habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Podar arbustos: Precio y Presupuestos

35 €/hPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de podar arbustos: 25 €/h - 150 €/h

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de podar arbustos.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de podar arbustos.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de podar arbustos

Tipo de trabajoPrecio
Podar 200 ml de arbustos de perimetro de finda
2.900 €
Podar 20 ml de arbustos ornamentales
700 €
Podar arbustos y árboles (jardín de 200 m²)
600 €
Podar fila de arbustos cipreses (50 ml)
800 €
Podar 20 ml de arbustos de rosas
500 €

Información útil

El precio de podar un arbusto dependerá del tipo de poda y de las condiciones de la planta. De media, un ejemplar, por ejemplo, de madroño puede costar alrededor de 20 € la unidad. El trabajo por horas se situaría a partir de 15-20 €/hora.

  • Una hora
  • Dificultad: Fácil
arrow

¿Cuál es la mejor época del año para podar arbustos? Consejos y Precios

En líneas generales, las podas conviene hacerlas en invierno, cuando el arbusto está en reposo y sufren menos. Sin embargo, hay podas, como las de mantenimiento, que son de poca envergadura y se pueden realizar en periodos de máximo crecimiento de la planta 

En cualquier caso, la variedad de la planta también determinará el momento más adecuado para podar los arbustos en profundidad:

  • Arbustos que florecen en primavera: en este caso, el momento más adecuado para la poda será en el momento en el que terminen de florecer. Pero no es necesario hacer una poda profunda, basta con eliminar ramas muertas o débiles. No conviene podarlas en invierno, ya que en esos meses tendrán ya botones que se abrirán en primavera. Es el caso de, lilos o camelias
  • Arbustos que florecen en verano o en otoño: se podan a finales del invierno o principios de primavera, cuando ya no hay riesgo de heladas y antes de que despierten del letargo invernal. Es el caso de rosales o jazmines, por ejemplo.
  • Arbustos con periodos de poda muy específicos: hay especies cuyo periodo de floración es muy extenso, por lo que la poda se debe realizar inmediatamente después de este, como es el caso de las adelfas. En otros casos, se trata de arbustos de hoja perenne y sin flores, que se pueden podar en cualquier momento, aunque también puede depender de la especie.

Es habitual incluir la poda de arbustos de un jardín o terreno dentro de un plan de mantenimiento mensual, que abarca los trabajos de desbroce, poda de árboles y arbustos y cuidado de las plantas. De este modo se asegura que las podas de arbustos se lleven al día. El precio dependerá de la cantidad de operarios y de los servicios de jardinería que se incluyan. 

  • Por lo general, el coste mensual del mantenimiento de un jardín grande con 4 horas a la semana es de unos 250-300 €. En el caso de un jardín pequeño de unos 100 m², el precio se reduce a unos 150 € al mes.
  • En el caso de una poda puntual de una fila de 20 m de cipreses, el precio sería de unos 250 € por la poda.
  • Podar las arizónicas y un rosal en un patio de 80 m² puede costar unos 280 €.

Consejos sobre la poda de arbustos

Elegir el momento de poda adecuado

No todos los arbustos se deben podar en la misma época. Dependerá de la especie, y este es un aspecto que conviene tener muy en cuenta, para no perjudicar el crecimiento y la salud de la planta. Hay arbustos que se deben podar en invierno, mientras están en reposo vegetativo, son los que florecen en verano u otoño. Otros, en cambio, conviene podarlos una vez terminada la floración, en primavera. 

Adaptar la poda al tipo de arbusto

Igual que cada especie tiene su momento de poda adecuado, también puede variar la forma en la que se debe realizar esta. Hay especies que apenas necesitan este trabajo, como es el caso de los madroños. Otras, en cambio, necesitan un trabajo más continuo y profundo, como es el caso de las plantas trepadoras.

Utilizar herramientas afiladas y limpias

Un corte mal hecho puede perjudicar seriamente a la planta. Se debe realizar de forma oblicua al crecimiento de la rama. Y deben utilizarse herramientas muy bien afiladas, que hagan cortes limpios para no provocar heridas o desgarros en el arbusto. Además, es importante lavar y desinfectar las herramientas antes de realizar la poda y de pasar de un arbusto a otro para evitar la propagación de posibles enfermedades o infecciones. 

Importancia de la poda de arbustos

Mejorar la producción de hojas y flores

Un arbusto que no tiene unos cuidados mínimos, entre los que se incluye la poda, no tendrá la fuerza y la salud como para brotar con fuerza en primavera. Un exceso de ramas puede debilitar su estructura y reducir notablemente la floración, ya que la savia se distribuye por todo el arbusto, incluso por ramas enfermas, restando fuerza al ejemplar.

Cuidar la salud del árbol

Cortar el exceso de ramas o aquellas que están en mal estado da más fuerza al ejemplar, ya que las nuevas ramas crecerán con mucha más fuerza. Además de ello, se permite que el aire y la luz penetren en el interior de la copa, algo que también beneficia la salud del árbol, al evitar que ciertas plagas puedan desarrollarse en zonas de sombra o con humedad. En el caso contrario, si no se poda el arbusto y éste enferma puede llegar a ser necesario talarlo.

Evitar el exceso de peso en la copa

Una copa con demasiado follaje puede alcanzar un peso considerable que al arbusto le resulte difícil de soportar, de ahí que sea imprescindible sanearla, evitando algunas de sus ramas puedan llegar a troncharse, causando daños irreparables en el ejemplar.

Razones estéticas

Podar los arbustos no significa solo mejorar su resistencia y su salud. También se pueden realizar podas decorativas, con el objetivo de darles una determinada forma, que puede ser muy variada. Es un tipo de poda habitual en parques o jardines y que no perjudica a la planta, siempre y cuando la realicen jardineros especializados en este trabajo.