habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

¿Cuánto cuesta pintar una casa? Precios y Presupuestos

4.000 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de pintar casa: 700 € - 7.600 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de pintar casa.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de pintar casa.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de pintar casa

Tipo de trabajoPrecio
Pintar casa completa de 100 m²
1.100 €
Pintar casa completa de 130 m²
1.625 €
Pintar casa completa de 200 m²
2.700 €
Alisar y pintar paredes de casa de 90 m²
2.403 €
Quitar gotelé y pintar paredes de casa de 170 m²
7.600 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 294,864solicitudes de presupuesto de pintar casa
+ 29,276profesionales de pintar casa
+ 31,945opiniones verificadas de pintar casa

Información útil

El presupuesto para pintar una casa completa varía según el tipo de pintura. Oscila entre el 1,8 €/ de una pintura al temple blanca los 4,5 €/m² de una pintura plástica en color. Los techos de cocinas y baños se mueven alrededor de los 14 €/.

  • 2-3 días
  • Dificultad: Media
arrow

Factores que influyen en el precio de pintar una casa

Factores que influyen en el precioFactores que influyen en el precio

El coste pintar una vivienda se va a ver influido por toda una serie de factores:

  • Metros cuadrados: las dimensiones de la estancia o de la vivienda son importantes. El coste, en el caso de pintura plástica en color puede situarse alrededor de 3,5 €/ , si hay que renovar paredes, el precio subirá unos 6 €/m² más y alisar paredes puede costar hasta 14 €/. De esta manera, cuanto más complejo sea el trabajo y más metros tenga el inmueble, más caro será pintar el interior de la vivienda. Sin embargo, en el caso de inmuebles completos, los pintores suelen hacer ofertas que mejoran notablemente estos precios.
  • Calidad de la pintura: no todas las pinturas son iguales, elegir materiales de calidad puede elevar el presupuesto hasta un 20%, más en algunos casos. Sin embargo, siempre será una buena inversión porque las pinturas de calidad ofrecen mejores acabados y son más resistentes.
  • Estado de las paredes: si es necesario reparar o igualar paredes antes de pintar, los trabajos pueden elevarse de manera sensible. Renovar las superficies para cubrir grietas o alisar cuesta entre 4 € y 6 €/, dependiendo del trabajo. 
  • Con muebles o sin muebles: pintar salas vacías es más fácil y ahorra tiempo, ya que no es necesario proteger los muebles. Si estos no se pueden retirar los pintores suelen incrementar ligeramente el precio del servicio.
  • Presencia de ventanas y puertas: influye en el presupuesto porque su superficie se descuenta de la superficie total de la estancia que se va a pintar, aunque solo si es amplia. Si esos huecos son pequeños el precio no variará, ya que costará lo mismo proteger el elemento que lo que costaría pintar ese hueco.
  • Capas de pintura: en ocasiones es necesario aplicar previamente una capa de imprimación a las paredes para que la pintura agarre bien, y en otras ocasiones es necesario dar un par de capas para que el acabado sea el deseado. Todo ello encarece el presupuesto.
  • Color de la pintura: pintar en blanco es más económico que en colores, y también los acabados pueden influir en el coste de pintar la casa, sobre todo si se trata de pinturas con brillo. 
  • Otros trabajos: pueden ser muy variados y su precio también lo es. Quitar el gotelé cuesta a partir de 12 €/, retirar papel pintado o rascar pinturas viejas puede costar a partir de 2 €/ y renovar una pared lisa tiene un coste medio de alrededor de 6 €/.

El presupuesto de pintar una casa puede variar mucho dependiendo de los metros así como de otros factores que hemos comentado anteriormente. No obstante, se puede crear un presupuesto aproximado para una vivienda de 90 m2 en la que hay que quitar gotelé, alisar paredes y pintar.

  • Sanear grietas en paredes (raspar y abrir grietas para posteriormente arreglar).

  • Quitar gotelé y alisar paredes.

  • Quitar rodapiés, limpiar zona e instalarlos nuevamente.

  • Desplazamiento de muebles y protección de los mismos.

  • Pintura para las paredes.

  • Pintura para techos.

  • Mano de obra.

El precio por realizar todo este trabajo, con la mano de obra incluida, estaría en torno a los 2.300-2.500 €.

