habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Restaurar suelo de baldosa hidráulica: Precio y Presupuestos

10 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de restaurar suelo de baldosa hidráulica: 5 €/m² - 15 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de restaurar suelo de baldosa hidráulica.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de restaurar suelo de baldosa hidráulica.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de restaurar suelo de baldosa hidráulica

Tipo de trabajoPrecio
Restaurar suelo de vivienda de baldosa hidráulica
800 €
150 m²
Restaurar suelos de piso de baldosa hidráulica
500 €
90 m²
Restaurar suelos de baño de baldosa hidráulica
250 €
6 m²
Restaurar suelos de baldosa hidráulica en local comercial
2.000 €
200 m²
Restaurar y pulir suelos de baldosa hidráulica de vivienda
2.800 €
200 m²

Información útil

A la hora de restaurar un suelo de baldosa hidráulica, el coste de dicha restauración estará en consonancia con el tamaño del suelo que se restaure y el estado inicial del mismo. En este sentido, también es muy importante solicitar diferentes presupuestos, teniendo siempre claro que será más importante anteponer la calidad de un trabajo bien hecho a una cuestión únicamente de precio. Por lo general, lo más habitual es que el coste se sitúe entre unos 15 ó 20 € por metro cuadrado de suelo de mosaico hidráulico. 

  • 1 semana
  • Dificultad: Fácil
arrow

Cómo restaurar el suelo de baldosa hidráulica: pasos a seguir

Limpiar a conciencia la superficie del mosaico hidráulicoLimpiar a conciencia la superficie del mosaico hidráulico

Lo primero que se tendrá que hacer antes de restaurar un suelo de mosaico hidráulico será limpiarlo a conciencia de forma adecuada. Para ello, es fundamental usar productos de pH neutro y que estén especialmente formulados para la limpieza de este tipo de suelos. Es fundamental que la limpieza se lleve a mano o con la delicadeza que este tipo de suelos requieren para no dañar la superficie o los pigmentos del dibujo. De esta forma, se conseguirá retirar la pátina de suciedad superficial y recuperar el material original, que será sobre el que se tenga que llevar a cabo la restauración. 

Reparar los pequeños desperfectos de la baldosaReparar los pequeños desperfectos de la baldosa

El segundo paso para restaurar el suelo de baldosa hidráulica pasa por reparar los desperfectos puntuales de cada una de las baldosas. Esta es la parte más lenta y tediosa de la restauración. Existen diferentes tipos de restauración posible que se podrán llevar a cabo en esta fase del proceso. Según el tipo de acabado que solicite el cliente, se podrá optar por uno más fiel al dibujo original o por uno que restaure los desperfectos pero manteniendo las formas de los daños anteriores. Ambos estilos aportan buenos resultados. Sin embargo, el primero de ellos es el más fiel al diseño original de este tipo de suelos, por lo que suele ser el más demandado. 

Pulir el suelo de baldosa hidráulicaPulir el suelo de baldosa hidráulica

Una vez que los desperfectos de las baldosas hayan sido reparados, se procederá al pulido de las baldosas y del conjunto del suelo. De este modo, se conseguirá una apariencia más homogénea que aportará unidad a la superficie al eliminar posibles imperfecciones o desniveles en el suelo. Este tipo de pulido se deberá realizar de forma delicada y teniendo en cuenta los procesos de secado de las reparaciones. Es decir, será necesario esperar a que la reparación de las baldosas se haya completado en su totalidad antes de iniciar la fase de pulido. De lo contrario, las reparaciones podrían saltar o descascarillarse de la superficie de la baldosa. 

Abrillantado, protección y acabado finalAbrillantado, protección y acabado final

Por último, para restaurar el suelo de baldosa hidráulica, se procederá a la aplicación de productos abrillantadores y protectores sobre el suelo una vez que se haya completado el pulido. Es muy importante que los productos usados sean aquellos que están formulados específicamente para este tipo de suelos. De lo contrario, el resultado podría no ser el deseado. Además, también hay que tener en cuenta que, su aplicación y secado, deberá hacerse siempre siguiendo las instrucciones del producto o del fabricante, ya que no todos los productos se aplican de la misma forma ni tienen los mismos tiempos de respuesta y secado.

