habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Podar Árboles

650 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de podar árboles: 180 € - 2.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de podar árboles.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de podar árboles.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de podar árboles

Tipo de podaPrecioAltura del árbol
Podar árboles frutales
25 €
2 m
Poda de árboles en altura
210 €
15-20 m
Podar palmera
200 €
13 m
Poda de arces o madroños
30 €
2,10 m
Podar pino
140 €
6 m.
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 91,659solicitudes de presupuesto de podar árboles
+ 7,887profesionales de podar árboles
+ 9,320opiniones verificadas de podar árboles

Información útil

El precio de podar un árbol dependerá en gran medida del ejemplar y la especie, de su tamaño y de su estado. La poda de un árbol de gran envergadura puede costar alrededor de 200 €, mientras que la de un ejemplar pequeño no superará los 50 €. La mano de obra cuesta entre 15 € y 18 €/hora.

Por otra parte, si se trata de una poda importante, habrá que alquilar un contenedor para los residuos, que puede costar hasta 150 €.

  • 1 día
  • Dificultad: Media
arrow

¿Cuánto cuesta podar un árbol? Precios orientativos

El precio de podar árboles dependerá de diversos factores, como el tipo de árbol o arbusto, su tamaño y el número de ejemplares que necesiten de una poda. Pero el presupuesto también estará determinado por cuestiones como la dificultad para acceder al árbol, el diámetro y la dureza de las ramas o incluso la especie de la que se trate. Si el árbol está enfermo o presenta algún grado de deterioro, también se elevará el coste del servicio. 

Además, se debe tener en cuenta que en algunos casos será necesario el empleo de medios especiales (grúas) para trabajar en altura o alquilar un contenedor para los residuos orgánicos generados de la poda, que deberán ser llevados a puntos de reciclaje específicos. Por lo general, los puntos de reciclaje cobran unos 50 € por la recogida de residuos. Si los contenedores van a colocarse en la calle será necesario pedir un permiso de ocupación de la vía pública en el Ayuntamiento. Algunos profesionales incluyen estos servicios en el precio final, mientras que otros lo cuentan como un gasto aparte. 

Por ello, siempre es recomendable que un jardinero especializado o un profesional de podas evalúe los árboles a podar para poder realizar un presupuesto ajustado a cada situación. A continuación se incluyen algunos precios orientativos que pueden servir a modo de ejemplo:

  • Podar un árbol grande tipo morera: 150 € - 200 €.
  • Podar un árbol mediano de jardín: 20 € - 50 €.
  • Podar terrenos extensos con muchos árboles, tipo olivo: a partir de 3 €/árbol.
  • Podar un pino de unos 5-7 m de altura: 100 € - 150 €.
  • Podar una palmera: 150 € - 200 €.
  • Podar árboles de gran altura (unos 15-20 m): 200-250 €.

Hay que tener en cuenta, también, que algunos profesionales cobran un precio fijo por hora, que suele situarse alrededor de 15 €/h. Hay que tener en cuenta que en el caso de terrenos vastos con gran cantidad de árboles por podar algunos profesionales cobran por jornal (o medio jornal según la cantidad de trabajo que haya), que suele situarse en unos 120 € - 150 €. 

En el caso de jardines particulares, es común pagar una cuota mensual o trimestral de mantenimiento, que suele incluir la poda de árboles.

Tipos de poda: cuándo es necesario podar

Poda preventiva o de saneamiento

Este tipo de poda se lleva a cabo para evitar riesgos de caídas de ramas o árboles secos, que pueden causar daños personales y materiales graves si no se detecta el problema a tiempo y no se actúa para erradicarlo. Este tipo de poda también se aplica en algunos casos de plagas, para evitar que se propaguen y controlar la efectividad de tratamientos fitosanitarios específicos. 

Los árboles son seres vivos, y como tales también enferman. La mayoría de esas enfermedades se traducen en que las ramas y el tronco van secándose, aumentando el riesgo de caída. Se pueden ir retirando las ramas más afectadas, pero si el árbol no es recuperable lo mejor es recurrir a la tala del árbol.

Cuando el árbol impide el paso o reduce la visibilidad

Algunos árboles tienen ramas demasiado bajas que pueden llegar a impedir el paso o la visibilidad, especialmente peligroso en zonas con tráfico rodado. En estos casos se recomienda hacer una poda de las ramas más bajas, de forma que el árbol siga creciendo hacia arriba, donde sus ramas no ocasionen molestias.

Podas de fructificación

Tienen el objetivo de producir las condiciones necesarias para que el árbol dé frutas del tamaño y la calidad óptimas. Para ello, la poda deberá conseguir que el árbol frutal tenga un equilibrio entre las yemas de flor y las yemas de madera en las ramas. En los casos de árboles y arbustos de floración primaveral, la poda deberá llevarse a cabo siempre una vez las flores se hayan marchitado y antes de que las yemas de madera se empiecen a desarrollar, nunca durante los meses invernales.

Poda de árboles centenarios

Existen ciertos árboles, como por ejemplo el algarrobo o el olivo, que precisan de podas que ayuden a equilibrar su estructura debido al deterioro del tronco con el paso de los siglos. Habrá que cuidar la corteza de las mordeduras de ratas y otros animales. Los árboles centenarios precisan de podas cada dos o tres años, y se recomienda llevarlas a cabo con tijeras de podar. Estas podas en partes terminales de las ramas activan la brotación y contienen al árbol en un tamaño óptimo de copa.

