habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Limpieza acero: Precio y Presupuestos

360 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de limpieza acero: 120 € - 600 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de limpieza acero.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de limpieza acero.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de limpieza acero

Tipo de trabajoPrecio
Limpieza de campana extractora de acero
250€
Limpieza de dos persianas de acero
120€
Limpieza integral de cocina de acero
300€
Limpieza de rótulo de acero inoxidable
150€
Limpieza de 10 vigas de acero
600€
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 189,413solicitudes de presupuesto de limpieza acero
+ 24,971profesionales de limpieza acero
+ 18,248opiniones verificadas de limpieza acero

Información útil

Los servicios de limpieza doméstica incluyen en algunos casos la limpieza de electrodomésticos de acero inoxidable. En estos casos el precio medio de una limpieza a fondo de una vivienda está en torno a los 150 €.

  • 1 día
  • Dificultad: Baja
arrow

Pasos a seguir para limpiar un electrodoméstico de acero inoxidable

Eliminar las manchas habituales que pueda tener el acero

Para eliminar las manchas habituales que suelen aparecer en los electrodomésticos de acero inoxidable a consecuencia de su uso lo mejor es limpiar las superficies con una bayeta mojada en una solución de agua con un poco de jabón neutro.

Si es la primera vez que limpias el electrodoméstico con un determinado jabón haz una prueba en una zona no demasiado visible o consulta las indicaciones del fabricante para asegurarte de que el producto no es corrosivo.

Al limpiar con bayeta es mejor hacerlo en la dirección que tengan las vetas del acero para no dejar marcas. Por último, hay que secar bien.

Eliminar la grasa

En el caso de electrodomésticos como el horno, la nevera o el microondas es normal que parezcan en los mismos marcas de grasa. En este caso lo que hay que hacer es frotar la superficie con un trapo mojado en agua con unas gotas de vinagre o de amoniaco.

Igual que en el caso anterior, hay que limpiar a favor de la veta y secar adecuadamente la superficie para que no queden marcas.

El pulido del acero inoxidable

Para que el acero inoxidable brille en todo su esplendor, después de la limpieza se aconseja hacer un pulido de las superficies. 

Aunque existen productos especiales para el pulido del acero, se pueden usar productos naturales como el aceite de oliva.

Con un paño humedecido en el producto para pulir se frota la superficie en la dirección de la veta para sacar brillo. A continuación se seca con un paño seco para que no quede ningún resto de suciedad.

¿Por qué es importante el mantenimiento y limpieza del acero inoxidable?

  • Es muy resistente a la corrosión: el acero inoxidable es una aleación de hierro, cromo y otros materiales que resulta muy resistente a la corrosión, de ahí que este material se utilice cada vez más a nivel doméstico y que se pueda apreciar su presencia en objetos tan diferentes como una cacerola, una nevera o una barandilla.
  • Requiere poco mantenimiento: el acero inoxidable requiere poco mantenimiento, pero eso no implica que no requiera ningún tipo de mantenimiento. Con una limpieza rutinaria se consigue que el acero mantenga sus características originales, sin afectar a su resistencia a la corrosión ni eliminar su particular brillo.
  • El pulido repara las superficies: una de las características del acero inoxidable es que puede auto regenerarse gracias a su capa de óxidos adherentes que cuando está limpia es bastante inerte. Al limpiar y pulir el acero inoxidable se consigue que desaparezcan pequeños desperfectos en su superficie.
  • El coste de limpieza y mantenimiento es bajo: el mantenimiento y limpieza del acero inoxidable puede hacerse con ayuda de productos de limpieza e incluso productos naturales que suelen estar en todos los hogares, de modo que su precio de mantenimiento es realmente bajo.
  • El acero bien cuidado tiene una gran durabilidad: el acero inoxidable es una aleación hecha para durar. Si se cuidan y limpian bien las superficies elaboradas con este material se consigue alargar la vida útil de las mismas durante mucho más tiempo.

Qué usar y qué evitar en la limpieza del acero inoxidable

Utilizar bicarbonato

En la limpieza del acero inoxidable hay que tener en cuenta que usar productos corrosivos puede desgastar la capa exterior y brillante del acero, por eso es conveniente utilizar productos adecuados para la limpieza.

El bicarbonato es uno de los productos de limpieza más naturales y efectivos que se pueden encontrar y también puede ser de gran ayuda a la hora de limpiar utensilios de acero inoxidable.

Es lo suficientemente suave para limpiar sin ser corrosivo y a la vez tiene fuerza suficiente como para eliminar la suciedad más difícil dejando un acabado brillante.

Emplear aceite de oliva, vinagre o limón

El vinagre y el limón son muy utilizados en la limpieza de acero inoxidable, ya que pueden eliminar de forma natural prácticamente cualquier mancha que pueda tener el acero.

Lo que hay que hacer es limpiar los utensilios o superficies de acero inoxidable con un paño suave impregnado con vinagre o limón. Luego se aclara con agua y por último se seca. La superficie tratada queda limpia y sin olores.

Evitar el uso de corrosivos y productos inflamables

Cuando se va a llevar a cabo la limpieza de acero inoxidable hay que abstenerse en todo caso de usar productos que puedan llegar a ser corrosivos o inflamables, ya que podrían dañar la superficie y hacer que aparezca en ella herrumbre.

No limpiar el acero inoxidable con estropajos

Al igual que en el caso anterior, al hacer la limpieza de acero inoxidable tampoco es aconsejable usar estropajos metálicos que puedan arañar la superficie. Lo más recomendable es usar bayetas o esponjas de cocina.