Consejos útiles antes de pintar la vivienda

Revisa el estado de las paredes 

Ante de empezar a pintar la vivienda conviene inspeccionar muy bien las paredes para comprobar si hay grietas o humedades y repararlas convenientemente. En el caso de humedad habrá que localizar el origen para poner solución porque puede ser un problema de filtraciones. Si la pared tiene alguna irregularidad habrá que igualarla antes de comenzar los trabajos.

Elegir el momento adecuado para pintar la casa

El mejor momento para pintar el interior de la vivienda es cuando está vacía, antes de amueblar, ya que así no hay obstáculos. Por otra parte, hoy en día la mayoría de las pinturas tienen niveles de toxicidad muy bajos, secan en muy poco tiempo y apenas desprende olor, por lo que se puede pintar sin problemas en cualquier momento del año. Una excepción serían las pinturas al disolvente, que sí necesitan ventilación.

En lo que se refiere a pintar el exterior de la vivienda, conviene evitar días muy húmedos o en exceso calurosos para que la pintura seque a la velocidad adecuada. En verano, es mejor evitar las horas de incidencia directa del sol.

Planificar qué espacios se van a pintar

Cuando se va a pintar el interior de la vivienda, hay que precisar si se trata de toda la casa o solo de alguna habitación, además de si se van a pintar los techos o no. Tener estas cuestiones en cuenta va a permitir organizar los trabajos mejor. En casas de más de una planta, se debe empezar a pintar por las superiores y de dentro hacia fuera, es decir primero las estancias para luego pintar los pasillos. Si se van a pintar techos, siempre antes que las paredes. 

Vacía los espacios

Una sala vacía se pinta con mayor rapidez porque hay mayor libertad de movimientos y no hay que perder tiempo protegiendo muebles. Si se trata de una vivienda y no se pueden llevar los muebles a un guardamuebles, conviene trasladarlos de una habitación a otra según se vaya pintando. Y, si no es posible, la solución pasa por colocarlos en el centro de la estancia.

Si hay que pintar el exterior

En el caso de que se vaya a pintar el exterior de la vivienda hay que tener en cuenta la estética. Si se va a pintar del mismo color que ya tenía, no habrá mayor problema, pero si se tiene la idea de cambiarlo conviene consultar las ordenanzas municipales o preguntar en el ayuntamiento. En ocasiones hay normativas que marcan una gama de colores o tonos para no romper la estética de una calle o un barrio.

Por otra parte, es imprescindible utilizar pinturas específicas para espacios exteriores, y, dado que las fachadas están muy expuestas a climatología y contaminación, el consejo es usar pinturas de gran calidad.

Elige la técnica adecuada

Elegir la técnica adecuada para pintar la casa puede hacer que el trabajo final acabe de la manera que deseas. Lo más fácil es optar por técnicas como la brocha o el rodillo, ya que son las más conocidas. 

Sin embargo, puedes optar también por pintar la pared a pistola. Esta técnica requiere de más mantenimiento de los materiales pero te asegura un trabajo rápido y con un acabado uniforme.

Precio de pintar una casa por ciudades

¿Cuánto cuesta pintar una casa en Madrid?

El precio de pintar una casa en Madrid oscila entre 4,5 € y 5,50 €/m². Pero si es necesario realizar reparaciones previas en el soporte o alisar, ese precio puede elevarse a 10 € - 12 €/m². En el caso de fachadas, el precio puede alcanzar 15 €/m² según el tipo de pintura. 

Partiendo de estas tarifa. Pintar una casa en Madrid de unos 100 m² puede costar alrededor de 1.200 € si se trata de pinturas lisas y no hay que tratar la pared. En caso de tener que retirar el gotelé o aplicar pinturas decorativas, el presupuesto puede sobrepasar los 2.500 €.

¿Qué precios aplican los pintores por pintar una casa en Barcelona?

En Barcelona, pintar una casa puede costar entre 500 € y 1.000 € en los casos más económicos, en los de viviendas de pequeñas dimensiones. Sin embargo, la franja de precios puede alcanzar los 2.000 € según el tipo de pintura y dependiendo de si es necesario reparar previamente la pared. A ello habría que sumar trabajos adicionales como quitar el gotelé. 

