habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Instalación de puertas antiincendios: Precio y Presupuestos

900 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de instalar puertas cortafuegos: 460 € - 1.500 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de instalar puertas cortafuegos.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de instalar puertas cortafuegos.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios puertas RF

Tipo de puertaPrecio
Puerta RF 60
desde 190 € hasta 259 €
Puerta RF 60 2 hojas
desde 550 € hasta 1.100 €
Puerta RF 120
desde 289 € hasta 436 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 5,310solicitudes de presupuesto de instalar puertas cortafuegos
+ 647profesionales de instalar puertas cortafuegos
+ 725opiniones verificadas de instalar puertas cortafuegos

Información útil

El coste medio de instalar una puerta ignífuga de acero de una sola hoja abatible es de 400 €. En el caso de que se tenga que instalar una puerta de dos hojas, el precio se incrementa a los 800 €. La instalación de una puerta acústica y cortafuegos tiene un coste se sitúa en los 1.300 €.

  • 3 horas
  • Dificultad: Fácil
arrow

Características técnicas de puertas cortafuegos

Las puertas cortafuegos se fabrican en metal y materiales ignífugos y son capaces de resistir el fuego durante un periodo de tiempo largo. Su función es evitar que las llamas de un incendio se propagauen dentro de un edificio y a la vez permitir que las personas en el interior puedan escapar con seguridad o facilitar su rescate. Los requisitos para su instalación son muy específicos y están regulados por la norma UNE 23740-1:2016. Deben estar homologadas y tener unas características y medidas concretas.

Se instalan en edificios con gran afluencia de personas como centros comerciales, recintos feriales, comunidades de vecinos, grandes empresas o parkings entre otros, y deben estar adecuadamente señalizadas según las indicaciones de la norma de seguridad correspondiente para este tipo de instalaciones. 

Otra de las características fundamentales que deben cumplir las puertas ignífugas es que deben abrirse muy fácilmente, incluso por niños o  ancianos, ya que se trata de una salida de emergencia para una huida rápida. Por eso este tipo de puertas no tienen llaves, aunque deben permanecer siempre cerradas y perfectamente encajadas, para impedir el paso del fuego. 

Factores que influyen en el precio las puertas cortafuegosFactores que influyen en el precio las puertas cortafuegos
  • Mano de obra: la mano de obra de instalar una puerta cortafuegos o ignífuga se sitúa alrededor de 20 €/ hora, aunque puede variar un poco según el tipo de puerta. La tarifa se incrementa si hay que sumarle un plus de desplazamiento, que suele ser de unos 0,5 € por cada kilómetro extra.
  • Materiales de la puerta: los materiales utilizados para la fabricación de este tipo de puertas son el metal, madera y el vidrio. Las más comunes son las que están hechas con dos chapas de acero y lana de roca en su interior, y pueden tener una o dos hojas. Las de madera se fabrican con un aglomerado ignífugo, con cantos de madera maciza, que resisten muy bien el fuego. Por su parte, las de vidrio son algo menos resistentes aunque ofrecen una estética más elegante y son las más adecuadas para determinadas zonas, por ejemplo, para separar espacios. El presupuesto final puede incrementarse entre un 30 y un 40% según el material, siendo el acero el más económico.
  • Sistema de apertura: dentro de la normativa sobre puertas cortafuegos existen varias opciones en lo referente al sistema de apertura. Así, se pueden encontrar modelos de puertas batientes (o abatibles), correderas, correderas suspendidas, de guillotina o elevación, enrollables o pivotantes. Se elegirá un tipo u otro según las necesidades del edificio y de la actividad que se desempeñe en él, aunque las más comunes y más económicas son las de sistema batiente.
  • Instalación de extras: cualquier añadido extra a la instalación de la puerta cortafuegos básica, supondrá un incremento en la tarifa final, por ejemplo algún sistema especial de apertura como pueden ser cierrapuertas, manillas boca-llave o dispositivos antipánico.

El coste medio de instalar una puerta cortafuegos simple de acero, es de unos 400 €. En el caso de que se trate de una puerta de dos hojas, el precio se duplicará. La instalación de una puerta tipo corredera se sitúa en torno a los 700 €.

¿Dónde hay que poner las puertas cortafuegos?

En entradas y salidas de edificios: los edificios de elevado tránsito y ocupación como grandes empresas, fábricas, almacenes o centros comerciales deben contar con puertas cortafuegos en las entradas y en las salidas, de manera que se facilite la salida rápida de los usuarios en caso de que se produzca un incendio en el interior.

En salidas de emergencia: es obligatorio instalar puerta cortafuego en viviendas con alturas de más de cuatro pisos. Se suelen colocar en las escaleras, en muchos casos se incluyen dos puertas ignífugas y un espacio del tamaño adecuado para albergar una silla de ruedas, de forma que se mantenga a las personas seguras en esta zona hasta que llegue el equipo de rescate.

Cerca de ascensores: el uso del ascensor queda terminantemente prohibido siempre que se produce una emergencia en un edificio, por lo tanto es necesario instalar en las proximidades una salida alternativa, que pueden ser unas escaleras comunes o de emergencia. Lo aconsejable es que el acceso a las escaleras se haga mediante una puerta ignífuga.

En pasillos largos: las puertas cortafuegos se suelen instalar en áreas de grandes dimensiones con el propósito de crear sectores en el espacio y que quede dividido en partes más pequeñas, para evitar que el fuego se propague rápidamente por toda la planta. Por eso los pasillos muy largos (por ejemplo en hoteles o en edificios de oficinas) deben dividirse con puertas ignífugas.

En zonas de garajes: los aparcamientos, cuando están integrados dentro de un edificio, deben encontrarse en un sector independiente, uniendo ambas partes con un vestíbulo, al que se accederá a través de una o varias puertas cortafuegos. De esta forma, ambas zonas quedan separadas y más protegidas en caso de incendio.

Precio de puertas cortafuegos en otras ciudades de España

CiudadPrecio
Bilbao
desde 190 €
Mallorca
desde 250 €
Madrid
desde 180 €
Barcelona
desde 190 €
Valencia
desde 190 €
Sevilla
desde 200 €
Zaragoza
desde 180 €
Málaga
desde 200 €
Alicante
desde 200 €
Valladolid
desde 190 €

Dudas frecuentes sobre las puertas cortafuegos

¿Con qué frecuencia debe hacerse el mantenimiento de las puertas cortafuegos?

Las puertas cortafuegos requieren un mantenimiento básico anual que consiste en verificar que su funcionamiento es correcto, que el sistema de apertura se encuentra en buen estado y que está libre de obstáculos y cierra de forma adecuada. También es conveniente comprobar la señalética.

¿Cada cuánto tiempo se deben cambiar las puertas ignífugas?

La duración estimada de una puerta  de este tipo es de unos 20 años, aunque en el caso de producirse un incendio en el edificio, deben ser sustituidas por unas nuevas.

¿Quién está autorizado para el montaje de puertas cortafuegos?

La persona encargada del montaje de una puerta cortafuegos debe contar con la acreditación requerida para este tipo de trabajos, y que está descrita en la norma UNE 23740-1:2016. También se indica la documentación que debe acompañar la instalación.