habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Instalar detector de humo: Precio y Presupuestos

80 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de instalar detector de humo: 75 € - 150 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de instalar detector de humo.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de instalar detector de humo.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de instalar detector de humo

Tipo de detector de humoPrecio
Instalar detector de humo inalámbrico
100 €
Instalar detector de humo y monóxido de carbono
120 €
Instalar detector de humos óptico
160 €
Instalar detector de humo por aspiración
150 €
Instalar detector de humos iónico
220 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 5,312solicitudes de presupuesto de instalar detector de humo
+ 647profesionales de instalar detector de humo
+ 725opiniones verificadas de instalar detector de humo

Información útil

El coste medio de instalar un detector de humos puede situarse entre 50 € y 80 €, aparato y mano de obra incluidos. Hay que tener en cuenta que el precio puede variar según el tipo de detector y la accesibilidad del lugar en el que se vaya a instalar.

  • Minutos
  • Dificultad: Fácil
arrow

Qué tener en cuenta antes de instalar un detector de humo

Ubicación de los detectoresUbicación de los detectores

Los detectores se deben colocar, como norma general, en el techo. En caso de instalarse en la pared, deben estar a una altura del techo de entre 15 cm y 30 cm. En cuanto a los espacios en los que deben ubicarse, lo adecuado es hacerlo en pasillos, escalera, salón o cerca de la cocina, pero no en ella

Cuando de lo que se trata es de instalar un detector de humo en una comunidad de vecinos, lo recomendable es que haya uno por planta y en zonas de tránsito, igual que en viviendas unifamiliares. 

Distancia mínimaDistancia mínima

Depende de las características del inmueble. Las condiciones para instalar detector de humo en un local comercial pueden variar notablemente respecto a las de una vivienda. Las dimensiones, la altura o inclinación de los techos, los tipos de sensores o el hecho de que estén conectados o no a algún sistema de extinción condiciona la distancia mínima que debe haber entre ellos.

En líneas generales, la norma UNE 23007-14 marca que para una superficie vigilada de 80 m², la distancia máxima entre detectores sería de algo más de 6 m. Además, deben estar a una distancia de 50 cm respecto de cualquier objeto o elemento.

Tipo de detector de humosTipo de detector de humos

La variedad de detectores de humos es muy grande. Existen detectores iónicos, ópticos, direccionables, inteligentes, etc. Algunos están más indicados para viviendas, otros para inmuebles más grandes o para lugares especialmente expuestos, como pueden ser fábricas o restaurantes. Elegir el detector de humos adecuado es importante para que sea realmente eficaz. Por ello, el consejo es acudir siempre a profesionales del sector. 

Conexión con otros dispositivosConexión con otros dispositivos

Algunos detectores de humos simplemente lanzan un aviso sonoro, pero los hay mucho más sofisticados. Existen aparatos conectados mediante wifi que avisan a dispositivos móviles en caso de incidencia, o que están conectados a centrales de alarma o a la red domótica de la vivienda

En el caso de locales comerciales o de restauración, garajes o naves industriales, los detectores de humo suelen estar conectados con los sistemas de extinción para una primera actuación inmediata en el caso de incendio.

Factores que inciden en el precioFactores que inciden en el precio

A la hora de calcular el presupuesto para instalar un detector de humo en casa o en el negocio hay que tener en cuenta varios factores:

  • Mano de obra: las tarifas que aplican los profesionales pueden variar, pero, en líneas generales, se sitúan alrededor de 20 €/hora.
  • Dimensiones y tipo de inmueble: es un factor fundamental porque de ello dependerá tanto el tipo como el número de aparatos que haya que instalar. En una pequeña vivienda sería suficiente con uno, pero en un recinto de grandes dimensiones como un centro comercial se necesitarían varios y, normalmente, con mayor sensibilidad.
  • Tipo de detector de humo: los detectores de infrarrojos y por aspiración son los más caros, mientras que los iónicos son mucho más económicos. El tipo de detector puede hacer que el coste del trabajo se multiplique por diez e incluso más.
  • Otros servicios: extras como la conexión a una central, la instalación de un sistema de extinción o la colocación de extintoreselevará el precio. Cada extintor puede costar alrededor de 50 €, mientras que una central de detección puede alcanzar los 300 €.

