habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Forrar un Armario Empotrado

80 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de forrar armario: 15 €/m² - 100 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de forrar armario.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de forrar armario.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de forrar armario

Tipo de trabajoPrecio (200 x 200 x 60)
Forrar armario empotrado
200 €
Forrar armario con papel pintado
250 €
Forrar armario con vinilo
500 €
Forrar exterior e interior de armario
300 €
Forrar armario y poner puertas correderas
400 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 46,507solicitudes de presupuesto de forrar armario
+ 1,195profesionales de forrar armario
+ 4,246opiniones verificadas de forrar armario

Información útil

El precio medio por forrar un armario depende del material que se emplee, por ejemplo:

Con tableros de melamina: entre 9-10 €/m².

Con vinilos: desde 5-100 €/m².

Con papel pintado: desde 2 hasta 80 €/m².

Un profesional pintor o carpintero, dependiendo de las dimensiones y estado del armario, así como del diseño, calidad y textura del material elegido para forrar el armario, podrá cobrar por este servicio desde los 200 € hasta los 2.000 €.

  • 1 día
  • Dificultad: Fácil
arrow

¿Cómo forrar un armario? Trabajos más comunes

Forrar el exterior del armario

El exterior del armario solamente pueden ser forradas sus puertas, ya que los marcos disponen de un relieve que sería más conveniente y rápido pintar directamente.

Para forrar puertas existen múltiples opciones y diseños tanto de papel pintado como de grandes vinilos, partiendo de colores básicos hasta grandes dibujos e imágenes serigrafiadas, pudiendo hasta encargar fotografías personales. Previamente, hay que valorar que las puertas estén en buen estado (sin golpes o huecos), para ser forradas correctamente.

Forrar el interior del armario

El interior del armario puede albergar paneles de madera o melamina, además de papel decorativo y vinilos. También existen múltiples diseños y colores donde escoger, pudiendo tener un interior muy personalizado. Es posible forrar también las baldas y estantes si se desea tener un conjunto más renovado.

En el caso de cómo forrar un armario empotrado, el margen de personalización es aún mayor. Si la distribución del interior del armario es demasiado básica o no hay casi estantes, es buen momento para que previamente se re-diseñe y hacerlo más práctico. Se pueden incluir también zapateros y cajoneras independientes.

Consejos al forrar un armario

Forrar con materiales de fácil limpieza

No todos los materiales están ideados para que sirvan como protección de las puertas e interior de un armario. Muchos no repelen el polvo o son complicados de limpiar, y esto es lo que se debe evitar a toda costa. Los materiales que más se suelen emplear para forra los armarios y poder limpiarlos cómodamente después, son: el papel pintado, los vinilos, y los paneles de madera o melamina. Ésos permiten una sencilla limpieza a base de un trapo impregnado con agua jabonosa y un secado con otro trapo seco y limpio. No hace falta usar químicos agresivos ni maquinas especiales de vapor para su limpieza, por lo que son los materiales más recomendables para forrar los armarios.

Medir bien las paredes del armario

Se debe medir muy bien todas las dimensiones de las paredes del armario a forrar: alto y ancho. Para ello, lo mejor es quitar las baldas, estantes y barras, para dejar las tres paredes interiores despejadas de obstáculos. Valorar si se va a forrar el techo, el suelo, las baldas y las puertas también. Se pueden emplear dos materiales diferentes o el mismo con dos diseños para cada superficie.

Después de hacer las medidas, es conveniente añadir un poco más al resultado para subsanar errores de cortes u otros.

Contratar a un profesional para resultados óptimos

La mejor apuesta para obtener unos resultados excelentes, es contar desde un principio con un pintor o carpintero profesional. Dependiendo del material que se desee para forrar los armarios, se deberá contar con los servicios y asesoramiento profesional, para obtener un armario que parezca recién comprado.

Pasos para forrar el interior de un armario con tableros de melamina

Tomar las medidas y cortar los tableros

Es primordial tomar muy bien las medidas interiores (alto, ancho y profundidad). Si el armario posee ya algún estante o balda, puede servir como patrón perfectamente.

Es conveniente dibujar en un papel las dimensiones del armario y establecer varias distribuciones, con el fin de aprovechar al máximo las posibilidades del mismo. Combinar baldas, estantes y separadores, hasta dar con la distribución perfecta. Posteriormente, adquirir los tableros y encargarlos o cortarlos a la medida planificada.

Limpiar bien las superficies del armario

Es esencial que todas las paredes interiores, techo y suelo del armario esté perfectamente limpio, para que después se puedan pegar bien los tableros de madera. Aplicar agua y jabón, o desengrasante si está muy sucio. Si hubiera presencia de moho, limpiar con lejía y frotar, y secar después muy bien.

Pegar los tableros con un adhesivo de montaje

Hay que aplicar a la parte posterior del cada tablero, unos 10 centímetros de poliuretano. Para ello, es conveniente adquirir uno especial y de buena calidad, aunque se suba un poco más el precio, con el fin de garantizar una adherencia perfecta. A modo opcional, se pueden fijar con tornillos.

Perfilar las juntas de los tableros con silicona

Este último paso es opcional, pero altamente aconsejable. El fin no es otro que el de evitar que se introduzca la suciedad o moho en las juntas y estropeen los tableros, además de que se consigue un mejor acabado. Aplicar la silicona, y alisar con una espátula y limpiar con un trapo el excedente, antes de que se seque.