habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Forrar armario empotrado: Precio y Presupuestos

700 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de forrar armario empotrado: 200 € - 1.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de forrar armario empotrado.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de forrar armario empotrado.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de forrar armario empotrado

Tipo de trabajoPrecio
Forrar armario empotrado con vinilo
800 €
Forrar armario empotrado con tableros
600 €
Forrar armario empotrado con papel decorativo
400 €
Forrar armario empotrado con melamina
300 €
Forrar paredes y suelos de armario empotrado con papel
350 €

Información útil

El coste medio de forrar un armario empotrado se sitúa alrededor de 10 € - 20 €/ m², aunque el material elegido, y las características del armario pueden influir, así como si se reviste el interior o también el exterior. 

Revestir un armario ropero de dos cuerpos puede costar alrededor de 300 € si se opta por melamina o papel. No se incluye en el presupuesto ni puertas ni elementos organizadores del interior.

  • 1 día
  • Dificultad: Baja
arrow

¿Cuánto cuesta forrar un armario empotrado?

Factores que influyen en el precioFactores que influyen en el precio

En el presupuesto para forrar un armario se incluyen diferentes partidas que pueden variar de unos casos a otros:

  • Mano de obra: de media, un oficial carpintero cobra alrededor de 20 €/ hora, aunque cada profesional puede aplicar honorarios muy diferentes. A ello habría que sumar que en algunos casos añaden al presupuesto un suplemento en concepto de desplazamiento que también puede variar, aunque suele partir de 10 €.
  • Dimensiones del armario: armarios más grandes no solo necesitan más horas de trabajo, también más material, de modo que el precio que los profesionales aplican a su trabajo también depende directamente de esta cuestión.
  • Materiales: su coste puede ser muy diferente. El papel autoadhesivo, por ejemplo, es mucho más económico que los tableros de aglomerado. E incluso dentro del mismo material puede haber acabados y calidades que afecten a su precio. A ello habría que sumar que las dificultades de instalación también son diferentes. Así, el presupuesto de forrar un armario podría variar por encima de 10 % - 20 % según el material elegido.
  • Otros servicios: si además de revestir el armario empotrado hay que quitar el anterior revestimiento, si se desea forrar también las puertas o si se modifica la distribución interior aprovechando el trabajo, el presupuesto se elevará en una cantidad variable, según el tipo de trabajo adicional.
Ejemplos de presupuestoEjemplos de presupuesto

Estos aspectos harán que el presupuesto de forrar un armario empotrado varía de forma importante de unos casos a otros. Los siguientes serían ejemplos aproximados:

  • Forrar el interior de un armario empotrado de 180x250x 60 cm con tablero aglomerado de partículas recubierto por papel de melamina, costará alrededor de 300 €, solo las paredes.
  • Si se opta por forrar el armario empotrado con tableros aglomerado recubierto por chapa de madera, el coste se elevará a unos 350 €.
  • Forrar un armario empotrado con papel vinílico autoadhesivo (medidas 100x250x50 cm) supondrá un gasto aproximado de 150 €
  • Forrar un armario empotrado de 100x200x50 con papel pintado decorativo costará alrededor de 200 € si se revisten tanto el interior como las puertas y se coloca en la base un suelo vinílico.

El coste de estos trabajos se elevará si además de forrar el armario se incluyen elementos como baldas, barras o cajoneras.

Consejos al forrar el interior de un armario empotrado

Medir bien el hueco del armario empotrado

Si se quiere aprender cómo forrar un armario empotrado y que los resultados sean perfectos, lo primero que habrá que tener en cuenta es que las medidas que se tomen también deberán serlo. Hay que considerar que las medidas en este tipo de trabajos son el punto de partida fundamental

En este sentido, lo más recomendable es dibujar un croquis o plano inicial que ayude a memorizar cada una de las medidas tomadas. De esta forma, a la hora de adquirir los materiales y de prepararlos para forrar el interior del armario, no habrá ninguna duda y los resultados serán óptimos. 

Forrar el interior con materiales de fácil mantenimiento

El material elegido para revestir un armario empotrado es importante, tanto por un aspecto estético como funcional. Conviene elegir materiales que se coloquen con facilidad, pero que a la vez sean resistentes y de fácil mantenimiento. En el interior del mueble también pueden acumularse polvo y suciedad, de modo que su superficie se debe poder limpiar sin problemas para que no solo el armario se mantenga en perfectas condiciones, también aquellos enseres que en él se guarden.

