habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

¿Cuánto cuesta cambiar una bañera por una ducha?

1.200 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de cambiar bañera por ducha: 900 € - 2.300 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de cambiar bañera por ducha.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de cambiar bañera por ducha.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de cambiar una bañera por ducha

Tipo de trabajoPrecioCaracterísticas
Cambiar bañera por ducha de obra
800 €
Plato de ducha acrílico y mampara de cristal, 80 x 80 cm
Cambiar bañera por plato de ducha de resina y carga mineral
900 €
Mampara de cristal de 80 x 80 cm
Cambiar bañera por plato de ducha cerámico
700 €
Mampara de cristal de 80 x 80 cm
Cambiar bañera por plato de ducha acrílico
800 €
Mampara de cristal de 80 x 80 cm
Cambiar bañera por plato de ducha de pizarra
750 €
Mampara de cristal de 80 x 80 cm
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 178,792solicitudes de presupuesto de cambiar bañera por ducha
+ 8,721profesionales de cambiar bañera por ducha
+ 19,228opiniones verificadas de cambiar bañera por ducha

Cómo cambiar la bañera por un plato de ducha sin obras

Información útil

El precio de cambiar una bañera por un plato de ducha dependerá del tamaño de la bañera y del plato, del tipo de ducha a instalar y de los materiales utilizados. De media, se puede hablar de entre 500 € y 2.000 €.

Cambiar una bañera de 120 cm por una ducha frontal, incluyendo mano de obra, revestimientos hasta el techo en las tres paredes de la ducha, plato de resina, grifo termostático y mampara de aluminio corredera cuesta alrededor de 1.200 €.

  • 1-2 días
  • Dificultad: Media
arrow

¿Cuánto cuesta cambiar una bañera por una ducha? Factores importantes y partidas de presupuesto

Factores que influyen en el precioFactores que influyen en el precio

El coste de cambiar la bañera por un plato de ducha puede variar sensiblemente según una serie de factores básicos: 

  • Materiales: más allá del plato de ducha o la grifería, los materiales elegidos en una reforma para los revestimientos de la ducha, o incluso para el suelo si es de obra, pueden hacer que el coste de cambiar la bañera por una ducha varíen ligeramente. La calidad de los materiales, por ejemplo, puede hacer que el presupuesto se eleve por encima del 10 %.
  • Ducha de obra o prefabricada: instalar una ducha prefabricada es menos complicado que una de obra, en la que es necesario hacer reforma para impermeabilizar previamente la solera, además de sellar muy bien para evitar filtraciones. La diferencia de precio también estará determinada por los materiales, pero una ducha de obra puede salir hasta un 30% más cara.
  • Modelos: los platos de ducha pueden ser de diferentes materiales y acabados. También los modelos de grifos y mampara pueden ser muy distintos según calidad y acabados. Por ello, dependiendo del modelo que se elija en estas cuestiones, el presupuesto puede variar hasta en un 20%, o incluso por encima.
  • Medidas de la bañera: su influencia a la hora de calcular el coste de sustituir la bañera por la ducha no va a ser determinante, aunque sí influye en la medida del nuevo plato de ducha o del material para el suelo si es de obra y, por tanto, también en el presupuesto. 
  • Trabajos de albañilería: si la ducha es muy grande o si hay que hacer reforma para sustituir toda la pared de la ducha por nuevos revestimientos, el trabajo también se encarecerá. A ello habrá que añadir el coste adicional que supone el desescombro. Si se va a alicatar de nuevo toda la pared o es una ducha de obra, el trabajo podría elevarse hasta en un 50 %.
  • Trabajos adicionales: hay otra serie de aspectos que pueden elevar el coste de los trabajos, es el caso de la instalación de elementos como barras de apoyo o sillas para personas con movilidad reducida. También habría que añadir la limpieza posterior, si se decide contratar a una empresa especializada. Por ejemplo, impermeabilizar la zona de la ducha cuesta alrededor de 300 €, mientras que colocar un asiento tendría un precio aproximado de 120 €.
Partidas de presupuesto para cambiar una bañera por duchaPartidas de presupuesto para cambiar una bañera por ducha

Dentro del presupuesto para cambiar la bañera por ducha se incluirán diferentes partidas, cuya cuantía puede variar:

