habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

¿Cuánto cuesta pulir el mármol?

15 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de pulir mármol: 5 €/m² - 25 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de pulir mármol.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de pulir mármol.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de pulir mármol

Tipo de trabajoPrecioMedidas
Pulir suelo de mármol
425 €
50 m²
Pulir escalera de mármol
140 €
5 ml
Pulir encimera de mármol
80 €
4 ml
Pulir muebles de mármol
1.000 €
Lijar y pilar suelo de mármol
1.500 €
100 m²
Pulir y abrillantar suelo de márnol
1.800 €
100 m²
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 11,322solicitudes de presupuesto de pulir mármol
+ 971profesionales de pulir mármol
+ 1,436opiniones verificadas de pulir mármol

Información útil

El precio medio de pulir y abrillantar una superficie de mármol dependerá del tamaño y del tipo de tratamiento posterior que se aplique a la piedra. No obstante, en la mayoría de los casos, se trata de un trabajo que se situará entre los 10 € y 25 €/m² aproximadamente. 

  • 1 o 2 días
  • Dificultad: Media
arrow

Preguntas frecuentes sobre el pulido del mármol

¿Cuánto cuesta pulir el mármol?

El precio no es unitario, ya que hay distintos factores que influirán en el coste final del pulido de cualquier tipo o elemento de mármol, como pueden ser el tamaño, el estado inicial, la facilidad o dificultad de acceso al mármol que se quiere pulir, etc. Uno de los más importantes es si este trabajo se lleva a cabo con una máquina pulidora o directamente de forma manual. En el caso de usar pulidora, lo más habitual es que el precio se sitúe en torno a unos 10 €/m² de superficie pulida, mientras que en el caso de usar un sistema manual el coste medio suele ascender hasta situarse en torno a unos 15 € o 20 €/m² de superficie pulida. Pulir y abrillantar un pavimento de mármol de 90 m² y arreglar algunas fisuras puede costar casi 200 €

¿Cada cuánto tiempo es conveniente pulir el mármol?

Depende mucho de cada tipo de mármol y de uso que se haya hecho del mismo. En este sentido, no es lo mismo pulir un suelo de mármol de una vivienda particular que el suelo de mármol de un local comercial, ya que el tránsito de personas será mucho mayor en el segundo caso y, en consecuencia, el desgaste hará que la frecuencia de pulidos tenga que ser también mayor. Por lo general, se puede considera que corresponde pulir una superficie de mármol cuando esta no brille de forma natural, así como cuando pueda presentar arañazos o imperfecciones a simple vista

Aparte del pulido, ¿qué otros tratamientos se pueden aplicar al mármol?

Aunque el pulido es el tratamiento más conocido y practicado respecto a las superficies de mármol, existen otros tratamientos que también permiten recuperar el buen estado de este tipo de piedra y que ofrecen buenos resultados. 

Uno de los más comunes es el abrillantado, que consiste en la aplicación de una serie de productos que permiten recuperar el brillo del mármol sin la necesidad de tener que proceder previamente a su pulido. Su precio medio se sitúa en torno a unos 5 €/m² aproximadamente.

Otras opciones serían el diamantado y el vitrificado. Estos tratamientos suelen aplicarse de forma consecutiva. Primero, el diamantado consiste en pulir el mármol con puntas de diamante muy fina, lo que permite que la superficie mejore de forma significativa y se eliminen las ralladuras e imperfecciones de la superficie. A continuación, se aplica el tratamiento de vitrificado, que permite impermeabilizar el mármol y le confiere un aspecto cristalino que mejora su resistencia y brillo. De media, estos tratamientos tienen un coste aproximado de unos 25 €/m², aunque también suelen ofrecer una durabilidad mayor que el pulido tradicional.