Teniendo en cuenta estos factores los siguientes pueden ser presupuestos aproximados:

  • Instalar en una vivienda un detector de humo óptico convencional con doble led de activación e indicador de alarma color rojo, salida para piloto de señalización remota y base universal costará alrededor de 40 €.
  • Instalar detectores ópticos de humos con batería en un edificio de cinco plantas tendría un coste aproximado de 200 €.
  • Instalar un detector de humos en un restaurante costaría a partir de 500 €, si se trata de un aparato por infrarrojos. Sin embargo, el precio se puede elevar sensiblemente según el modelo elegido.
  • Instalar en una nave un sistema de detección y alarma de incendios, formado por una central de detección automática de incendios con capacidad de 2 zonas de detección, 4 detectores ópticos de humos, 3 pulsadores de alarma, sirena interior con señal acústica, sirena exterior con señal óptica y acústica y canalización de protección de cableado fija en superficie costaría alrededor de 1.800 €.

¿Cuántos detectores de humo se deben colocar?

En una vivienda de pequeñas dimensiones, lo aconsejable es colocar un detector de humo en aquella estancia con mayor riesgo de incendio, en concreto, en la cocina. Se puede colocar uno adicional en los pasillos.

Cuando se trata de viviendas unifamiliares de varias plantas, es recomendable instalar, al menos, un detector de humo por cada planta.

Edificios residenciales deberían contar con un detector de humo por planta y detectores adicionales en espacios de mayor tránsito como portales, así como en garajes o trasteros.

En otro tipo de inmuebles, lo adecuado es instalar un detector de humos en zonas con superficie igual o inferior a 80 m². Mientras, en zonas de mayor superficie se debe colocar como mínimo un detector cada 60 m² si la altura del local es igual o inferior a 6 m. y cada 80 m² si su altura es de entre 6 y 12 m.

Preguntas frecuentes sobre los detectores de humo

¿Cuántos detectores de humo se deben instalar en una casa de dos plantas de 150 m²?

Lo ideal es instalar un detector de humo en el salón y también en aquellas habitaciones en las que haya dispositivos eléctricos que sean más susceptibles de cortocircuitos o en las que ocupen fumadores. Si no es posible, se debería poner, un aparato en cada planta, preferiblemente en los descansillos, escaleras o zonas de paso. Este mismo criterio se aplica a cualquier inmueble de más de una planta: comunidades de vecinos, oficinas, edificios de uso público, etc.

¿En qué lugares es mejor evitar instalarlos?

Sobre todo en estancias donde se generan una gran cantidad de humedad y vapor de humo, como pueden ser baños o cocinas, ya que las partículas en suspensión esparcidas por el vapor pueden causar falsas alarmas. Sin embargo, la cocina es un punto de riesgo en cuanto a la posibilidad de incendios, y cuando es imprescindible colocarlos en estos espacios, hay que revisar que los detectores no estén demasiado cerca de electrodomésticos (se recomienda una distancia mínima de 3 metros).

También hay que evitar a toda costa posicionarlos cerca de puertas y ventanas, o cualquier elemento que pueda provocar corrientes de aire, como sistemas de climatización o lugares ventilados. Esto porque el humo provocado por el incendio puede no llegar a ser percibido por el detector de humo.

Por último, las estancias donde se generan altas o bajas temperaturas, véase salas de máquinas por ejemplo, no son favorables para el funcionamiento de estos sistemas, ya que el calor o el frío excesivo puede provocar daños en el circuito.

¿Qué mantenimiento necesitan?

El mantenimiento de los detectores de humo es muy sencillo. Por un lado, aunque los que funcionan con baterías llevan un piloto que avisa cuando se han agotados, conviene revisarlo de vez en cuando. También es importante limpiarlos de vez en cuando para retirar polvo o suciedad que impidan que funcionen correctamente.

¿Los detectores de humo deben estar homologados?

Sí, de hecho, solo se pueden comercializar los que lo están. Es importante que lo estén para garantizar un correcto funcionamiento. En cualquier caso, es fácil comprobarlo, un detector de humo homologado lleva el logo CE y el de la normativa NF EN, en concreto, el certificado EN 54, el que regula los sistemas de detección y alarma de incendios.

¿Qué son los detectores de humo portátiles?

Son dispositivos completamente autónomos que no necesitan instalación, sino que se pueden colgar, por ejemplo, del dintel de las puertas, que son los lugares de paso natural del humo. Al ser portátiles se pueden cambiar de emplazamiento cuando sea necesario sin que por ello pierdan efectividad.