Forrar el armario con melamina es la solución más común, ya que se trata de un material ligero, resistente y que se limpia sin problemas. Otra posibilidad es el papel vinílico de alto gramaje, que soporta sin grandes problemas el roce, el desgaste y la limpieza, aunque en este caso no sería recomendable para la base del armario.

Revisar el estado del armario

Antes de forrar el interior del armario es esencial comprobar que no existe ningún tipo de desperfecto. Hay problemas que podrían provocar deterioros serios con el tiempo. Uno de los más graves es la humedad. Si el armario se apoya en una pared exterior o en la de un baño o cocina es importante revisar bien toda la superficie para comprobar que no hay filtraciones y, si las hubiera se deberían reparar de inmediato, ya que abarcan afectando no solo al revestimiento, sino a los enseres.

Problemas en la estructura, falta de estabilidad o soportes insuficientes para que aguanten pesos elevados en el caso de altillos y zonas destinadas a almacenamiento también se deben revisar a conciencia antes de revestir el armario. 

Si el mueble fuera muy antiguo o tuviera problemas severos de mantenimiento y conservación, es aconsejable confiar en el asesoramiento de un profesional. En ocasiones la mejor solución es tirarlo y hacerlo completamente nuevo

Dudas que pueden surgir antes de revestir un armario empotrado

¿Se puede forrar el interior de un armario con problemas de humedad?

Ante todo, es importante conocer el origen de la humedad. Si la causa es alguna filtración procedente de una pared exterior o de la red de fontanería de la vivienda, la recomendación es resolver primero el problema y posteriormente forrar. La humedad acabaría por afectar al revestimiento del armario y crearía problemas de malos olores o incluso moho.

En ocasiones, sin embargo, la humedad es fruto de una mala ventilación y de problemas de condensación por la diferencia de temperatura entre la pared (si da al exterior) y el interior del armario. En ese caso, sí se podría forrar, teniéndola precaución de poner entre la pared y el revestimiento interior algún material aislante, además de facilitar la ventilación o colocar en el interior algún dispositivo antihumedad. 

¿Es necesario quitar las baldas y barras del armario antes de forrarlo?

Se podría vestir el armario empotrado sin necesidad de retirar estos elementos, especialmente si se va a forrar con papel o con vinilo. Sin embargo, el consejo es quitarlos. Con ello se logran dos objetivos. Por un lado, un mejor acabado, sin parches ni cortes. Por otro, permite hacer una nueva redistribución del armario si es necesario, cambiando, por ejemplo, la altura de las barras o la disposición de alguna de las baldas.

Por otra parte, el trabajo se realizará siempre con mayor comodidad y rapidez si el espacio interior está diáfano y se desperdiciará menos material. De esta forma, también se puede ahorrar a la hora de forrar el armario empotrado. 

Las ventajas de forrar un armario empotrado

Personalización

Se puede revestir el armario empotrado con diferentes materiales. Algunos de ellos, como el papel pintado o el vinílico se comercializan en infinidad de acabados, gracias a lo cual es posible personalizar el armario y conseguir que su interior haga juego, por ejemplo, con las paredes de la habitación o el cabecero, en el caso de dormitorios.

Y no solo el interior, también es posible forrar las puertas del armario empotrado del mismo material y acabado o con detalles de ese revestimiento para conseguir un estilo e imagen más armónicos.

Permite renovar el armario con una pequeña inversión

Si la estructura está en buenas condiciones y no hay problemas de humedad, vestir armario empotrado y mejorar su aspecto es un trabajo que por lo general no entraña gran dificultad, que se hace en muy poco tiempo y que tiene un precio asequible, especialmente si se eligen materiales como el papel vinílico o los revestimientos de PVC. 

Si además se aprovecha el cambio para añadir algún elemento extra como colgadores, organizadores o un zapatero, el resultado será un armario con una imagen renovada y más funcional. 

Puede aislar el interior de problemas como humedad y polvo

Si al forrar el armario empotrado se tiene la precaución de poner burletes en las puertas, la posibilidad de que entre polvo y se acumule en su interior se reduce. Este aspecto es importante para que lo que se guarde en su interior se mantenga en buenas condiciones.

Además, un buen revestimiento y ventilación permitirá evitará problemas de humedad provocados por condensación. La humedad no solo puede estropear los enseres también facilitar la aparición de moho, muy perjudicial para el organismo.