  • Mano de obra: puede suponer alrededor de 600 € de media. Dentro de los trabajos de albañilería se incluiría la retirada de la bañera y de los revestimientos, preparación de la base con mortero antihumedad y colocación del plato de ducha o el plato de obra, preparar la pared y alicatar. En lo que respecta a fontanería, el presupuesto incluiría retirada de grifo, modificación del desagüe y la toma de agua e instalación del nuevo grifo. 
  • Ducha: su precio puede variar de manera significativa según las medidas y el material del plato. De hecho, este es uno de los factores en qué fiarse al elegir la ducha. Por ejemplo, un plato de resina de 70 x 120 cm cuesta alrededor de 180 €, en piedra reconstruida su precio se elevaría a unos 300 €
  • Mampara: en este caso, el precio depende de varios factores. Por un lado, de la perfilería, que normalmente es de aluminio, pero con diferentes acabados. Por otro, incluye el tipo de cristal y si lleva o no elementos decorativos. A ello se une el tipo de apertura (batiente, corredera o plegable), si tiene o no elementos fijos o si se trata solo de frontal o lleva también algún lateral. Una mampara básica frontal de 120 cm con una hoja fija y otra corredera con perfil en aluminio cromado y cristal transparente tiene un precio aproximado de 200 €.
  • Nueva grifería: la variedad de modelos es muy amplia. Normalmente son de acero inoxidable, aunque también pueden ser de latón. Hay, además, grifos monomando o bimando convencionales, termostáticos o columnas. El precio de un grifo termostático se sitúa en unos 120 €.
  • Azulejos: lo habitual es poner materiales cerámicos, gres o baldosa porcelánica, que combinen con el resto del cuarto de baño. Los m² que se necesitarán pueden variar, dependiendo de las dimensiones de la bañera y de si se cubre solo el hueco dejado por ella o se cambia el revestimiento hasta el techo. Harían falta unos 3 m² de material si solo se va a cubrir media pared o unos 5 -6 m² si se va a cambiar el baño entero.

En total el precio de cambiar una bañera por una ducha de las características detalladas, costaría en torno a los 1.200 €.

Precio de cambiar la bañera por ducha en otras ciudades

LocalidadPrecio
700 € - 1.800 €
800 € - 2.000 €
700 € - 1.200 €
700 € - 1.200 €
800 € - 2.000 €
700 € - 1.200 €
800 € - 2.000 €
700 € - 1.200 €
700 € - 1.200 €
700 € - 1.200 €
800 € - 2.000 €
800 € - 2.000 €
700 € - 1.200 €
700 € - 1.800 €
700 € - 1.900 €
700 € - 1.200 €
800 € - 2.000 €
700 € - 1.200 €
700 € - 1.200 €
700 € - 1.800 €
800 € - 2.000 €
700 € - 1.800 €
Alcorcón
700 € - 1.800 €
Gijón
800 € - 2.000 €
Mallorca
800 € - 2.000 €

Preguntas más frecuentes al cambiar bañera por ducha

¿Cuánto se tarda en cambiar la bañera por un plato de ducha?

La duración de estos trabajos puede variar según el estado en que se encuentren las tuberías y el desagüe una vez se retire la bañera. Lo normal es que este tipo de reforma se puedan hacer en unas 5 u 8 horas si no hay contratiempos, aunque lo ideal es llevar a cabo el trabajo en 2 días, ya que algunos materiales de agarre necesitan un tiempo de secado y de endurecimiento para obtener resultados óptimos.

Los platos de ducha de obra llevan más tiempo al ser trabajos de albañilería y reforma más complejos y que requieren de alicatado.

¿Es necesario hacer cambios en la fontanería del baño?

En principio, suele ser suficiente con hacer pequeños ajustes en la situación del desagüe y elevar la altura del grifo. En duchas de obra sí puede ser necesario hacer algún trabajo para adecuar la tubería de evacuación. Y también si se desea cambiar la pared en la que se encuentra el grifo. En cualquiera de los casos, es importante que de ello se encarguen fontaneros profesionales

¿Cuál es la mejor ducha para un baño adaptado a personas con discapacidad?

Uno de los motivos que llevan a cambiar la bañera por una ducha es adaptar el baño para que se accesible. La ducha puede ser de obra o a ras de suelo, lo importante en estos casos es que no haya escalón para acceder a ella. También es importante que cuente con barra de sujeción y asiento y la mampara debe abrirse lo suficiente para acceder con andador o silla de ruedas.

¿Hay que quitar los grifos obligatoriamente?

En una bañera, los grifos están a una altura más baja, además de que es un tipo de grifo diferente. Por eso, al quitar la bañera lo más lógico es también sustituirlos por otros de ducha y aprovechar para ponerlos termostáticos, mucho más cómodos. 

¿Cómo se puede ahorrar al quitar una bañera e instalar una ducha?

Es posible ahorrar de diferentes maneras. Por un lado, eligiendo platos de ducha cerámicos o acrílicos, más económicos, o mamparas también acrílicas, en lugar de que sean de vidrio. También se puede ahorrar algo si el plato de ducha se adapta al hueco dejado por la bañera, ya que así el gasto en albañilería o en nuevos revestimientos será menor. 

 ¿Hay que avisar del cambio a la comunidad de vecinos?

