habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precio m2 de quitar estucado de la pared

35 €/m²Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de quitar estuco: 30 €/m² - 40 €/m²

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de quitar estuco.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de quitar estuco.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de quitar estuco por m2

Tipo de trabajoPrecio m2
Quitar estuco y alisar paredes
35 €/m2
Quitar estuco y pintar paredes
30 €/m2
Quitar estucado y poner papel pintado
42 €/m2
Quitar estuco veneciano
20 €/m2
Quitar estuco de grano grueso
35 €/m2
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 294,786solicitudes de presupuesto de quitar estuco
+ 29,270profesionales de quitar estuco
+ 31,945opiniones verificadas de quitar estuco

Información útil

De media, el precio de eliminar estuco veneciano en paredes está en torno a los 30 €/m². Este coste dependerá del tamaño de la superficie con la que se trabaje.

  • 2 a 5 días
  • Dificultad: Media
arrow

Factores que influyen en el precio de quitar estuco de la pared

Uno de los factores más determinantes a la hora de pedir precio para quitar estucado es la mano de obra.

Hay que tener en cuenta que cada pintor, como profesional libre, puede establecer sus propias tarifas. No obstante, podemos decir una tarifa media oscila entre los 20-35€/h.

Será determinante también si el trabajo lo va a realizar un pintor solo o si va a necesitar la ayuda de otro profesional, ya que en las viviendas más grandes, si se quiere mayor eficiencia, quizá deban acudir varios pintores. Esto, indudablemente, aumentaría el presupuesto, aunque también reduciría el tiempo de trabajo de una sola persona. 


Técnica empleadaTécnica empleada

El precio de quitar estucado también variará dependiendo de la técnica que se emplea. Principalmente encontramos dos, con una gran diferencia de precio entre ellas: quitarlo de manera manual o con lijadora eléctrica.

Podemos entender que quitar un estucado de forma manual cuesta mucho más tiempo. Es un trabajo manual costoso que se verá reflejado en el precio; y es que, por norma general, hacerlo de esta forma podría aumentar el presupuesto entre un 50% - 100% .

La forma más económica es quitar estucado con lijadora eléctrica. En este caso, el pintor ofrecerá presupuestos más económicos al costar mucho menos eliminar este acabado de la pared. 

Trabajo posteriorTrabajo posterior

Finalmente, el precio al quitar estucado también variará dependiendo de los trabajos posteriores. Es decir, normalmente no quitamos un estuco y dejamos la pared tal cual. Esto suele ser un trabajo previo para realizar otros.

Será necesario aplicar una nueva imprimación. Además, lo más normal es que queramos otro acabado para la pared, siendo el más común el de una nueva pintura o incluso instalar papel pintado. Estos trabajos, de media, pueden incrementar el precio en unos 10 €/m².

Ejemplo de presupuesto de quitar estucado Ejemplo de presupuesto de quitar estucado

En el caso de quitar el estuco de las paredes de una habitación de unos 15 m² útiles, el precio medio será de unos 300 €. A este precio habrá que sumarle el coste de pintar de nuevo la pared, por lo que el precio final con todo incluido se situará en torno a unos 400 € - 500 € aproximadamente. 

Quitar el estuco de una pared de 4 m² e instalar después de un papel pintado autoadhesivo, puede costar al rededor de 180 € aproximadamente.

Consejos a tener en cuenta al quitar el estuco

El proceso de lijado, la clave

Para aprender cómo quitar el estuco de la pared, es imprescindible lijarlo. Sin embargo, hay que tener en cuenta estos puntos para hacerlo bien:

  • Eliminar la cera que tiene el estuco, frotándolo con un trapo o esponja impregnados en aguarrás o disolvente.

  • Con la ayuda de una lijadora, lijar con delicadeza y uniformemente todo el estuco con un lija de grano 120 si se va a poner después imprimación y pintar la pared después; o de grano de hasta 220 si se va a eliminar por completo el estuco para otro revestimiento o dejarlo neutro.

Contar con un pintor con experiencia en la obra

Es muy importante contar con los servicios de un pintor que tenga mucha experiencia en el tratado del estuco. Él es el profesional que podrá garantizar un resultado perfecto, dejando una pared totalmente lisa, uniforme y lista para ponerle cualquier tipo de revestimiento posterior.

Quitar el estuco genera bastante polvo

El lijado es un proceso que ensucia bastante, por lo que cabe recordar que hay que proteger los muebles de la habitación, elementos decorativos, lámparas, escuchen, marcos de ventanas y puertas... con plásticos y cintas de embalar, o de carrocero. De igual forma, hay que protegerse uno mismo, ya que el polvo, aparte de ensuciar, podría entrar por la vías respiratorias o los ojos, siendo peligroso para la salud.

Dudas que pueden surgir al quitar el estuco de paredes y techos

¿Qué diferencia hay entre el estuco y el gotelé?