Consejos al restaurar suelos de baldosa hidráulica

Llevar a cabo una evaluación del estado del suelo

Lo primero que habrá que hacer antes de restaurar un suelo de mosaico hidráulico será analizar el estado del conjunto y de cada una de las baldosas. Este tipo de suelos son muy resistentes, pero también terminan dañándose con el paso del tiempo. En muchos casos, se pueden encontrar suelos que están más desgastados por una zona que por otras, así como suelos que están en buen estado pero que tienen dañadas únicamente baldosas concretas del conjunto. Toda esta información es importante, porque va a poder ayudar a la hora de enfocar la restauración hacia un lado u otro, así como diseñar una estancia que dé prioridad a las baldosas que están en buen estado frente al resto. Por otro lado, también es fundamental que se evalúen los posibles desniveles, así como la presencia de manchas u otro tipo de desperfectos puntuales. 

Reparar desperfectos antes de aplicar productos

Por otro lado, otro de los aspectos que habrá que tener en cuenta antes de restaurar un suelo de baldosa hidráulica será que se deberán arreglar los desperfectos antes de aplicar ningún producto. Esto es muy importante porque la mayoría de los productos que se formulan para suelos hidráulicos tienen propiedades selladoras. Esto es muy positivo para la protección del suelo hidráulico. Sin embargo, si se aplican antes de arreglar los desperfectos, se corre el riesgo de que el arreglo no llegue a adherirse correctamente a la baldosa. Por ello, es fundamental que las reparaciones correspondientes se lleven a cabo antes de aplicar cualquier producto para este tipo de suelos. 

Contratar a profesionales especializados en suelos de mosaico

Finalmente, otro de los elementos más importantes que se tendrán que tener en cuenta cuando se quiera restaurar un suelo de mosaico hidráulico será contratar a profesionales que conozcan el material y que tengan experiencia en su reparación. Los suelos hidráulicos son piezas muy valoradas de muchas casas. Una reparación mediocre o chapucera puede terminar por estropearlos en lugar de repararlos. Por ello, es fundamental que se contrate a personal debidamente cualificado para este tipo de trabajos, que serán más finos y delicados que otras labores de albañilería. 

Trucos en el mantenimiento del suelo de baldosa hidráulica

Llevar a cabo un mantenimiento adecuado del mosaico

Este tipo de suelos requieren poco mantenimiento. Sin embargo, eso no quita que, cuando se haga, se haga bien. Para ello, lo más aconsejable es usar productos de limpieza con pH neutro, lo que garantizará que no serán agresivos con la baldosa ni con los pigmentos. Además, también es importante que, aparte de la limpieza con los productos específicos, cada cierto tiempo se limpien con una mopa húmeda que permita retirar la capa más superficial de suciedad adherida al mosaico. 

Abrillantar las baldosas hidráulicas al menos una vez al año

Otro de los cuidados que no se deben obviar una vez que se opta por restaurar un suelo de baldosas hidráulicas es aplicar un abrillantador al menos una vez al año. Esto va a permitir que las baldosas luzcan mucho más decorativas y con colores mucho más intensos que si no se hiciera. No obstante, en este caso, también se deberá tener en cuenta que será obligado usar un producto abrillantador específicamente formulado para suelos o baldosas hidráulicas. 

Evitar arrastrar muebles pesados sobre las baldosas

En ocasiones, se puede tener la tentación de arrastrar muebles u otros objetos pesados sobre las baldosas pensando que se trata de piezas muy resistentes. Es cierto que las baldosas hidráulicas son mucho más duras y sólidas que la azulejería común. Sin embargo, esto no significa que son se vayan a ver afectadas por la presión o por los golpes, especialmente si se trata de objetos voluminosos y muy pesados. Por ello, hay que tratar estos suelos con los mismos cuidados que se tendrían en el caso de otros materiales. Es muy importante evitar arrastrar muebles pesados, objetos con aristas puntiagudas o de metal, así como usar protectores de goma en las patas de las sillas o mesas que vayan a estar sobre este tipo de suelo.