habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y presupuestos de ventanas

650 €/udPrecio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de ventanas: 400 €/ud - 12 €/ud

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de ventanas.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de ventanas.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

Precios de ventanas

Tipo de ventanaPrecioMedidas
Ventana corredera de PVC
340 €
1,2 x 1,2 m
Ventana batiente de aluminio
550 €
1,5 x1,5
Ventana abatible de PVC
240 €
1 x 0,9 m
Ventana oscilobatiente de madera
600 €
1 x 1,2 m
Ventana proyectante de aluminio
200 €
0,9 x 1,2 m
Claraboya de polimetilmetacrilato
230 €
1 x 1 m
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 149,550solicitudes de presupuesto de ventanas
+ 9,763profesionales de ventanas
+ 9,701opiniones verificadas de ventanas

Información útil

El precio de la instalación de una ventana en una vivienda varía entre los 100 €, hasta los 400 €. El precio variará según el grado de calidad de los materiales y sus propiedades de aislamiento térmico y acústico. 

  • 1 día
  • Dificultad: Fácil
arrow

Factores que influyen en el precio de las ventanas

Material de los perfilesMaterial de los perfiles
  • Madera: es un buen aislante térmico y acústico y estéticamente ofrece numerosas ventajas, pero su mantenimiento es más complicado que para el resto de materiales y no soportan demasiado bien la humedad, aunque se puede solventar con la aplicación de tratamientos impermeabilizantes. Su precio es también más elevado (de media un 25% más que el resto de materiales), pero se compensa con el ahorro energético que proporcionan. De media, una ventana de madera tendrá un coste aproximado de unos 250 €
  • PVC: gran aislante térmico como la madera, pero a diferencia de ella soporta muy bien los agentes externos. Las ventanas de PVC son las más duraderas, no se ven afectadas por el óxido ni se desconchan, por lo que su mantenimiento es bastante sencillo. Como contra, su instalación es más complicada que en el caso de la madera, aun así el precio será más económico que comparado con las ventanas de madera. En el caso del PVC, las ventanas estándares suelen tener un precio aproximado de unos 180 €
  • Aluminio: son las más baratas y sencillas de instalar. Como punto fuerte hay que resaltar su resistencia a los agentes externos y la cantidad de acabados que se pueden aplicar, pero no ofrecen un buen aislamiento, a menos que no se opte por ventanas de aluminio con rotura de puente térmico. En el caso de las ventanas de aluminio estándar (sin rotura de puente térmico), el precio medio se situará en torno a unos 175 € aproximadamente. 
Tipo de vidrioTipo de vidrio
  • Vidrios de seguridad: se caracterizan por ser muy resistentes, por lo que aportan mayor protección contra ladrones que intenten usar las ventanas como puntos de entrada a la vivienda. Este tipo de vidrios suele tener un precio medio en torno a unos 250 € aproximadamente. 
  • Vidrios bajo emisivos o low-e: este tipo de vidrios aumentan el aislamiento de las ventanas, ya que disponen de un tratamiento que evita que la radiación solar pase a través del propio vidrio, lo que hace que la temperatura interior de la vivienda se mantenga estable con mayor facilidad. Estos vidrios tienen precios variados, aunque, en la mayoría de las ventanas, suponen un precio aproximado de entre 100 y 200 €, aproximadamente. 
  • Doble y triple acristalamiento: estos vidrios disponen de varias capas de cristal con cámaras de aire entre medias. El resultado es un vidrio que mejora con creces el aislamiento tanto térmico como acústico entre interior y exterior, por lo que aportan mayor eficiencia energética a las viviendas y mayor confort para los inquilinos. Este tipo de vidrios tiene un coste medio que suele variar entre unos 100 y unos 120 € aproximadamente. 
Tipo de aperturaTipo de apertura
  • Apertura batiente: son de las más comunes. Aportan un buen sistema de aislamiento, aunque están limitadas por disponer de una apertura nula o completa (no se pueden abrir solo un poco). Este tipo de apertura en las ventanas es la más común, y suelen tener un precio medio de unos 200 € aproximadamente. 
  • Ventanas correderasse puede abrir exactamente lo que se desee, puesto que al correr la hoja, esta permite el paso exacto de la cantidad de aire exterior que se quiera. Sin embargo, estas ventanas son la peor opción en lo que a aislamiento se refiere, puesto que no disponen de un cierre hermético que permita aislar térmica ni acústicamente por completo. Este tipo de ventanas tienen un precio algo inferior a las batientes, situándose en precios medios de unos 150 € aproximadamente. 
  • Apertura oscilobatiente: son la mejor opción disponible. Este tipo de apertura es igual que la batiente tradicional pero, además, cuenta con la opción de la apertura oscilante, lo que permite que cuenten con el añadido de una apertura pequeña si así se desea. Además, presentan un óptimo aislamiento, tanto térmica como acústicamente hablando. Esta es sin duda el tipo de apertura más cara, aunque también la que ofrece mayores ventajas. La mayoría de este tipo de ventanas se pueden encontrar por precios medios a partir de los 300 €
Características adicionalesCaracterísticas adicionales

Ciertos tratamientos que mejoran la resistencia y el aspecto de la ventana pueden influir también en el coste, como por ejemplo sucede con los tratamientos en las ventanas de madera, tratamientos que permiten que la madera disponga de mayor durabilidad contra la humedad o contra el ataque de insectos xilófagos. Estos tratamientos pueden influir en el coste final de la ventana, llegando a aumentar su coste final entre un 10% y un 25% en algunos casos. 

