habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Limpieza de depósitos, aljibes y pozos: Precio y Presupuestos

400 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de limpieza de depósitos, aljibes y pozos: 300 € - 950 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de limpieza de depósitos, aljibes y pozos.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de limpieza de depósitos, aljibes y pozos.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de limpieza de depósitos, aljibes y pozos

Tipo de trabajoPrecio (10.000 lts.)
Limpieza de aljibe
600 €
Limpieza de depósito de agua
400 €
Limpieza de depósito de gasoil
800 €
Limpieza pozo negro
1.000 €
Limpieza de pozo artesiano
500 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 17,759solicitudes de presupuesto de limpieza de depósitos, aljibes y pozos
+ 1,194profesionales de limpieza de depósitos, aljibes y pozos
+ 1,711opiniones verificadas de limpieza de depósitos, aljibes y pozos

Información útil

Limpiar el interior de un depósito de agua requiere varios trabajos asociados: vaciarlo, comprobar el estado interior, limpiarlo y rellenarlo.

Estos servicios tienen un precio aproximado de 200€ y han de ser realizados por empresas certificadas por la Consejería de Sanidad de cada Comunidad Autónoma.

  • 1 día
  • Dificultad: Alta
arrow

Consejos para el mantenimiento de un depósito de agua potable

La limpieza de los depósitos de agua es de gran importancia y básico para garantizar la calidad del agua para beber y cocinar. Los especialistas aconsejan llevar a cabo la limpieza de un depósito de agua potable cada seis meses aunque por norma, los depósitos y aljibes que contengan agua para el consumo han de ser limpiados un mínimo de una vez por año.

Las revisiones de los depósitos de agua han de centrarse en el control del cierre del depósito, así como de las válvulas y los flotadores. Se ha de constatar el buen estado de ambos y que el cierre sea preciso para evitar fugas.

Otro punto a controlar con especial atención es que no haya fisuras o escaoes en los tanques. Las pérdidas de agua son un grave problema por el enorme desperdicio que ocasionan, así como porque suponen un foco de infecciones al poder penetrar por las fisuras tanto insectos como bacterias. Los profesionales recomiendan la compra e instalación de tanques de acero inoxidable o plásticos, más fáciles de cuidar y mantener y con un menor acumulo de suciedad.

Pasos para la limpieza de un depósito de agua

La limpieza de depósitos de agua, así como la de aljibes y pozos, es un proceso que requiere llevar a cabo una serie de pasos para conseguir un saneamiento e higienización completa. El primer paso para efectuar la limpieza es vaciar el depósito utilizando medios mecánicos a fin de eliminar todas la suciedad que se haya sedimentado y/o incrustados en las paredes del mismo. Se pueden usar máquinas como bombas de achique, aspiradoras de líquidos o hidralimpiadoras.

Una vez vacío el depósito, será el momento de proceder a la limpieza de las paredes del depósito con detergentes que cuenten con el visto bueno y la homologación del Ministerio de Sanidad. También será importante contar con un cepillo duro para desincrustar la suciedad. Uno de los desinfectantes más utilizados es el hipoclorito sódico.

Para eliminar los restos del lavado se procederá a hacer un lavado con agua a presión con el objetivo de aclarar el depósito en profundidad. Se suele emplear lavandina o agua con algún tipo de clorante/jabón neutro.

Tras la limpieza se ha de proceder a llenar el depósito de nuevo con agua y ponerlo en funcionamiento. Todo el proceso ha de ajustarse a la calidad exigida por el Reglamento Técnico Sanitario para el abastecimiento y el control de calidad de las aguas potables para el consumo humano. También se recomienda efectuar un análisis del agua a fin de constatar la potabilidad de la misma y cómo se ajustan a las exigencias microbiológicas y fisico-químicas establecidas por ley.