habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Rebajar o cepillar puertas: Precio y Presupuestos

90 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de rebajar o cepillar puertas: 50 € - 200 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de rebajar o cepillar puertas.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de rebajar o cepillar puertas.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de rebajar o cepillar puertas

Tipo de trabajoPrecio
Rebajar 3 puertas de madera para tarima flotante
150 €
Rebajar marco de puerta de madera
50 €
Cepillar 5 puertas para colocar suelo laminado
250 €
Cepillar e instalar puerta de madera
80 €
Rebajar puerta acorazada
150 €

Información útil

Por norma general rebajar o cepillar una puerta para que encaje correctamente suele rondar unos 100 o 200 €. Este trabajo llevado a cabo por un profesional ofrece las garantías necesarias para asegurarse de que la puerta no va a sufrir durante el desarrollo del trabajo.

  • Máx. 2 horas
  • Dificultad: Media
arrow

Pequeñas reparaciones de puertas

Ajustar las bisagras

Con el paso del tiempo las puertas pueden terminar por descuadrarse y uno de los motivos puede ser que las bisagras no se encuentren bien ajustadas. Si el problema consiste en que la puerta haya quedado más o menos baja será necesario apretar el tornillo central. De esta manera la puerta se alejará o acercará más a su marco. Sin embargo, si la bisagra está ajustada en exceso puede provocar ruidos y roces.

Elevar la puerta

Uno de los principales problemas que se dan en las puertas debido al desgaste es que estas comiencen a rozar por arriba con el marzo o por abajo con el suelo. Por norma general estos problemas pueden deberse a que se haya deformado la madera o que los goznes hayan cedido con el tiempo. En caso de que sea cuestión de los goznes, será suficiente con ajustar las bisagras. Sin embargo si la puerta se ha deformado las soluciones son dos:

  • Lijar o cepillar la puerta. De esta manera se evita que el roce continúe estropeando la pieza. Una vez se confirma en qué punto roza la puerta se desgasta la zona en cuestión para que no siga rozando. Si el roce no es muy grave es suficiente con lijar la puerta en la zona concreta con ayuda de un papel de lija y sin desmontar la hoja. En caso de que el roce sea mayor se puede utilizar un taco de madera en el que envolver la lija. También se puede usar cepillo. En caso de lija lo recomendable es usar una de grano grueso. En ambos casos, una vez finalizado el trabajo, se suavizará la superficie recién tratada con una lija de grano fino.
  • Elevarla añadiendo arandelas en las bisagras. Si el roce se genera entre la parte inferior de la puerta y el suelo bastará con añadir unas arandelas en las bisagras para que la puerta se eleve un poco.

Arreglar la manilla

Es normal que debido al uso los orificios de los tirafondos cojan holgura y terminen por ceder. El resultado es una manilla descolgada que puede terminar dañando la puerta. Para solucionar este problema se ha puede:

  • Retirar la manilla y aplicar cola de carpintero con la ayuda de un palillo. Servirá para que los tirafondos queden bien pegados al orificio. 
  • También se puede usar masilla reparadora para rellenar los antiugos orificios desgastados. En este segundo caso se tendrá que volver a realizar el orificio para colocar la manilla.

¿Cómo evitar que la puerta acabe rozando en el suelo? ¡Adelántate a la situación!

Evitar con las humedades y cambios de temperatura

La humedad y los cambios de temperatura pueden terminar por deformar la madera de la puerta. En estos casos la puerta se desencajará y rozará por arriba o por abajo. Para evitar que los cambios de temperatura afecten a las puertas lo mejor es barnizarla con barnices especiales para tal fin. Además, se pueden añadir extractores en cuartos de baño y cocina que ayuden a acabar con la condensación de vapor. Estos espacios han de ventilarse a la perfección para que las puertas no sufran.

Dejar 0,5 cm entre puerta y marco

Si la puerta se encuentra excesivamente cerca del marco con el tiempo puede acabar por rozar en el lateral y que la puerta termine por descolgarse. Si se deja una distancia de protección de aproximadamente 0.5 cm entre la puerta y el marco se corre menos riesgo de que se genere este problema.

Prever las reformas del suelo

A la hora de cambiar el suelo es normal que las puertas terminen rozando por la parte de abajo. Puede que la loza, la tarina o el linóleo que se instalen, eleven unos milímetros el suelo. Lo suficiente como para que las puertas rocen por abajo. Para evitar estos problemas nada mejor que lijar las puertas por la parte de abajo unos milímetros o añadir una arandela en las bisagras para que la puerta se eleve unos 0.5 cm. Este último truco no servirá si la puerta roza con el marco. En ambos casos se conseguirá ganar algo de espacio por abajo y evitar los roces con el suelo.

Gabriel Martín

Gabriel Martín

Gabriel Martín, SEO Specialist en habitissimo, es un apasionado del mundo digital y especialmente del posicionamiento orgánico en buscadores. Con conocimientos en el ámbito de las reformas, adquiridos a través de su experiencia personal, comprende las necesidades y desafíos específicos de este sector.

Ver perfil