Así mismo, en el caso de materiales como el aluminio o el PVC, existen tratamientos que les aportan acabados distintos que hacen que su precio pueda ser mayor, como por ejemplo cuando el acabado de estos materiales imita a la madera, o el lacado blanco. Estos acabados también tienen un incremento en el coste final de la ventana, aunque la mayoría de las veces no supone más de un 10% del precio en comparación con ventanas sin acabados especiales. 

¿Cuánto cuesta instalar una ventana?¿Cuánto cuesta instalar una ventana?

El precio final de ventanas y balconeras dependerá de todos los factores mencionados, así como de ciertos elementos como el tamaño de la misma o el coste de su instalación. Por ejemplo, si se opta por una ventana de PVC con apertura oscilobatiente, de doble hoja, con acabado en imitación madera, y unas dimensiones de 120x120 cm, el coste medio se situará en torno a unos 380 €. En el caso de la misma ventana, pero con unas dimensiones de 60x120 y con una sola hoja, el coste final ascenderá a unos 240 € aproximadamente. 

Por otro lado, si se opta por una ventana de aluminio de doble hoja y corredera, con unas dimensiones de 100x115 cm, el coste medio será de unos 100 €. Así mismo si se opta por la misma ventana, de aluminio y con las mismas dimensiones, pero con un cierre oscilobatiente, el coste final ascenderá hasta unos 150 €, aproximadamente. 

Consideraciones a seguir si se desea cambiar las ventanas

Tomar correctamente las medidas

Para tomar las medidas sin cometer errores, hay que medir en tres puntos diferentes: el ancho del hueco, el alto y las diagonales. Así mismo, otro de los elementos que habrá que considerar si nos ceñimos al tema de espacio que ocupa la ventana será el tipo de apertura que tendrá, ya que no será lo mismo una apertura de tipo oscilobatiente, batiente, o corredera, por ejemplo.

Tener en cuenta el clima

Si se vive en una región fría y no se desea que el calor de la calefacción termine escapándose por una ventana mal aislada, hay que tener en cuenta el aislamiento de cada material. En este caso, el PVC es el que mejores resultados proporciona, seguido de la madera y finalmente del aluminio

En la medida de lo posible, si se cuenta con espacio para poner grandes ventanales hay que valorar la opción de balconeras. Un gran ventanal hace que las viviendas se vean mucho más amplias, más modernas y más integradas con el entorno. Ahora bien, no hay que olvidarse del aislamiento, a mayor ventana mayor necesidad de aislar térmica y acústicamente.

Tener en cuenta el ruido exterior

Los huecos de las ventanas constituyen uno de los puntos de entrada más importantes del ruido exterior en el interior de los inmuebles. En este sentido, disponer de ventanas con un buen aislamiento no es solo importante respecto a la temperatura, sino también respecto al ruido exterior. Es lo que se conoce como aislamiento acústico

Si lo que se quiere es evitar lo más posible el ruido exterior, la mejor opción es decantarse por ventanas con cierre oscilobatiente (cierran herméticamente todos los espacios que quedan entre hoja y marco de ventana), y optar por dobles, o incluso triples acristalamientos, además de hacerlo por vidrios más gruesos de lo normal (preferiblemente más de 13 mm de grosor). De esta forma, se crea una barrera en el hueco de la ventana que amortigua mucho más el ruido exterior, por lo que la casa será mucho más silenciosa. No hay que pasar tampoco por alto el material de los perfiles: el PVC como ya se ha dicho, es que el que garantiza un mejor aislamiento.

Mirar por la seguridad

Otro de los aspectos importantes que hay que considerar en lo que a ventanas se refiere es que aporten la seguridad necesaria al tipo de vivienda en donde se vayan a instalar. En este sentido, es fundamental decantarse por vidrios que sean difíciles de romper y que supongan una barrera de protección adicional frente a posibles ladrones. Los vidrios templados, o incluso los vidrios blindados, son la mejor opción si lo que se quiere es evitar que las ventanas terminen convirtiéndose en posibles puntos de entrada al interior de la vivienda. 

Así mismo, otra de las opciones más recomendables (especialmente en alturas bajas y primeros pisos) es disponer de rejas en las ventanas. El coste de la instalación de rejas dependerá del tipo de reja y modelo que se escoja. No obstante, en la mayoría de los casos, se pueden encontrar rejas estándar para ventanas por precios que pueden ir desde los 100 € hasta los 300 € la unidad en la mayoría de las ocasiones. 

