habitissimo - Reformas y Servicios para el Hogar

Precios y presupuestos de reparación de electrodomésticos

180 €Precio medio

Rango de precios indicado por los profesionales de reparación electrodomésticos: 50 € - 350 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones...

reparación electrodomésticos

Precios y presupuestos de reparación de electrodomésticos

Precio medio180 €

Rango de precios: 50 € - 350 €

Solicita presupuestos a los mejores profesionales de tu zona

Sello de garantía habitissimo

Profesionales cubiertos por las garantías habitissimo

Estos precios son una estimación y pueden variar en función de factores cómo la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones, etc. por lo que te aconsejamos pedir un presupuesto personalizado

En esta guía

Pide gratis y sin compromiso presupuestos a profesionales de tu zona

¿Cómo funciona el servicio de presupuestos de habitissimo?

Gráfico persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil1. Nos cuentas tu proyecto de reparación electrodomésticos.
Persona solicitando su presupuesto a través del teléfono móvil2. Compara los mejores profesionales y empresas de reparación electrodomésticos.
Conversación telefónica entre un profesional y un particular3. Podrás obtener presupuestos y contratar, si lo deseas, al profesional que más te guste.
En menos de un minuto y gratis

¿Cuánto cuestan los electrodomésticos de una cocina?

Tipo de electrodomésticoPrecio
Reparar horno
120 €
Reparar frigorífico
150 €
Reparar placa de inducción
100 €
Reparar campana extractora
80 €
Reparar lavadora
120 €
Reparar microondas
80 €
Servicio de urgencia de reparación de electrodomésticos
250 €
¿Cómo obtenemos los precios?

¿Cómo obtenemos los precios?

Los precios que aparecen en esta Guía de Precios proceden de información real que recibimos de nuestros usuarios particulares y profesionales, contrastada y revisada por expertos del sector
+ 126.318solicitudes de presupuesto de reparación electrodomésticos
+ 16.004profesionales de reparación electrodomésticos
+ 17.464opiniones verificadas de reparación electrodomésticos

Información útil

El coste dependerá del tipo de electrodoméstico, de la gravedad de la avería y de si es necesario cambiar piezas. Reparar un pequeño electrodoméstico como una plancha puede costar a partir de 30 €. En el caso de una lavadora, cambiar los rodamientos puede costar alrededor de los 200 € y una carga de gas para un frigorífico costaría a partir de 100 €

  • Según avería
  • Dificultad: Baja
arrow

Factores que influyen en el precio de reparación de electrodomésticos

Uno de los factores que más repercuten en la reparación de electrodomésticos es el precio de mano de obra de reparación de electrodomésticos. Si bien es cierto que cada profesional puede establecer sus propias tarifas, un servicio técnico de electrodomésticos suele cobrar alrededor de 50 €/hora, aunque suelen tarificar por minutos.

A esta cantidad tendríamos que sumar, además, un extra de unos 25 € en concepto de disposición de servicios. Fuera del horario laboral, pueden aplicar un suplemento que 40 € en concepto de urgencia en el caso de que el técnico tenga que desplazarse con rapidez para solucionar nuestro problema. 


DesplazamientoDesplazamiento

Otro de los factores clave es el desplazamiento. Cuando los electrodomésticos son pequeños, podemos acercarlos nosotros mismos al servicio técnico. No obstante, en el caso de grandes electrodomésticos, lo común es que sean los propios técnicos los que se desplacen hasta nuestro domicilio o el lugar en el que se ubica el aparato. Este desplazamiento puede ser cobrado por un suplemento especial que está en torno a los 20 o 30€.

Una vez revisado el electrodoméstico, por ejemplo la nevera, se nos dará un presupuesto para saber cuanto cuesta reparar una nevera. Si lo aprobamos, en muchos casos este importe por desplazamiento se descuenta del presupuesto final.

Garantía Garantía

Cuando nos preguntamos cuánto cuesta arreglar un microondas o cuál es el precio de reparación de un lavavajillas lo primero que deberíamos revisar es la garantía. En caso de que la garantía esté vigente, la reparación será gratuita. No sólo la reparación, también las piezas, los gastos de envío o incluso el desplazamiento del técnico.