Poda de mantenimiento

Cuando los árboles se han desarrollado y están ya formados, conviene realizar podas de mantenimiento cada año o, al menos, cada dos o tres años. Con este tipo de poda lo que se hace es eliminar ramas rotas o que presenten riesgo de rotura, que estén muertas o que estén entre cruzadas. También se quitan brotes a baja altura o chupones. Además, se consigue descargar la copa para que la luz penetre en ella y pueda llegar a todas las ramas o reducirla si ha crecido en exceso. 

Poda de renovación

Es un tipo de poda que se realiza en árboles o arbustos de mucha edad o que no se han podado en años. Con ella, lo que se hace es eliminar las ramas más viejas para facilitar que crezcan en su lugar otras nuevas. Según la edad y el estado en el que se encuentre el árbol o arbusto será más o menos agresiva. Lo habitual es eliminar solo una parte de esas ramas y continuar en años sucesivos hasta que se haya terminado la renovación.

Precios de podar árboles por ciudades

LocalidadPrecio
Madrid
150 - 210€
Barcelona
100 - 200€
Valencia
180 - 250 €
Palma de Mallorca
190 - 350€
Sevilla
150 - 290 €
Zaragoza
100 - 200 €
Málaga
100 - 295€
Alicante
175 - 250 €
Bilbao
100 - 290€
Valladolid
80 - 200€
Cantabria
100 - 210€
Murcia
150 - 200€

Preguntas a profesionales de la jardinería sobre la poda de árboles

¿Por qué es necesario realizar podas en los árboles?

Además de ejercer un control sobre la forma y el tamaño de los árboles, arbustos y setos desde un punto de vista estético, la poda tiene diversos beneficios para la planta. A continuación se incluyen algunos de ellos:

  • Mejora el desarrollo y crecimiento de la planta al eliminar las ramas secas y poco sanas, de manera que la planta utiliza su energía únicamente en las ramas útiles. 
  • Sirve para evitar y controlar la propagación de plagas y enfermedades de la planta: la poda ayuda a desparasitar y desinfectar el follaje y la madera del árbol.
  • Estimula la floración y la producción de frutos, siempre y cuando la poda se realice en el momento adecuado y siguiendo métodos profesionales.
  • Contribuye a mantener un jardín cuidado y seguro para los habitantes de la vivienda, eliminando el riesgo de caída de ramas.

¿Cuál es el mejor momento del año para podar?

El mejor momento del año para podar depende del tipo de árbol o arbusto, por lo que es recomendable pedir asesoramiento a jardineros profesionales. En términos generales, existen una serie de pautas que se pueden seguir a la hora de hacer la poda:

  • Para podas más contundentes es mejor esperar a la parada vegetativa de la planta, es decir, aquella época del año durante la que la planta no está en crecimiento, puesto que el árbol "sangrará" menos. Generalmente este momento se comprende entre los meses de noviembre y marzo.
  • Sin embargo, conviene evitar realizar la poda en épocas de helada, ya que aumentan los daños en la planta.
  • En otros casos, cuando se trata de podar árboles de jardín de hoja caduca, se recomienda hacerlo justo antes de la aparición de las hojas, en invierno, de manera que las heridas generadas por la poda cicatrizarán inmediatamente, reduciendo el riesgo de generar enfermedades y contraer hongos.
  • Algunas especies de árboles frutales y de floración primaveral se benefician de la poda tras la floración, antes de que salgan los frutos. El objetivo en estos casos será equilibrar el número de yemas de floración y de madera, para conseguir que el árbol de frutos en cantidades óptimas.
  • En cuanto a la frecuencia y a los métodos de poda, cada tipo de árbol tiene unas especificidades que habrá que respetar, por ejemplo, podar una palmera no tiene nada que ver con podar frutales. Por ello, lo mejor es contratar los servicios de un jardinero profesional.

¿Es lo mismo talar que podar?

Son dos trabajos diferentes con objetivos muy distintos. La poda, por lo general tiene el objetivo de mejorar el bienestar del árbol y su floración o frutos. Para ello, se dirige su crecimiento para favorecer la circulación de la savia, se eliminan ramas muertas o en mal estado o se aligera su densidad para favorecer que la luz y el aire lleguen bien a todo su follaje.

La tala, sin embargo, se realiza para eliminar definitivamente el árbol o planta. Bien porque está enfermo, bien porque puede caer o porque está provocando daños a construcciones o infraestructuras, entre otros motivos.

Luis Rodenas

Luis Rodenas

Luis Rodenas es SEO & Especialista en Marketing de Contenidos en habitissimo. Graduado en Periodismo por la Universidad de Valencia y con un máster especializado en Comunicación y Marketing Digital se hizo cargo del departamento de contenidos en habitissimo España debido a su experiencia de más de 6 años en marketing online y posicionamiento orgánico para marcas y compañías de distintos sectores. Ahora escribe los mejores consejos y trucos sobre reformas y consejos del hogar.

Ver perfil