habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y Presupuestos para Amueblar la Cocina

8.750 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de amueblar cocina: 2.000 € - 4.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de amueblar cocina.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de amueblar cocina.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de amueblar cocina

Tipo de cocinaPrecio (10 m²)
Amueblar cocina con muebles laminados
2.500 €
Amueblar cocina con muebles de madera maciza
8.500 €
Amueblar cocina con muebles de PVC
5.000 €
Amueblar cocina con muebles lacados
7.000 €
Amueblar cocina con muebles chapados en madera
4.500 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 87,330solicitudes de presupuesto de amueblar cocina
+ 5,122profesionales de amueblar cocina
+ 9,984opiniones verificadas de amueblar cocina

Información útil

El precio medio de amueblar una cocina es de unos 5.000 €, oscilando los precios entre los 3.500 € si se eligen materiales de calidad media, hasta los 10.000 € si se trata de materiales de calidad alta y electrodomésticos de bajo consumo energético.

  • 1-2 semanas
  • Dificultad: Media
arrow

¿Cuánto cuesta amueblar una cocina?

Cambiar los muebles de la cocinaCambiar los muebles de la cocina

Los muebles de cocina consisten principalmente en armarios con baldas que pueden ser altos o bajos, y cajoneras, incluyendo herrajes y tiradores. A título de referencia, amueblar una cocina completa cuesta de media unos 5.000 €, oscilando los precios entre los 3.500 € en el caso de los muebles de cocina laminados y electrodomésticos de calidad media, hasta los 10.000 € si se trata de materiales de gama alta con una encimera de gres porcelánico.

  • Amueblar una cocina lineal de 3 m con muebles de madera lacados altos y bajos costaría unos 5.000 €.
  • Amueblar una cocina de 13 m² con muebles en L de 4 x 2 m puede costar entre 6.000 € y 9.000 € con instalación y electrodomésticos incluidos. 
  • Amueblar una cocina de 4 m lineales con muebles de madera hechos a medidapor un carpintero incluyendo el diseño, la mano de obra y los materiales puede costar hasta 12.000 €.
Instalar encimeras e islas de cocinaInstalar encimeras e islas de cocina

El precio medio de instalar una encimera variará en gran medida del material elegido y de las calidades. Las más comunes y económicas son las de tablero aglomerado revestidas de láminas de PVC o melamina. Opciones más caras con mayor resistencia y calidad son la madera maciza, la piedra natural (mármol o granito), cuarzo o Neolith. También es posible hacer encimeras con gres porcelánico. 

De manera orientativa, una encimera puede costar unos 300 € por metro lineal. Por lo general, una encimera cuesta unos 1.000 € con la instalación. Se pueden encontrar encimeras laminadas a partir de los 200 €, mientras que una encimera de granito, de piedra natural o de gres porcelánico puede costar unos 1.500 € sin instalación.

En cuanto a las islas, son prácticas y funcionales. En ellas se puede instalar la zona de cocina, la de lavado o emplearlas como espacio de trabajo o comida. Las dimensiones pueden variar, aunque es esencial dejar suficiente espacio alrededor para moverse con libertad. Los materiales suelen ser los mismos que en el resto del mobiliario. De media, pueden costar alrededor de 1.200 €, aunque ese precio puede elevarse si hay que poner tomas de agua o enchufes y si llevan algún electrodoméstico.

Cambiar los electrodomésticos y la grifería de la cocinaCambiar los electrodomésticos y la grifería de la cocina

El precio de amueblar una cocina aumentará considerablemente si se incluye el coste de instalar electrodomésticos nuevos, el fregadero y la grifería. De manera aproximada, el coste de los electrodomésticos básicos de la cocina oscila entre 2.000 € y 3.000 €, incluyendo el montaje y la instalación. El precio se puede desglosar de la siguiente manera:

  • Frigorífico A+++: a partir de los 900 €.
  • Horno: a partir de 250 €.
  • Lavavajillas: 450 €.
  • Campana extractora: 200 €.
  • Placa de inducción: 300 €.