En principio no es necesario, ya que se trata de una reforma considerada como obra menor. Solo habría que avisar si en algún momento hubiera que tocar alguna canalización común del edificio.

Por qué cambiar la bañera por una ducha

Mayor espacio en el baño

Por lo general, las bañeras ocupan más espacio que las duchas, y no solo en lo que a volumen se refiere, también en el aspecto visual resultan más pesadas. Además, una bañera tiene que tener unas dimensiones más grandes que un plato de ducha para resultar cómoda.

Por ello, uno de los principales motivos para sustituir la bañera por una ducha es ganar espacio en baños estrechos o pequeños. Y también se gana en sensación de amplitud. Todo ello hace que los baños sean estancias más cómodas y menos agobiantes, sobre todo si son pequeños y no tienen luz natural.

Aumento del valor de la casa

Reformar el baño revaloriza la vivienda. La razón es que baños más amplios y más modernos son más llamativos, por lo que sustituir la bañera por una ducha puede resultar una buena inversión si lo que se quiere es vender o alquilar una vivienda con rapidez.

Hay que tener en cuenta, además, que quitar la bañera y poner en su lugar un plato de ducha es una obra que se puede realizar en apenas un día y que no requiere una inversión elevada. 

Mayor comodidad y seguridad

Entrar en una bañera supone salvar una pequeña altura, por lo que el riesgo de sufrir un accidente se eleva respecto a las duchas. Por ello, además, estas últimas resultan también más cómodas. Y no hay que olvidar que en caso de necesidad se puede instalar sin problemas una siento en su interior. 

Baños más accesibles para personas mayores o con movilidad reducida

Convertir bañera en plato de ducha es imprescindible en el caso de que en la vivienda residan personas con movilidad reducida, bien por edad bien por algún problema de discapacidad. La bañera puede ser para ellos un obstáculo insalvable, mientras que en la ducha es posible, incluso, acceder con andador o con silla de ruedas, por lo que resulta mucho más segura.

Fácil mantenimiento

Hoy en día, los materiales con los que se fabrican las duchas, tanto de obra como prefabricadas son de gran calidad, por lo que apenas necesitan un mantenimiento más allá de la imprescindible limpieza y revisión de las juntas. Además de ello, limpiar una ducha es mucho más sencillo y accesible que en el caso de las bañeras.

Ahorro energético: tanto de luz como de agua

La sostenibilidad y la eficiencia son motivos para cambiar la bañera por una ducha. que cada vez se tienen más en cuenta. Llenar una bañera puede suponer un gasto de agua de hasta 250 litros, mientras que en una ducha se gastan entre 50 y 100 litros. Por ello, la ducha es una buena medida de ahorro, y no solo de un bien tan escaso como es el agua. No hay que olvidar que calentar esa agua también conlleva un gasto energético elevado que se reduce proporcionalmente en las duchas. 

Pasos para sustituir la bañera de casa por una ducha

Desescombrar

El primer paso es dejar libre el hueco en el que irá la ducha. Para ello, una vez retirado el grifo, hay que quitar los azulejos que recubren el frontal o los lados de la bañera. Hay que hacerlo con cuidado para evitar dañar el suelo o el resto de los azulejos de las paredes, que después habrá que proteger bien. Lo siguiente es desconectar el desagüe para quitar el murete que hace de soporte a la bañera y poder retirarla. 

Preparar el  hueco

Con el espacio que ocupaba la bañera libre, es necesario preparar la superficie donde irá el plato de ducha. Se trata, sobre todo, de retirar azulejos o parte del suelo si la ducha es más grande que la bañera y marcar el espacio que va a ocupar aquella. Además de ello, habrá que rectificar la fontanería, nivelar la solera e impermeabilizar.

Colocar la ducha y alicatar 

Una vez se ha hecho la base y se puesto el desagüe en el lugar correcto, se coloca el plato de ducha, comprobando que quede bien nivelado y perfectamente sellado. Quedaría alicatar las paredes y solar si la ducha es más pequeña que la antigua bañera. Es posible que ya no se disponga de baldosas o azulejos iguales a los del baño, pero existen soluciones muy vistosas y estéticas. 

Colocar la grifería y la mampara

Para que la ducha quede terminada solo faltaría conectar el desagüe y poner la nueva grifería. El último paso sería instalar la mampara de baño, asegurándose de que queda perfectamente sellada y no hay filtraciones.

Kike Álvarez

Kike Álvarez

Kike es Head of SEO en habitissimo. Graduado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Rey Juan Carlos y con un master en especialización en Marketing Digital, siempre ha llevado dentro su pasión por la comunicación y la escritura. En Habitissimo, Kike es responsable de revisar todos los contenidos, asegurar que son útiles para nuestros lectores y que ofrecen la información más precisa y actualizada.

Ver perfil