Trucos para un cuidado correcto del mármol

Limpiar correctamente el mármol antes de aplicar cualquier tratamiento

Es necesario eliminar los restos de suciedad y polvo que pueda contener el mármol antes de proceder a su tratamiento para que el mármol esté completamente limpio. Para hacerlo es conveniente utilizar agua con jabón a temperatura media.

Limpiar el mármol con una mezcla de agua caliente y vinagre

A continuación, se recomienda mezclar agua caliente y vinagre a partes iguales. En caso de querer limpiar piezas pequeñas, como encimeras y muebles, se puede preparar la mezcla dentro de un pulverizador. En caso de tratarse de superficies más grandes, como suelos o escaleras, es necesario utilizar un cubo de fregar. El trabajo se finalizará utilizando un trapo de hilo o una fregona limpia.

Limpiar las juntas o grietas superficiales

Para limpiar las juntas o zonas de grietas, donde se acumula gran cantidad de suciedad y bacterias, se puede utilizar un cepillo de dientes. Hay que humedecerlo con agua caliente y aplicar detergente neutro. Para finalizar se eliminan los residuos con la ayuda de una toalla limpia.

Evitar usar productos abrasivos

Evitar el uso de productos abrasivos es fundamental a la hora de cuidar el mármol y conseguir que brille con naturalidad. Estos productos pueden dañar las capas superficiales de la piedra, lo que al final afecta tanto al brillo como al color del mármol, por lo que es importante evitarlas en favor de otros productos que sí que sean respetuosos con el este material tan poroso. 

Pasos a seguir para pulir el mármol

Limpiar la superficie

Para pulir el mármol es necesario limpiar la superficie con agua tibia y jabón. Utilizar una esponja permitirá retirar el exceso de polvo y las posibles manchas incrustadas.

Pasar la pulidora

A continuación se ha de recurrir a la pulidora que deberá de pasarse un mínimo de tres veces sobre la superficie. Esta pulidora puede utilizar o bien discos de diamante o bien discos fabricados con carburo de silicio. En cuanto al grano de los discos, aquellos que lo tienen más pequeños son la opción más adecuada para acabar con marcas y grietas pequeñas. Se aconseja cambiar de grano en cada pulido para obtener un trabajo más fino y acabar con cualquier tipo de irregularidad que pueda tener el mármol.

Mientras se procede al proceso de pulido lo más recomendable es cambiar de dirección en cada pasada para asegurar que todo el espacio queda pulido del mismo modo.

Aplicación de tratamientos

Una vez que se ha completado el proceso de pulido del mármol, es importante aplicarle tratamientos adicionales que protejan la superficie de la piedra y garanticen que el pulido tenga la durabilidad deseada. Este tipo de tratamientos consisten en la aplicación de productos como ceras o abrillantadores formulados de forma específica para las superficies de mármol. Es fundamental que el producto escogido sea una fórmula concreta para mármol o piedra natural, ya que usar productos distintos podría dañar estos materiales. 

Principales ventajas del pulido del mármol

Obtener superficies mucho más uniformes

El pulido del mármol rebaja ligeramente el suelo gracias al paso uniforme de la pulidora. Con este sistema se eliminan los desperfectos que han ido aparecido debido al tránsito. Por ejemplo las rayas o las grietas que surgen con el paso de los años.

Eliminar las marcas de desgaste

A través del pulido del mármol las marcas de desgaste desaparecen permitiendo recobrar el aspecto inicial de los suelos y superficies de mármol en poco tiempo y a precios verdaderamente competitivos. Al tratarse de un material muy duradero el pulido permite que recobre su belleza y se mantenga como nuevo durante mucho tiempo.

Las superficies pulidas recuperan su brillo

A través de la técnica del pulido se elimina la capa más superficial del suelo por medio de un suave decapado. Esta técnica permite que salga a la vista una nueva capa sin ningún tipo de defecto y completamente lisa. Una de las principales ventajas de este sistema es que las superficies de mármol que habían quedado apagadas con el paso del tiempo recuperan su brillo de manera inmediata.