650 €

Precio medio

El precio de instalar una puerta corredera de cristal de 205x76 cm es de unos 350€. El tipo de cristal, grosor y acabado condicionan el presupuesto.

Rango de precios indicado por los profesionales de puerta corredera cristal: 250 € - 1.200 €

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores como la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía
¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?
En menos de un minuto y gratis

Precios de puertas correderas de cristal

Tipo de puerta Precio (2 x 1 m)
Instalar puerta corredera de cristal templado 600 €
Instalar puerta corredera de cristal laminado 450 €
Instalar puerta corredera de cristal satinado 300 €
Instalar puerta corredera de vidrio esmerilado 350 €
Instalar puerta corredera de cristal con doble hoja 900 €
Instalar puerta corredera de cristal a medida 650 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector.
+ 69.467
solicitudes de presupuesto de puerta corredera cristal
+ 1.538
profesionales de puerta corredera cristal
+ 3.504
opiniones verificadas de puerta corredera cristal
Información útil
  • El coste medio de instalar una puerta corredera de cristal de 205 x 76 cm se sitúa en unos 350 €. El tipo de cristal, su grosor y su acabado condicionan el presupuesto, así como si se trata de una puerta superpuesta o empotrada.

  • 1 día
  • Dificultad: Media

¿Cuánto cuesta instalar puertas correderas de cristal?

Precio y tipos de vidrios para puertas correderas

Precio y tipos de vidrios para puertas correderas

  • Vidrio templado: es un tipo de vidrio que se somete a un tratamiento térmico que aumenta su resistencia hasta en cinco veces. Es, además, un cristal seguro en el sentido de que si se rompe lo hace en pequeños trozos, lo que reduce el riesgo de lesiones. Su precio parte de unos 50 €/m², aunque puede duplicarse según el grosor.
  • Vidrio laminado: se compone de dos o más láminas de vidrio unidas por otra de butiral de polivinilo que impide que en caso de rotura las piezas caigan, puesto que se quedan adheridas a esa capa. Permite diferentes acabados porque esa capa intermedia puede ser traslúcida o de color. La desventaja es que está más expuesto a roturas por golpes o cambios de temperatura. Su precio partiría de unos 40 €/m² de media.
  • Vidrio esmerilado: es un vidrio templado con un acabado traslúcido que se consigue puliendo la superficie con polvo de esmeril, un mineral muy abrasivo. Permite el paso de la luz, pero aporta intimidad porque distorsiona figuras y colores. Están especialmente indicados en espacios de reunión, vestidores o baños, pero su precio es mayor, puede alcanzar los 90 €/m².
  • Vidrio satinado: es similar al esmerilado, es decir, tiene un acabado traslúcido, sin embargo, el procedimiento para conseguirlo es diferente, puesto que se emplean procesos químicos, en concreto ácido fluorhídrico. Su precio parte de unos 60 €/m²
Otros factores que influyen en el precio

Otros factores que influyen en el precio

  • Mano de obra: cada profesional o empresa aplica sus propias tarifas. De media, pueden cobrar alrededor de unos 20 €/hora. Dentro del presupuesto, esta partida puede alcanzar un 20 %.
  • Tipo de vidrio: es un factor determinante, puesto que tanto el tipo de cristal como su calidad y acabado pueden incrementar el presupuesto por encima del 30 %.
  • Con o sin perfiles: herrajes y perfiles pueden ser de diferentes materiales, los más comunes son el aluminio o el acero, aunque también pueden ser de hierro, pvc o madera. En caso de que los perfiles sean de diferente material, tengan distinto acabado o lleve perfiles en cuadrícula, el coste de la puerta se puede incrementar a partir de un 10 %
  • Puertas correderas de una o dos hojas: en huecos de grandes dimensiones cabe la posibilidad de montar una puerta corredera de cristal de doble hoja. Una puerta de dos hojas respecto a una individual incrementa el presupuesto en un 70 % aproximadamente.
  • Puerta empotrada o a vista: la instalación de una puerta de cristal superpuesta es más sencilla que si esta va empotrada. Si es vista, la instalación costará unos 60 €. Pero si es empotrar y es necesario montar el casetón, el coste puede elevarse hasta los 300 €.
  • Extras: una puerta corredera de cristal puede llevar diferentes accesorios, como es el caso de un automatismo. Acabados especiales o fabricación a medida también elevarán el precio del trabajo.

Consejos para poner puertas correderas de cristal sin tener que hacer obras

Preguntas frecuentes sobre puertas correderas

¿Qué vidrio es el más indicado para instalar una puerta corredera de cristal en la cocina?

Las cocinas están sometidas a un uso intensivo. A ello se suma que en ellas puede haber cambios de temperatura y que la posibilidad de caída de objetos es elevada. Estos aspectos exigen que cualquier puerta corredera de cristal para cocina tenga un vidrio especialmente resistente.

En este caso, la mejor opción sería la de un vidrio templado, muy robusto y que soporta sin grandes problemas impactos y temperaturas elevadas. Es importante, sin embargo, que el grosor sea, al menos de 8 mm, preferiblemente algo mayor. 

¿Con qué limpiar los cristales de las puertas correderas?

Dependerá del lugar en el que se encuentren instaladas. Una puerta corredera de cristal en una cocina, por ejemplo, está muy expuesta a la grasa y los vapores, por lo que es conveniente emplear productos desengrasantes, cuidando que sean aptos para cristales. En su defecto se puede usar amoniaco o limón. 

En el caso de los baños, si son puertas de ducha, los mayores problemas son la cal y el jabón, por ello hay que emplear productos antical. En el resto de la vivienda, las puertas de cristal se pueden limpiar con un producto convencional.

Sí es importante, a la vez que se limpian los cristales, prestar también atención a rieles y herrajes, puesto que en ellos también se acumulan la suciedad y la grasa.

¿Las puertas correderas de cristal son poco aislantes?

Las puertas correderas de cristal, en líneas generales, son menos aislantes que las que tienen un sistema de apertura batiente, puesto que llevan juntas de cepillo. Sin embargo, hoy en día se fabrican también puertas de cristal corredera elevables que tienen juntas de estanqueidad, de modo que ofrecen un mayor nivel de aislamiento.

Estas puertas tienen un sistema mecánico de elevación que al accionarlo hace que la ventana se deslice por un carril inferior. Ese mecanismo impide que los burletes de goma que lleva incorporados y que garantizan la hermeticidad rocen con los carriles al mover la puerta.

Ventajas de las puertas correderas de cristal

Valora esta guía

Nota media: 4.4 estrellas

158 votos realizados

Precios por categoría
Precios relacionados
Registrate
¿Eres un profesional?

Contacta al instante con personas que buscan en tu zona a profesionales expertos en construcción, reformas, instalaciones, mudanzas, arquitectos, etc.