El precio de cambiar el fregadero variará según el material, el tipo de grifería y si se elige un fregadero de dos senos o uno simple. La instalación de un fregadero de un solo seno, escurridero y grifería monomando cuesta unos 180 €; los fregaderos de dos senos cuestan entre 250 € y 400 €; y los grifos de caño extraíble cuestan unos 100 €. 

Por su parte, poner un grifo nuevo tendrá un precio que puede ser muy diferente según el modelo. Un grifo extraíble de calidad cuesta a partir de 150 €, un modelo electrónico con sensor para facilitar el ahorro de agua puede superar los 300 €.

En lo que se refiere a campanas extractoras, también el precio puede variar según el modelo. Las más sencillas, las clásicas o decorativas cuestan entre 100 € y 300 € de media. Las integrables o las de isla pueden alcanzar los 700 €.

Factores que inciden en el precioFactores que inciden en el precio

El presupuesto de amueblar y equipar la cocina puede variar según una serie de factores básicos:

  • Mano de obra: puede ser necesario el trabajo no solo de montadores de muebles, también de electricistas y fontaneros. En líneas generales, el coste de la mano de obra puede suponer alrededor del 10% - 20% del presupuesto, según la complejidad del montaje y el tipo de muebles. 
  • Dimensiones y distribución de la cocina: el número de muebles determina el coste de amueblar una cocina. Este dependerá tanto de la superficie de la estancia, de la distribución, o de si se quiere amueblar solo la zona inferior o también la superior. Cocinas en línea o integradas requieren por lo general de menos mobiliario que otras en forma de L o de U o de pasillo. 
  • Muebles modulares o a medida: el mobiliario en kit o en medidas estándar es más económico que aquel que se realiza a medida, aunque este permite adaptarse mucho mejor a las características de la cocina. Muebles hechos a medida pueden duplicar e incluso triplicar el coste respecto al de muebles fabricados en serie.
  • Clase energética y marca de electrodomésticos: los electrodomésticos de clase A+ o superiores son más caros, pero consumen mucho menos, de forma que esa diferencia se compensa. Un frigorífico A+++, por ejemplo, puede costar hasta 300 € más que uno A, pero el consumo energético es de la mitad. En lo que se refiere a marcas, la diferencia de precio puede superar incluso el 50 % por modelos similares.
  • Calidad de materiales: no solo los distintos materiales en los que se fabrican los muebles pueden tener precios dispares, sino que en dentro de un mismo material, la calidad puede influir incluso por encima del 20% de su precio. En cualquier caso, la recomendación es optar siempre por la calidad, ya que significa mayores garantías y una vida útil más larga de los muebles. 

Aspectos a tener en cuenta a la hora de amueblar la cocina

Tener claras las necesidades personales

Es importante marcar previamente una serie de criterios básicos para elegir los muebles más adecuados. Se trata, básicamente, de determinar si lo que se pretende es ganar en superficie de almacenaje, si solo se quiere renovar el estilo de la cocina, si es necesario modificar la distribución actual, si se necesitan muebles especialmente resistentes o duraderos, etc. Todas estas cuestiones determinarán la elección del mobiliario para equipar la cocina.

Distribución de la cocina

Caben varias posibilidades y en buena medida dependerán de la forma y dimensiones de la cocina. Por eso, lo primero debe ser siempre hacer un diseño de la distribución, que puede ser en línea, en forma de U o de L. También se debe valorar si es posible poner una isla o una península

En cualquier caso, cuando sea posible, se debe buscar que la distribución permita crear el llamado “triángulo de trabajo”, en el que uno de los vértices es la zona de lavado, otro es la zona de cocción y el tercero es la zona de almacenamiento. Y siempre hay que procurar que haya suficiente espacio en la encimera para trabajar.

Disposición de los electrodomésticos

Elegir la más adecuada dependerá de dos aspectos básicos. El primero es si cabe la posibilidad o no de crear ese triángulo de trabajo. El segundo es el lugar donde se encuentren las tomas de agua y los enchufes, que condicionan la ubicación de los electrodomésticos. 

