. En el caso contrario, en comunidades como Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía o Galicia este documento no es necesario.

En cualquier caso, y dada la variedad de normativas autonómicas, lo aconsejable es informarse siempre en el organismo correspondiente.

¿Cómo se sabe si una vivienda cuenta con cédula de habitabilidad?

En primer lugar, se debe tener en cuenta que hay tres posibilidades: que la cédula esté en vigor, que haya caducado o que no se haya solicitado. Para saber cuál es la situación, basta con solicitar la información en el Ayuntamiento en el que se encuentre el inmueble. 

Para ello se suele requerir, además del impreso de solicitud y el pago de la tasa correspondiente, la fotocopia del DNI del propietario y una copia de la escritura de la propiedad del inmueble. Por lo general, el trámite se puede realizar vía telemática.

Autor del artículo: Alberto Leonardo Zorrilla, abogado en LBS Abogados.

Valora esta guía

Nota media: 4 estrellas

4 votos realizados

4.796 personas ya han solicitado presupuesto para cédulas de habitabilidad

Precios por categoría
Precios relacionados
Registrate
¿Eres un profesional?

Contacta al instante con personas que buscan en tu zona a profesionales expertos en construcción, reformas, instalaciones, mudanzas, arquitectos, etc.