El estuco es un tipo de pintura decorativa que se obtiene mezclando la pintura con otros materiales que le aportan mayor textura, como puede ser polvo de cal o polvo de mármol triturado, entre otros. Esta mezcla se aplica sobre la superficie mediante espátula y aporta un acabado irregular pero de aspecto elegante. 

Por el contrario, el gotelé utiliza solo pintura (sin mezcla de otros materiales), y se caracteriza por la forma en que se aplica sobre la pared, que se hace mediante goteo. Es decir, sin aplicación directa con espátula como sucede en el caso del estuco. 

El gotelé también se puede denominar estucado que, a pesar de la similitud de la palabra, es distinto al estuco en sí. 

¿Es necesario lijar la pared para quitar el estuco?

Es lo más recomendable. No obstante, otra opción es quitarlo mediante la aplicación de una capa de yeso que rellene y tape el efecto del estuco o de cualquier otro tipo de pintura decorativa. Sin embargo, hay que considerar que esta técnica de relleno implica aumentar el volumen de la pared, por lo que se terminan perdiendo centímetros útiles de la habitación. 

¿Cuánto se tarda en quitar el estuco?

Dependerá del tamaño de la superficie con la que se trabaje. Por lo general, quitar estuco veneciano mediante lijado es una tarea lenta debido a la resistencia de este material. No obstante, por lo general, se trata de un trabajo que se puede completar en torno a 2-5 días dependiendo del tamaño del estuco en particular. 

¿Cuál es el precio medio por metro cuadrado por quitar el estuco y pintar las paredes posteriormente?

El precio medio por quitar el estuco es de 30€/m² si se pintan luego las paredes. 

Quitar el estuco y pintar después en un local comercial de unos 120 m²costaría unos 3.600 € aproximadamente.

¿Cómo se quita el estuco? Pasos a seguir

Proteger la zona de trabajo

Antes de empezar con el trabajo de quitar el estuco, los pintores deberán despejar la zona de trabajo y proteger aquellos muebles y elementos que se puedan dañar durante el proceso. Para ello, lo más habitual será colocar todos los objetos en centro de la habitación y cubrirlos con un plástico o tela protectora. Además, habrá que proteger todas las carpinterías con cinta de carrocero y papel protector. 

Humedecer la pared y lijar el estuco

La técnica tradicional para eliminar el estuco es bastante laboriosa y complicada. Para ello, los pintores empezarán por humedecer la pared para que el estuco se ablande y resulte más sencillo retirarlo. 

Otra opción es lijar la superficie. En este caso, lo más habitual es que los pintores profesionales que usan esta técnica utilicen lijadoras con aspiración mecánica. Una vez lijada la superficie se han de nivelar las paredes para que queden perfectas. Para ello es normal recurrir a una pasta de alisado. En la mayor parte de las ocasiones se ha de volver a lijar para obtener un resultado verdaderamente bueno.

Recurrir a polvos de relleno

Otra de las técnicas que pueden usar los pintores profesionales es eliminar el estuco mediante los polvos de relleno. Con estos polvos las paredes vuelven a recuperar su tacto liso sin necesidad de lijarlas. Se trata de una técnica más cómodo y rápida de aplicar, aunque también hay que tener en cuenta que hace perder aproximadamente 1 cm de espacio útil por cada pared en la que se utiliza. 

Aplicar una capa de imprimación y pintar

Finalmente, una vez que los pintores hayan quitado el estuco, se procederá a aplicar una capa de imprimación y, cuando haya secado, se podrá pintar la pared para darle el nuevo acabado final que se prefiera. 

Ventajas de quitar el estuco

Se podrá pintar con facilidad posteriormente

El estuco tiene la desventaja de que no se puede actualizar o cambiar su aspecto, por lo menos de forma sencilla y poco costosa. Al quitar el estuco, posteriormente se podrá pintar del color o técnica deseada cuantas veces se desee.

Se pueden aplicar varias opciones decorativas

Aparte de poder pintar infinitas veces en una pared lisa una vez quitado el estuco de las paredes, se pueden añadir otras opciones decorativas y más de moda (ya que el estuco es una técnica ya anticuada). Por ejemplo, se puede poner papel pintado, vinilos, cenefas, losetas autoadhesivas...etc.

Se pueden arreglar desperfectos en paredes

El estuco crea una capa dura encima de la pared, lo que difícilmente permite arreglar algún desperfecto creado en esa pared sin que se note por lo menos el retoque. Con una pared lisa y sin estuco, se podrá después enmasillar y lijar, y después pintar o poner otro revestimiento sin que se note nada.

Se pueden hacer reformas tranquilamente

Cuando hay que realizar una reforma cerca de una pared o elemento con estuco, hay que prestar atención a no rozarlo o estropearlo, ya que reparar el estuco no suele tener un coste bajo. De igual forma, si hay problemas de tuberías, cableado, o humedades y es necesario trabajar sobre una pared con estuco, habrá que rehacerlo de nuevo. Si la pared es lisa, la solución es mucho más sencilla y económica, y suele bastar poner masilla, lijar y revestir de nuevo.