Hay otras cuestiones importantes que también se deben tener en cuenta, como que los electrodomésticos fríos no estén cerca de zonas de calor o que la placa o el fregadero no estén cerca de enchufes.

Calidad de los materiales

Una cocina está muy expuesta al calor, al humo, la grasa y la suciedad en general, por eso, es esencial elegir materiales de buena calidad. La vida útil de los muebles y la encimera será mucho más larga y, además, soportarán sin problemas la limpieza continua a la que está sometida cualquier cocina por cuestiones básicas de higiene.

La ventilación es importante

Se debe evitar la acumulación de humos, olores y vapor en la cocina. Por ello, la ventilación y la extracción son elementos a los que hay que prestar especial atención. De hecho, el Código Técnico de la Edificación, en su documento básico HS, apartado HS3, establece criterios de obligado cumplimiento para asegurar la salubridad del aire.

De esta forma, entre otras disposiciones, obliga a que las cocinas dispongan de un sistema de extracción mecánica conectado a un tubo de ventilación independiente. Obliga, además, a que haya un sistema complementario de ventilación natural, es decir, una ventana o puerta exterior. 

Aprovechar para hacer pequeñas reformas 

Amueblar la cocina es un buen momento para realizar algunos cambios o mejoras. Por ejemplo, se puede hacer un cambio de distribución, aunque ello puede implicar cambiar también la instalación eléctrica. Otra posibilidad es mejorar la iluminación apostando por el LED. 

Y, si se quiere hacer un cambio radical en la cocina, antes de colocar los muebles nuevos se pueden pintar los azulejos o colocar un suelo vinílico encima del antiguo. En ninguno de los casos se necesita realizar obras. 

Preguntas frecuentes al amueblar una cocina

¿Cómo amueblar y decorar una cocina para integrarla en el salón?

Duda frecuente cuando se integra la cocina en el salón, pero hay tres puntos clave:

  • Se recomienda crear sensación de continuidad instalando el mismo suelo en ambas estancias: la baldosa de imitación madera o los suelos laminados de madera preparados son las mejores opciones. 
  • En esta misma línea habría que tener la misma decoración o pintura por paredes. Una buena elección sería alicatar el/los frente/s y pintar las paredes contiguas. Si la pared la comparten el salón y la cocina, es recomendable los paneles de revestimiento.
  • Otro de los recursos de decorativos consiste en delimitar ambos espacios con elementos como una barra, una isla, paneles de forma sutil de demarcar espacios sin romper la sensación de concepto abierto. 

¿Cuánto cuesta amueblar una cocina completa?

Aunque el coste final depende mucho de los materiales utilizados, las dimensiones de la cocina y las obras que sea preciso efectuar, el precio medio de amueblar una cocina completa es de unos 5.000 € incluyendo los electrodomésticos, fluctuando los presupuestos entre los 3.000 € y los 10.000 €.

¿Qué materiales necesitan menos mantenimiento?

En mobiliario, laminados y PVC ofrecen una gran resistencia tanto a golpes y arañazos como al calor. Lacados y chapados resisten peor los arañazos y el calor, mientras que la madera también es sensible a este y a la humedad, por lo que necesitan mayores cuidados. En lo que se refiere a encimeras, cuarzo y Neolith son muy resistentes y apenas necesitan mantenimiento

¿A qué altura se deben colocar los muebles altos?

Lo más recomendable es que estén a una altura del suelo de unos 150 cm, aunque puede oscilar ligeramente. Hay que contar que es importante que los muebles guarden una distancia mínima respecto a la encimera, que debe ser de unos 50 cm – 55 cm para que resulte cómodo trabajar en ella. Por lo tanto, el lugar en el que se coloquen esos muebles altos dependerá en parte de la altura que alcancen los de la parte inferior.

Gabriel Martín

Gabriel Martín

Gabriel Martín, SEO Specialist en habitissimo, es un apasionado del mundo digital y especialmente del posicionamiento orgánico en buscadores. Con conocimientos en el ámbito de las reformas, adquiridos a través de su experiencia personal, comprende las necesidades y desafíos específicos de este sector.

Ver perfil