habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Reparar bajantes: Precio y Presupuestos

850 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de reparar bajantes: 530 € - 2.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de reparar bajantes.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de reparar bajantes.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de reparar bajantes

Tipo de bajantesPrecio (10 ml)
Reparar bajantes pvc
120 €
Reparar bajantes fibrocemento
650 €
Reparar bajante comunitario
180 €
Servicio de urgencias de reparación de bajantes
300 €
Cambiar el sentido de la bajante
250€
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 71,170solicitudes de presupuesto de reparar bajantes
+ 6,672profesionales de reparar bajantes
+ 10,688opiniones verificadas de reparar bajantes

Información útil

La dificultad de reparar una bajante dependerá del tipo de avería que presente, lo que condicionará también el precio final. Por lo general, cuando la reparación que se tenga que llevar a cabo no implique tener que abrir la pared, el precio más común se situará en torno a unos 1.000 € aproximadamente. Este precio podrá ascender hasta los 5.000 € cuando se trate de averías más complejas, especialmente si es necesario abrir la pared para acceder a la bajante. 

  • 1 ó 2 días
  • Dificultad: Media
arrow

Cómo se reparan las bajantes sin obras

1. Desmontar el inodoro para acceder a la bajante

Una de las formas más comunes para reparar una bajante averiada pasa por desmontar el inodoro. Esto permite acceder a la propia bajante, lo que facilita la localización y arreglo de la avería en cuestión. Una vez que la bajante ha sido reparada, el inodoro se vuelve a montar y se sellan las juntas de cada pieza, consiguiendo que la reparación no deje rastro en el baño. 

2. Limpiar las tuberías con agua a presión

El agua a presión tiene muchas utilidades, una de ellas es la de desatascar las tuberías. En este caso, esta técnica se basa en un sistema rotativo que permite eliminar cualquier obstrucción presente en la tubería. Una vez que se ha retirado, se aplica aire caliente al interior de la tubería, lo que permite que se seque y que cualquier resto de suciedad que pudiera actuar como adhesivo de futuros restos de suciedad no pueda fijarla a la pared de la tubería. 

3. Revisar la presencia de grietas y roturas

Uno de los aspectos más importantes en la reparación de las bajantes pasa por asegurarse del buen estado de la estructura de la propia tubería. En este caso, el problema puede no ser tanto una obstrucción como un problema de grietas o roturas en la propia tubería. Para localizarlas, se puede usar un sistema de cámaras que se introducen por la tubería mediante una técnica de cableado con torsión que se desplaza por el interior del sistema de cañerías hasta localizar el punto dañado para poder repararlo. 

4. Aplicar un producto sellador

Cuando se ha localizado una grieta o rotura en la tubería, para no tener que abrir la pared y cambiar la tubería completamente, una de las soluciones más sencillas pasa por aplicar un producto sellador. Estos productos están formulados a partir de polímeros que actúan creando una segunda capa de estructura tubular en el interior de la cañería, lo que permite sellar el interior de la tubería sin necesidad de tener que sustituirla por otra nueva.

Consejos para evitar averías en las bajantes

No tirar basura por el inodoro y los desagües

Uno de los primeros aspectos que hay que tener en cuenta para evitar las averías de las bajantes es no usar el inodoro ni el resto de desagües como basura. Aunque la mayoría de las veces los restos de basura seguirán el camino natural de la tubería, también pueden terminar obstruyendo el paso del agua y, en consecuencia, producir un atasco que requerirá de la intervención de un fontanero para solucionarla. En este sentido, lo más sensato será colocar una pequeña papelera en el baño para depositar en ella todos esos objetos que, por costumbre o desconocimiento, terminan arrojados al inodoro. 

No tirar los restos de pintura y ceras por el fregadero

Otro de los elementos que pueden obstruir con mayor facilidad las tuberías bajantes son los restos de pinturas o ceras que acaban en el fregadero. Hay que tener en cuenta que, aunque se trate de líquidos, no son líquidos que se disuelvan en agua. En consecuencia, el flujo natural del agua del fregadero no permite su disolución. Esto puede terminar conllevando que se endurezcan y se adhieran al interior de las tuberías bajantes, lo que supone una avería bastante complicada de solucionar, ya que no se pueden disolver con la facilidad que se haría con otros productos. 

Evitar el uso de productos corrosivos en las tuberías

Finalmente, otro de los productos que pueden producir averías en las bajantes son los productos demasiado corrosivos. Aunque algunos desatascadores se basan en este tipo de productos, hay que tener en cuenta que se trata de una limpieza por corrosión. Esta corrosión eliminar buena parte de la suciedad, pero también puede conllevar el desgaste de la propia tubería, especialmente si se trata de tuberías de PVC. Por ello, lo más recomendable es limitar el uso de estos productos a casos muy eventuales y solo si es absolutamente necesario. En lugar de ello, lo mejor será elegir productos que sean más respetuosos con las tuberías, así como evitar las situaciones en las que las bajantes puedan llegar a obstruirse. 

Preguntas frecuentes al arreglar bajantes

¿Cuáles son los síntomas de una avería en la tubería de la bajante?

Los síntomas de una avería en una tubería bajante pueden ser de dos tipos. Si se trata de una avería debida a una obstrucción, lo más habitual es que se manifieste primero como mal olor y como dificultad a la hora de evacuar el agua. En el caso de que la obstrucción llegue a bloquear completamente la tubería, esto se manifestará como la incapacidad del desagüe o inodoro para drenar el agua acumulada

Por otro lado, en el caso de que la avería se deba a una rotura o grieta de la tubería bajante, lo más común será que se manifieste en forma de goteras o humedades en la parte cercana de la rotura, así como con mal olor, consecuencia de la presencia de aguas grises fuera del circuito de las cañerías. 

¿Cuáles son las causas más comunes de las averías en las bajantes?

Las averías más comunes cuando se habla de tuberías bajantes son las causas por obstrucción del flujo del agua. Esto se debe generalmente a un mal uso del inodoro o los desagües. Es decir, son consecuencia de verter en ellos productos, líquidos o sólidos, que no deberían echarse en estos sanitarios, ya que su uso original no está pensado para ello. La consecuencia es que la tubería se bloquea, con lo que se produce una obstrucción y no puede evacuar el agua con normalidad. 

¿Qué factores hacen variar el precio de reparar la bajante?

En este sentido habrá que tener en cuenta el tipo de avería y la dificultad o facilidad con la que se podrá reparar la avería en cuestión. Si se trata de una obstrucción que pueda ser solventada con productos o técnicas comunes, el coste se verá reducido. Por el contrario, si la obstrucción de la bajante no puede ser solucionada de forma sencilla y es necesario abrir la pared y sustituir la parte dañada de la tubería, el coste se incrementará de manera considerable.