En el caso de las garantías comerciales, que son las que conceden algunos establecimientos al margen de las garantías legales, debemos revisar si incluyen todos los aspectos de la reparación o dejan fuera algunos como el desplazamiento o las piezas de repuesto. 

Tipo de reparación y de electrodomésticoTipo de reparación y de electrodoméstico

Por último, otro de los factores a tener en cuenta es el tipo de reparación y de electrodoméstico. Por norma general, las reparaciones más caras son aquellas que afectan a los módulos electrónicos o a partes concretas como los motores. Estas reparaciones pueden subir bastante de precio en los electrodomésticos más grandes.

Por otro lado, otras reparaciones comunes que suelen ser mucho más económicas son las que se relacionan con reparaciones de válvulas, cambios de gomas o de filtros. 

Consejos útiles antes de mandar a reparar un electrodoméstico

Revisar la garantía

Según la Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios, la garantía es de dos años desde la compra del aparato, pero algunos comercios e incluso fabricantes ofrecen extensiones de garantías gratuitas o de pago. Antes de solicitar la reparación conviene comprobar si la cobertura aún tiene validez. 

Para hacer valer la garantía, por otra parte, es necesario presentar la factura o ticket de compra. Y muy importante: la reparación también tiene un periodo de garantía mínimo de tres meses. 

A veces es mejor cambiar que reparar

Cuando la garantía no cubre la reparación hay que valorar si merece la pena el gasto o no. En ocasiones, arreglar un electrodoméstico resulta tan caro que si es muy antiguo la mejor decisión puede ser sustituirlo por uno nuevo.

Incluso aunque la reparación no fuera excesivamente costosa, si no fuera la primera vez que el aparato se estropea, si este ha tenido una vida útil muy larga o si su consumo es elevado, cambiarlo resultará más rentable.

Comprobar las tarifas de urgencia

Hay electrodomésticos de los que no se puede prescindir, es el caso, por ejemplo, del frigorífico o la lavadora. Cuando es indispensable una reparación rápida, hay que contar con que los suplementos que se aplican y que pueden elevar notablemente el coste del servicio respecto al horario laboral. Es importante no olvidarlo y preguntarlo antes de solicitar la realización del trabajo.

Precio medio de reparar electrodomésticos en otras ciudades de España

CiudadPrecio
De 60€ a 350€
De 50€ a 250€
De 60€ a 450€
De 60€ a 350€
De 60€ a 350€
De 60€ a 300€
De 60€ a 290€
De 60€ a 300€
De 60€ a 300€
De 60€ a 350€

Preguntas relacionadas con la reparación de electrodomésticos

¿Qué precio orientativo puede tener la reparación de un electrodoméstico?

Dependerá de diferentes factores. Si está en garantía, la reparación no tendrá coste. Si está fuera de garantía, el trabajo va a depender de cuestiones como las piezas que haya que cambiar (en el caso, por ejemplo, de las placas electrónicas la reparación puede ser elevada). El tipo de electrodoméstico también es fundamental, ya que cuanto más complejo y de mayor tamaño sea, más cara será cualquier reparación.

Dependiendo de la avería y del electrodoméstico en sí, una reparación fuera de garantía puede tener un coste de entre los 30 € y los 200 €. La mano de obra puede costar alrededor de 50 € - 60 €/hora, a lo que habría que sumar el desplazamiento o la disposición del servicio.

¿El transporte del electrodoméstico se incluye en el presupuesto? 

Depende del técnico de reparación o del fabricante en reparaciones con garantía. Cuando se solicite un presupuesto de reparación, hay que dejar bien claro el punto de desplazamiento gratuito o desplazamiento aparte, con el fin de evitar sorpresas desagradables. Lo común es que tanto el desplazamiento como en transporte se cobren aparte.

¿Que garantía suelen tener los electrodomésticos?

La garantía cambia dependiendo del fabricante. Dos años es la garantía estándar que suelen dar los fabricantes para los electrodomésticos. Antes de los 6 meses de dicha garantía, el consumidor no está obligado a probar que el fallo proviene de la fabricación. Después de 6 meses, si debe probar que el fallo es del fabricante, no del uso.

¿Qué profesionales suelen encargarse de los servicios de reparación de electrodomésticos?

