habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Fumigar piso: Precio y Presupuestos

130 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de fumigar piso: 100 € - 500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de fumigar piso.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de fumigar piso.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de fumigar piso

Tipo de fumigaciónPrecio (100 m²)Características
Fumigar plaga de cucarahas
200 €
Pulverizado de insectizida
Fumigar plaga de hormigas
120 €
Fumigación con productos biocidas
Fumigar plaga de chinches
350 €
Fumigación con productos biocidas
Fumigar plaga de termitas
2.200 €
Fumigación con productos biocidas
Fumigar plaga de carcoma
1.500 €
Fumigación con productos biocidas

Información útil

El precio medio por fumigar un piso con garantías de que una plaga de insectos no vuelva a aparecer suele ser de unos 100 €, aunque dependerá del tipo de plaga y de su alcance en la vivienda.

  • 1 día
  • Dificultad: Media
arrow

¿Cuánto cuesta fumigar un piso?

A la hora de fumigar una casa, hay que tener en cuenta distintos aspectos antes de saber cuánto cuesta el trabajo en sí. Por ejemplo, hay aspectos que pueden hacer que el coste sea menor o mayor, como el grado en el que se encuentre la plaga, la complejidad que tenga combatirla o la extensión de cada inmueble en particular. No obstante, el determinante que más termina por influir en el precio es el tipo de plaga de la que se trate. Por regla general no cuesta lo mismo enfrentarse a un tipo de insecto u a otro.

Una de las fumigaciones más comunes que se suelen realizar en pisos y casas, es para eliminar cucarachas. Estas no solo resultan incómodas, sino que también pueden incluso a llegar a suponer un riesgo para la salud en algunos casos. Sumado a la complicación de que se reproduzcan a la gran velocidad a la que lo hacen. Teniendo en cuenta todo lo anterior, fumigar una vivienda de cucarachas suele costar entre 100 y 120 €. Hay que tener siempre presente, eso sí, que la empresa tiene que ofrecer resultados duraderos.

Las hormigas, un insecto más habitual y al que se le suele dar menos importancia, también puede terminar siendo una plaga. En estos casos el coste de eliminarlas suele ser de 75 €. Eso sí, también puede aumentar un poco si es necesario, como sucede en algunos casos, desmontar muebles.

Fumigar chinches y las pulgas, por su parte, suele costar en torno a 100 €. Lo más complicado al tratar con estos insectos es, muchas veces, llegar a detectarlos, puesto que suelen ser muy poco visibles. Muchas veces resulta imposible saber que se sufra una plaga hasta que no se empiezan a ver sus síntomas. Estos insectos pueden surgir aunque no haya animales en una casa, aunque en el caso de los segundos, suelen ser los principales portadores.  

Por último están los llamados insectos de la madera. En circunstancias normales, su fumigación es una de las más baratas, costando unos 60-80 €. No obstante, en función del daño que haya producido la plaga, puede que sea igualmente necesario realizar un tratamiento a la madera de la vivienda. No siempre es necesario, pero sí puede encarecer algo el trabajo si hay que llevarlo a cabo. Sobre todo si se tiene en cuenta que los insectos de la madera pueden llegar a causar problemas a ciertos lugares de la vivienda: muebles, ventanas o incluso techos, si no se actúa con precaución. 

Consejos para prevenir la aparición de una plaga

Según la gran mayoría de expertos, la mejor forma de prevenir la aparición de una plaga es manteniendo limpia y en buenas condiciones de higiene una casa. Sobre todo aquellos lugares que pueden resultar más sensibles como punto de origen. O lo que es lo mismo: la cocina, el cuarto de baño, el sótano o la buhardilla. Si por ejemplo se tiene chimenea, también hay que prestar atención a los lugares en los que se almacena la leña. Una casa limpia no garantiza al cien por cien que no vaya a surgir una plaga, pero siempre ayuda a evitarlo en gran medida. 

Otro aspecto a tener en cuenta es la gestión de los residuos, y de la basura en particular. Los restos de comida, por ejemplo, son uno de los mayores causantes de apariciones de plagas. Al fin y al cabo, la mayoría de plagas aparecen por su búsqueda de alimento. Teniendo cuidado en no acumular basura y teniendo esta en lugares de difícil acceso se puede prevenir en la mayoría de los casos que surjan plagas. 

Por último, otra buena forma de prevenir la aparición de plagas es tratar aquellos lugares de la casa por los que pueden surgir insectos u otros tipos de problemas. Por ejemplo, sellar las juntas o poner mallas a los conductos de ventilación. Si la casa tiene también desván o ático, es importante igualmente impedir el acceso a ellos, puesto que hay plagas que pueden aprovecharlos para anidar en estos sitios. 

Pasos a seguir para fumigar un piso

Lo primero que hay que hacer cuando se quiere fumigar un piso, es asegurarse de si realmente se tiene algún tipo de plaga. O lo que es lo mismo, contactar con un profesional de la materia para que determine cuál es su origen. No son pocos los casos en los que una plaga surge en un local cercano a la vivienda o sitios por el estilo. 

Una vez confirmado que realmente se trata de algún tipo de plaga, hay que estudiar cada caso concreto, determinando cuál puede ser la decisión más idónea para él. Por este motivo, es importante igualmente contratar los servicios de una empresa con experiencia, capaz de buscar siempre la solución más adecuada al problema. 

Acto seguido, hay que proteger el piso antes de llevar a cabo la fumigación, siguiendo las instrucciones que den quienes se encarguen de ella. En ocasiones es necesario mover muebles, sobre todo cuando se trata de plagas que se esconden en sitios de difícil acceso. 

Una vez se empieza a fumigar, hay que valorar qué tipo de fumigación se lleva a cabo. Puede ser fumigación por gas, mediante líquido, a base de gel o incluso en frío. Cada alternativa requiere de unas técnicas y unos tiempos. 

Por último, es imprescindible revisar los resultados y, además, garantizar que la plaga ha sido erradicada, o de lo contrario se corre el riesgo de que pasado un tiempo vuelva a aparecer. Un seguimiento es necesario en todos los casos. Es buena idea contratar un servicio de limpieza y desinfección del piso puntual para evitar que reaparezca la plaga.

Kike Álvarez

Kike Álvarez

Kike es Head of SEO en habitissimo. Graduado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Rey Juan Carlos y con un master en especialización en Marketing Digital, siempre ha llevado dentro su pasión por la comunicación y la escritura. En Habitissimo, Kike es responsable de revisar todos los contenidos, asegurar que son útiles para nuestros lectores y que ofrecen la información más precisa y actualizada.

Ver perfil