Teniendo en cuenta estos aspectos, pintar en Barcelona una casa de unos 150 m² con pintura lisa y sin necesidad de realizar otros trabajos costaría alrededor de 1.800 €, incluyendo techos.

Preguntas frecuentes al pintar una vivienda

¿Cuál es el mejor momento para pintar una casa?

En el caso de que se trate de pintar el interior de la vivienda, las pinturas actuales permiten hacer los trabajos en cualquier momento, ya que secan con gran rapidez y no desprenden olores fuertes, por lo que no es necesario ventilar las estancias durante horas, salvo en algunos casos puntuales. Sí conviene, sin embargo, evitar fechas de mucho frío porque, aunque sea poco tiempo es imprescindible abrir ventanas y eso supone pérdida de calor.

Si se trata de pintar el exterior de la vivienda, es importante, por supuesto, no hacerlo en días de lluvia. También conviene, en verano, evitar las horas de más calor porque hay pinturas necesitan un tiempo mínimo de secado para que no se deterioren antes de tiempo.

¿Cada cuánto tiempo se recomienda pintar las paredes?

Depende de la estancia y del uso que se haga de ella. Por ejemplo, pintar los pasillos y escaleras se debe hacer con más frecuencia, ya que se trata de espacios más expuestos al roce. En el caso de salones y dormitorios, conviene hacerlo cada 3-4 años, aunque si la pintura es de calidad y se ha realizado un buen mantenimiento, las paredes pueden aguantar en buenas condiciones hasta 5-6 años.

¿Cuánto cuesta pintar los azulejos de baños y cocinas?

El coste medio de pintar azulejos se sitúa en torno a los 18 €/m², aunque esa cantidad puede elevarse ligeramente si es necesario realizar algún tipo de reparación previa en la superficie. De esta manera, pintar una pequeña cocina costaría a partir de los 250 €.

¿Qué precio tiene un trabajo de alisado de paredes?

Si ya se ha eliminado el gotelé o si se trata simplemente de preparar o renovar una pared lisa, el trabajo puede situarse alrededor de los 6 €/m².

¿Cuál es la mejor pintura para el exterior?

Hay muchos tipos de pintura para exterior, pero siempre conviene elegir materiales de calidad. Para problemas específicos hay pinturas antihumedad, impermeables o antimoho. En cualquier caso, las pinturas al silicato ofrecen frente a otras la ventaja de su gran resistencia a la intemperie, además, de que dejan transpirar y protegen frente a moho y hongos.

Pintura plástica

Es el más común a la hora de pintar el interior de viviendas porque seca rápido, apenas desprende olor y cubre bien con una capa o, como mucho, dos. Por otra parte, es una pintura que se puede limpiar con un paño húmedo. Normalmente se aplica sobre yeso, aunque con imprimación también se pueden pintar superficies de cemento, piedra o ladrillo.

Pintar con este tipo de pintura cuesta entre 3 € - 3,5 €/m² si es blanca y 3,5 € - 4 €/m² si es en color o 5 €/ si es satinada o de fachada.

Pintura acrílica

Este es un tipo de pintura con componentes plásticos que hacen que sea especialmente resistente al agua. Se trata además de pinturas que secan en muy poco tiempo, a pesar de que son solubles en agua, y que son transpirables. Estas características las hacen especialmente indicadas para ambientes húmedos, ya que evitan la aparición de moho.

También se pueden utilizar en fachadas y en espacios exteriores. El coste en este caso puede elevarse a 12 € - 15 €/

Pintura lavable

Es un tipo de pintura plástica especialmente resistente a la humedad y que, además, se puede limpiar utilizando un paño humedecido en agua jabonosa sin que pierda su aspecto ni si color. Se utiliza sobre todo en estancias húmedas, como son cocinas y baños y también se puede aplicar en espacios especialmente expuestos, como son pasillos, escaleras o habitaciones infantiles.

El precio de aplicar este tipo de pintura oscila entre los 4 € - 5 €/, según sea blanca o de color.

Pintura hidrófuga

Es un tipo de pintura cuyos componentes, sobre todo derivados bituminosos y resinas, hacen que se eviten filtraciones de agua desde el exterior. Además, es muy elástica, de modo que soporta bien pequeñas dilataciones y contracciones. Normalmente se utiliza en exteriores: azoteas, fachadas, cubiertas, etc. 

