habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Instalar placa de inducción: Precio y Presupuestos

230 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de instalar placa inducción: 180 € - 500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de instalar placa inducción.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de instalar placa inducción.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precio de instalar una placa de inducción

Tipo de placa de inducciónPrecio
Placa de inducción 2 zonas
180 €
Placa de inducción 3 zonas
260 €
Placa de inducción 5 zonas
480 €
Placa de inducción sin zonas
500 €

¿Cómo funciona una placa de cocina por inducción?

Información útil

La instalación de una placa de inducción de calidad media y diseño estándar se mueve entre 300 € y 600 €. El coste dependerá en buena medida del modelo de placa elegida. La mano de obra se sitúa alrededor de 60 € por unidad, siempre y cuando no sea necesario realizar trabajos para adaptar el hueco de la encimera a la placa.

  • 1 hora
  • Dificultad: Fácil
arrow

¿Cuánto cuesta instalar una placa de inducción?

En el presupuesto necesario para poner una placa de inducción en la cocina se incluyen algunos factores básicos y, además, hay otros que se debe valorar porque pueden incrementarlo de manera notable:

  • Mano de obra: poner una placa de inducción cuesta a partir de 60 €, pero dependerá del tipo de placa y de si hay que realizar algún ajuste previo para su instalación. 
  • Retirada de antigua placa: normalmente, el coste de la instalación de una placa de inducción ya incluye la retirada de la antigua si ambas son eléctricas. De no ser así, se puede cobrar alrededor de 60 €. Pero si la vieja cocina es de gas, será necesario sellar la instalación, lo que puede elevar el coste a unos 120 €
  • Modelo de placa de inducción: una placa estándar suele ser más económica que una placa de inducción con extracción incorporada o en medidas especiales. La marca, la potencia, la eficiencia energética o si llevan zonas delimitadas también influyen en el precio. De hecho, este se puede incluso triplicar en algunos modelos. En la zona media se encuentran las placas con tres zonas convencionales de cocción.
  • Otros trabajos: si además de instalar la placa de inducción se van otros electrodomésticos como horno y campana, el coste del servicio puede elevarse a unos 120 €. También se elevaría, por ejemplo, si fuera necesario retocar el hueco de la encimera para ajustar la placa.

Teniendo en cuenta estos aspectos, instalar una placa de inducción de dos zonas de cocción y 30 cm de ancho costaría entre 170 € - 200 € de media. En el caso de una placa en una medida de 60 cm de ancho y tres zonas de cocción cuesta entre 300 € y 500 € si se trata de marcas reconocidas. 

El coste de instalar una placa de inducción con extracción incorporada de diseño en forma de riñón se situaría alrededor de 1.200 €. Mientras tanto, si se trata de una placa con zonas de cocción flexibles, el coste medio se situaría alrededor de los 700 €.

Qué tener en cuenta antes de instalar una placa de inducción en la cocina

Valorar qué modelo de placa instalar

Hay una enorme variedad de modelos y de muchas marcas diferentes, por eso, a la hora de decidir qué cocina de inducción instalar, conviene tener en cuenta aspectos como el espacio del que se dispone, el número de zonas de cocción que se necesitan o el acabado. También hay que valorar los niveles de potencia, el consumo y la etiqueta energética de la placa. Todos estos aspectos influyen en el precio, por eso, es importante haber marcado un presupuesto máximo. 

Espacio disponible para la instalación

Las placas de inducción más habituales tienen una medida estándar de 60 cm, pero en caso de espacios reducidos, también se fabrican en medidas de 45 cm, 40 cm o incluso 30 cm. Al contrario, también se pueden encontrar placas de 80 cm y hasta 90 cm.

A la hora de poner una placa de inducción, otro aspecto importante es el de la ventilación. La mayoría de estos electrodomésticos necesitan un espacio libre debajo para esta función. 

Cambio de baterías de cocina

En una cocina de inducción no se puede emplear cualquier tipo de cacerolas o de sartenes, estas deben ser materiales ferromagnéticos, normalmente de acero inoxidable. Esta cuestión es importante porque si hubiera que comprar una batería nueva, habría que sumar ese coste al presupuesto necesario para instalar la placa de inducción. Por tanto, si todavía no se ha tomado la decisión y se está valorando si elegir inducción o vitrocerámica, es un aspecto a tener muy en cuenta.

Preguntas para conocer más sobre las placas de inducción

¿Qué diferencia hay entre una placa de inducción y una vitrocerámica? 

