habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar
fontanería cocina

Fontanería cocina : Precio y Presupuestos

Precio medio28 €/h

Rango de precios: 20 €/h - 35 €/h

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Sello de garantía habitissimo

Profesionales cubiertos por las garantías habitissimo

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones, etc. por lo que te aconsejamos pedir un presupuesto personalizado

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de fontanería cocina .
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de fontanería cocina .
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de fontanería cocina

Tipo de trabajoPrecio
Instalar fontanería en cocina de 6 m²
2.000 €
Instalar fontanería en cocina de 10 m²
3.500 €
Reparar avería en fontanería de cocina 6 m²
300 €
Cambiar fontanería de cocina 8 m²
3.000 €
Revisar fontanería de cocina 10 m²
1.500 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 87.800solicitudes de presupuesto de fontanería cocina
+ 5133profesionales de fontanería cocina
+ 10.059opiniones verificadas de fontanería cocina

Pasos a seguir para hacer una nueva fontanería en la cocina

Planificar la obra

Planificar la obra

Es fundamental diseñar la instalación antes de comenzar la obra. Seguramente se desee modificar el recorrido de las tuberías o el lugar de las tomas de agua o desagües. Por ello conviene tener muy claro dónde se van a situar antes de proceder a la reforma, evitando así rectificaciones sobre la marcha. El proyecto permite, además, contemplar otros aspectos, como posibles obstáculos o recorridos paralelos a las instalaciones de otros suministros como pueden ser gas o electricidad. 

Retirar el antiguo revestimiento

Retirar el antiguo revestimiento

Para poder cambiar la fontanería de la cocina sin problemas conviene dejar los muros completamente desnudos, es decir suelos, paredes y techos. De esa manera es mucho más fácil ver por dónde irá el recorrido y los trabajos resultarán bastante más cómodos.

Hacer la instalación de fontanería

Hacer la instalación de fontanería

A la hora de hacer la instalación de fontanería de la cocina hay que tener cuidado porque la normativa es estricta. Las tuberías de agua deben ir siempre por debajo de los conductos dela instalación eléctrica y al menos 30 cm en paralelo por cuestiones de seguridad.

Lo ideal es que la instalación vaya por un falso techo o un falso tabique, ya que en caso de avería esta se verá antes y también será más fácil la reparación, puesto que no es lo mismo abrir un falso techo que levantar el suelo.

Alicatar o poner revestimientos

Alicatar o poner revestimientos

Con la instalación ya hecha, queda revestir de nuevo la cocina. Una vez alicatadas las paredes, instalado el falso techo y puesto el suelo quedarán retoques como la instalación de grifos o la conexión de los aparatos a la red. Con esto terminado y una vez retirados los escombros generados, la obra se podrá dar por finalizada.

Información útil

El precio de cambiar la fontanería de la cocina puede rondar los 2.000 € de media. Es un trabajo que requiere tiempo, pues se trata de una instalación delicada, y hay que contar también con el trabajo previo y posterior de albañilería. A pesar del coste, si la instalación tiene más de 20 años, debe cambiarse.

  • Una semana
  • Dificultad: Alta
arrow

Materiales para la fontanería de la cocina

Fontanería de PEX

Fontanería de PEX

Es polietileno reticulado. Las tuberías de este material, relativamente nuevo, se usan ya mucho en construcción porque son muy resistentes a altas temperaturas, también a la presión, la corrosión y los productos químicos. Además, se dobla con facilidad, por lo que es perfecto para cambios de dirección.

Fontanería de PVC

Fontanería de PVC

En fontanería este material se utiliza sobre todo para codos, bajantes o tubos de evacuación o que desaguan en el bote sifónico. Es un material rígido, pero muy resistente a productos corrosivos, aunque no lo es tanto a elevadas temperaturas. Por otra parte, las piezas se unen con facilidad.

Fontanería de cobre

Fontanería de cobre

Son muy utilizadas porque se deterioran menos que las de otros materiales. Soportan bien tanto temperaturas altas como presión u oxidación. Simplemente es importante recubrirlas con un tubo aislante para evitar que el metal se corrosione al estar en contacto con el cemento de la pared.

Fontanería de acero o plomo

Fontanería de acero o plomo

El plomo se usó mucho en construcción, pero el calor lo deteriora con rapidez, generándose partículas que pueden resultar nocivas. De hecho, la instalación de tuberías de este material ya está prohibido y se aconseja cambiarlas en aquellas viviendas que aún las tengan. 

También el acero galvanizado ha sido utilizado en fontanería, pero no soporta elevadas temperaturas y se puede corroer si está en contacto con otros metales como puede ser el cobre. El acero se sigue usando, eso sí, en grifería.

Puntos a tener en cuenta antes de cambiar o reformar la fontanería de la cocina

Estado de la actual fontanería

La fontanería es una instalación que permanece oculta, pero eso no quiere decir que no se deteriore ni que pueda dar problemas. A veces estos se van fraguando a lo largo del tiempo y se muestran de una manera escandalosa en forma de roturas. Si la instalación de fontanería de la cocina tiene más de 20 años o si da síntomas de deterioro, lo mejor es renovarla.

Tipo de instalación

Antiguamente las instalaciones, por lo general, se hacían por el suelo. Hoy en día lo recomendable es pasar las tuberías por los techos para que desciendan por las paredes. La razón es muy sencilla: en caso de avería es mucho más fácil abrir un falso techo que romper el suelo.

Pendiente y distancia con la bajante

A la hora de hacer la fontanería de la cocina siempre hay que tener en cuenta dos aspectos básicos. El primero de ellos es que cuanto menos recorrido tengan las tuberías, mejor. El segundo es que los desagües siempre tienen que tener una ligera inclinación para evitar problemas y olores.

¿Cambiar la instalación eléctrica?

Si se hace una reforma integral siempre es aconsejable renovar todas las instalaciones, no solo la fontanería. También la instalación eléctrica sufre el deterioro por el paso del tiempo. Por ello, nada mejor que hacer todos los trabajos a la vez, a la larga merecerá la pena.