El precio puede situarse de media alrededor de 4 €/. Pinturas antihumedad pueden elevar el coste de los trabajos a unos 10 €/

Pintura ignífuga

En caso de incendio, este tipo de pinturas hace que no se propague ni la llama ni el humo, por lo que se considera un elemento de protección pasiva. No evita el incendio, pero sí que se propague con rapidez. Es un tipo de pintura habitual en lugares de ocio o en escaleras si se trata de interiores, y también en determinados tipos de fachadas.

Aplicar una pintura ignífuga resistente 90 minutos cuesta alrededor de 30 €/

Pintura ecológica

Se trata de un tipo de pintura formulada con componentes de baja emisión, que no desprenden sustancias nocivas para el medio ambiente, por lo que es más ecológica. Apenas desprenden olor y son muy resistentes, porosas y transpirables. Las hay tanto para interior como para exterior y para todo tipo de superficies.

Es algo más cara que otras pinturas. La diferencia de precio respecto a una pintura plástica suele estar en torno a un 20 %.

Ventajas de pintar la vivienda

Adiós a los desperfecto

Una de las principales ventajas que va a permitir pintar una vivienda es eliminar los desperfectos y demás daños que presenta la pintura con el paso del tiempo. Cuando se pinta una pared o un techo, lo ideal será lijarlo antes de aplicar la nueva pintura. De este modo, se eliminará la suciedad y las manchas que pueda haber. Además, en el caso de que haya desperfectos de mayor importancia como grietas o agujeros, se aprovechará para taparlos con yeso antes de pintar.

Renovar la casa de forma sencilla

Pintar una casa va a tener un impacto estético considerable. De hecho, va a permitir contar con una estética renovada sin necesidad de llevar a cabo grandes cambios de muebles ni obras. En realidad, si lo que se necesita o se quiere es un aire nuevo en la casa, pero sin saber exactamente qué se quiere cambiar, lo mejor será pintar la casa con colores diferentes a los actuales. Esto permitirá cambiar por completo la decoración en su conjunto, dándole un aire nuevo y mucho más agradable.

Aumento del valor de la vivienda

Además, pintar una casa puede ser la mejor forma de que se alquile o venda mucho mejor si es lo que se está buscando. Los interesados verán la casa con un aspecto mucho más agradable y limpio, y será más fácil cerrar el contrato de esta forma. Además, el coste se puede incluir en el precio de la casa, ya que supone una mejora considerable que revaloriza el inmueble. 

Ejemplos de presupuesto para pintar una casa

  • Pintar en blanco una casa de 90 m² con algunos muebles y las paredes en buen estado puede costar alrededor de 750 €. En color, el trabajo podría alcanzar los 1.000 €, según la calidad de la pintura.
  • Pintar una vivienda de 4 habitaciones y comedor, además de los techos de baños y cocina y haciendo pequeñas reparaciones puede costar alrededor de 1.100 €.
  • Quitar el gotelé y pintar con pintura plástica un piso de 90 m² con muebles costará alrededor de 2.200 €.
  • Pintar un salón de unos 20 m² en color puede costar a partir de 300 €. Si se pinta una de las paredes en pintura decorativa el coste puede incluso duplicarse dependiendo del acabado elegido.
  • Pintar el techo de una cocina de 10 m² en pintura plástica lavable costaría alrededor de 150 €.
  • Pintar una casa de unos 60  con las paredes en buen estado puede costar alrededor de 600 € con pinturas de calidad. En un piso de 100  ese precio se elevaría hasta los 1.000 €Estos precios incluirían alguna pequeña reparación, como tapar agujeros en la pared.
Luis Rodenas

Luis Rodenas

Luis Rodenas es SEO & Especialista en Marketing de Contenidos en habitissimo. Graduado en Periodismo por la Universidad de Valencia y con un máster especializado en Comunicación y Marketing Digital se hizo cargo del departamento de contenidos en habitissimo España debido a su experiencia de más de 6 años en marketing online y posicionamiento orgánico para marcas y compañías de distintos sectores. Ahora escribe los mejores consejos y trucos sobre reformas y consejos del hogar.

Ver perfil