Añadir rotura de puente térmico

En las ventanas de aluminio se considera fundamental la instalación de la rotura de puente térmico (RPT). Esta característica permitirá a la ventana tener un mayor aislamiento térmico. Hay que tener en cuenta que el aluminio es un material conductor, por lo que puede dejar escapar parte del calor del interior de una estancia hacia el exterior. Con la rotura de puente térmico, se consigue que esto no suceda y se logra un mayor ahorro económico y energético, que puede llegar a ser de hasta el 40%.

Preguntas frecuentes sobre ventanas

¿Cuánto tiempo se tarda en instalar una ventana?

Por lo general, la instalación de una ventana se lleva a cabo en un solo día, siempre y cuando se disponga de los materiales necesarios y el hueco de la ventana haya sido previamente preparado y dispuesto para la instalación. 

¿Ventanas de aluminio o de PVC?

El aluminio es un material que, a diferencia del PVC, no se deforma con la temperatura. Al mismo tiempo, el PVC es un material que ofrece mejor aislamiento que el aluminio. La mejor opción, sin duda, son las ventanas de aluminio con recubrimiento de PVC, ya que son modelos que ofrecen las ventajas de ambos materiales. Además, si se combinan con un sistema de RPT y doble acristamiento, el aislamiento obtenido será óptimo. 

¿Hay que pedir algún permiso para instalar ventanas nuevas?

Depende en parte de la comunidad autónoma en la que se lleve a cabo la obra. Cada comunidad tiene reglamentos particulares al respecto, por lo que puede darse el caso de que, en unos sitios, sí que sea necesario contar con una licencia de obra específica para cambiar ventanas, y en otros lugares no. 

Ante la duda, la mejor opción será acudir directamente en el Ayuntamiento correspondiente. Allí se informará de cuál es la situación particular relativa al Reglamento de Disciplina Urbanística de la localidad y qué licencias son necesarias en cada caso, incluido también el caso de que solo se vayan a cambiar las ventanas de una casa sin llevar a cabo una reforma integral en la misma. Además, hay que tener en cuenta que puede haber variaciones según si la instalación se va a llevar a cabo en una casa unifamiliar, en un bloque de pisos o en un local comercial. 

¿Qué son las ventanas Climalit?

Se suelen conocer como ventanas Climalit a las ventanas que cuentan con una cámara de aire entre los vidrios. Es decir, se trata en realidad de ventanas con doble acristalamiento. Sin embargo, el hecho de que se denominen comúnmente como ventanas Climalit se debe a que es también el nombre de la primera empresa en comercializar este tipo de ventanas, lo que ha hecho que las ventanas con doble acristalamiento terminen conociéndose comúnmente como "ventanas Climalit". 

¿Las ventanas de madera son aptas para zonas demasiado húmedas?

Sí  que pueden llegar a serlo si se les aplica los tratamientos adecuados para proteger la madera, como la aplicación de barnices especiales. No obstante, si se tiene que escoger, a la hora de instalar ventanas en una casa ubicada en un lugar con abundante humedad, la mejor opción será decantarse por otros materiales como el aluminio o el PVC. De hecho, si se quiere un acabado en madera, se puede optar por estos materiales con acabado en imitación madera. No son tan estéticos como la madera original, pero sí mucho más resistentes y requieren menor mantenimiento. 

Cómo realizar un buen mantenimiento de las ventanas

Vidrios

Por lo general, su mantenimiento se podrá limitar a la limpieza de los mismos. Esto permite que se vean mucho más transparentes y, además de permitir mayor paso de luz al interior de la vivienda, también permite que la visión del exterior sea más estética cuando se observa desde dentro de la casa.

Perfiles

Los perfiles de las ventanas están compuestos por materiales de distinto tipo y, según cada caso, habrá que tener en cuenta un mantenimiento distinto. Por ejemplo, el caso de contar con perfiles de ventana de madera, estos perfiles se pueden ver afectados por la humedad exterior. Por ello, es importante aplicarles un protector para madera cada cierto tiempo, preferiblemente de forma anual. En el caso de los perfiles de aluminio y de PVC, su mantenimiento se podrá limitar a una limpieza estándar, basada en retirar la suciedad acumulada con un trapo húmedo y jabón neutro. 

Herrajes

Al hablar de herrajes se hace referencia a los mecanismos internos de los perfiles que permiten su apertura y cierre. Estos herrajes deben mantenerse limpios y bien lubricados, ya que será la única forma posible de que funcionen correctamente. Es importante que, en el caso de las ventanas correderas, los raíles no acumulen suciedad o elementos sólidos que dificulten su movimiento. Así mismo, en el caso de ventanas oscilobatientes, es importante que los herrajes estén limpios y que no haya elementos que dificulten que el cierre que realizan sea completamente hermético. Si es necesario, se puede aplicar aceite lubricante para asegurar el buen funcionamiento de los diferentes herrajes y cada una de sus partes.