habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Restauración paredes : Precio y Presupuestos

275 €/udPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de restauración paredes : 250 €/ud - 5 €/ud

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de restauración paredes .
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de restauración paredes .
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de restauración paredes

Tipo de trabajoPrecio (100 m²)
Restauración integral de paredes exteriores
5.000 €
Restaurar paredes interiores con humedad
4.000 €
Restaurar paredes interiores con grietas
3.500 €
Restaurar paredes interiores con desconchones de pintura
400 €
Restaurar paredes interiores con enlucido de yeso
1.000 €

Información útil

El coste de restaurar las paredes dependerá en buena medida del estado en el que se encuentren pero también de si se trata de paredes interiores o exteriores y del material del que están hechas. 

Por poner ejemplos, enlucir en yeso puede costar entre 10 y 12 €/m², mientras que si es con mortero puede costar algo más, entre 12 y 15 €/m². Si además hay que impermeabilizar, en el caso de una pared de ladrillo costará alrededor de 10 €/m², el doble si es piedra. 

  • Un día
  • Dificultad: Media
arrow

Restauración de paredes: qué tener en cuenta

Restauración de paredes interioresRestauración de paredes interiores

A la hora de restaurar paredes antiguas que están en el interior de los inmuebles hay que tener en cuenta, en primer lugar, el material del que están hechas o las recubre. Y, en segundo lugar, si existe algún problema que pueda provocar el deterioro de la superficie más allá del paso del tiempo. Si hay humedades procedentes del suelo o de alguna instalación, filtraciones desde el tejado o problemas de condensación, habrá que solucionarlos antes de comenzar la restauración de las paredes.

Si es yeso y está en malas condiciones, se aconseja picar y volver a enlucir antes de pintar de nuevo. En caso de otros materiales, como piedra o ladrillo visto hay que prestar atención a las juntas y cambiar las piezas que estén dañadas, es un trabajo delicado, pero un buen profesional lo puede hacer sin problemas.

Restauración de paredes exterioresRestauración de paredes exteriores

Este tipo de paredes, bien fachadas, bien muros, están completamente expuestas a las inclemencias meteorológicas y también a factores muy agresivos, como la contaminación. Por ello, a la hora de la restauración de paredes antiguas en exteriores, lo primero será hacer una limpieza en profundidad. El agua a presión puede ser un buen sistema. En el caso de paredes enfoscadas, si el deterioro es muy grande habrá que picar las zonas en mal estado y volver a cubrir. Si es piedra o ladrillo habrá que repasar las juntas.

Y, en cualquiera de los casos, es aconsejable la aplicación de productos aislantes que eviten los daños que la lluvia, el frío o el calor pueden provocar. Por ejemplo, si se va a pintar después de restaurar la pared, conviene elegir pinturas impermeabilizantes.

Consejos en la restauración de paredes

Comprobar el estado de las paredes 

A la hora de restaurar paredes antiguas es importante inspeccionarlas con detalle. Es importante conocer su estado, así como posibles problemas, visibles u ocultos, para elegir la técnica y los productos más adecuados en cada caso. 

No hay que olvidar que las paredes pueden sufrir deterioro por muchos motivos, desde el paso del tiempo, que se manifiesta en desconchones, hasta grietas por problemas estructurales o humedades. Por ello, no hay que olvidar que a veces habrá que actuar también para solucionar esos problemas que afectan a la pared y que no se deben a su antigüedad.

Aplicar productos específicos para cada caso

Cada pared es diferente y cada material necesita unos productos adecuados. No es lo mimo tapar grietas en una superficie de yeso que sellar poros en una pared de ladrillo o aplicar pinturas anitimoho o antihumedad en una fachada. Según el problema y el tipo de superficie convendrá usar unos productos u otros

En general se trata de productos que no son caros, una pintura antihumedad o termoaislante puede costar alrededor de 8 € el kilo o el litro, mientras que un barniz para ladrillo puede llegar a los 20 €. Lo que no hay que olvidar es que, independientemente del tipo de pared y de problema, antes de pintar habrá que aplicar imprimación

Respetar los tiempos de secado 

Cada material de reparación tiene un tiempo de secado que se debe respetar. En el caso de masillas para cubrir huecos o grietas, nunca se debe lijar para igualar la superficie hasta que no haya secado por completo. Si se trata de productor aislantes, tapaporos o tratamientos para la humedad o la condensación, también habrá que esperar antes de pintar la pared. De no ser así, el acabado podría verse perjudicado.

Cómo restaurar las paredes interiores, paso a paso

El primer paso, antes de comenzar la restauración de paredes antiguas, es vaciar la estancia. Con el espacio diáfano será más fácil trabajar. Tras ello es importante proteger el suelo con plástico o papel para que no se ensucie ni se manche. También habrá que tapar marcos de puertas y ventanas, rodapiés y cualquier otro elemento que no se haya podido sacar de la habitación.

Lo siguiente será tapar los agujeros o grietas que haya en la pared. Para ello hay que aplicar una masilla específica para esta función. Si se trata de grietas de una cierta anchura o profundidad, habrá que utilizar cintas tapagrietas. 

Con la pared completamente restaurada habrá que pasar una lija suavemente para dejar la superficie perfectamente lisa. Pero es importante tener en cuenta que este trabajo hay que hacerlo solo cuando la masilla que se ha aplicado esté completamente seca.

Finalmente, habrá que pintar las paredes con la pintura elegida, que puede ser lisa o bien decorativa. Antes de ello, sin embargo, conviene limpiar muy bien la pared de polvo y aplicar una capa de un producto de imprimación para garantizar el buen agarre de la pintura.