Normalmente suelen ser técnicos especializados y, si bien es cierto que muchos se especializan en unos electrodomésticos en concreto, como por ejemplo técnicos de lavadoras o aires acondicionados, existen muchos otros que ofrecen un amplio abanico de servicios. 

Servicios técnicos con especialistas que serán capaces de revisar desde nuestra placa de inducción hasta nuestra secadora. Si bien es cierto que los servicios de marcas concretas están más acostumbrados a realizar reparaciones de esos electrodomésticos, eso no significa que un servicio técnico externo no sea capaz de solucionar el problema. Son profesionales bien preparados, dispuestos a evaluar y dar un presupuesto. Además, en muchas ocasiones contactar con un servicio técnico oficial después de que pase la garantía puede resultar más caro.

¿Cuándo es mejor cambiar el electrodoméstico en lugar de repararlo?

Dependerá de la antigüedad del aparato y el tipo de avería. Si está en periodo de garantía, lo normal es repararlo. Si no fuera así, hay que valorar la edad del electrodoméstico, ya que si tiene muchos años es posible que haya dificultades para encontrar piezas de repuesto. El coste de la reparación es otro factor que se debe tener en cuenta, si es muy elevada, quizá sí conviene plantearse la posibilidad de cambiar el aparato.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que cualquier servicio de reparación de electrodomésticos aconsejará lo más adecuado en cada caso y que, si se realiza la reparación, esta tendrá una garantía.

Qué hay que revisar para saber si hace falta reparar un electrodoméstico

Revisar los cables y enchufes

En ocasiones puede ocurrir que el problema cuando un electrodoméstico no funciona no esté en el aparato, sino en el enchufe o el cable. Lo más sencillo es enchufar otro electrodoméstico y comprobar su funciona. Si no es así, habrá que reparar el enchufe.   

Si no se trata de un problema de la toma, entonces puede ser del cable, tanto de la instalación como del propio aparato (muchas veces se doblan y se acaban partiendo o soltando). En cualquiera de los casos, y por seguridad, es aconsejable no manipularlos y avisar a un electricista o a un servicio de reparación de electrodomésticos. 

¿Saltan los fusibles?

Cuando un electrodoméstico se avería, puede hacer que salte el diferencial al enchufarlo. Conviene entonces comprobar el estado del enchufe y si hay alguna anomalía en el cable del aparato o presenta síntomas como manchas negras u olor a quemado. Lo mejor es no manipular ni la instalación ni el aparato y dejarlo en manos de electricistas profesionales.

Si no hay ningún síntoma de que el problema esté en electrodoméstico o la instalación, hay que tener en cuenta que el diferencial puede saltar cuando hay un exceso de aparatos enchufados a la vez.

¿Se oyen vibraciones en su funcionamiento?

Si se perciben vibraciones anómalas el problema dependerá del electrodoméstico. En el caso de las lavadoras puede deberse a que no están bien calzadas, por lo que es la primera comprobación que se debe realizar. Si el problema persiste puede deberse a una avería en el motor o la correa.

Los frigoríficos también pueden emitir ligeras vibraciones y también puede deberse a que no están bien nivelados. Si ese no es el problema y tampoco que haya ningún componente suelto (por ejemplo, bandejas), puede ser que el compresor esté dañado.

En lo que respecta a las campanas, el problema más común cuando vibran es que el tubo de evacuación de humos no esté bien instalado. No es  necesariamente una avería, pero nunca está de más que lo revise un especialista.

¿Qué hacer con las fugas de agua?

Una de las averías frecuentes en lavavajillas y lavadoras son las fugas de agua. Si eso ocurre, conviene comprobar el estado del filtro y que no esté atascado. También habría que revisar que la goma de la escotilla esté en buen estado o el cajetín del detergente bien cerrado. Es importante hacer las comprobaciones con el aparato desenchufado para evitar riesgos y, si el problema persiste, avisar a un servicio de reparación de electrodomésticos o a un fontanero.

Sonsoles Jiménez

Sonsoles Jiménez

Sonsoles es redactora de Contenidos en habitissimo. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializada en información de actualidad relacionada con hogar, reformas y estilo de vida. Su trabajo se centra en ofrecer contenidos útiles, completos y fáciles de comprender para todo el mundo.

Ver perfil