Mientras que la vitro funciona mediante el uso de resistencias y calor radiante, la inducción lo hace mediante un campo magnético, que es el que hace que el recipiente se caliente al entrar en contacto. Es la diferencia básica que, a su vez, desemboca en otras:

  • Las vitrocerámicas funcionan con todo tipo de recipientes, la inducción solo con aquellos que son ferromagnéticos.
  • En inducción solo se calienta la parte que está en contacto con el recipiente. Esto supone un mayor ahorro de energía porque o se desperdicia calor cuando este es más pequeño que el fuego.
  • Las placas de inducción también son más eficientes porque tardan menos en calentar, el calor se genera de manera automática en cuanto se apoya el recipiente. 
  • El hecho de que solo caliente cuando hay un recipiente encima hace que las placas de inducción sean más seguras y más limpias.   

¿Cuáles son las principales marcas de placas de inducción? 

Hoy en día, todas las marcas de electrodomésticos fabrican placas de inducción. Sin embargo, son los grandes fabricantes los que ofrecen una mayor variedad de modelos, desde los más comunes a modelos de diseño o con funciones muy específicas. También son las que innovan constantemente para conseguir placas más eficientes, funcionales y estéticas. 

En este sentido, se pueden mencionar marcas como Bosch, Balay, Fagor, Siemens, Teka o Zanussi, por poner solo algunos ejemplos. 

¿Cuál es el consumo medio de una placa de inducción? 

Normalmente, la potencia máxima de las placas de inducción se mueve alrededor de 7,5 kW repartidos entre las diferentes zonas de cocción. Las hay, sin embargo, que apenas alcanzan los 3,7 kW o las que llegan a los 11.000 kW. En cuanto al consumo medio, puede situarse alrededor de 175,0 Wh/kg.

Sin embargo, el consumo va a depender no solo de la potencia, también de las características de cada placa y del tipo de recipientes empleados. De cualquier forma, se calcula que el ahorro de energía de una placa de inducción frente a una vitrocerámica oscila entre el 20 % y el 50%. 

¿Cuántos fuegos puede tener una placa de inducción? 

Las placas de inducción más convencionales tienes tres zonas de cocción de diferente tamaño. Sin embargo, también se fabrican con dos, cuatro o cinco zonas. También existen las placas con zonas flexibles que admiten el uso de recipientes de diferentes tamaños en cada una de ellas. Las más avanzadas tecnológicamente permiten la conexión de todas las zonas para crear un único espacio de cocción si es necesario emplear un recipiente de grandes dimensiones. 

Ventajas (y algún inconveniente) de la instalación de placas de inducción

Fáciles de limpiar

Una de las principales ventajas de la placa de inducción tiene que ver con la limpieza, pues son mucho más fáciles de limpiar que otros tipos como la de gas, ya que no hay que esperar tanto a que se enfríen y por tanto los restos de grasa y comida no se quedarán pegados con tanta facilidad. 

Menor consumo energético

La otra de las ventajas con que se asocia esta tecnología es la eficiencia energética, sobre todo comparadas con las vitrocerámicas, ya que con la placa de inducción el consumo energético se reduce y se cocina de forma mucho más rápida. Además, el calor es uniforme, cosa que no sucede con el gas con el que se ha de ir con cuidado para que la cacerola esté centrada en la fuente de calor e incluso que no se queme el mango. 

Variedad de modelos

Otra de las ventajas de este tipo de cocina es que existe una gran variedad de tipos: con distintos fuegos, placa de induccion A+++, placa de gas e inducción, placa de inducción biselada, etc.

Inconveniente: menaje de cocina compatible con la inducción

También existen problemas con las placas de inducción. Los recipientes para cocinar han de ser de acero esmaltado, acero inoxidable o hierro, ya que son susceptibles al imán con el que cuenta esta instalación.

Hay que tener en cuenta que las placas de inducción funcionan a partir de una base ferromagnética que calienta directamente el recipiente en el que se encuentra la comida y no la base o placa como sí hacen las vitrocerámicas.

Luis Rodenas

Luis Rodenas

Luis Rodenas es SEO & Especialista en Marketing de Contenidos en habitissimo. Graduado en Periodismo por la Universidad de Valencia y con un máster especializado en Comunicación y Marketing Digital se hizo cargo del departamento de contenidos en habitissimo España debido a su experiencia en marketing online y posicionamiento orgánico para marcas y compañías de distintos sectores. Ahora escribe los mejores consejos y trucos sobre reformas y consejos del hogar.

Ver perfil